24 agosto 2016

La lucha contra la corrupción de Ciudadanos: cada vez más “light”

Y siguen bajando escalones, estos chicos joseantonianos de Ciudadanos están dispuestos a llegar hasta los talones de los peperos, para que les den la coz, quién sabe si pensando en colocarse dentro del PP, cuando su partido desaparezca.

Ahora resulta que después de haber cedido una y otra vez, para acercarse a su progenitor político, el PP, no cesan en hacer concesiones En este momento toca hacerlo en el objetivo más importante: la regeneración. Y claro, están bajando el listón hasta lo que les deje el PP. Y dicen sin reparo y con desvergüenza que el acuerdo con el PP era sólo para diputados y senadores, y que sólo en caso de que se lleve dinero el imputado o se lo facilite a un tercero. Total, dejan fuera todos los delitos que se cometan en Ayuntamientos y CC.AA., y delitos como: prevaricación, nepotismo, malversación, tráfico de influencias, violación de secretos, falsificación de documentos, etc. en todo el Estado. Una nueva forma de entender lo que es corrupción.

Por cierto, también les ha impuesto el PP que no se haga efectivo el cargo hasta que haya gobierno. O sea un chantaje más que C’s aceptará. Si no hay gobierno el PP no está interesado en esa regeneración, aunque ésta sea más light que la leche desnatada y C’s, ya saben, sí bwana.

No sé dónde van a terminar, mejor dicho sí. De seguir así Ciudadanos se podrá convertir en lo que el PP quiera, eso sí, a cargo de unos sillones y de unos beneficios que para los peperos será una propina y que a ellos les servirá para colmar sus anhelos de poder.

Ya verán cuando lleguen a imputar a Rita Barberá como se inventarán algo para que no la procesen. Dirán que no se ha llevado dinero, dirán que la pobre no sabía nada y que no se ha beneficiado económicamente, y tan panchos. Y mientras, Rita se seguirá riéndo de todos desde su escaño del Senado, y Ciudadanos seguirá tratando de hacernos ver que su prioridad es la lucha contra la corrupción, algo que sería para partirse de risa si no fuera por la seriedad del tema.

Desde luego la actuación de Ciudadanos es de traca, de vodevil, de comedia de tercera. Es muy fácil ver sus intenciones, basta seguir su tendencia: cada vez más cerca del PP, cada vez menos críticos con Rajoy, cada vez más interesados en el poder y no en los principios de regeneración que tanto proclaman.

Buscan el cobijo pepero y no pararán hasta que lo consigan. Lo cual es lícito, lo que no lo es tanto es que traten de vendernos una imagen de limpieza y de amor a España más falsa que un billete de tres euros.

Suma y sigue. No pararán hasta que lo consigan y se coloquen en puestos de relevancia. Ese es su único objetivo, chupar del bote, por eso actúan como correveidiles del PP. Esperemos que esta gentuza no pueda formar gobierno, se podría formar un cóctel que haría temblar nuestras instituciones. Más a la derecha económica y sin apenas regeneración.

Es hora de que el PSOE despierte y no sólo se niegue a que esta nueva derecha ayude a Rajoy y los suyos a seguir destrozando España. Es hora de que Sánchez y los suyos empiecen a buscar los apoyos necesarios para que haya un gobierno de progreso y transformador que regenere este país y cambie la política económica que lo está hundiendo.

Y a todo esto, lo dicho, Ciudadanos a pillar cacho.

Salud y República.

23 agosto 2016

El cortejo amoroso de Ciudadanos al PP

Debemos reconocer que en C’s hay una entrega en cuerpo y alma a sus queridos amigos peperos. Eso sí, tratando de disimular, para salvar los muebles, ante algunos de sus electores que se creyeron que eran otra cosa y no el apéndice del Partido Popular.

Han bajado unos cuantos escalones. Desde el no rotundo al PP hasta sentarse en la mesa con ellos ha habido unos cuantos pasos. El No al PP, el No a Rajoy pero quizás con otro candidato, el No en la primera investidura pero la abstención en la segunda y aceptando a Rajoy. El No en la primera pero el Sí en la segunda. Total que sólo quedan dos pasos para la entrega total, y es que el amor tiene estas cosas. El maridaje se producirá cuando digan que Sí a la investidura, Sí a Rajoy y Sí a entrar en un gobierno pepero (esto último todavía lo niegan, con la misma contundencia que negaban antes dar los pasos que han dado).

Y es el que amor tiene eso, se culmina con la unión total, con un apareamiento amoroso que se llamará –siempre en el caso de que el PSOE les ayude, con su abstención—gobierno de coalición. En ese momento, el bueno de Rivera habrá obtenido no sólo un cargo importante, una vicepresidencia, sino también un orgasmo político de primera magnitud. Su objetivo principal se habrá cumplido.

Lástima que fallen otros. Porque aquí, aunque esté mal visto, se necesita como mínimo un ménage a trois, o quizá una orgía de aquí te espero, donde participen otros grupos. Y eso parece lo difícil. Salvo el caso de la canaria Oramas que está a puntito de ceder, los otros posibles protagonistas no están por la labor. El principal, que es el PSOE, sigue diciendo que no con contundencia y parece que será difícil hacerle cambiar.

Y es una pena, una tristeza que podamos ver a ese muchacho joseantoniano, llamado Rivera, triste y sólo de nuevo, sin que su ayuda mamporrera sirva para nada porque el grupo socialista no quiere hacer el menage a trois, o a quatre, o a lo que sea. Obstinación que puede dejar al pobre Rivera, compuesto y sin novia. Y es que este chico está loco por la música, y después de su fallido intento de cópula con el PSOE, tenía que probar suerte con el PP, y parece que tampoco lo tiene fácil. El prostíbulo de Génova sólo le deja entrar por interés, despreciando el amor de Rivera y sus muchachos.

El PP le acepta, le quiere, le corteja y sobre todo, pretende engullírselo, quiere tragárselo y que desaparezca entre sus fauces. Sigue pensando –y no le falta razón— que los votos de C’s eran suyos y tienen que volver, y aunque ahora, que le necesita, le dore la píldora y se deje manosear, sólo lo hace para poder presidir un gobierno cuya finalidad, además de la de seguir con sus corruptelas y sus recortes, será la de zamparse a estos muchachos que hoy se creen los reyes del mambo y que no dejan de ser ratones de laboratorio con los que el PP experimenta su futuro.

En fin, ya veremos cómo termina esto, pero de no conseguir gobernar el PP con sus coleguitas de Ciudadanos, éstos últimos pueden terminar como el rosario de la aurora, desapareciendo tras unos momentos estelares esperados pero fallidos.

Fíjense en el último detalle. Ciudadanos ya no sabe qué más ceder. Todo lo que le pida su enamorado, el PP, está dispuesto a dárselo. De las seis condiciones, una de las importantes, la de la separación de los imputados por corrupción de forma inmediata, resulta que ahora dicen que sólo se refería a los cargos de carácter nacional, o sea diputados y senadores, sin que afecte a las CC.AA. y a los Ayuntamientos. Total, que el PP se ha vuelto a salir con la suya. Así es que los nueve concejales de Valencia y el diputado autonómico de Asturias que están imputados podrán seguir tranquilos y sin tener que largarse. Otra claudicación más, y es que el amor no tiene límites.

Salud y República

19 agosto 2016

Las felices Navidades de Rajoy

Este país nuestro es de lo más imaginativo. Se trata de conseguir lo que se quiere como sea. Y así es cómo actúa nuestro gran Mariano, el as de la cara dura. No sólo echa la culpa a los demás del rechazo generalizado que ha provocado su gobernanza, sino que además en el colmo del ingenio amenaza con unas votaciones en Navidad. “O me querísh o sush hago votar en Navidá”

De todas formas la cara dura no es sólo del gran capo pepero, se extiende también a los demás miembros de su partido, que incapaces de encontrar socios necesarios para la investidura, no hacen sino decir que la fecha elegida es aleatoria.

Se creen que la gente es gilipollas, y que va a creerse que no hay intencionalidad en la elección de la fecha. Ya está bien de mentiras, trampas, chantajes y demás inmoralidades. El Partido Popular, con el aval de su partido subsidiario, Ciudadanos, nos quiere colocar otros cuatro años a Rajoy, el rey de los recortes y de la corrupción, y parece que decir no a este tramposo es un delito, mientras que el presidente en funciones se dedica a cabrearse con los periodistas y a tratar de dejarles por mentirosos cuando el gran falsario y trilero de la película es él.

Rajoy ha elegido esta fecha porque quiere hacer ver a la gente que el PSOE es quien ha provocado, con su negativa a investirle, que se vote en Navidad. Pues no, tendría que explicar por qué no ha convocado antes las elecciones cuando ya hace más de veinte días que ha recibido el encargo del Jefe de Gobierno de presentarse a tal acto, y todavía quedan once para que se presente en el Congreso.

A sabiendas de que quería ganar tiempo, y de que quería culpar al PSOE del delito de no votarle, ha ido retrasando la fecha de la investidura hasta hacerla coincidir, en el caso de que ésta falle, con el día de Navidad. ¡Hay que ser maquiavélico y canalla!

Espero que el PSOE mantenga su decisión de votarle negativamente, y de demostrar así una coherencia que en otros momentos le ha faltado. La coherencia de Ciudadanos ya ha quedado demostrada. Lamentablemente ha ido cambiando de posición hasta conseguir lo que siempre ha querido: apoyar a Rajoy y a su equipo. De forma absurda y preparada ha dado sus pasos desde el “no definitivo” al “si te quiero”, pasando por la abstención. Estos muchachos joseantonianos han quedado inscritos en la historia de la parodia y el disparate nacional. Solo les falta cumplir su último deseo, aunque también lo nieguen: entrar en el gobierno con su capo Rajoy. Todo por el poder, todo por los sillones, eso sí ellos a esto lo llaman “patriotismo”.

Es el momento del cambio de verdad. El No a Rajoy no puede conducir a unas elecciones sin antes haber explorado las posibilidades de un gobierno de izquierdas. Sánchez no puede sentarse a esperar las próximas elecciones sin haberlo hecho. Porque de ser así, entonces sí, tendría bastante responsabilidad en la repetición de los comicios. Y Rajoy se frotaría las manos, porque diría que la culpa es de Sánchez, mientras que las elecciones en Navidad, con una tremenda abstención, podrían dar una clara ventaja al Presidente en funciones. Ya lo hemos visto el 26-J, hay todavía muchos españoles que sufren del síndrome de Estocolmo, y siguen presos de quién les ha hecho un daño irreparable. Entre fanáticos de derechas, masoquistas y sufridores del síndrome, le pueden dar una mayoría absoluta, que es lo que busca Rajoy, y no otra cosa.

Espero que el PSOE, junto a Unidos Podemos, y otras fuerzas le chafen las felices vacaciones que se ha preparado el capo Rajoy, por el bien de todos.

Salud y República

15 agosto 2016

El PP a lo suyo. Privatizar es su lema

Siguen a lo suyo. Mientras que están dejando vacía la caja de las pensiones por su mala gestión y por no destinar medios presupuestarios adicionales --elogian las pensiones privadas de esos bancos que hemos rescatado con nuestro dinero--, y además se dedican a cerrar plantas de hospitales y disminuyen las prestaciones sanitarias, haciendo que las listas de espera sean cada vez más interminables, naturalmente todo por la sanidad privada, donde muchos de sus consejeros y dirigentes sanitarios de las comunidades se han colocado haciendo uso de las famosas e infames puertas giratorias.

Y, por si fuera poco, siguen tratando de cargarse la educación pública y traspasando fondos de ésta a la educación concertada, dirigida en su mayoría por la Iglesia Católica, su aliada fiel, permanente y principal. El caso de Madrid es paradójico.

Por mucho que justifiquen sus desvíos de lo público a lo privado, se les ve el plumero. Así, en la Comunidad de Madrid los datos no pueden ser más claros. Mientras que entre los años 2008 y 2015 se han cerrado más de 200 aulas de educación secundaria obligatoria, las aulas de la educación concertada, en su mayoría religiosa, en el mismo periodo, han aumentado en un 13,5%, pasando de 13.500 a 15.300. A todo esto sumemos la disminución de profesores en la pública y el aumento de los ratios en sus aulas.

Y como siempre, donde más se ve el estropicio y el trasvase a lo privado es en las zonas más necesitadas de colegios, como son la sur y la este de la Comunidad, lo que propicia que también en estas zonas, el aumento de la concertada sea importante y se colonicen zonas que siempre han tenido como opción muy principal la educación pública.

Esto es lo que nos ha traído el PP de la Sra. Cifuentes, ningún cambio en lo relativo al Estado del Bienestar, continúan recortando a costa de privatizaciones directas e indirectas. Nada nuevo, un total continuismo a los gobiernos anteriores de Aguirre y de González. Eso si, ahora con el beneplácito de Ciudadanos, esa marca blanca pepera que permita que sigan las pautas anteriores sin mover un dedo para evitarlo.

Es necesario, más que nunca, visto que el PSOE parece no ceder y no apoyará la investidura de Rajoy, que se explore una posible alternativa desde la izquierda. Los números pueden dar, así es que no se debería perder más tiempo. Hay que evitar que se siga por el camino de las privatizaciones y debemos recuperar un Estado del Bienestar poderoso, hoy enfermo y debilitado. Y eso, desde luego, no puede hacerse con el Partido Popular y con Ciudadanos. Ellos ya han elegido, prefieren el modelo neoliberal, empequeñecer al máximo el Estado del Bienestar y que se salven los que puedan pagarse sanidad, educación y tengan reservas para su jubilación. Los demás no son sino simples fichas de parchís que hay que comer por débiles.

Salud y República

10 agosto 2016

El paripé de Rajoy y Rivera

¡Qué bonito! ¡Teatro, puro teatro! Si no fuera por que conocemos de antemano el guión podrían habernos engañado. Y hay que reconocerlo, son mejores actores que políticos. Lo han fingido como si se tratara de una verdadera iniciativa nueva, como si no estuviera todo atado y bien atado. Rivera le ha fabricado a la medida el traje de la investidura a Rajoy.

Son seis puntos que están aceptados con matices. Ya verán como se rebajarán en parte. Porque hay algunos que se pueden pactar, eso sí, sin decir cómo, y otros que el PP aceptará a sabiendas de que no pasará nada. Que nada cambiará.

Rivera y Rajoy yo lo tienen todo acordado. Incluso que el muchachito del “todo por España” será ministro, o incluso vicepresidente segundo. Él ya ha pactado su futuro. Ese sillón que tanto dice que no le interesa está ya dado, siempre que, su amo y señor, D. Mariano pueda formar gobierno. Ya saben: “Todo por España”. ¡Qué valor!

Pero hay un pequeño detalle que puede llevar al traste todo el plan de Rivera, ese complot que ha preparado, mintiendo a los ciudadanos, para obtener poder y no desaparecer como partido, que ese era su futuro. Y el detalle es que para que todo le salga bien, el PSOE tiene que tragar y abstenerse, lo que parece que no es tan fácil.

Un montaje espectacular que pretende poner a Rivera en el centro de la iniciativa y a Rajoy como el hombre flexible, pactista y dialogante que no es. Es un “todo por España” de los de siempre. De esos que sólo benefician a quienes lo dicen, de los que están llenos de aire y de beneficios para quien los pronuncian.

Y vayamos ahora a analizar los seis puntos que pretende Rivera. En primer lugar, hablemos de la fecha de la exposición de la Investidura de Rajoy ante el Congreso. Sí, probablemente “Mariano el Activo” dará una fecha. Una fecha que no cumplirá, porque de no conseguir los votos necesarios, se rajará y no irá al Congreso, simplemente se dará por rendido y se proclamarán nuevas elecciones. A las pruebas me remito, de momento, el presidente en funciones, en su comparecencia de hoy, al preguntarle un periodista por la fecha de investidura, acaba de soltar un “ya veremos”. Y Rivera que dijo que debería anunciar dicha fecha antes de seguir hablando, no lo ha cumplido, sigue tragando, él sólo quiere verse con su carterita de ministro, a costa de lo que sea.

En cuanto a las medidas de que dimitan los políticos investigados, será probablemente la única que de verdad acepte el PP, puesto que ya lo estudiaba porque el tema de Rita Barberá le está produciendo grandes problemas, incluso dentro de su partido.

Lo de la comisión de investigación en el Congreso sobre la presunta financiación irregular del PP es una falacia y beneficia a los peperos. En primer lugar, para formar esta comisión no es necesario contar con el PP, los demás grupos tienen mayoría y la ven con buenos ojos. Si el PP la acepta, lo que Ciudadanos ha propuesto da la iniciativa en este tema al PP, que no la tenía, y que probablemente pretenda incluso tener mayoría en dicha comisión para cargársela. Rivera ha lanzado una flotador a su gran señor para que no se ahogue.

Para poner fin a los aforamientos es necesario la reforma de la Constitución, lo que no basta con los votos de ambos partidos, y es una propuesta que puede expresar una voluntad pero a la que el PP no se puede comprometer.

La reforma de la ley electoral es algo que hay que especificar, porque pudiera ser que se reformara como quiere Rajoy y sus secuaces, o sea, con unas elecciones a doble vuelta, a la francesa, donde piensa que su grupo siempre estaría en la final, en la segunda vuelta. Por cierto que para reformar esta ley también es preciso la reforma constitucional, que necesita de otros partidos.

La limitación del tiempo en el cargo de un presidente es una aceptación de Rajoy como tal. Hemos pasado del “de ninguna manera a Rajoy” al “que esté otros cuatro añitos”. Una bajada de pantalones en toda regla. Además es algo que ya hizo Aznar y Zapatero y el mismo Rajoy ha anunciado, en más de una ocasión que su pretensión es la de no estar más de dos legislaturas.

Como ven, un simulacro sin ambages. Lo que no sabemos es lo que hay después de esto. Sabemos que de poder formar gobierno Rajoy, Ciudadanos entrará en él, sin duda, aunque ahora lo nieguen (han negado tantas cosas y han ido cediendo sin concesiones, salvo obtener poder), pero desconocemos cuántos ministros tendrá y que puestos ocuparán.

Lo que si sabemos es que entre sus condiciones no figura ninguna económica (coincide en un 90% con el PP, por lo que les va bien el programa pepero), y tampoco de esas de las que tanto han hablado que querían corregir o anular, como la ley Wert, la ley Mordaza o la ley de Relaciones Laborales. Está claro lo que es importante para Rivera y sus muchachos: subirse al carro del gobierno a un precio de saldo y cabalgar al mismo paso que el PP, sin cambios que incomoden a sus padres políticos. Este tipo cada día se parece más a Lerroux.


Salud y República

07 agosto 2016

La otra Olimpiada: La Olimpiada de la muerte

Ya han comenzado los Juegos Olímpicos de Río. Allí están atletas de todo el mundo, compitiendo, procurando ser los mejores en su especialidad. Mientras, día a día se celebran otros “juegos olímpicos” donde lo que se juega es algo más que una medalla.

Me refiero al espectáculo diario de las personas que, bien por hambre o bien por guerras o persecuciones, “juegan” a llegar a la tierra prometida. Y aunque no se les preste tanta atención, también compiten para ganar, para llegar. De esta otra Olimpiada, podemos destacar las siguientes especialidades:

  • Salto de valla con cuchillas: Una especialidad que consiste en saltar una valla de seis metros de altura, en cuyo límite hay colocadas cuchillas. El premio, si sales ileso, consiste, normalmente, en un internamiento en un campo de concentración donde te recuerdan que no deberías haberlo intentado y tratan de devolverte a tu país.

  • Navegación en patera: Se trata de un deporte peligroso, donde los participantes se embarcan en una patera con el fin de llegar hasta el otro lado del mar. Si lo consiguen su premio puede ser la devolución al punto de partida, o el internamiento en un campo de concentración. Es un deporte peligroso y caro, por el que las mafias cobran una fortuna a gente desesperada que suele pagar, además, con su vida..


  • Natación forzosa: Una modalidad de natación que no trata de batir récords, sino de salvar la vida si se puede cuando la patera naufraga, algo que ocurre muy a menudo. Es un deporte muy peligroso, puesto que las condiciones de transporte son lamentables y son muchos los participantes que no consiguen llegar a su destino.

  • Tiro al morito: Esta clase de deporte se practica de vez en cuando. Y puede hacerse con pelotas de goma, donde desde tierra se dispara a quien llega (normalmente árabe) para evitarlo. Es peligroso y en ocasiones (en Ceuta) ha costado la vida a quince inmigrantes.

  • Devoluciones en caliente: Se trata de hacer volver, por donde han venido, a los inmigrantes que llegan a tierra europea. Lo de devoluciones en caliente viene tanto de que se hace en el mismo instante como de que se les devuelve “calentitos”.

Y, para no ser menos, que los deportistas de Río, ponen su vida (estos de verdad) en el empeño. Esta otra Olimpiada, también conocida como la de la Muerte, no otorga trofeos, sino, en el mejor de los casos, la supervivencia.

Está organizada por los países más desarrollados y participan en ella ciudadanos de países más pobres. Se trata de una especie de caza mayor, donde la diversión consiste en no dejar llegar a nadie al primer mundo, aunque para conseguirlo haya que pasarse los derechos humanos por el arco del triunfo.

Los grandes organizadores de esta Olimpiada de la Muerte son los grandes países y sus árbitros más destacados son Donald Trump, Marine Le Pen, Jorge Fernández Díaz y Wolfgang Schäble entre otros. Gente de buen corazón, cuya cualidad principal, como todos sabemos es la solidaridad (entre ellos).

¡Ah!, muy importante. Mientras las Olimpiadas de Río terminarán dentro de unos quince días, podremos “gozar” de las de las Muerte durante un tiempo indeterminado. Ha vuelto el circo romano. Sustituyan las fieras por las distintas policías y los cristianos por inmigrantes y refugiados y ahí está. Eso sí, Nerón nunca falla, se llame como se llame, el nuestro, hoy, se llama Rajoy. 

Salud y República

05 agosto 2016

Los pétalos de las rosas más hermosas

Ahí quedaron. Hoy hace 77 años. Pétalos tirados y esparcidos en la tapia del cementerio. Pertenecían a trece jóvenes, trece rosas maravillosas. Sólo su sangre pudo saciar la venganza de sus asesinos.

Era el 5 de agosto. Una madrugada cálida como corresponde. Y allí estaban preparadas trece jóvenes en una fría celda apiñadas, esperando el momento. Y las fueron nombrando. Eran las cinco de la mañana. Trece nombres. Trece rosas fueron saliendo camino de un destino inútil, cruel e injusto. Todo, por haber sido rojas.

No había otras causas. No pudieron probar nada. Un juicio militar de una hora, una conspiración asesina, con jueces que no lo eran, todo estaba preparado y amañado. La sentencia estaba ya decidida. Había que amedrentar a los vencidos, había que imponer la crueldad y el miedo sobre los y las más valientes. Sólo así, con pavor, el franquismo podría conseguir mantenerse.

Y no dudaron. Al fin y al cabo, para ellos, ¿qué eran trece vidas, pensando la cantidad de asesinatos que ya habían cometido?, y que iban a seguir cometiendo para imponer el régimen del terror.

Trece rosas con toda la vida por delante fueron cortadas de raíz. Fue un acto miserable, vengativo, criminal y abominable. Pero ellos tenían necesidad de sangre, de sangre roja. Porque nunca pudieron probar nada. Su único delito fue haber pertenecido a las Juventudes Socialistas Unificadas (los jóvenes socialistas y comunistas). Ni más ni menos, suficiente para ellos.

Pero fallaron, asesinaron a trece rosas, dejaron esparcidos sus pétalos, pero han fructificado, porque, aunque a un alto precio que no debería nunca haberse pagado, hoy son un ejemplo y parte de nuestra memoria histórica colectiva. Su injusto crimen forma parte de los recuerdos más viles del franquismo.

Recuerdo, emocionado, las veces que mi madre –que fue también de las JSU y se salvó por los pelos--, con la voz quebrada me contaba cómo las fueron llamando y cómo ellas respondían con vivas a la República. Primero, ante la llamada se hizo un silencio sepulcral, luego según iban por las galerías de la cárcel de Ventas, se forjó un ruido estruendoso con los aplausos y las cucharas y platos contra las rejas que provocaron la mayoría de las reclusas para despedirlas.

Carmen Almazán mi madre recordaba aquello como el acto más atroz e injusto que había vivido de cerca. Ella se salvó de milagro, y sólo se llevó de recuerdo algunos tragos de aceite de ricino, un pelado al cero y pellizcos en sus pechos, en sus dos periodos carcelarios. Pero lo que le dolía era la muerte injusta de sus compañeras.

Hoy hace once años que no está, pero su recuerdo se ha transmitido, y somos muchos los que lo mantenemos vivo, los que no pararemos hasta que se las dignifique. Si en este país hay una asignatura pendiente que clama al cielo es el del reconocimiento de la Memoria Histórica.

El 5 de agosto debe ser para todos nosotros una cita obligada. Un recuerdo continuo. Porque demuestra la violencia de un martirio cruel y de un régimen que, desgraciadamente, hoy todavía continúa en parte y quiere que olvidemos el pasado. Pero no, no lo conseguirán. Mi madre se encargó de transmitirlo a sus hijos, yo he hecho lo mismo con los míos y espero que estos lo hagan con los suyos.

No vamos a renunciar a nuestra Memoria Histórica, y seguimos exigiendo: Verdad, Justicia y Reparación para las víctimas del franquismo.

Ya saben lo que se dice, “quien olvida su historia está condenado a repetirla”. Quién sabe si los herederos asesinos de aquel régimen es lo que están buscando.

Salud y Republica


PARA QUE NO LAS OLVIDEMOS

P.D. (1) Sobre este tema, vuelvo a menudo, aquí están cuatro artículos de los últimos años:

P.D. (2) Una entrevista que me hicieron en la Cadena Ser sobre este tema hace 8 años:

P.D. (3) Dos libros importantes sobre las Trece Rosas:
Trece Rosas Rojas de Carlos Fonseca
Las Trece Rosas de Jesús Ferrero

P.D. (4) La canción que compuso barricada por este acontecimiento:

P.D. (5) Un documental indispensable sobe el tema, “Que mi nombre no se borre de la historia”: https://www.youtube.com/watch?v=unLStlrDyGs&list=PLrcouMjjYmXgqaZAUEpONv39O2SPPbzUt&index=11

P.D. (6) Texto de las cartas que escribieron a sus familiares, Julia Conesa, Blanca Brisac y Dioni Manzanero:

P.D. (7) Un poema publicado hoy para las Trece Rosas de la poetisa Leire Olmeda:
http://saturada.blogspot.com.es/2016/08/las-trece-rosas-os-fusilaron.html

03 agosto 2016

Hay que explorar la investidura desde la izquierda

Por primera vez en los últimos años, Rajoy está pasando por un infierno. Está viendo que todo lo que ha hecho durante los últimos cuatro años y medio tiene un precio, un precio que está pagando y pagará.

Él, que se creía omnipotente, que estaba acostumbrado a pasar el rodillo en el Congreso y a legislar y gobernar sin dar cuentas ni explicaciones, ni a sus opositores ni a los medios de comunicación, haciendo de su capa un sayo, rodeado de una ciénaga de corrupción inmunda y de una, cada vez mayor, desigualdad e injusticia entre los ciudadanos, hoy tiene que encontrar una pareja que le quiera, mejor dicho tienen que ser dos, que le permitan volver a ser el mandamás, para mantener y perpetuar su hegemonía corrupta, sus recortes humillantes y asimétricos, y sus leyes autoritarias.

Parece que ha encontradota ya una. Por mucho que digan estos muchachitos de Ciudadanos que no quieren a Rajoy, se les nota que cruzan los dedos por detrás para salvar su mentira. Están pensando en sillones ministeriales, pero para ello necesitan que el PSOE “piense en Ejpaña”, hasta ahora sólo Rajoy y Rivera lo hacen, según ellos.

Mientras, el PSOE, partido en dos, deshoja la margarita. Se abstendrá o no se abstendrá. A día de hoy, Sánchez lo tiene claro, dirá NO, pero claro, mientras él dice no, ilustres compañeros de su partido le presionan para que diga SÍ. Felipe González, José Bono, Corcuera o Fernández Vara, entre otros, están haciendo campaña por la abstención. Ellos se juegan mucho: por ejemplo poder mantener las puertas giratorias, o seguir abusando de un bipartidismo (con Ciudadanos nada cambiaría porque, en definitiva, es parte del PP) que les ha concedido y puede seguir concediéndoles privilegios que podrían perder sin Rajoy.

Y, al otro lado de la orilla está Unidos Podemos. A sabiendas de que Ciudadanos volverá a cambiar su postura y dirá sí a Rajoy –eso sí, siempre por Ejpaña--, UP espera la posición definitiva del PSOE, dispuesto a unirse a una alternativa desde la izquierda si Rajoy patina definitivamente, y el PSOE se atreve –hoy ya hay quien habla, dentro del partido socialista de buscar esa posibilidad--, o en su defecto: terceras elecciones, lo que podría ser la muerte política definitiva de Pedro Sánchez.

La única posibilidad de que se salve al soldado Sánchez es desde una posible alianza con Unidos Podemos y otras fuerzas nacionalistas (algunas ya han dicho que lo aceptarían) para que tuviera éxito su candidatura a la Presidencia de Gobierno. Tanto una cesión ante el PP como unas tercera elecciones acabarían con el candidato socialista. Ahí tienen a Susana esperando que el cadáver político de Sánchez salga de Ferraz a hombros de González y otros ilustres y sensatos socialistas.

Rajoy está jugando a ser el mártir. ¡Pobrecillo! Nadie lo quiere. El ganador de las elecciones resulta que está más solo que la una. ¿Alguien se ha preguntado el porqué? Rajoy, gracias a sus recortes nocivos que han provocado tanta desigualdad, a sus formas autoritarias, a sus leyes de rodillo, ha generado el mayor rechazo que jamás haya tenido un líder en nuestra democracia (salvando quizá el de Aznar con la decisión de la guerra de Irak).

Lo que no quiere entender el PP, ni los grandes medios de comunicación (hoy, los cuatro grandes diarios de Madrid: El País, La Razón, El Mundo y ABC coinciden en la crítica a Sánchez por no apoyar la investidura de Rajoy) es que el daño irreversible de la legislatura de Rajoy no se puede pagar con ninguna ayuda --salvo la de sus fieles cachorros (C’s)— y no puede olvidarse en unos meses, por mucho que ciudadanos masoquistas quieran seguir dando su voto al partido de la corrupción, de la desigualdad y el autoritarismo.

Sánchez debería resistir, ya sé que no es fácil, y tratar de obtener apoyos desde la izquierda y los nacionalistas para poder evitar unas terceras elecciones si el PP no consigue los votos suficientes. Esto es la democracia, y no la de gobernar por ser el partido más votado. Emulando lo que los peperos dicen de los independentistas en Cataluña: No se puede gobernar contra una mayoría social. Pues eso.

Salud y República

31 julio 2016

Rivera, un trepa de nuevo cuño y de vieja cama

Todo por España. Es el hombre del futuro, Él se sacrifica y hará todo por su país. Ha venido a la política, a salvar a su Ejpaña. ¡Que dios nos coja confesados! También a los ateos.

Rivera es un simple trepa. Listo y refinado como lo son también algunos personajes de la derechona, pero con un hedor a viejo, de mucho cuidado.

Este tipo se alistó en el ejército del PP cuando nos habían metido en la guerra de Irak, allá por 2003, mientras muchos peperos se avergonzaban de esta decisión de José María Aznar, y el 90% de los españoles la rechazaban, lo que dice mucho del personaje.

Más tarde animado por la ultraderecha, con la que compartió mesa en Intereconomía con compañeros como Pío Moa, Vidal Quadras o Eduardo Serrano, entre otras joyas, se forjó en las más puras esencias de la ultraderecha, creando el partido “Ciudadanos”.

En las elecciones europeas de 2009 aceptó formar una candidatura conjunta con Libertas, partido de extrema derecha, y compartió cartel con Eduardo Tamayo (el del tamayazo de Espe Aguirre) y con Miguel Durán, otro que tal baila.


Ciudadanos se ha ido configurando con fichajes, bien del mundo de la farándula como Felisuco o Tony Cantó, con ex políticos del PP, con franquistas (Girauta, su número uno en Cataluña defiende que la guerra civil española fue culpa de la II República) y personajes de distinto pelaje, eso sí, todos unidos por una misma obsesión: Ejpaña, la unidad de Ejpaña y la lucha contra la verdadera izquierda.

C’s se aprovechó de la brecha que abrió Podemos y se instaló con los votantes de derecha descontentos con el PP. Pero, en el fondo no es sino un apéndice que le sirvirá a los peperos para hacerles más fiables cuando pacten, que pactarán.

Sus altibajos y sus mentiras, en su corto recorrido, han sido enormes. Primero dijeron que no querían saber nada con el PP. Después dijeron que el PP debería cambiar a Rajoy. Luego dijeron que aunque no le cambiaran, por Ejpaña –siempre por Ejpaña— , se sacrificarían y se abstendrían. Ahora pretenden entrar en un gobierno tripartito. ¿Qué vendrá luego…?

Desde que se presenta a todo el Estado no ha soltado nada más que ocurrencias graves. Recordamos aquella de diciembre donde ponían a la misma altura al hombre y a la mujer en la violencia de género. Ahora dice que el rey tiene que convencer a Sánchez para que se abstenga, olvidando que el rey es una figura protocolaria sin incidencia política y demostrando su ignorancia sobre la Constitución, esa que tanto halaga.

La última ha sido pedir un gobierno de coalición: PP, PSOE y C’s. El caso es colocarse, aunque sea disimulando. Rivera no piensa sino en ser vicepresidente segundo o como mínimo ministro. Y si no sale esta coalición pide que los demás partidos hagan lo que pretenden hacer ellos en segunda convocatoria, abstenerse, provocando una abstención generalizada. O sea un grupo de 32 diputados pretende que todos los demás le sigan para conseguir su objetivo: coronar a Rajoy.

Por mucho que diga que no le interesan los cargos, los hechos le quitan la razón. Ahí está la formación de la mesa del Congreso, donde se han vendido –ellos dirán que no— y al final votarán a Rajoy, a cambio de dos miembros cuando no les correspondía ninguno. Esto es lo que se llama no estar interesado en sillones.

Por cierto, este señor que tanto habló de Venezuela durante la campaña electoral, a donde se dirigió para aplaudir a la oposición y hacerse la foto, desde entonces no ha vuelto a decir ni pío, como si este país hubiera salido de la crisis y no tuviera problemas.

¡Ojo al parche! Este tipejo puede hacer cualquier cosa, eso sí, todo bajo un odio atroz a Unidos Podemos, con el que está obsesionado y con su particular patriotismo de cartón piedra.

Yo lo tengo claro. Ciudadanos, con Rivera al frente, votará al final sí a Rajoy y además hará todo lo posible por convencer al PSOE para que se abstenga. Todo por sillones ministeriales y si no al tiempo.

Salvo que el PSOE sea capaz de resistir, la suerte está echada. Y si los socialistas aguantan el tipo no queda otra que intentar formar gobierno desde la izquierda o si falla, elecciones generales por tercera vez.

De nuevo cuño tiene la imagen, pero nada más. Actúa al más viejo estilo. Lo tienen clarinete, han venido a la política para colocarse y, con permiso del PP y del PSOE lo pueden conseguir. ¡Al tiempo!

Salud y Republica

28 julio 2016

Rajoy acepta el encargo del rey, pero se salta la Constitución

Pues sí. El más difícil todavía. Este hombre no deja de sorprender. Ahora resulta que acepta la posibilidad de ser elegido presidente pero sólo se presentaría ante el Congreso si tiene los apoyos necesarios.

O sea, que lo hace en diferido, una actitud muy propia del PP. Dice que hará todo lo posible, incluso que duplicará esfuerzos (recordemos al Sr. Rajoy que el doble de cero es cero) para conseguir bien un gobierno con los grupos constitucionalistas (ya saben que Unidos Podemos para ellos no lo es) o para que le permitan gobernar en solitario.

Pero luego ha dejado caer que sólo se presentará en el Congreso, a la investidura, si consigue los apoyos necesarios. O sea que se salta la Constitución que en su artículo 99.2 dice:

El candidato propuesto conforme a lo previsto en el apartado anterior expondrá ante el Congreso de los Diputados el programa político del Gobierno que pretenda formar y solicitará la confianza de la Cámara.

Total, que se pasa por el forro de sus cataplines la Constitución. Él está por encima de todo. Resulta que el capo del primer partido y defensor a ultranza, en los capítulos que le interesa, de la Constitución, ahora se salta ese pequeño matiz de tener que presentarse ante el Congreso para que le voten.

Está claro que el pobre no va a pasar por ese mal trago. Es sólo quiere salir victorioso, los perdedores son los otros. Resulta que lleva todos los días la Constitución en la boca, pero ya saben: dime de lo que presumes y te dirá de lo que careces. Ahora no le interesa y se la salta.

Es de esperar las reacciones de los demás partidos y que, de ocurrir, como suele hacer él, lo denuncien al Tribunal Constitucional por incumplimiento manifiesto y deseado de la Carta Magna.

Ver como lo contaba, con una desfachatez que tira para atrás, ha sido un escándalo. Ante las preguntas de los periodistas, ha querido rehuir la respuesta pero al final no ha tenido más remedio que reconocer que sólo con apoyos se presentará ante la Cámara.

¿Hasta cuándo estará esta gente haciendo cambalaches? ¿Cómo es posible que sigan haciendo triperías? Se han crecido con los casi ocho millones de votos y con lo conseguido en las últimas elecciones.

Dicen por activa y por pasiva que son los ganadores que llevan mucha ventaja, sin embargo, olvidan que son los que generan, sin duda, mayor rechazo. A Rajoy no lo quiere nadie de ningún grupo parlamentario, salvo el suyo. Pero ellos insisten, sólo ven la botella llena, cuando la mayor parte está vacía.

En fin, otra más y van… No sé cuál puede ser la solución pero desde luego cualquier cosa menos tener un trilero al frente de un gobierno chulo y descarado que pretende que le otorguen su confianza a cambio de nada.

Ante esta situación es preferible que se exploren otras soluciones como un gobierno de izquierdas (si es que Sánchez está dispuesto) o las terceras elecciones, a ver si así se arregla todo con la mayoría absoluta del PP. Y después de la doble imputación del PP y sabiendo el masoquismo de gran parte de su electorado, será lo más probable.

Salud y República

26 julio 2016

Erdogán, golpe de estado civil

Las noticias caen de las primeras páginas, en muchas ocasiones, por intereses espurios e interesados. En Venezuela ya no importa si hay carencia de alimentos o si Maduro es un gobernante exótico, ya han pasado las elecciones y por tanto nos importa un bledo, se ha cumplido el objetivo, meter miedo contra Unidos Podemos.

Y Turquía ha dejado de ser noticia a los pocos días del golpe. Da igual que haya 70.000 arrestados y que se haya atacado a todas las instituciones del Estado, en mayor o menor medida. Europa tiene que callar, no vaya a ser que se cabree y llene sus países de refugiados famélicos y molestos.

Y es que Erdogán está pasando de ser un presidente elegido democráticamente a ser un vengador insaciable de sus oponentes políticos. Ha acabado con un golpe militar a costa de instaurar un golpe civil contra la democracia. Los hechos así lo confirman.

Hoy entre detenidos y represaliados hay más de 70.000 turcos y la purga no ha acabado. A todo ello hay que añadir que se han clausurado decenas de medios de comunicación, escuelas y universidades laicas, así como asociaciones culturales, sindicatos y otros entes considerados contrarios al régimen. Hay centenares de jueces represaliados, y unos tres mil funcionarios de justicia afectados.

Y para colmo, va a reinstaurar la pena de muerte, también con carácter retroactivo para activarla con los represaliados más relevantes. Todo ello, mientras que Europa mira a otro lado y tan sólo le amenaza con parar las negociaciones de entrada en la UE de Turquía. Algo irrelevante, puesto que las mismas estaban ya paradas.

Esta Europa cobarde que se acojona y es incapaz de tomar acciones cuando un país militarmente poderoso lo merece, es la misma que se embrutece y aplasta a los refugiados, inmigrantes y países de menor poderío como Grecia o Portugal, o también España.

Europa sabe del poderío militar turco y de que forma parte de la OTAN, por lo que, por el momento, tiene el apoyo estadounidense, por lo tanto prefiere nadar y guardar la ropa. Esperar a que escampe y borrón y cuenta nueva. Luego ya verán cómo arreglan los problemas que les pueda traer este país a sus puertas, con intereses expansionistas y con una religión fundamentalista.

El golpe civil de Erdogan, que ha seguido al fallido golpe militar, es de una contundencia atroz y se está apoyando en un proceso de islamización que debería preocupar al mundo, es especial a Europa.

Erdogán, contradiciendo el principio ideológico de Atartürk, el fundador de su partido, considerado el padre de la patria, está abandonado la senda del laicismo y entrando, cada vez más, en la islamización de Turquía. Sabe perfectamente que su política de represión y de pensamiento único sólo puede ser expandida (nunca comprendida) como una misión divina, de fe, nunca como una solución democrática. Ello unido a la guerra contra la cultura occidental le está dando un aval ante gran parte del pueblo turco, que es religioso y de nivel cultural bajo.

De forma inteligente ha encontrado, además, el enemigo único --Gülen, un líder afincado en USA, y amigo suyo hasta hace dos años--, al que le acusa de todos los males, incluido el golpe. Un enemigo al que es más fácil echarle las culpas y del que no se tienen pruebas que haya actuado en ese golpe.  Se trata de la lucha entre dios y el demonio, entre el bien y el mal y esa simplificación hace creíble, ante muchos turcos, una mentira bien orquestada.

Esta es la fotografía de la Turquía actual. Un peligro para el futuro de Europa. Su islamización hoy puede convertirse en un fundamentalismo yihadista que haga, de este país de 80 millones de habitantes, un peligro futuro, nido de terrorismo internacional. Pero no importa, Europa vive al día, mejor no mirar al futuro, da miedo.

Salud y República

24 julio 2016

Arabia Saudí: miembro “ejemplar” del Consejo de DD.HH. de la ONU

La política internacional tiene unos apaños tan vergonzosos que parece mentira que se mantengan. El caso de Arabia Saudí sería inconcebible si no fuera porque sabemos que la política internacional está dominada por intereses mercantilistas, la ideología neoliberal y la adhesión inquebrantable a las grandes potencias.

Arabia Saudita ingresó hace dos años en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU, con el apoyo de EE.UU. y de otras grandes potencias. Todo ello a pesar de ser uno de los países cuyos constantes incumplimientos en ese campo son de primera magnitud.

Nuestros gobiernos, cualquiera que haya sido su signo, así como la Casa Real española, han mantenido unas relaciones más que amigables (en el caso de los monarcas se consideran familia) con la monarquía sátrapa que dirige los destinos en ese país árabe.

Difícil explicación cuando se trata de una monarquía absolutista, con un gobierno compuesto, exclusivamente con ministros que son miembros de la familia Saud. El poder sólo está limitado por la ley islámica (Sharia) y por el Corán. La corriente religiosa que impulsa su política es el wahabismo, la mismo que inspira la ideología del Estado Islámico. Y es el único país árabe en el que jamás se han celebrado elecciones, y donde están prohibidos los partidos políticos.

Aún hay más. Este país lidera una coalición militar contra Yemen en la que se han causado miles de muertos de civiles (gran parte mujeres y niños) y ha utilizado bombas racimo, prohibidas por la comunidad internacional. Además ha estado vendiendo armas al Estado Islámico en su guerra contra Siria.

Es un país ejemplo de lucha contra sus propios compatriotas disidentes, a los que encarcela, tortura, expulsa o condena a muerte. Por cierto, una pena de muerte que se cumple muy a menudo y que utiliza entre otras formas de acabar con la vida, la decapitación, la lapidación o la crucifixión.

Sus mujeres sufren un estatus especial por el que deben someterse totalmente a su marido o a sus hijos, si son mayores de edad, bajo la amenaza del repudio o de sentencias crueles.

Las penas contra los delincuentes son atroces y desproporcionadas. Por ejemplo, a un ladrón se le puede castigar con la amputación de un brazo.

Mientras que todo esto ocurre, muestro ex rey Juan Carlos se consideraba hermano del soberano saudita, al que le daba abrazos y besos como modo de salutación. Y, nuestros queridos gobernantes estrechan lazos de amistad con uno de los países más crueles del mundo.

Hoy, Arabia Saudita es el primer cliente español en material de defensa. Nos compra el 26% de todo el material que exportamos. A cambio, compramos una parte importante del petróleo que consumimos. Se negocia petróleo por armas y silencio. El valor del petróleo se paga con sangre, todo consentido por los diversos gobiernos españoles. Esos que no se cansan en denostar a Cuba o a Venezuela, por sus incumplimientos en el campo de los DD.HH. y que se olvidan, voluntariamente, de China o de la misma Arabia Saudí.

Es inconcebible, además de lamentable y vergonzoso, que este país pertenezca al Consejo de Derechos Humanos de la ONU, puesto que le sirve para defenderse de sus ignominias y para conseguir perpetuar sus atrocidades.

Su pasividad, defensa y apoyo a este país hace que nuestros gobiernos y la Casa Real sean corresponsables de sus barbaridades y crímenes, y demuestran la insensibilidad y la hipocresía de nuestros gobernantes que, sin el menor pudor, venden sangre a cambio de oro negro, sin importarles las consecuencias.

Salud y República

Amnistía Internacional tiene en marcha una campaña de recogida de firmas para que se expulse a Arabia Saudita del Consejo de DD.HH. de la ONU, si lo ves conveniente, firma. Pincha en este enlace.

22 julio 2016

¡Cuidado!: Arsenio Fernández de Mesa puede ser ministro con Rajoy

Y dirán por qué. ¿Qué es lo que tiene el actual director general de la Guardia Civil, para que nos alarme que suene como ministro, bien de Interior o bien de Defensa, en un próximo gobierno de Rajoy?

Fácil, muy fácil. Este opusdeista es un individuo manchado por sus acciones. La última ha sido consentir, durante siete meses, que un guardia civil no fuera apartado del cuerpo a pesar de haber sido probado que había maltratado, torturado y violado a una compañera, además de haberla hecho abortar a la fuerza. Para él, no era una cuestión grave. Al final ha tenido que ceder y apartar al Guardia Civil de su cargo y abrir una investigación, aunque veremos cómo termina.

Pero, antes ya existían antecedentes de sus “delicadas” decisiones, como las devoluciones en caliente en Ceuta y Melilla o los disparos con pelotas de goma a subsaharianos en el mar que provocaron, ni más ni menos que quince muertos. Como se puede entender, una obra pía propia de alguien de la Obra. Todo ello en contra de las normas de la UE y del mínimo respeto a los derechos humanos. Un crimen permitido.

Aún hay más, este personaje antes de entrar en Alianza Popular, era cadenero. O sea falangista miembro de un grupo paramilitar, que al igual que los famosos guerrilleros de Cristo Rey, se dedicaba a amedrentar y apalear a demócratas, sindicalistas y rojos en general, en Ferrol durante los años 70, con una impunidad propia del franquismo.

Añadamos que era delegado del gobierno cuando el accidente del Prestige y que por toda respuesta a tamaño desastre declaró: “Hay una cifra clara, y es que la cantidad que se ha vertido no se sabe”. Magnífica reflexión que descubre la ineficacia del individuo y su despreocupación por el asunto.

Y, siendo diputado, en 1995, se produjo la guerra del fletán (un contencioso comercial con Canadá), a lo que este espécimen contestó invitando a que Felipe González hiciera uso de la Armada para atacar a Canadá, y como no lo hiciera, tachó al gobierno de débil por no intervenir contra el país norteamericano. Propio de los más profundos “impulsos imperiales”.

Bueno, pues aquí le tienen, este ínclito director de la Guardia 
Civil, de claros antecedentes fascistas –ya dice mucho que el PP le haya nombrado para tal puesto—, parece tener bastantes papeletas para ser ministro en el próximo gobierno. Y no es que me extrañe, porque el opusdeista Fernández Díaz, su jefe, ministro y correligionario en la Obra, ha demostrado con sus andanzas, su totalitarismo patológico, sin embargo, en una situación como la actual, donde el PP del rodillo ha pasado a ser el PP “amigable”, no sería admisible que se consintiera que un personaje como éste fuera nombrado ministro. Ya sé que Rajoy es capaz de esto y de mucho más, sin embargo, está en los grupos que le apoyen que lo consientan o no.

Poco más puedo hacer que denunciar el hecho. Anunciar que es posible que un tipo de pasado falangista, capaz de ignorar los derechos de la mujer, los derechos de los inmigrantes, además de haber demostrado una constante ineficacia, un criminal comportamiento y un desafiante totalitarismo en su gestión, pueda llegar a ser ministro. Sólo queda esperar que no ocurra. Y si sucede, al menos que sepamos con quién nos jugamos los cuartos. Amén.

Salud y República

20 julio 2016

Los independentistas pactan con Rajoy

¡La repanocha! Difícil poder ser más incoherentes en una votación. Se han peleado, han jurado y perjurado que son aceite y agua, que no se entenderían nunca. Independentistas y nacionalistas españoles parecían enemigos acérrimos y sin embargo…

Ahí les tienen, tanto el PNV como los Convergentes han votado a favor de la candidata del PP, como si tal cosa. Y ahí queda el PP, orgulloso –ahora--, de abrir el diálogo con los independentistas. Ésta es la vida parlamentaria de la derecha. Trilerías, mentiras y desvergüenzas.

La cabra... siempre tira al monte

Se ve que no ha pasado nada. Yo no sé si es que los independentistas son masoquistas o el PP se ha vuelto independentista. Por una silla parece que todo es posible. Hay que recordar que el PP tiene imputado a Homs, el mismo personaje que dirige el grupo que ha votado a favor del PP. ¿Hay quién entienda esta incoherencia?

Ya sé que tanto PNV como los Convergentes son de derecha, pero también es verdad que han dicho por activa y por pasiva que con este PP ni agua. Se ve que han debido tomar vino y se les ha nublado el voto.

Una vez visto este cambalache indigno, nos queda la pregunta del millón: ¿Por qué estos dos grupos independentistas han votado al grupo enemigo número uno del independentismo? ¡He aquí la cuestión!

Desde luego no creo que sean imbéciles ninguno de los tres grupos. El PP ha conseguido abrir una puerta en los independentistas y éstos han dado sus votos a cambio de algo. Fíjense como será la cosa que estos dos grupos lo siguen negando y sin embargo el PP, orgulloso, lo ha confirmado.

Les da vergüenza, mejor dicho no sé lo que les da, porque vergüenza no tienen. Lo del PP no tiene nombre porque su lucha más cerrada --con imputaciones y Tribunal Constitucional incluido--, ha sido en los últimos dos años contra el independentismo, y los de Convergencia y PNV para votar al PP tienen que haber conseguido importantes contraprestaciones, porque para ellos éste era su enemigo natural.

Siempre he creído que el PNV, independientemente de ser de derechas, era un grupo cabal, razonable, equilibrado. Pues me he equivocado. Sin duda ha perdido el norte. Porque hay cuestiones que implican perder la dignidad y, después de lo ocurrido, votar al PP es una de ellas. De los Convergentes mejor no hablar. Lo que han hecho es para que les retire su voto hasta el Tato, aunque vistas las tragaderas de los electores, me temo que no pasará nada.

De ahora en adelante puede pasar de todo. Incluido que voten estos dos grupos a Rajoy en la investidura, aunque ahora lo nieguen. ¿Es que tienen ahora más credibilidad que cuando decían que con el PP ni flores?

Estas son las incoherencias que hace que la estima de los ciudadanos a los políticos sea cada vez menor. Y con razón. Porque uno puede cambiar de criterio siempre que se explique y sea razonable. Lo que no es admisible es que se niegue lo que se vota, no se explique y además, con esa votación, se derrumbe la torre de argumentos que mantenía su coherencia. Y estos tres grupos los han conseguido con una simple votación. ¡Hay quién dé más!

Salud y República 

19 julio 2016

Y Ciudadanos dijo sí. El PSOE, ¿quién sabe?

Dirán que no. Mentirán como lo han venido haciendo. Pronto, Ciudadanos ha aprendido de los partidos viejos, de esos a los que critican. Mienten como bellacos. Primero dijeron que no, que de ninguna forma, que al PP ni flores --y que el Congreso lo debería presidir un miembro de un partido distinto al que gobernara--. Luego ya han dicho que si se cambiaba a Rajoy la cosa cambiaría. Más tarde han comunicado que se abstendrán en la segunda votación, para facilitar el gobierno del PP. Y hoy, han dado un paso más, ya se ha llegado a un acuerdo oculto.

Lo negarán, pero no somos tontos. A nadie se le da dos puestos en la mesa del Congreso cuando no les correspondía ninguno. Y es que el PP y C’s han sellado su primer acuerdo, hacer presidenta del Congreso a Ana Pastor. Y en el acuerdo les dan dos puestos en la mesa del Congreso –una vicepresidencia--, a cambio de que en la segunda votación de investidura, su voto sea favorable al inefable Rajoy. Ya lo verán. No hay otra. Ha nacido otro partido trepa, loco por el poder (y no querían sillones…).

Y pensar que el PSOE se partió los piños defendiendo el pacto con Ciudadanos –olvidándose de pactar con la izquierda-- y, naturalmente, como se veía venir Rivera y sus secuaces le han dejado con el culo al aire. En primer lugar porque han preferido pactar con el PP y en segundo lugar, y más importante, porque se ve venir que el PSOE, con su calculada respuesta, tendrá que abstenerse cuando Rajoy consiga los 170 diputados –incluido C’s y Coalición Canaria— y facilitar la presidencia del candidato, lo que puede provocar la desbandada de sus bases.

Pedro Sánchez no ha querido, sin embargo, aceptar una propuesta de mesa de congreso, conjunta con Unidos Podemos, pero está claro que el PSOE no quiere ver a este grupo ni en pintura, a pesar de que esa propuesta le podría haber supuesto la presidencia del “flojo” Patxi López.

Es lo que hay. Y es que Ciudadanos es también vieja política, mentirosa, trepa y defensora de quien ha instalado la corrupción generalizada (eso sí, dirán que todo lo hacen por España, por esa España “casposa, una, grande y libre”, con olor a naftalina, sacristía y corrupción).

Por otro lado el PSOE es lo que es, más de lo mismo, antes muerto que sencillo, antes con la derecha que con la izquierda. Pedro Sánchez cada vez está más muerto, cada decisión que toma es una palada más en su tumba política. Ya ha quedado demostrado. Acaba de dejar que el PP gobierne el Congreso, con las consecuencias negativas que eso puede tener. Todo menos demostrar que es de izquierdas, todo menos pactar con Unidos Podemos. Los González, Corcuera, Susana Díaz, Fernández Vara, Bono y demás calaña están ganando la batalla, el ala derechista ha vuelto a hacer del PSOE un partido ajeno a la izquierda, enemigo de la izquierda, a la que odia y trata de exterminar.

Desde luego no es una sorpresa. Ni la actitud de Ciudadanos jugando al poder con disimulo y haciendo lo contrario de lo que dice, ni la del PSOE que ya nos tiene acostumbrado a, con las excusas de hacer una política de Estado, aliarse por activa o por pasiva con la derecha.  

Parece que ha empezado el baile. A punto de comenzar una legislatura donde todos irán contra Unidos Podemos. No importa, siempre que seamos capaces de que nuestra pareja de baile sean los ciudadanos. Podemos ser la única oposición a ese pacto oculto, donde parece que un partido trepa quiere poder y los otros harán todo lo posible por conservar ese bipartidismo a costa de políticas neoliberales de recortes y una sumisión calculada a la Unión Europea.

Salud y República

17 julio 2016

18 de julio: 80 años después, el golpe sigue vivo

El golpe de Estado del 18 de julio de 1936 fue la mecha encendida por los fascistas para comenzar una guerra civil que hizo de España, durante cuarenta años, un campo de concentración donde la dictadura cruel, asesinó, violentó y mantuvo en silencio a millones de españoles.

El franquismo sigue, es verdad que hoy es de baja intensidad, pero ahí está. Mientras que los caídos golpistas fueron homenajeados en un tiempo récord, todavía quedan los cuerpos de miles de republicanos desparramados por las cunetas de España.

Hoy, aquellas arengas radiofónicas de Queipo de Llano han sido sustituidos por una división mediática de armas tomar, que defiende valores arcaicos, crueles y superados por la Constitución y que se aparta de la justicia social y de los derechos humanos.

Ahí están los Pío Moa, Cesar Vidal o el mismo líder de Ciudadanos Juan Carlos Girauta (este demócrata, que hoy tiene un puesto en la dirección del partido de Rivera, escribió un libro prologado y elogiado por PíoMoa, donde se defiende la tesis de que la República fue la responsable de la guerra civil y defiende la actitud patriótica de los golpistas), que tratan con su inconsistencia histórica de dar la vuelta a la realidad de la República y la Guerra Civil.

Todavía vemos, día a día, como algún alcalde, concejal, diputado o miembro del Partido Popular nos deleita con frases e improperios contra la Memoria Histórica, despreciándola y olvidando a las víctimas franquistas, mientras que, por puro interés electoral, defiende a ultranza a las víctimas del terrorismo de ETA, como si aquellas no hubieran sido víctimas de un Estado terrorista, el franquista.

Aún estamos esperando una condena del franquismo y una petición de perdón por parte de los que dirigieron el cotarro de nuestra dictadura, también de la Iglesia Católica que acumuló beneficios, aún en vigor, impensables en una sociedad democrática. Hoy, bien en el PP, bien en otras instituciones pasan de largo, hablan de mirar adelante, eso sí, con sus muertos bien enterraditos, y con el gran genocida Franco sepultado en un mausoleo donde murieron al construirlo miles de presos republicanos, que muertos pretenden que le sigan prestando vasallaje.

A lo más que se llegan, con desvergüenza y con cara dura, es a defender una inverosímil equidistancia entre republicanos y golpistas con un desparpajo que alumbra su ignominia y esconde la verdad histórica.

Se iguala en culpa y responsabilidad a los golpistas con los republicanos, a los terratenientes con los obreros, a los militares con el pueblo, a los verdugos y a las víctimas.

Hoy ya queda lejos el tiempo en que se podía enjuiciar a los instigadores. Han pasado ochenta años, pero al menos no cejamos en pretender que se devuelva la dignidad a las víctimas, que se les pida perdón, que no se desvirtúe la historia, que la verdad aflore y que se repare su honor.

Parece que la única esperanza que nos queda está ubicada en Argentina. La jueza María Servini, que aunque no pueda ajusticiar a los culpables, por la defensa a ultranza que de ellos hace el gobierno español –son de los suyos--, al menos los está haciendo visibles y los está avergonzando ante el mundo para su propio bochorno.

Hoy, todavía sigue vivo el 18 de Julio. No es sólo historia, es una realidad que vivimos. Y mientras que no se reconozca y se repare ese episodio, no se considerará algo pasado. Somos muchos todavía, los que no olvidamos. Muchos los que seguiremos gritando, aunque sea en un desierto lleno de huesos tricolores, que les seguimos recordando, que su muerte ha sido un crimen y que su ejemplo nos dignifica.

Salud y República

15 julio 2016

Rajoy esquilma el Fondo de Reserva de las pensiones públicas

El PP acaba de sacar otros 8.700 millones del Fondo de Pensiones. Eso sí, lo ha hecho con discreción, sin decir ni pío y anunciándolo una vez celebradas las elecciones generales.

Este Fondo estaba en 2011 en 66.815 millones de euros y hoy la han dejado en 25.176 millones. Total, en estos últimos cinco años ha bajado más del 62% y al decir de los expertos quedará totalmente exhausto el año que viene.

Está claro que no lo hacen de forma gratuita. Uno de sus claros objetivos es cargarse las pensiones públicas, siguiendo el modelo americano, según los peperos quien quiera tener una pensión tendrá que pagarla mientras que viva, con un plan de pensiones privado. Los que no puedan, cobrarán una miseria que no asegurará su supervivencia.

El PP pretende ir deshaciéndose poco a poco del Estado del Bienestar. Para ello, no sólo ha recortado –y lo que queda-- la sanidad y la educación pública, sino que pretende que las pensiones públicas sean sustituidas por las pensiones privadas, para regocijo de bancos y aseguradoras que se frotan las manos esperando el nuevo maná del gobierno. No sólo estamos pagando más de 64.000 millones por el rescato a los bancos, sino que además ahora les quieren servir en bandeja el negocio de las pensiones.

Si el PP hubiera tenido interés en mantener las pensiones hubiera actuado al respecto. Por ejemplo, hubiera podido crear un impuesto especial para su mantenimiento, gravando los sueldos y los patrimonios más altos de particulares y grandes empresas. O, por qué no, reducir las exenciones del Impuesto de Sociedades, que hoy hace que, por ejemplo, Telefónica o el Banco de Santander paguen un 3,5% de impuesto neto, mientras que la media del IRPF de un trabajador es de un 20%.

Lo que todo el mundo debe saber es que el problema de las pensiones no es una cuestión de que se gaste mucho, sino de que se ingresa poco. Para confirmarlo basta saber que el gasto de las pensiones en España sobre el PIB es del 10,5%, mientras que en Italia es del 15%, en Francia y en Portugal del 14% y en Alemania del 13%.

Por lo tanto que no nos vendan la moto de que las pensiones cuestan mucho. No es verdad, las pensiones son una parte más pequeña de los presupuestos en España que en la mayoría de países similares. Se trata de conseguir medios para pagarlas y de priorizar su pago.

Porque hoy, a pesar de que Rajoy y su gente presuman de que la economía está en plena recuperación, con menos parados que en 2011, la seguridad social recibe menos ingresos, fruto de la criminal reforma laboral del PP, que ha devaluado los salarios en un 15%.

Y a ello sumemos lo que habría podido aportarse a las arcas del Estado si no hubiera habido los agujeros de las grandes obras faraónicas innecesarias, de la corrupción, los derroches financieros y una buena gestión contra el fraude fiscal (no olvidemos que éste representa unos 80.000 millones al años, y que con sólo recuperar un 25%,  podríamos disponer de 20,000 millones, lo que bastaría y sobraría para no tocar el fondo de pensiones).

Pero el PP, siempre a lo suyo, no ha buscado soluciones a las pensiones públicas, simplemente está trabajando para que éstas pasen a manos privadas y que se salve quien pueda.

En fin, de no tomarse medidas –y me temo lo peor--, nuestras pensiones podrían disminuir un 40% en 2020. Ya veremos qué piensa el granero de votos más importante del PP, los pensionistas, cuando vea que sus pensiones disminuyen año tras año. Aunque la verdad, este país ha demostrado en muchas ocasiones su masoquismo. Somos un país que adora a los mártires y reniega de sus científicos, que cree más en los milagros que en la justicia, que prefiere morir de inanición a luchar contra las adversidades. Y así nos va. 

Salud y República

13 julio 2016

Rajoy fumando, espera la pareja que no llega

Está claro que la forma de gobernar de D. Mariano es la de sentarse a fumar un puro y ver qué ocurre. No le gusta tomar iniciativas, no le gusta negociar con nadie. Lo suyo es imponer, y si no puede, no sabe hacer política. Eso de pactar es para otros.

Y todo viene de la legislatura anterior, donde, tanto por el contenido como por las formas, su gobierno ha recogido un absoluto rechazo de todas las demás fuerzas políticas. Hoy, a pesar de que los diputados de derecha sumados podrían tener una mayoría holgada en el parlamento, no cuenta con más que sus votos y quizá el de Coalición Canaria.

Es verdad que Ciudadanos ya ha bajado sus exigencias, y ahora ya habla de abstenerse en la segunda votación (dicen que por el bien de España, cuando lo que hacen es ayudar a su gente). Pero aunque C’s votara a favor de Rajoy (no me extrañaría porque se venderán por un plato de lentejar y están locos por salvar el culo del PP) y también Coalición Canaria los votos conseguidos serían 170, lo que quiere decir que habría, todavía, 180 votos en contra y no podría obtener la investidura.


¿Qué pasa con los votos del PNV y de CDC? Pues la cosa está clara, no quieren oír hablar del PP ni en pintura. Les ha maltratado, les ha ninguneado, les ha coartado y ha utilizado algunas instancias del Estado, contra ellos para su propio beneficio.

Hoy, el PP es el ejemplo de la soledad absoluta. Y, a todo ello, unamos las pocas ganas que Rajoy tiene de pactar. En otras ocasiones el PP pactó con vascos o catalanes, algo que hoy es casi imposible, gracias a cómo es Rajoy y a cómo ha actuado durante los últimos cuatro años.

Mientras, el PSOE se encuentra en la tesitura de tener que decidir si le apoya por pasiva (no lo hará por activa), si prefiere indagar si hay posibilidad de gobierno con otras fuerzas (que las podría haber) o si deja que se celebren las terceras elecciones.

Y encima Rajoy amenaza con que no irá a la investidura si no cuenta con apoyos. Este hombre no sabe sino esperar a que la inacción le ayude, y parece que hasta ahora le ha dado buenos resultados.

Hoy se encuentran más solos que la una, y en vez de preguntarse por qué, lo único que se les ocurre es echar la culpa a los otros. No han entendido que aunque sean la fuerza más votada, es, a la vez, la que más rechazo provoca. Y esa es la cuestión.

Rajoy, sin haberlo intentado, ya está tratando de hacer mutis por el foro. Sabe que el inhibirse le ha dado muchos votos y trata de volver a hacerlo. Y amenaza, como lo haría un trilero, “o me votáis o no me presento”.  Y se queda tan tranquilo, porque piensa que otras elecciones le pueden hacer el mártir de la situación y conseguir más votos. Su gente, sus votantes siguen inhalando el humo de su puro. Pero, ¿qué es lo que fuma este tío?

Salud y República

10 julio 2016

Rajoy, Aznar y el genocidio de Irak

Mira que la gente es mala. ¿Pues no quieren pedir cuentas a Aznar por la guerra de Irak? ¡Pobrecillo!, cuando sólo era el presidente del gobierno que nos llevó a una guerra. Perdón, quería decir que no llevó a una misión humanitaria, de la mano de los malvados Bush y Blair.

Al fin y al cabo los nuestros fueron para cumplir una misión solidaria. 2600 soldados de los que once murieron, por mala suerte, pero en ningún caso porque fueran a la guerra. Así lo ha afirmado gente tan fiable, convincente y prestigiosa como Espe Aguirre, la persona más rodeada de corrupción del mundo, o el gran embajador Trillo, el del Yak-42.

Aznar, fue a las Azores de vacaciones. Lo que pasa es que se encontró allí con esos genocidas –Bush y Blair— y se dejó llevar el pobre. Pero no quería. Le dijeron que la foto era para el Hola y el Vanity Fair. Y, además, le engañaron al decirle que había armas de destrucción masiva.

Ese fue Aznar, el gran genocida español del siglo XXI. Responsable de la muerte de 13 españoles y corresponsable de los miles de muertos iraquíes y de otros países. Así como de todos los atentados que desde entonces se han producido en el país, cuyos heridos y muertos se cuentan por miles.

Además, al haber destrozado las estructuras del Estado en Irak, es también responsable de una parte importante del terrorismo que hoy nos preocupa, el de ISIS. Así parece que lo afirma el informe Chilcot, en el que se acusa de crear una guerra evitable a Blair, y de paso a Aznar, su cómplice.

Y qué me dicen de Rajoy. Le han preguntado por el informe Chilcot y, claro, no lo ha leído, no puede opinar. Se ve que no ha tenido tiempo o que ninguno de sus colaboradores le ha hecho un resumen.

Pero ya saben. Rajoy nunca sabe nada. ¿Irak? ¿Y eso qué es? Él simplemente era vicepresidente primero del gobierno. Como se puede suponer un simple monaguillo del obispo Aznar. Además, es de carcas opinar sobre algo que ha ocurrido hace trece años. El pasado es pasado y punto pelota.

Don Mariano, cuando se decidió ir a Irak se dedicaba a otras cosas. El fuego de sus puros no le dejó ver la guerra de Irak. Aquello está muy lejos y él pasaba por allí. Trillo, al menos, se defiende mintiendo; Rajoy ni eso, simplemente no sabe, no contesta y a seguir fumando. Él tiene la conciencia tranquila, sabe que cada vez que va a unas elecciones se la lavan millones de españoles. En las del 26-J, casi ocho millones. Por lo tanto, de qué se va a preocupar.

Qué más da si hubo muertos, qué más da si hubo mentiras, qué más da si desde entonces esa zona es la más inestable del planeta. Él, con ayuda de sus votantes, a lo suyo: A fumarse un puro mientras miente, recorta y empobrece a este país.  

En fin, ya lo ven, la guerra de Irak es algo pasado, Rajoy sólo era vicepresidente primero. No seamos inquisidores, él siempre ha sido un “mandao”. Ayer de Aznar, hoy de Merkel. Y a gobernar que son dos días.

Salud y República