18 enero 2009

La literatura como terapia de la política (LX)

Otro domingo literario. y hace el número sesenta, que no es poco. En el último, hace quince días, el texto era de la novela de Roa Bastos, Yo el supremo. Roa Bastos Un texto alegórico contra el totalitarismo, magníficamente bien escrito por el novelista paraguayo. Lo acertó Felix, que entró nuevo en la plaza y salió a hombros. Y ahora vamos al fragmento de esta semana:

—Los hechos son éstos: dispusimos de tiempo suficiente y buscamos en todas partes. He tenido larga experiencia en estos negocios. Recorrí todo el edificio, cuarto por cuarto, dedicando las noches de toda una semana a cada uno. Examinamos primero el mobiliario de cada habitación. Abrimos todos los cajones posibles; y supongo que usted sabe que, para un ejercitado agente de policía, son imposibles los cajones secretos. Cualquiera que en investigaciones de esta clase permite que se le escape un cajón secreto, es un bobo. La cosa así, es sencilla. Hay una cierta cantidad de capacidad, de espacio, que contar en un mueble. En este caso, establecemos minuciosas reglas. La quincuagésima parte de una línea no puede escapársenos. Después del gabinete, consideramos las sillas. Los cojines son examinados con esas delgadas y largas agujas que usted me ha visto emplear.

Hasta aquí se puede leer. Ahora ha llegado la hora de la verdad. Adelante, kabileños, ¡A acertar!

Salud y República

53 comentarios:

Jose dijo...

Pues no tengo ni idea, parece una novela policiaca y el texto de un juicio, asi que diré un escritor de novela policiaca o por lo menos que haya escrito alguna, Eduardo Mendoza.

Buenas tardes.

RGAlmazán dijo...

Hola Jose, ya veo que te has hecho adicto de este concurso. No, no es Eduardo Mendoza. A seguir escrudriñando.

Salud y República

Jose dijo...

Pues sí, me ha creado dependencia, si un domingo no paso por aqui no soy persona, ademas no hay otra cosa mejor que hacer un domingo por la tarde.

Augusta II dijo...

¿Poe?

Augusta II dijo...

Perdón, a las buenas tardes.

Augusta II dijo...

Qué le pasa a la gente hoy.

Joseeeeeeeeee, cómo vas, shavá!
:P

fritus dijo...

Aquí llega otro adicto, a un montón de tóxicos y también a este concurso...perdido estoy con esta novela de maderos listos a los que no se les escapa la quincuagesima parte de un cajón...me espero a las pistas y a lo que diga algún amiguete.

Salud, paz y amor a todos.

Jose dijo...

Muy buenas tardes Augusta Segunda, bueno como aún falta gente, voy con una batería de escritores, por si cae alguno.

Dashiell Hammett
Raymond Chandler
Jim Thompson

Todos yankis

Jose dijo...

Buenas tardes también a Fritus que aunque no nos conocemos es de buena educación saludar.

Jose dijo...

Se me ha olvidado, voy a citar también a Doyle que creo que es bueno esto de novelas de maderos, y ya os dejo un rato que vengo hoy con con los ánimos agitados.

Freia dijo...

Buenas tardes a todos:

Pues yo tampoco ni idea, pero por decir que no quede...

No será García Pavón, algo de Plinio, el poli de Tomelloso...

Jajaja, me da en la nariz que nein, nein. El texto parece que va en serio.
Yo también me confieso terapiadicta... jajaja Parece un poco contradictorio.

Freia dijo...

Otro disparo a ciegas:

Vázquez Montalbán... Carvalho...

Augusta II dijo...

Vamos, Jose, dale caña a la Condesa, que últimamente liga mucho y eso la tiene atorada...

Juasssssssssssssssss...

Señor pater familis Agusta Segunda est, pronúnciese o me comeré yo toa la fabada, morcilla incluída. (pero no la de la foto de su "Premio Morcilla", eh, no se confunda...

Freia dijo...

¡Jajajajaja!
Augusta Segunda est... ya me contarás desde cuando el ligar atora.
¿Don Rafaaeeeeeel! que nos tiene en un sinvivir...
(Nada, que debe de estar despanzurrado de risa en el sofá con las piernas y los náuticos por alto, de ver las burradas que se nos ocurren)

Adanero dijo...

Buenas tardes-noches. Está bien esto de llegar tarde y que el pescado y el jamón aún no estén vendidos.

Y no pienso dar pistas para que luego hablen mal de mí.

Edgar Alan Poe. Seguro. El título lo dejo para luego que llevo todo el día sin fumar y me está entrando un mono tremendo. No es por nada, pero está bien esto de jugar con las cartas marcadas. El día que me las roben a ver que hago.

Un saludillo pa' to el mundo.

RGAlmazán dijo...

Heme aquí. Y como quiera que alguno de ustedes es un lince o linza y no quiero que esto se acabe tan pronto. Diré que entre los nombres dados, está el de marras. Lo que pasa es que si digo que ya está acertado esto se acaba y como quiera que hay varios nombres dados, y me apetece jugar un poco más, con su permiso (o sin el) les solicito que entre los nombres mencionados hagan ustedes una apuesta.
Señores, damas, caballeros, gente del lugar: He dicho.

Salud y República

Augusta II dijo...

Como ponga los naúticos en alto, vuelan.
¿Pero no ves que, ya sin suela, son ligeros como una pluma?

El ligar atora, te lo digo yo. Menos mal que ya no ligo. Ahora sólo como fabada. :P

Augusta II dijo...

Almazán, lo de Poe lo he dicho yo antes que Adonis, que conste en acta, que luego no se acuerda...

¡Ja!

Adanero dijo...

Yo debo de ser gente del lugar. Eso sí, a saber de qué lugar.

RGAlmazán dijo...

Mientras que escribía mi último comentario, llegó el señorito de Valladolid y pum, me hundió en la miseria pues su contundencia no tiene límites (al igual que su osadía).
O sea que efectivamente, Augusta II --como no-- acertó primero y lo ratificó D. Einyell después. Sí es Edgar Allan Poe. Pero, su obra es extensa y este fragmento pertenece a...

O sea que seguimos damas y caballeros.

Salud y República

fritus dijo...

me jode decirlo pero el pucelano tiene razón...es la carta robada, the purloined letter..al decirlo mister jamón, me he ido derechito a la biblioteca y he comprobado con estupor que los discipulos pelotas de Don Rafa, su señora hija y Angel...han vuelto a ganar.

Un abrazo

Augusta II dijo...

¿Discípulos pelotas?

:(

Adanero dijo...

No se Fritus. Viniendo de quien viene la propuesta literaria yo juraría que el libro en cuestión es "El increíble caso de la muñeca hinchable"

Augusta II dijo...

¡Ja, ja, ja!

RGAlmazán dijo...

Cuanto me alegro D. Fritus Fructuosus, que finalmente su estimadísimo árbol intelectual haya dado sus frutos. Pues sí, el título es La carta robada.
Por si les interesa saberlo, el motivo de poner a D. Edgar Allan Poe es que mañana se cumplen doscientos años de su nacimiento. Un gran tipo, no como algunos de ustedes, que son chusma pura de provincias --no se den por aludidos, que forma parte de la provocación--, he dicho.

Salud y República

Adanero dijo...

Por cierto Mister Sobrasada, veo atisbos de celos en eso de discípulos pelotas.

Jose dijo...

Oiga D. Adanero, lo que no puede hacer es llegar tarde y en unos segundos dejar en evidencia a los que estamos aqui desde las 7.

Sepa que estoy ahorrando para una motosierra.

Freia dijo...

Jajajaja! Se vendió el pescado.
Con algunos de los "terapinos" va a haber que hacer como con los ludópatas en el Casino: ¡prohibirles la entrada! Y eso va por los dos de siempre...

Augusta Segunda est... ¡Ay querida! yo ya no sólo no ligo, sino que tampoco como fabada... jajajaja. Lo del atoramiento va a tener que ser por otra cosa.

fritus dijo...

bueno...no os enfadeis...pido disculpas,siento el arrebato...supongo que son celillos de vuestros encuentros blogueros matritenses...
pd: no he entendido el chiste de la muñeca hinchable, melospliquen po favó

Augusta II dijo...

Fritus Fructuosus Finalmente Frutos

Qué bonito, padre. Que pedazo de aliteración. Si es que le sale el arte por los 18 costaos.

Se lo dice su discípula hija pelota...

¡Ja, ja, ja!

¡¡¡Celoso, celoso, celoso!!

Freia dijo...

¡Felicidades ondina!

Felicidades don Fritus y estoy con Vd.: discípulos pelotas y me da que alguno hasta tramposillo.

Augusta II dijo...

Fritus, ve al teléfono llorón, que sale Patricia en formato Hinchable.

Juasssssssss

Freia dijo...

Jose... ¿vamos a medias con la motosierra?

Adanero dijo...

Llega la mejor parte de la terapia. El apartado del chat de desvaríos.
Jose cuando tengas la motosierra házmelo saber para explicarte como manejarla con profesionalidad.
Fritus la muñeca hinchable es por ciertos enlaces que el kabileño va dejando en mi bitácora.

Augusta II dijo...

Hala, aquí te descuidas y te mangan hasta la motosierra.

A la nobleza le falta arte pa manejar esas cosas.

¿Ánde quiés utilizarla y con quién?

VOY PALLÁ

RGAlmazán dijo...

Jamón, sobreasada y fabada,
mezcláis con literatura
hay que tener cara dura
para hacer mezcla tan rara.

Salud y República

Augusta II dijo...

Ay, sobre-asada, qué fino...
¡Via tomalme una fabada
Con un buen vaso de vino!

Jose dijo...

Pues no es mala idea Freia,
Adanero si se lo hago saber para que me explique su funcionamiento, ¿Cómo sé que podré utilizarla algún día? Creo que con leerme el manual de instrucciones, siempre que no esté en japonés mandarín, y con la ayuda de Freia sabremos apañarnoslas bien.

Augusta II dijo...

¿La condesa y usted, josé?
¡Pero si son más blanditos
que la celulitis d Aramís Fuster!

Jose dijo...

Seremos blanditos pero mas alto ríe el último, o algo así, además esta terapia tiene mas efectos que los que aparenta, y la burguesía cuando se pone es capaz de hacer que los muertos voten.

Jose dijo...

Y por favor, no me llame de usted que no tengo edad para eso

Adanero dijo...

Sepa usted kabileño
que manduca y literatura,
amén de la cara dura,
siempre han ido de la mano.
Y aunque el ibicenco romano
hable de pupilos notas,
llevémonos como hermanos
y no toque usted las...

La rima es mala, pero es que no me sale otra. De las ..., claro.

Augusta II dijo...

(Ptssss, calla, leches, que era pa que rimase...)

:P

Augusta II dijo...

Le decía a José, lo de la rima, oeysss, que es que el Adonis me se ha cruzao...

Adanero dijo...

Augusta, eso mismo le dijo la matrona a mi madre cuando nací.

fritus dijo...

Celoso dijo:
pero que modernidad esto de la muñeca hinchable...fijate tú ( aquí los catalanobaleares, por la cosa de ahorrar, siempre hemos sido más de cinco contra el calvo e imaginación al poder) ....
Lo dicho, aquí los sobraos marcan el camino y los otros van detrás..., como un tonto a la estantería a revisar el golumen de Poe de la colección Wordsworth y comprobar con estupor que era la carta robada...hecho que ya conocían Doña Augusta y Don Pneumatic Lover, pero que silenciaban para dar vidilla a los pobres mortales...
si impone una fabada y un campeonato de , posterior, de a-ver-quien-aguanta-mas-orujos-sin-caer-estrepitosamente...por una vez habrá un concurso que servidor gane de calle, joer...

Perdoneme el lengaje soez, Don Rafa, pero aquí el pucelano y su baby-neumatica han abierto la veda

Aída dijo...

¿Golumen?

¿Baby neumática?

Aaaaajajajajajajajaja

RGAlmazán dijo...

Verdaderamente, Mega, nuestra amiga, en la bitácora de Madamme la Contesse, decía que estábamos como una cabra. No seré yo quien la contradiga, pues es una mujer sensata. Ahora bien, hay algunos que están más allá de la raya. Lo de la terapia les afecta negativamente.
Por ejemplo, vean que le comentario de D. Eingell, el de la rima desastrosa, lo ha escrito también en su bitácora, la del teléfono llorón.
Creo que terminaré llamando a esta sección dominical, la loquería. Que es un nombre más apropiado.

Amén, jesús, que me voy a cenar. Y en un ratico huelvo.

Salus y República

Adanero dijo...

Augusta, no sabía yo que trabajases para la Michelín.
A lo del concurso de orujos me apunto. Bueno, me apunto a todo lo que se os ocurra.

fritus dijo...

no se haga el sueco Eingel...."el pucelano y su ( su, de Eíngel) baby-neumatica " va por tí y por Gwendoline, ... la frase era confusa , lo reconozco, pero no me refería a Aída, que es muy natural.

Un golumen, es un tomo, un librazo...un golumen, de toda la vida de Dios...

Aída dijo...

Joder con el golumen, me cago en rosss, que estoy llorandoooo

Golumen golumen golumen ajajajajajajaja

Adanero dijo...

Señor Almazán yo hago con mis comentarios (y con mis golumenes si se tercia) lo que me apetezca. Y si en vez de dejarlos aquí los dejo en mi bitácora, pues ya está. Que para algo son míos.

Gracchus Babeuf dijo...

Me ausento un ratico para cenar, y me dejan sin premio, otra vez. ¡Que esta me la sabía!