14 noviembre 2008

Los viernes: Risoterapia XXV

Llegó el comienzo del fin de semana. Y con él nuestra cita de humor. Sana, sanísima, la risa puede curar el malhumor y las preocupaciones que arrastramos durante la semana.

Hoy, para pasar un rato agradable, he seleccionado a un grupo músico-satírico de los años setenta y ochenta. Algunos carrozones os acordaréis de ellos. A otros quizás os suenen, y a los más jóvenes posiblemente ni eso. Pues nada, unos para recordarles y otros para conocerles aquí están los chicos de La Trinca.

Dentro de lo que he podido encontrar de ellos os he seleccionado episodios histórico-sarcásticos. Fijaros bien en la letra, no tiene desperdicio, y desde luego guarda una actualidad pasmosa.

Desde el invento del bidé que tiene mucho que ver con la Revolución Francesa:

O la historia del ínclito Fraga en sus mejores tiempos:

Hasta, como no, el acontecimiento más grande del mundo mundial, de donde nos viene el "Una, Grande y Libre":

Pues nada, espero que os hayáis trinqueado bien, con estos monstruos catalanes de la sátira.

Nos vemos el viernes próximo.

Salud y República

6 comentarios:

amigoplantas dijo...

Me gustaba la Trinca, carrozón que es uno oiga

Matahari dijo...

Los de la trinca son la pera. Y en catalán (yo soy mallorquina), ni te cuento. De las mejores, "Mollerussa, mon amour"

Sota dijo...

Eran muy buenos, sí...

...lástima que luego degenerasen en Gestmusic.

(sí, estos señores tan divertidos -salvo el de la barba, que saltó del barco antes- son los responsables de Gran Hermano y Operación Triunfo, entre otros...)

http://abebedorespgondufo.blogs.sapo.pt/ dijo...

Gostei tu blog.
Paulo
portugal

Sònia... no tan fiera... dijo...

:) me encantaba la Trinca... aún ahora cuando los veo no puedo evitar recordar tantos y tantos programas buenos!

Ostras, sabes que me ha venido a la cabeza?? Rosa Maria Sardà cuando salía de pareja de Honorato... :)

Aich!

Gracias por las sonrisas!!!

Muaksss

Libertad Martínez dijo...

JA, JA, JA. Yo no soy tan carrozona, pero me he reido mucho con la trinca. Tengo que reconocer que me gustaban más cuando lo hacían en catalán, pero que le vamos a hacer, es que mis papis me llevaron allí.
Gracias por sacarme la sonrisa, hoy no era muy fácil.
Nos vemos mañana, un beso.