15 noviembre 2008

Italia: suma y sigue

De mal en peor. Detalles nimios y hechos gravísimos. Italia no es Italia, que me la han cambiado. Con Berlusconi, Italia no deja de ser una zafia, melindrosa, puritana, racista y tramposa nación, donde los derechos sociales adquiridos, durante tanto tiempo, y que fueron un ejemplo para todos nosotros allá por la transición, hoy se ven disminuidos o simplemente desplazados por un conservadurismo de los más duros, sólo comparable en el primer mundo con el que se ejerce en Estados Unidos o en Polonia.Anuncio Italia

Esto es sólo una simple muestra y no pretende ser más. El anuncio que figura al lado es de una ONG denominada Telefono Donna que se preocupa por luchar contra la violencia machista. El texto que no se llega a leer, dice así: ¿Quién paga por los pecados del hombre? Pues bien, ha sido censurado. El asesor de Decoro Urbano (ya tiene guasa que haya un cargo como éste) de Milán lo ha prohibido porque dice que "hiere el sentimiento religioso".

Esta claro que este tipo, y la gente que piensa así, está más preocupada por su fanatismo religioso que por el problema de las mujeres. Para ellos, éste, es sólo un problema menor. Lo grave es que esa imagen parece una crucifixión y además es una mujer. ¡Qué barbaridad!

Qué quieren que les diga, ese rechazo no sólo me parece otra muestra del más puro meapilismo que domina el Mediterráneo (sí, nosotros también tenemos lo nuestro), sino que además me gusta por su impacto. ¡Que le vamos a hacer!, seguramente estoy contribuyendo a herir el sentimiento religioso de los italianos chupacirios.

Salud y República

1 comentario:

SELMA dijo...

...Y sobre todo teniendo en cuenta que esta imagen es consirablemente más light en comparación con las aberraciones y el ensañamiento cometidos contra las mujeres en los crímenes machistas... y que sin verlas nos imaginamos...

Es esteticamente perfecta y explicita... Y como comentas lo aberrante y lo que les molesta es el parecido a una crucifixión y que sea una mujer... Lo que les ocurra a las mujeres peccata minuta al lado de esta "ofensa" a la religión "catoapostoromana"

Povera Italia, dove vai?


Un beso cariñoso Rafa.