20 julio 2018

El Valle de los Caídos: Museo del Horror


Mucho se está hablando de dicho Valle en los últimos días. Un lugar típico y representativo de lo cruel, maldito y terrorífico que fue el nacional-catolicismo franquista.

Un espacio de siniestros recuerdos, donde presos republicanos dejaron su sudor, su sangre y su vida, construyéndolo, para mayor gloria de su verdugo y sus acólitos.

Hoy se habla de la exhumación de los restos del genocida –hasta su familia se ha negado a recibirlos--, que permanecen en una basílica regentada por frailes franquistas y que pretenden evitar que se lleven a su tótem, al que adoran y veneran con fervor. Sin el dictador, no sabrían a quién rezar, los pobres.

Pues bien, ese sólo es el principio. Porque aunque se llevaran los restos del asesino, habría que pensar en qué se debería convertir ese monumento franquista para que pudiera servir como ejemplo y pedagogía de una parte negra de nuestra historia.

Yo creo que habría que convertirlo en un museo, el Museo del Horror. Al igual que campos de concentración nazis, como Auschwitz o Mauthausen, debería mostrar el terror del franquismo, la forma cómo murieron miles de presos políticos al construirlo, las torturas que sufrieron, la violencia de sus guardianes.

Ese museo debería mostrar el horror de un régimen asesino, como ejemplo de una barbarie que hoy se trata de esconder, cuando no de santificar. Es el monumento más ejemplar de la época franquista. Allí se podrían reproducir documentales, fotografías, escenas teatrales sobre las torturas franquistas. Todo ello con un fin único, acercar la verdadera historia a la gente y conseguir que lo ocurrido no volviera a suceder.

Y hasta esos monjes que hoy defienden a Franco como fanáticos indocumentados podrían participar. Se trataría de que, vestidos con sus hábitos, actuaran como fantasmas del pasado que pretendieran asustar a los visitantes (algo así como el tren de la bruja), y se dedicaran a limpiar las letrinas del museo. 

Billy el Niño y sus compañeros de la Social podrían estar allí encerrados y obligados a contar cómo torturaban con escarnio y placer a los contrarios al régimen. Incluso podrían hacer demostraciones y darse puñetazos o latigazos entre ellos, para acercarse a lo que ellos mismos hacían con los detenidos políticos.

En cuando a la familia Franco, debería ser obligada a presentarse allí,  para que los visitantes pudieran ver cómo son, qué jeta tienen, los que hoy, todavía, le defienden, sin vergüenza ni pudor, y se han lucrado con privilegios y patrimonio a costa del verdugo mayor del reino.

Habría que borrar todo signo que pretendiera honrar a Franco. La cruz gigantesca que ensalza el monumento debería ser destruida. Y la Basílica convertida en el centro del Museo del Horror. El prior debería ser juzgado por obstrucción a la Justicia y por enaltecer una dictadura, siendo condenado a trabajar recuperando los cuerpos de los asesinados que solicitaran sus familiares. Naturalmente, para hacerlo más real, de acuerdo a los tiempos en que ocurrieron los hechos, con pico y pala.

Son simplemente sugerencias. Todo menos dejar en pie una obra cruel que enaltece a uno de los mayores asesinos del siglo XX. Quizá así, podríamos parecernos más a otros países que han sabido condenar sus dictaduras del siglo XX, como Portugal, Alemania o Italia, y menos a los que hoy son un ejemplo de crueldad como Camboya.

Salud y República

17 julio 2018

El PSOE vuelve a las andadas


Ser de izquierdas no es una cuestión nominal. Ser republicano es algo más que llevar, de vez en cuando, una bandera tricolor. Son sentimientos que no se pueden ni se deben evitar y que hay que mantener siempre. No se puede estar nadando y guardando la ropa, soplando y absorbiendo. Dejar escondidos ciertos valores, para no utilizarlos, es de cobardes.

No quería hablar del gobierno del PSOE todavía, me hubiera gustado esperar los cien días primeros para hacerlo, y la verdad, hoy no puedo evitarlo. Hay sucesos graves que comentar. Es verdad que en estos días se han anunciado medidas dignas de un gobierno progresista, pero cuando el gobierno PSOE ha debido confirmar algunas de primera magnitud ha vuelto a las andadas. Ha actuado como siempre ha venido haciendo: alegando intereses de Estado y alineándose con el PP en asuntos transcendentales que dicen mucho de sus verdaderas intenciones.

Es alarmante –ya lo hacía el PP cuando estaba en el gobierno— anunciar medidas antes de la toma del poder y, lamentablemente, no cumplirlas. Esto es lo ocurrido con el anuncio de hacer pública la lista de defraudadores acogidos a la última amnistía fiscal. Pedro Sánchez se ha equivocado en algo fundamental. Ahora dice que no es legal dar el nombre de los amnistiados, cuando lo que no era legal, y así lo confirmó el Tribunal Constitucional, era la medida tomada por Montoro.

Hay algo que huele mal. ¿Por  qué se niega el PSOE, ahora que conoce la lista de los amnistiados, a hacerla pública? ¿Quién estará en esta lista? Hay quien dice que el rey emérito, otros dicen que algunos socialistas de postín. Lamentable mantener en secreto una lista de defraudadores a pesar de haber anunciado que la harían pública si llegaban al gobierno. Mentir es mentir, lo haga Agamenón o su porquero. ¿Por qué o por quién?

La otra cuestión importante es pretender pasar por alto las declaraciones efectuadas, en cinta, por la examante del rey Juan Carlos. Y es que ya han dicho que es una cosa del pasado –recuerdan lo que dice el PP cuando se pretende tratar de dignificar a las víctimas del franquismo— y que no afectan al rey actual.

Este gobierno socialista de boquilla, cuyas bases se llenan la boca de republicanismo, una vez más, demuestra pleitesía ante la figura del rey y no procederá en nada que pueda perjudicar a la Casa Real. Confunde la Monarquía con el Estado, y la defiende a muerte. De nuevo, vuelve a ponerse del lado del Partido Popular para salvar el culo al rey, sea como sea. Y lo que es más grave, se esconden detrás de una bandera republicana, para esconder las vergüenzas de un rey presuntamente corrupto. Nunca ven motivos para cuestionar la Monarquía. Vuelven a mentir cuando se declaran republicanos, hoy lo han demostrado. Ni tan siquiera un amago para quitar la inviolabilidad al rey y poder controlarle con el fin de que no vuelvan a producirse hechos análogos. El rey, para ellos, sigue siendo intocable.

Resulta que en este país todo el mundo está bajo la ley. Todo el mundo, incluidos los políticos elegidos en las urnas, menos la única institución que no es elegida, que viene dada por el color de la sangre y el dedazo de un dictador, es la única que no está sometida al imperio de la ley.

No, no es precisamente un buen comienzo. Tristemente, ante posibles medidas progresistas, que ya veremos si se cumplen –ya han dado marcha atrás en más de una--,  se han escapado dos oportunidades únicas para demostrar, verdaderamente, su progresismo. Ellos son así, prefieren en el caso del rey Juan Carlos y de la amnistía inconstitucional, alinearse con los de siempre y pasar por alto “las travesuras del rey corrupto” y dejar a los poderosos sepultados en la lista de la indecencia de Montoro, para que no salgan a la luz los nombres de defraudadores, que podrían ponerles a los pies de los caballos.

Ya han empezado a gritar junto al PP: ¡Por dios, por la patria y el rey!

Salud y República

13 julio 2018

La evolución pepera: Aznar – Aguirre – Casado


Pues sí. Este muchacho joven, apuesto, maniquí perfecto de la derecha ultramontana, ha decidido quitarse la máscara y, por si existía alguna duda, se le ha visto el plumero.

Aznar le quiere, le prefiere. Aguirre bebe sus vientos. Y podría seguir con aquello de que habla de quitar votantes a Vox, o de hacerle la guerra en Cataluña a Rivera, o de que se refiere a la Memoria Histórica, de forma cansina, como el monotema. Por no continuar con que pretende luchar contra los movimientos que se han dado en la calle por la igualdad de género o por las prestaciones de los pensionistas. Y como colofón se plantea eliminar el acuerdo Schengen, actuando de antieuropeo. ¡El colmo!

Este es Pablo Casado. Un joven viejo. Un renovador reaccionario. Un rebelde a la rebeldía. Y no es que quiera posicionarme al lado de Soraya, que pretende seguir la línea Rajoy, llama populistas a los de Unidos Podemos --¿hay más populismo que prometer lo que se sabe que no se piensa cumplir?— y que dice, en un acto de estulticia intelectual claro, que en Cataluña se practica el apartheid. ¿Sabrá esta señora lo que significaba el apartheid en Sudáfrica?


En fin, es lo que hay. Esta es la renovación. Heredero de Aznar y Aguirre o heredera de Rajoy. Una regeneración propia de este partido, cada vez más inclinado a la derecha y con sus mentiras al aire.

Lo de Casado tiene mucho delito. Porque él podría ser un verdadero renovador y, sin embargo, ahí le tienen, siguiendo a su amo Aznar y emulando a la condesa de las charcas de la podredumbre y la purulencia. Y, con todo eso, tiene muchas posibilidades de ganar. Lo que dice mucho de lo que pretende el Partido Popular: Reacción, desigualdad, beneficio para los poderosos, olvidar y denostar la Memoria Histórica y volver a un tiempo opaco y corrupto. Todo eso lo cumple a la maravilla.

Recordemos que del gabinete Aznar, todos los ministros, menos dos, estaban o están tocados por la Justicia en casos de corrupción. Y qué decir de la charca de Aguirre, donde ranas más que poderosas, de su confianza, saquearon la Comunidad de Madrid, mientras ella, ¡pobrecilla!, no sabía nada.

Menuda derecha. Hay que hacer todo lo posible porque se quede en la oposición. Hoy, parece, que por primera vez, la suma de los partidos de izquierda, en los sondeos, es mayor que la de los de la derecha, y parece que la brecha se puede abrir más. La caída del PP, el frenazo de Ciudadanos, el alza del PSOE y el mantenimiento de Podemos, además de la posibilidad de acercamiento mucho mayor de la izquierda a los grupos nacionalistas, hacen que podamos ver, por primera vez desde hace tiempo, un poco la luz del túnel.

Todo lo que hagamos es poco. Ganar Casado en unas generales sería volver a Aznar --¡tierra: trágame!— con esa chulería impresentable de creerse imprescindible cuando se trata de un bulto intragable, capaz de meternos en una guerra, fabricar la burbuja inmobiliaria y rodearse de colaboradores cercanos imputados por corrupción.

Y qué decir de la herencia de Aguirre. Mejor no recordarlo, que ya se encarga la Justicia de hacerlo. Pues ella, nada, que tiene que salir a exhibirse con la excusa del apoyo a Pablito, como ella le llama. Criado a sus pechos, es sin duda un heredero digno de tal ejemplar, una astilla punzante del tronco Aguirre.

Llega a tanto su afán de triunfo que es incapaz de pensar que puede ser imputado en pocas fechas por su afamado, rápido y dudoso currículo académico, con lo que ello supondría para su partido, si él presidiera el cotarro.

Qué le vamos a hacer. Ellos son así. ‘Modernos’, ‘Igualitarios’, ‘Honestos’, ‘Humildes’, ‘Encantadores’ y sobre todo dispuestos a sacrificarse por esta España que tanto quieren. Su patria ‘una y universal’, mientras que los demás, los que pensamos en una España diversa, somos unos traidores de tomo y lomo. Ellos son, sin duda, los únicos patriotas. Amén.

Salud y Republica


11 julio 2018

Juan Carlos: un monarca de armas tomar


Ese rey ejemplar, ese hombre que ‘nos condujo a la democracia mediante una transición única’, ha demostrado ser un tipo execrable, capaz de actuar miserablemente en beneficio propio. Así lo dice su examante Corinna, que afirma que la utilizó, no por amor sino por intereses económicos, como testaferro.

No es una sorpresa, todo el mundo, de acuerdo con informaciones de medios solventes, se preguntaba cómo había obtenido la riqueza que se le achacaba al rey emérito. Todo eran suposiciones, hoy hay pruebas. Su examante Corinna lo ha desvelado ante la presión que sufre para que le devuelva esas posesiones a Juan Carlos, en una reunión con el comisario Villarejo –otro elemento, hoy en prisión— y el empresario Villalonga, en 2015.

Chanchullos en Marruecos y con Arabia Saudí, no nos sorprenden en absoluto. Recordamos los besos y abrazos que se daba con sus hermanos de sangre, sangre de color verde, de dólares. Un elemento capaz de matar elefantes, de defender a Franco, o de usar testaferros para obtener patrimonio personal, quién sabe a cambio de qué, por cierto, utilizando paraísos fiscales. ¡Vamos, una joyita de rey!
De izquierda a derecha: la reina Sofía, Gabriela de Saboya, Corinna zu Sayn-Wittgenstein, Juan Carlos I, Marta Gayà, Bárbara Rey y Olghina de Robilant.

Es lo que tiene no dar un palo al agua, y tener poder y tiempo para dedicarse a su propio interés. El pobre se aburría y con los medios del Estado –se ve que viajaba para sus asuntos particulares e ilegales, con aviones militares desde el aeropuerto de Torrejón, para no ser descubierto— dedicó sus esfuerzos en beneficiarse él, su familia y sus amantes.

Son dignas de escuchar las grabaciones de la Princesa Corinna –por cierto, peritadas y dadas como verdaderas--, donde se puede descubrir la calaña del ‘artífice de nuestra democracia’, como muchos dicen.

Una prueba irrefutable, por si existían dudas, de quién ha estado reinando en España durante 39 años. Hoy no es posible entender que esto pueda pasar. ¡Basta ya de impunidad! Y todavía hay quien dice que la cuestión de la Monarquía no es urgente ni importante.

Debe actuar la Fiscalía y Hacienda –veremos aquí la firmeza del PSOE— e investigarle. Además, se le debe llamar a declarar al Congreso para que nos aclare todo este tejemaneje. Si no, será otra prueba más de que en este país la Justicia no es igual para todos.

Por otra parte, hay que actuar para que esto no pueda volver a ocurrir. No esperemos que su hijo pueda volver a cometer estas tropelías. En primer lugar, hay que cambiar la Constitución para hacer desaparecer la inviolabilidad del Jefe del Estado. Hay que tomar medidas que permitan la transparencia y control en las cuentas y acciones del Jefe del Estado, evitando toda la opacidad actual. Es inevitable que Hacienda siga, en particular los movimientos del patrimonio de la Casa Real.

Y lo que es más importante. ¡Basta ya de cachondeo real! Es necesario que los españoles se manifiesten y voten en referéndum decisorio que forma de Estado prefieren: Monarquía o República. Que se ganen su sueldo, ¡que ya está bien de chupar del bote!

Salud y República

10 julio 2018

Ciudadanos: ¡Cuanto peor, mejor!


Éste es el lema de Ciudadanos. Parece que la fiebre está bajando y que se han quedado sin su caramelo preferido: Cataluña. Ellos han conseguido, enfrentando a los catalanes, unos réditos excepcionales fuera y dentro de Cataluña. La caída del PP y el cambio de políticas del nuevo gobierno central, que ha iniciado una nueva etapa, les ha sentado como un tiro, porque sienten que su principal enemigo se puede desvanecer. Me refiero al diálogo.

Si hay algo que no esperaban era la caída de su maestro y rival: Rajoy. Y la llegada de alguien que está tratando de hacer, simplemente, lo que cualquier persona normal haría. Cambiar el silencio, la inactividad y el enfrentamiento por el diálogo. ¡Así de fácil!

Independientemente de lo que pueda suceder, una nueva etapa se ha iniciado. Los resultados son impredecibles. El hecho de que se hayan reunido los dos presidentes (Sánchez y Torra) no lo perdonan en Ciudadanos (tampoco en el PP, pero eso es más sabido). Este partido que ha vivido a costa de la confrontación, ha visto con malos ojos que se le va el chollo. No les ha interesado hacer política, han elegido la vía judicial cuál peperos, y les había salido bien, hasta ahora. Pero no estaban preparados para este cambio. Cualquier ventana abierta a los independentistas es para ellos una traición. Saben que su tiempo está pasando y que sin enfrentamiento no tienen campo de juego.


Ya no vale el “cuanto peor, mejor”. Ahora ya no va a peor. Y eso, les preocupa, se encuentran con el culo al aire, con un cabreo monumental, como el del niño al que le han quitado su juguete preferido, y sin saber cómo actuar, salvo pretender obstaculizar cualquier posibilidad de avance.

Su negativa a toda posibilidad de solución, es de un totalitarismo de libro. Ellos que tanto hablan de que les subestiman y no les tienen en cuenta, de que sólo se gobierna para la mitad de la población, resulta que cuando alguien pretende cambiarlo, lo critican. Se ven sin el juguete que les ha dado tantos votos en Cataluña y que les anunciaba tiempos excelsos en el resto de España.

Hoy los sondeos empiezan a bajarles del trono, y el peligro se acerca. Harán todo lo que puedan para boicotear las reuniones y las posibles soluciones a este conflicto. Sin conflicto no hay Ciudadanos. Han conseguido ganar al PP, en su competición casposa en Cataluña, y ahora se ven cercados porque las aguas pueden volver al río, aunque este río no se sepa donde desembocará todavía.

Y es que viven de eslóganes y de estudios demoscópicos, no hay mucho más. Ayer eran socialdemócratas, luego pasaron a ser de centro y hoy, al menos en el conflicto catalán, han pasado al PP por la derecha, anunciando una deriva que más parece propia del otro Rivera (José Antonio) que de estos tiempos. Quién sabe dónde estarán mañana. Es lo que tiene politiquear a golpes de mercadotecnia y no tener ideología fija. De momento, les ha entrado un Sánchez en el ojo y un Unidos Podemos que empuja y que les está dejando ciegos. ¡A ver si hay suerte!

¡Qué menos que hablar!

Salud y República

06 julio 2018

Primarias peperas, chapuza de primera


Parece mentira, pero este partido ha gobernado España durante muchos años. Y yo me pregunto cómo es posible. Bueno, a los resultados me atengo. Un verdadero desastre de primarias, han sido incapaces de normalizar algo que en otros partidos es totalmente normal, desde hace tiempo.

Para empezar, dos problemas: el censo y las normas. Y no parece que sea un buen comienzo. Han mentido a todos los españoles, se han pasado los últimos años, con prepotencia, presumiendo de ser el partido más numeroso de España y hasta de Europa. Lo que no suponían es que los tiempos les iban a descubrir su vil engaño. Al hacer primarias han tenido que recurrir al censo y ahí ha quedado plasmada esa falsedad. Resulta que de casi 900.000 militantes que decían, quedaron inscritos para votar 66.700, y por las cuotas pagadas se sabe que el PP no puede tener mas de 160.000 afiliados, lo que quiere decir: menos de la quinta parte de lo que manifestaban. Otra mentira de tamaño colosal, propia de este partido.

El otro problema es las normas que han aprobado. Como quiera que no tienen experiencia en primarias, les ha dado miedo dejar todo en manos de los militantes, y han previsto unas “semiprimarias”, una doble vuelta, de tal forma que en el caso de que saliera alguien que a los compromisarios no les satisficiera pudieran tumbarle, en un Congreso específico. No se puede hablar en verdad de doble vuelta, sino de una elección con filtro del aparato del partido.

Estas dos cuestiones tienen poco que ver con unas verdaderas primarias. Y si a esto añadimos la forma en que se ha hecho, más bien parece un mal ensayo. Así, nos hemos encontrado con cajas de cartón no transparentes, con papeletas casi tan grandes como un chal, donde además quedaba en blanco el espacio para el nombre --¿tan difícil era hacer seis tipos de papeletas con el nombre incluido?--, sin cabinas para proteger la intimidad del voto –al ser las papeletas como sábanas y no tener un sitio privado, era muy fácil ver qué es lo que escribían los votantes— y, por último, sin haber efectuado debate ideológico alguno entre los contrincantes, de tal forma que no se sabe las diferencias entre ellos. A lo sumo se podían hacer suposiciones de acuerdo a los apoyos que tenían.

En fin, la falta de práctica y la poca fe en un sistema democrático ha hecho que estas primarias hayan quedado marcadas como unas elecciones con garantías limitadas. Resulta que se llenan la boca de propagar, a viento y marea, que quien gana las elecciones debe ser quien manda, y ellos se dan unas normas que dejan la puerta abierta para que unos pocos, los compromisarios, puedan dar la vuelta a los resultados de la votación de los militantes.

Son lo que son, pretenden ponerse al día, y deciden hacer primarias. Sin embargo, su ADN les traiciona y como no creen en la democracia directa –salvo cuando ganan ellos--, aunque sea de sus propios militantes, se aseguran la posibilidad de manejar el cotarro desde los cargos.

No dan más de sí. Sus movimientos hacia la transparencia, la apertura, la democracia apenas se ven y siempre los hacen con salvavidas. Hoy, sabemos que ha ganado Soraya la elección de los militantes, pero también conocemos que en unos días los compromisarios pueden cambiar y proclamar como vencedor a Pablo Casado, a pesar de ser el segundo más votado por los afiliados. Eso, sin hablar de que hay que tener narices para que un 34% de los militantes voten a un individuo que puede ser presidente de su partido y, a la vez, imputado por la Justicia, por su dudoso currículo, en breve plazo. ¡Hay quién dé más!

Salud y República

04 julio 2018

Franco, la Duquesa de Franco y los franquistas. ¡Adelante con la Memoria Histórica!


El futuro del genocida –claro que le importa poco— es incierto. Parece que tiene contados los días en el Valle de los Caídos –habría que empezar a llamarle el Valle de la Ignominia--, pero no se sabe dónde irá. Su familia, hasta ahora, no ha dicho ni pío y parece no tener el menor interés por el cadáver, gracias al cuál tienen honra, condecoraciones, patrimonio y desvergüenza reconocida, aunque sea un caso único de un país que se dice democrático.

A reconocer la Memoria Historia, a tratar de hacer Justicia, a honrar a las víctimas franquistas, a colocar al dictador asesino en su sitio, a poner a su familia donde merece llegamos tarde. Llegamos muy tarde. Pero podemos llegar.

Y no tengamos ninguna duda de quién son los franquistas. Les guste o no --porque tratan de disimularlo salvo algunos a los que, aún sin quererlo, se les ve el plumero--, no sólo son los que pertenecen a partidos relacionados con la Falange, con la extrema-derecha marginal. También, dentro de los franquistas, hay muchos peperos y algunos de pro.

Y es que quieren comer con la boca cerrada. Soplar y absorber a la vez. Se dicen demócratas y defienden y honran a Franco. Me refiero, como supongo que habéis adivinado, al Partido Popular y a una Casa Real que no sólo no han condenado el franquismo, sino que no piensan hacerlo y actúan a su favor. Gentuza que no ha querido mirar atrás y ha dejado en las cunetas a decenas de miles de asesinados que lucharon por la democracia, de la que hoy se benefician totalmente.

Las pruebas son muchas y contundentes. Cargos institucionales a los que de vez en cuando se les escapa su amor patrio al caimán genocida, como Hernando o Casado, y muchos otros de menor rango. Y otros, que sin decirlo, demuestran su amor al Asesino, sin pudor, escondiéndose y saliendo por la puerta de atrás.

Recordemos la ignominia última del gobierno Rajoy. Su ministro de Justicia, Rafael Catalá, mientras los representantes del pueblo español estaban echando a la basura, con una moción de censura merecida, a M punto Rajoy, se dedicaba a tomar su última decisión: Conferir el ducado de Franco a la nieta del genocida. Y el Rey, calladito, no vaya a ser que… Porque debemos recordar que los títulos honoríficos los debe dar el Rey, aunque sean firmados por el Ministro de Justicia de turno. Todo un alarde democrático digno de franquistas de pro, aunque busquen excusas para negarlo.

Ahora que sabemos claramente dónde está cada uno, no cabe otra respuesta que suprimir este ducado de nombre infame. Claro que eso lo tiene que hacer Felipe VI, y me da a mí que no debe estar mucho por la labor. Lo que queda, en todo caso, es hacer público, si así fuera, su negativa para dejar claro que sigue los pasos de ‘papá-rey’, que jamás hizo la menor crítica a Franco y bien sabía a quién debía su título de monarca.

No queda otra que seguir cumpliendo la Memoria Histórica. Y si fuera el caso –que lo es--, ampliar la ley para poder cumplir con todos los que hasta ahora –cuarenta años de democracia, se dice pronto--, buscan Justicia y no venganza, Verdad y Reparación. Es lo menos que debe hacer este gobierno socialista, y de paso podrá, aunque tarde, dejar atrás esa desidia demostrada –salvo en el caso de Zapatero, y sólo de forma parcial—por gobiernos anteriores de su color.

Adelante con la salida de Franco del Valle de los Caídos, con la reconversión de este fatídico monumento, con la quita de condecoraciones a los torturadores como Billy el Niño, con la vuelta del patrimonio, adquirido por los Franco con alevosía y malas artes, al Patrimonio Nacional, con la supresión de títulos como el del Ducado de Franco, con las máximas facilidades para que todo aquel que busque a algún desaparecido durante el franquismo pueda enterrarlo dignamente.

Que no nos pase como otras veces. Sin parar, adelante, hay mucha gente esperando ver que todas las víctimas de terrorismo tengan los mismos derechos --¿acaso la actuación criminal de Franco no es terrorismo? Normalicemos este país. Equiparémonos a Alemania o Italia, y no a Camboya.

Salud y República

29 junio 2018

Hacienda somos los pringaos


Y es que te pone de mala leche ver la lista de los morosos que publica anualmente Hacienda. Muchos repiten, de forma impune e impúdica, y otros aparecen como nuevos con un ímpetu que me río yo de Zarra.

Lo grave de todo esto es que no hay quién acabe con esta sinvergüencería. Alguien tendría que explicar por qué delincuentes que año tras año aparecen en las listas siguen libres, sin pagar y disfrutando de sus deudas, algunos en paraísos fiscales.

Eso sí, no se le ocurra a usted, pobre ciudadano normalito, dejar de hacer la declaración o equivocarse al hacerlo, o tratar de engañar al Fisco. Porque lo tiene crudo. Puede terminar como el rosario de la aurora.

Y me pregunto de forma ingenua, ¿Cómo es posible que haya más de 4300 morosos que chuleen a Hacienda en más de un millón de euros y estén tan campantes? Quizá podría contestar a esta pregunta el Sr. Montoro, exministro, aunque sí que me gustaría que lo hiciera la nueva ministra Sra. Montero (¡uy! por una letra no repite), porque lo de D. Cristóbal no tiene solución, su ayuda a los más ricos es conocida de sobra, desde la amnistía que les fabricó a la insolvencia al cobrarles, es todo una muestra de cómo beneficiar a su gente, los poderosos.


Entre los morosos, vemos grandes empresas de Construcción que deben decenas de millones sin que se recupere nada, y eso que dicen que estamos ante una posible nueva burbuja inmobiliaria. Y entre los particulares, hay casos que claman al cielo, y me referiré sólo a los famosos, a esos que se pasean tan tranquilos sin pagar sus deudas fiscales, mientras que todos los demás tenemos que contribuir sin decir ni mu. Y que no se malentienda lo que acabo de decir. Yo paga mis impuestos sin quejarme, eso sí, me gustaría que estos tragaldabas delincuentes lo hicieran también, aunque fuera quejándose.

Fíjense en Mario Conde, que hace un año debía 10 millones y hoy debe 15. ¿Cómo es posible? Este delincuente fiscal le está, año tras año, dándole una patada a Hacienda, en el culo de los españoles que pagamos. Y qué decir de Miguel Bosé, que aparece debiendo casi dos millones o de Patricia Conde, otro tanto, y de Dani Alves o Vitorio & Lucchino o Rodrigo Rato. ¿Por qué, después de repetir varios años –lo que deja claro su intención de no pagar— no están en la cárcel? Son unos delincuentes crónicos, y todavía no entiendo por qué todo el castigo que reciben es aparecer en esta lista anual.

¡Basta ya! Mario Conde sigue apareciendo en tertulias de extrema derecha donde se jacta de su posición. Miguel Bosé se cabrea cuando ve a los top-manta y dice que llama a la policía. ¡Hay que tener cara dura! Por cierto Rodrigo Rato dice, el pobre, que cómo le han intervenido todos sus bienes, no puede pagar. ¡Vaya jeta!

Hacienda saca estas listas como si fuera la de superventas y presumiendo de transparencia, claro que se conforma con eso, porque alguien tendría que explicar cómo es posible que toda esta gentuza insolidaria, mangante y delincuente viva como dios, mientras que hoy, último día para hacer la declaración de la renta, mucha gente tiene que pedir un crédito para pagar sus impuestos, y si no, le arruinan la vida. ¡Oh, país!

Salud y República

27 junio 2018

Las condecoraciones del torturador


Y tan feliz. Y no es que le hayan colgado una medalla sino dos, y además dos cruces por méritos policiales. El tal Billy el Niño, el torturador –ha habido muchos más, pero éste ha sido el ejemplo de la crueldad y el salvajismo--, ha estado viviendo como un rey, llevando en su mochila a los torturados y recibiendo como pago por sus servicios un 50% más de la pensión máxima. Total, unos cuatro mil euros al mes, gracias a sus ‘colaboraciones policiales’, al servicio del genocida Franco, pasándose los derechos humanos por el arco del triunfo.

Pues sí, nos escandalizamos cuando supimos que este policía torturador tenía una medalla y un 15% más de pensión por méritos profesionales. El ministro Zoido le defendió y no quiso quitarle la medalla. Y resulta que, ahora cuando el nuevo ministro se ha interesado por el tema, encuentra que tiene tres condecoraciones más. Y lo que es más grave, salvo la primera, otorgada en 1972, durante la dictadura franquista, las otras lo fueron en 1977, 1980 y 1982, durante la transición o en plena democracia. Dos ministros de UCD fueron los personajes que le condecoraron: Martín Villa y Juan José Rosón.


Este tipejo que era el más famoso entre los torturadores, según sus torturados, disfrutaba aplicando golpes, insultándoles y vejándoles con sumo gusto y con total impunidad. Hoy, al igual que su valedor Martín Villa, está reclamado por la jueza argentina Servini por crímenes del franquismo.

Después de cuarenta años de democracia, se sigue pidiendo algo tan lícito, legítimo, necesario y democrático como que la Justicia actúe ante los que de forma impune impusieron su ley vergonzosa contra los Derechos Humanos y a favor del franquismo. Los delitos contra los DD. HH. no prescriben, esto es un axioma en derecho internacional que no puede tapar las vergüenzas consentidas en aras de una amnistía que tapó las faltas criminales de los delincuentes franquistas.

Por lo tanto, no sólo habrá que desposeer de esos honores falsos e inmerecidos a Billy el Niño, sino que habría que juzgarlo por delitos contra los DD. HH. Ésta es la única manera que permita salvar uno de los obstáculos que hacen que esta sea una democracia débil, fallida en parte.

No se puede permitir que un delincuente, un torturador, además de no ser penado por sus crímenes, haya sido premiado con medallitas y cruces, que además suponen un incremento de su pensión. Algo inaudito y que es impensable en ningún país homologable a nosotros de Europa.

Pido Justicia y no venganza. Que se someta a los jueces y que defienda sus tesis criminales si quiere, pero que pase por un tribunal que le obligue a tener que defender las indignidades de su trato, con los contrarios al régimen franquista.

Sus victimas así lo esperan, y así debería ser. Fuera condecoraciones, fuera suplemento de la pensión y actuación de la Fiscalía ante un crimen contra los DD. HH. Todo lo demás sería, de nuevo, mantener abierto el espíritu de una transición injusta y de una desigualdad inhumana entre diversas víctimas.

Salud y República

26 junio 2018

¿Dónde están los militantes del PP?


Pues sí, ahora resulta que el PP es un partido fantasma. Un partido donde sus militantes son incorpóreos, entes sin nombre, ángeles etéreos. Porque si no, ¿cómo es posible explicar que de los 869.000 militantes, se hayan inscrito menos de 60.000 para votar? La respuesta es bien sencilla. Lo del número de militantes del PP era una trola, otra mentira más con una intención muy clara, parecer el partido más importante de España.

¡Mentira podrida! Ahora resulta que no saben qué decir. Han llenado sus listas de falsos militantes y no saben cómo salir de esta mentira. La cosa está muy clara. Si los inscritos son 60.000 donde están los más de 800.000 que en teoría faltan. La mayoría no existe. Era un bulo.

Y es que se pilla antes a un mentiroso que a un cojo. No dicen una verdad ni equivocándose. Mienten como bellacos. Veamos un par de razonamientos que tiran a la alcantarilla esos números peperos de los que tanto han presumido.

El PP tiene casi mil imputados. Pues bien, sólo estos imputados con sus familias, sus amigos y sus redes mafiosas, podrían estar cerca de esos sesenta mil que se han inscrito. Y es de suponer que estos imputados estarán interesados en votar para ver si su nuevo amo les apoya y les saca del posible trullo.

Pero aún hay más. Según Libertad Digital, un medio muy afín a los peperos, los militantes del PP en 2015, no eran más de 160.000, puesto que recaudaros 3.200.000 euros en cuotas y cada miembro paga 20 euros anuales. Y, desde entonces, no parece desacertado pensar que el PP, con sus corrupciones y la fuerza que ha tomado Ciudadanos, haya perdido más militantes. Por lo tanto, no es de extrañar que sean sólo 60.000 los inscritos para votar al nuevo jefe.


Pues sí, toda la vida diciendo que eran los mejores, los que tenían más militantes y resulta que son la tercera parte de los de Podemos (500.000) partido en el que votaron 190.000, en la última consulta de hace un mes. O sea, votaron tres veces más que los que lo harán en el PP. Por cierto los peperos sólo llegan a 2/3 de los militantes que tiene el PSOE.

Lo que está claro es que al PP no lo mantienen sus militantes, sino sus apaños, su cuenta B, sus redes mafiosas que han ido montando desde hace 20 años. Y si echamos cuentas de cuantos cargos institucionales tienen entre las administraciones central, autonómicas y locales, nos daremos cuenta de que es posible que no voten ni todos los peperos con cargos, puesto que tiene unos 30.000 concejales y otros 10.000 cargos en otras instituciones. Está claro que ni ellos mismos se votan, pensemos que cada cargo pepero puede ser miembro de una familia de tres unidades con derecho a voto, y vemos que salen muchos más de los que se han inscritos para votar.

En fin. Nada nuevo bajo el sol. Han vuelto a mentir y han actuado de forma desleal hasta con sus propios votantes, a los que les han vendido el cuento de que son 869.000, cuando son menos de una quinta parte de lo que dicen. Está claro que su poder no viene de los militantes, sino de las prebendas y manejos corruptos que les ha dado ventaja y les ha permitido crear una red mafiosa capaz de apoyar a este partido que ha jugado con trampas y dopado en las elecciones. Mentiras y corrupciones les han dado los resultados obtenidos hasta las últimas elecciones. Ahora que tienen oportunidad de votar para elegir el jefe, vemos cómo son muchos menos y con poco interés por votar.

Sin dopaje y descubiertos sus tejemanejes, veremos hasta donde llegará el apoyo ciudadano en las próximas elecciones. Aunque no olvidemos que tendrán el apoyo, como siempre, de las fuerzas vivas (Grandes empresarios, Iglesia, Caciques y Terratenientes, etc.), que son los que, junto con los incautos y los mafiosos, les mantienen en el poder.

Salud y República

22 junio 2018

Ya ha empezado la fiesta pepera


¡Qué ilusión! En Génova habrá primarias. ¡Quién lo iba a decir! Los peperos han dejado el dedo de Rajoy en el armario de Santa Pola y han sacado las urnas. Parece mentira, ellos que juegan con la democracia a su albedrío, y la obvian cuando les conviene, y al final van a practicar dentro lo que les cuesta creer fuera.

A todo esto, se han pasado presumiendo de ser el mayor partido de España, con más de 800.000 militantes y resulta que ahora dicen que la mayoría no han pagado las cuotas y que esperan que voten la mitad en sus primarias. Vamos, otra mentira desenmascarada. Y van…

Se han presentado seis candidatos para dirigir el partido (eran siete, pero parece que uno no tiene todos los avales necesarios en regla). Se ha abierto la veda. Vamos a ver cómo termina esa constante unanimidad y esa homogeneidad que se han empeñado tantos años en disimular. Sin Rajoy y sin Núñez Feijoo, que podría haber sido un candidato de consenso, se pueden empezar a abrir las heridas por donde penetre la miseria y la corrupción que hasta hoy estaban compactas.

De los seis candidatos, parece que sólo hay dos que tiene posibilidades. Y son dos candidatas. De los otros cuatro poco se puede decir.

Dos, me son prácticamente desconocidos, uno, un tal García Hernández (iguales apellidos a los de un amigo que ya no está y echo de menos) tiene como aval al que ha sido, para mi entender el peor ministro del Interior de la democracia, desde que dicen que ésta existe. Me refiero a Jorge Fernández Díaz, ministro deleznable, meapilas, dictadorzuelo, espía acomplejado de sus contrincantes, amigo íntimo de corruptos –Rato o Bárcenas— y reprobado por el Congreso. Con ese aval, el bueno de García Hernández ya puede irse dando por jodido. Es lo que tiene ser poco conocido y aliarse con el autor de la ley Mordaza.

Elio Cabanes, conocido en su casa a la hora de comer, es otro que cuenta con menos posibilidades de triunfo que Marruecos en el Mundial. El pobre, que nunca había dicho ni pío, para hacerse el héroe, le dio por criticar a Rajoy cuando perdió la moción de censura. Un cero a la izquierda.

Margallo es otro de los candidatos. Hombre refinado, ministro de Exteriores con Rajoy y con poca importancia en el partido. Su afán, y así lo ha confirmado, es hacer todo lo posible porque su enemiga Sáenz de Santamaría no logre el triunfo. Con eso se conforma. Ya verán como terminará apoyando a Cospedal.

Otro de los ilustres es Pablo Casado. Y ya se sabe, el ‘Casado’ casa quiere (en Génova), pero lo tiene prácticamente imposible. Su currículo académico amenaza con acabar con su carrera, parece que están a punto de imputarle. Pero él, erre que erre. Debería dedicarse a dar conferencias a los estudiantes para que aprendan cómo se consiguen los títulos en poquísimo tiempo y las convalidaciones ni se sabe cómo.

Quedan por tanto las dos mujeres. Soraya y María Dolores. Sáez de Santamaría y Cospedal. O como dicen los que las conocen bien, la Repipi y la Condesa del Finiquito en Diferido. Dos mujeres que se odian, según comentan en su propia casa, a las que se les llena la boca de regeneración del partido. Y, perdónenme que lo dude. Las dos han tenido un mismo maestro, M punto Rajoy. Y me es muy difícil creer que con ese maestrillo y ese librillo se consigan ciertos objetivos de regeneración.

No hay que olvidar que Cospedal ha sido la M punto Rajoy en el partido, ha seguido punto por punto a su capo, sin quitar un acento, y que Santamaría ha sido la voz de su amo en el gobierno. Y que quieren que les diga, han cumplido para su dueño, pero no inspiran cambio alguno.

Son, en definitiva, la herencia del registrador. Una ha capeado, como ha podido, los casos de corrupción, defendiéndolos hasta la saciedad. Y la otra ha sido cómplice responsable de lo ocurrido en Cataluña y de la política que nos ha llevado a la desigualdad mayor en este país. Con estos mimbres, sólo puede salir el mismo cesto, con la mitad de material. Más de lo mismo, con suerte. Porque el odio que se tienen puede llevar al partido a una división irreconciliable. Por el daño que han hecho: ¡Que así sea!

Salud y República

19 junio 2018

Entró, entró. Urdangarin se va de colonias


No es un partido de tenis. Finalmente el cuñado del rey ha entrado en la cárcel. En Brieva, a siete kilómetros de Ávila. Una cárcel de mujeres. Y será el único recluso masculino.

Para empezar, esta cárcel ha sido remodelada en los últimos meses. Un nuevo sistema de calefacción y agua caliente, un nuevo acondicionamiento de los baños y se ha reparado la cubierta del pabellón deportivo. Ya sé que dirán que la entrada en la prisión del cuñado del rey no tiene nada que ver, que es casualidad. Una casualidad que es muy casual, cuando apenas se están remodelando cárceles en los últimos tiempos, debido a los recortes presupuestarios.

Y sí, es una cárcel de mujeres, donde se ha tenido que habilitar un módulo para que entre Urdangarin, él solito. A vivir como un príncipe. Dicen que lo hacen por cuestiones de seguridad. O sea, se puede llegar a la conclusión de que a los presos famosos hay que llevarles a sitios donde estén solos. Una maravilla. Una vez conocido el caso, podríamos empezar haciendo una campaña: A cada famoso condenado: cárcel particular. Así es que podríamos llegar a la conclusión de que no debemos mandar a la cárcel a famosos, porque su seguridad nos impone unos gastos que nos pueden dejar tiesos.

Imagínense lo que supone abrir un módulo para un solo preso. Porque los presos no pueden convivir con presas. ¿Cuántos guardias de prisiones necesita? Se supone que ahora son mujeres las que están en el módulo femenino. ¿Cuántos gastos administrativos y de limpieza? ¿Cuánto espacio para un solo preso? Y, ¿cómo se va a cumplir la reinserción? ¿Acaso se puede reinsertar uno sin que tenga tareas en equipo? ¿Quién va a juzgar su conducta? ¿Con quién lo comparamos?

A todo esto sumen que en el módulo masculino debería haber  una biblioteca, una enfermería, una capilla (¿acaso no tiene derecho a oír misa y a confesarse si es católico?) Y todo ello para él solo. Vamos que el exduque nos va a salir por un pico. Pero claro esto no es trato de favor, porque como dice Grande-Marlaska tiene derecho a pedir estas condiciones, o sea, cualquier preso lo puede hacer. Y a vivir que son dos días.

Seguro que el kit que le dan a la entrada, contiene unas gafas de sol, unas cremas antisolares, unos bañadores y un reloj subacuático. Las cosas hay que hacerlas bien.

Un aristócrata (aunque sea exaristócrata) necesita vivir en condiciones dignas, no le vas a mezclar con otros presos. ¡Hay que tener piedad! Ya sabemos que entre los presos hay drogatas, violadores, ladrones, atracadores y gente de mal vivir. No los vamos a comparar con Urdangarin. Un hombre que ha sido castigado, sólo, por malversación, prevaricación, fraude a la Administración, dos delitos fiscales y tráfico de influencias no se puede mezclar con delincuentes. No nos rasguemos las vestiduras, demasiado que ha entrado en prisión, aunque sea en un palacio para él solito. Las casi doscientas mujeres presas en un módulo, mientras que él, abandonado, en otro.

Eso sí, gastos los que quiera, los que necesite, que para eso es quien es. ¿Y de devolver el dinero robado? ¡Ah, no! Eso es otra historia. No va a dejar a su familia desasistida. Sería la primera familia emparentada en primer grado con la Casa Real que pasara hambre, y eso si que no. Si uno tiene reyes, lo lógico es que tengan familia, y que para su propio distingo y honor hayan creado una corte aristocrática, y no los vamos a tirar, con lo majos que son. Y mandarles a la cárcel nada. Le mandamos a colonias, pagadas por el Estado, a Ávila, que en verano se está fresquito. Y en invierno… ya veremos, que la sierra está muy cerca y sabe esquiar.

Salud y República

17 junio 2018

Ciudadanos y su España querida


Estos muchachos representantes de la nueva ola política, se están llevando un susto de aupa. Cuando todas las encuestas les daban un primer lugar, gracias a la mísera política de cambiar decisiones, de acuerdo a los sondeos demoscópicos, resulta que todas sus expectativas se están rebajando gracias a ese deseo de alinearse con el PP, en casi todo, y de querer elecciones a toda costa.

Hoy las encuestas ya no les dan los resultados milagrosos y cada vez que se produce una nueva, se ve claramente que Ciudadanos ha iniciado la cuesta abajo. Y es que, no podía durar mucho el engaño. Su empeño en amagar y no dar, en el caso de la corrupción del PP, su ayuda a mantener en el gobierno a un partido podrido, su odio ultraderechista a las comunidades con fuerte implantación nacionalista, hoy empiezan a ser un efecto pasajero que les dejará en una situación difícil.

Su ideología pasó de socialdemócrata, hace pocos años, a ultraderechistas con el tema catalán, cercana a la Falange. Y ahí están que no saben por dónde tirar. La moción de censura, que les ha hecho votar nuevamente con el PP, les ha dejado desvencijados, al descubierto, sin saber qué camino elegir.


Su líder, Rivera, ha estado desaparecido durante casi quince días y ha vuelto a escena para soltar una propuesta electoral que trata de dañar a los nacionalistas, puesto que quiere exigirles el 3% de votos en toda España, para poder optar a entrar en el Congreso de los Diputados. Una verdadera aberración política.

En primer lugar, porque hoy sabemos que hay partidos independentistas que sin participar en el gobierno central, como es el caso de la CUP, tienen una influencia decisiva en la solución del conflicto catalán. Pero además, en ese camino desbocado que pretende cargarse las autonomías –éste es el verdadero fin de Ciudadanos, igualando a su antecesor José Antonio en el amor a la Unidad de España--, y hacer tabla rasa en todo el país, sin que cuenten las diversidades culturales y sociológicas, y así cargarse a los partidos nacionalistas o independentistas, no es sino un alarde antidemocrático que levantaría una polvareda política de tamaño monumental, cuando no una revolución justificada.

En fin, esperemos que este camino descendente que han iniciado no se pare y que estos desmanes que pretenden introducir en la política española, sean sólo el aviso de lo lamentable que podría ser que un partido como Ciudadanos pudiera llevar a cabo alguna de sus deleznables propuestas.

Por cierto, ahora resulta que tienen otro trabajito. Estos chicos que tanto aman a esta España, una, grande y libre, y, como no, a ese himno con letra que ha pretendido resucitar Marta Sánchez –otra adalid del arte que se une a C’s, a la que le pueden ofrecer cualquier puestecito para seguir la vía iniciada con Cantó y Felisuco— resulta que le ha salido otro competidor, el valenciano Francisco, que canta el himno con otra letra nueva, tan mala como la anterior. Y si Marta Sánchez está ya en las últimas de su carrera y su cotización está a la baja, el caso de Francisco es mucho más lamentable. Debe haber cantado el himno desde la tumba, porque si no fuera por un programucho de televisión, estaría absolutamente desaparecido y profesionalmente muerto.

Pero es lo que tiene salir en los programas de mayor audiencia -- ¡qué barbaridad!--, y quererse apoyar en esa débil popularidad para soltar otra majadería carca, ultra y decadente.

Lástima que Manolo Escobar no esté vivo, podría ser el tercero en discordia, y si no, siempre pueden hacerlo Rafael o Julio Iglesias.

Eso sí, estos botarates de C’s –que pretenden ser los paladines de la lucha contra la corrupción y, entre sus primeras espadas, cuentan con un defensor del franquismo (Girauta) y un tipo que tuvo una empresa pantalla para pagar menos impuestos (Villegas) — ahora se pueden dedicar a algo más propio de un partido-eslogan, elegir himno, algo mucho menos dañino, aunque sea patrioterismo, que cualquiera de las medidas que proponen para hundir el Estado de las Autonomías.

Salud y República

13 junio 2018

Màxim Huerta debe irse


Había dicho que no iba a hablar del ejecutivo de Sánchez antes de los cien días, puesto que es lo mínimo que se debe esperar para observar cómo actúan los nuevos ministros.

Sin embargo, hay cuestiones serias que hacen saltar las previsiones. La relación del ministro Huerta con Hacienda es una de ellas.

Ya parece  improcedente decir que se odia el deporte, hace años, y convertirse en ministro de Deportes, hoy. Luego ha rectificado y parece que ante tal incoherencia ha hecho propósito de enmienda y ha decidido cambiar de rumbo.

Aunque pensé que no parecía muy normal este nombramiento, un hombre de Ana Rosa –ya sabemos cuál fue su principal mérito: contratar negros para que la escribiera un libro y dedicarse al famoseo rosa--, y menos después de saber su aversión al deporte, esperaba los cien días de rigor para poder opinar sobre su gestión, pero lo último que hemos sabido de este ministro, al que deberíamos llamar “el breve”, es grave, muy grave y contradice la idea por la que se hizo la moción de censura y triunfó: el intento de regeneración política y la lucha contra la corrupción.

Por ello, no parece muy normal que permanezca en el cargo un tipo que defraudó a Hacienda 218.322 euros. Recibió los consiguientes avisos de la Agencia Tributaria y en vez de regularizar su situación, recurrió. Eso sí, sin éxito puesto que fue condenado con sentencia firme el año pasado. Màxim Huerta ha tenido que pagar una multa de más de 360.000 euros por haber defraudado a Hacienda y actuar de mala fe. Y es que creó una sociedad pantalla y, con toda su cara dura, imputó como gastos de su actividad artística, entre otras minucias, la compra de un apartamento en Alicante. La cosa ha quedado clara y sus actuaciones con Hacienda han supuesto un fraude que ha tenido que saldar sin remisión.


Y para más inri, y confirmación de buen ciudadano, el ministro escribió un tuit, en 2015, donde literalmente ponía: “Estar al día con Hacienda ya no se lleva”. Estupendo colofón que contribuye a pensar que Huerta es una persona apta para ser ministro.

No queda otra. Huerta tiene que dimitir, su permanencia en el cargo va en contra de la anunciada regeneración y la lucha contra la corrupción. Porque si no se va, o no le cesa el presidente, estará dando oportunidad a una sobreactuación del PP, que ya ha anunciado que le reprobará en el Congreso, lo que le colocará en una situación difícil que puede tirar por la borda la credibilidad de Pedro Sánchez, quien ha conseguido derribar al PP con una moción de censura, uno de cuyos pilares importantes era la regeneración moral. Y yo me pregunto, ¿puede Sánchez justificar que tiene un ministro que ha defraudado a Hacienda? No, de hacerlo, las cañas se le pueden empezar a volver lanzas.

Salud y República

09 junio 2018

Núñez Feijóo, posible heredero del imperio de Rajoy


Con su cara de bueno, parece no haber roto un plato en su vida. Es verdad que ha ganado varias elecciones autonómicas y que las encuestas todavía parecen darle, aunque con menos margen, una mayoría en Galicia.

Mientras las dos mujeres con posibilidades de hacerse con el cetro pepero (Cospedal y Saénz de Santamaría) se vapulean y luchan entre sí codiciosamente por el poder, el presidente gallego sigue sin que nadie le ladre dentro de su partido, y parece que cuenta con la mayoría de apoyos como futuro presidenciable.

Sin embargo, no es oro todo lo que reluce, ni mucho menos. Núñez Feijóo, el niño bueno, también tiene un pasado peligroso y un presente impresentable.

Hay que recordar que Feijóo, en ningún caso, dio explicaciones convincentes de su antigua amistad con el narcotraficante Marcial Dorado, cuando publicaron una foto en su lancha, y dejó a la oposición con serias dudas sobre su honestidad y pidiendo su dimisión. Lo que le ha impuesto una mancha en su currículo, que sólo un partido como el PP puede admitir.

Pero, aún hay más. Y es que esta misma semana, sin ir más lejos, Feijóo, en una intervención parlamentaria se ha dirigido a la portavoz de En Marea, Ana Pontón, diciéndole: ‘usted está muy necesitada’. Lamentable expresión machista indigna de quien pretende presidir un partido político, salvo que sea el PP. Sus compañeros le han defendido y han optado por decir que era simplemente una broma. ¡Esas son sus convicciones y sus principios!

Y la catadura del personaje no se queda ahí. Este hombre aparentemente tranquilo y sensato ha defendido, sin rubor y con desvergüenza, la inocencia de su partido en la trama Gürtel, falseando lo que dice la sentencia y negando la evidencia escrita. Y, para colmo, ha prohibido –aquí demuestra su ‘amor a la libertad de expresión’— que en el Parlamento gallego se afirme que el PP ha sido ‘condenado por corrupción’.

Para colmo cuenta con apoyos en el PP que harían temblar al más santo. Y es que Espe Aguirre ha afirmado que es su candidato. ¡Toma ya! Cualquiera se preocuparía si le señalara esta mujer. Basta ver su pasado y cómo ha ido apoyando a corruptos e impresentables entre sus adeptos más afines. Se ve que aún le queda hueco en la charca.

En fin, ya ven el desparpajo del individuo. Y éste es el favorito para sustituir a Rajoy. Un personaje machista, con amistades peligrosas, enemigo de la libertad de expresión, dictadorzuelo y mentiroso. Todo un perfil que define al partido que le puede aupar a sus altares.

Salud y República

07 junio 2018

Pedro Sánchez puede y debe girar a la izquierda: La Memoria Histórica


No voy a analizar a los nuevos ministros. Lo haría sólo en base a lo que han sido y prefiero juzgarlos por lo que harán. Por eso, con la salvedad de algo muy positivo, el predominio de mujeres, esperaré, como es lógico, a las actuaciones que tomen en los próximos días.

La obligada aceptación de unos presupuestos peperos, hace que en la parte económica este año haya poco que hacer. Habrá que actuar como hacía el PP, utilizando triquiñuelas contables, por ejemplo, o no utilizando el dinero en algunas partidas dañinas, o aumentando algunas partidas, con créditos extraordinarios, como ha venido haciendo el PP con el presupuesto de Defensa los últimos años. Pero sobre todo hay que prepararse para que el presupuesto de 2019, a la vuelta de la esquina, sí que prevea cambios sustanciales y den un giro esencial de ciento ochenta grados a la política económica.

Sin embargo, a pesar de los pesares, hay cuestiones que se pueden atacar sin que cuesten un euro y que pueden demostrar la sensibilidad de este gobierno socialista. Me refiero a la derogación de algunas leyes como la Mordaza o la de RTVE, y también a la Memoria Histórica.

Son varios los puntos que se pueden acometer este año en relación con la Memoria Histórica. Por ejemplo, anular la medalla a Billy el Niño, torturador franquista que además de haber recibido honores, obtiene un 15% más de su pensión por sus méritos salvajes durante el franquismo. Además, se puede cambiar el uso del Valle de los Caídos –que pertenece al Patrimonio Nacional--, para que deje de ser el símbolo franquista por excelencia y además sacar los restos del criminal Franco y de Primo de Rivera.

Se podría también devolver a sus verdaderos dueños –el pueblo español— el Pazo de Meirás. También, añadir en el código penal un artículo donde se condene el enaltecimiento franquista, de tal forma que se puedan ilegalizar asociaciones como la Fundación Francisco Franco y otras.

Y, lo que es más importante, destinar fondos para que en 2019 se puedan exhumar los restos de republicanos que todavía yacen en fosas, cunetas y otros lugares inhóspitos e irregulares.

Estas medidas demostrarían, de verdad, que el ejecutivo que preside Sánchez es progresista y quiere comenzar una etapa nueva donde la reconciliación sea una realidad y no haya víctimas de segunda como ocurre ahora. Que no nos engañen. No es tan difícil, basta hacer lo que ellos mismos han anunciado, demostrar que hay un cambio de rumbo y finalmente se puede empezar una etapa que conlleve lo que muchos buscamos: Verdad, Justicia y Reparación.

Salud y República

03 junio 2018

Nadal también ve sólo españoles


La derecha y sobre todo la extrema derecha están que trinan. No quieren entender que la mecánica que ha llevado a Pedro Sánchez a la Presidencia de España es absolutamente democrática. Y, por ello, han empezado a ejercer oposición ya, sin que todavía el nuevo director de orquesta haya cogido la batuta. Manifestaciones en contra de la nueva situación, banderitas españolas que vuelven a salir. Mensajes ultras en contra de Sánchez y el nuevo gobierno, a cientos, por las redes. El aparato fascistoide ha empezado a funcionar.

Estos no es que no den cien días de prueba, es que no dan ni cien minutos. Ellos son así. Sólo cuando tienen lo que quieren, aunque huela a cloaca, están contentos.

A mí me gusta Nadal, como deportista. Es un tipo que ha demostrado que es el mejor a base de sacrificio, fuerza y méritos propios. Eso sí, el mejor deportista. Pero no vayamos a confundir. Si se trata de ganar en el tenis yo siempre apostaría por Nadal.

Sin embargo, mira por donde, también Nadal ha caído en manos de Rivera. Ese tipo que pretende que la moción de censura no sirve y que hay que volver a votar. Ni tan siquiera el PP pretende elecciones de inmediato. De hecho, de haberlo querido hubiera bastado con que las hubiera convocado.

Pues sí, Nadal, ante una pregunta sobre la situación política de España, contestaba lo siguiente:

 A mi modo de entender, lo mejor sería votar, o a mí me gustaría volver votar. Creo que al ciudadano le gustaría votar otra vez porque a día de hoy no hay nadie que pueda gobernar, alguien que hayamos votado y nos sintamos representados, porque hay demasiados pactos y al final nuestro voto no nos deja cómodos’

Y se quedaba tan fresco. Ahora resulta que este deportista puede apoderarse del sentir de la mayoría de los españoles. Eso sí, se los saca del sombrero mágico de Rivera, porque ya me dirán ustedes cómo habla en nombre del ciudadano español. Es de una imprudencia temeraria, además de ser un desprecio hacia la mayoría. Basta leer la Constitución, aunque sólo sea el artículo 113.

Puedo entender que Nadal no entienda de política y que crea que la moción de censura se hace sólo para perder. Puedo entender que Nadal no sepa lo que es una democracia representativa, donde gobiernan los que tienen mayor apoyo y no la lista más votada o los que quiere el Sr. Nadal. Pero como no entiende, lo mejor es que se calle, o que en su defecto hable, pero no en nombre de los ciudadanos españoles, sino en el de los Ciudadanos de Rivera.

Es curioso pensar que este magnífico tenista esté tan preocupado por las horas que pasa España, su España, porque dice que  hay muchos pactos, no se puede gobernar y no está cómodo con el que se ha dado en el Congreso, y que no haya sido capaz de decir ni pío ante las corrupciones, los recortes, la violencia doméstica, la falta de ayuda a los dependientes, la amnistía ilegal, el desprecio a las víctimas franquistas, etc. etc.

Se le ha visto el plumero. Francamente lo que nos deja incómodos a muchos son estas declaraciones. Le recuerdo al bueno de Rafael que otro deportista de élite como Piqué ha estado sufriendo en los campos de toda España, fuera de Cataluña, pitidos por sus declaraciones políticas. Seguramente, él en cambio recibirá banderas, muchas banderitas españolas, de ahora en adelante, cada vez que compita en nuestro país.

Ha metido la pata y Rivera se lo ha agradecido, ya ha hablado para ponerle de ejemplo. Flaco favor. Desde hoy, muchos seremos los que cuando hablemos de Nadal o le veamos, descubramos un personaje distinto al de ayer. Y quién sabe, después de los fichajes tan majestuosos por parte de Ciudadanos: Toni Cantó, Felisuco y el posible del francés Valls, lo mismo le han ofrecido ser candidato a esas próximas elecciones que tanto desea. ¡Una pena! Una verdadera pena, que un tipo que parecía cauto, humilde y ejemplar se haya convertido en un simple espantapájaros al servicio de Rivera.

Salud y República

01 junio 2018

Rajoy y el bolso maravilloso


Ya tenemos nuevo presidente. De él hablaré en otra ocasión, hoy sólo quiero desearle lo mejor y que demuestre que es de izquierda.

Ahora toca hablar de M punto Rajoy. Ese hombre que ha mal-gobernado España durante los últimos seis años y, que cuando ha visto la que se avecinaba, se ha escondido dentro del bolso de la vicepresidenta (exvicepresidenta, mejor dicho).

Ahí ha pasado las últimas ocho horas de ayer y las dos primeras de hoy. Un sitio cómodo, compartido con los objetos de Soraya, donde ha podido escuchar sin que nadie le pudiera ver. Ha sido como Aladino, sólo que cambiando la lámpara por el bolso y el contenido. Un contenido que en vez de deseos maravillosos estaba compuesto por miserias corruptas y trampas inconfesables.

Hoy puede acabar una etapa nefasta, cuyo protagonista fatal y principal era M punto Rajoy. Ese ser que ha terminado haciendo lo que mejor sabe hacer, esconderse, huir, no dar la cara. Ese individuo que aparece en los papeles de Bárcenas como receptor de una cantidad de dinero en B. Ese tipo que ha actuado como gran capo de una estructura mafiosa que ha robado ingente cantidad de dinero. Un personaje deleznable que ha dejado España con la desigualdad más grande entre los ciudadanos, consiguiendo que los suyos, o sea los poderosos –a pesar de la crisis--, sean más ricos que nunca y empobreciendo a los más débiles. Un espécimen que nos ha dejado la libertad de expresión diezmada. Ese fulano que ha despreciado la Memoria Histórica. Ese gacho que empezó un conflicto en Cataluña del que luego se ha alimentado. Ese andoba incapaz de creer en la ayuda a la dependencia, en la investigación, en la cultura.

Estoy contento, individuos como M punto Rajoy y sus muchachos y muchachas ya han jodido bastante a este país, esperemos que empieza el tiempo de la recuperación de los ciudadanos. Lo lógico es que se vayan deshonrados, echados por la mayoría de los españoles y denostados –según dice con gran hipocresía el Rivera de hoy, heredero del de ayer— también por su partido colaborador, Ciudadanos, aunque al final vote con ellos. Solos, más solos que la una, como terminan los apestados.

Adiós a ministros reprobados, adiós a recortes injustos, adiós a chulerías, adiós al odio a los independentistas, adiós a la prepotencia, al mercadeo, al patrioterismo. Adiós a tipejos chulos como Hernando, aunque le sigamos soportando, desde ahora, como opositor. Adiós a ministros que cantan ‘Soy el novio de la muerte’. Adiós a las mentiras recalcitrantes.

Bienvenida la libertad de expresión, bienvenido el diálogo, bienvenido el reconocimiento de la pluralidad geográfica, bienvenido el apoyo a los débiles, bienvenido el consenso. Bienvenido todo lo que nos ha faltado con Rajoy.

¿Qué pasará con los numerosos cargos que tiene el PP dependiendo del gobierno? No caben en el bolso de Soraya. Parece que el Ibex-35 tiene trabajo próximamente. Ya verán cuántas puertas giratorias se abren en un futuro próximo

Y sí, Sr. M punto Rajoy, con mi mayor respeto y mis mejores deseos, puede seguir escondido, puede meterse en el bolso de Soraya, puede desaparecer, no le echaremos de menos. No queremos verle, seguro que su partido le apartará de los espacios de poder, aunque me temo que no podremos evitar su presencia cuando se vuelva a sentar ante el juez en alguno de los cincuenta casos de corrupción que todavía cercan a su partido. Nos taparemos la nariz. ¡Qué le vamos a hacer! Todo sea por la Justicia.

¡Feliz primer día sin Rajoy!

Salud y República

30 mayo 2018

Cospedal contra la Justicia, o el más allá de la vergüenza y la infamia


La número dos del partido popular, Doña Dolores de Cospedal, marquesa del FSD (Finiquito Simulado en Diferido), no sólo ha insistido en exculpar a su partido sino que, además, ante los diputados de la oposición se ha puesto flamenca y ha ido más allá con su chulería. Y es que, en vez de pedir perdón, lamentar lo ocurrido, según esta gentuza no ha pasado nada, ha fabricado falsas conclusiones sobre la sentencia de la Gürtel, con ínfulas exacerbadas, jactanciosas y agresivas. Sólo el PP de Castilla-León ha demostrado que pedir excusas es lo que hay que hacer.

Toda la vida diciendo que hay que respetar las sentencias (naturalmente, cuando les ha convenido) y resulta que ahora los peperos dicen a los jueces que mienten, dando a entender que siguen en la línea que marcó Rajoy hace años, o sea que se trata de una conspiración contra el Partido Popular. ¡Tiene huevos!

Este dama de alta cuna y peineta clamorosa, tan católica de pro, tan ministra militarota, tan amiga de Millán Astray, tan enamorada del novio de la muerte, ve una sentencia leve con mentiras y con errores de los jueces. ¡Quién lo iba a decir! Toda la vida clamando que hay que esperar a la Justicia y que hay que respetarla, para caer tan bajo y tan canalla.

Estas son algunas de las falsedades que ha remarcado en su comparecencia parlamentaria sobre la sentencia de la Gürtel, y que pretenden decir lo contrario que la sentencia. Según sus palabras:
·        No ha condenado al PP (falso).
·        No es unánime (más falso).
·        No prueba la existencia de una caja B (falsísimo). Y sigue: “las manifestaciones sobre esta caja son irrelevantes”
·        Dice que el PP no sabía lo que hacían sus corruptos (otra falsedad más). Debían ser de otro planeta.

Y añade otra serie de aseveraciones chulescas, inverosímiles o contra el tribunal que lo ha juzgado:
·        El López del Hierro que aparece en los papeles de Bárcenas no es su marido (hay muchos con ese nombre: Cospedal dixit). Y acusa a Podemos de machismo por hablar de su marido.
·        Cuando acusan a su partido de corrupto, se lo devuelve a Esquerra Republicana, sin que exista ningún caso.
·        Se atreve a asegurar que los jueces se equivocan y que no pueden poner en duda la credibilidad de su capo –Mariano Rajoy--, porque esa virtud la dan las urnas y no los jueces. (Las mayorías elegidas pueden delinquir y tener inmunidad).
·        Le echa la culpa a Correa de crear la trama (se ve que los pobres peperos, sólo ponían el cazo).
·        Ve natural el famoso finiquito a Bárcenas (simulado y en diferido). Algo absolutamente ilegal, puesto que le seguían pagando la Seguridad Social porque no estaba despedido.
·        Y como colofón, afirmó: “EL PARTIDO POPULAR HA HECHO MUCHO CONTRA LA CORRUPCIÓN”.

Después de estas barbaridades, mentiras y declaraciones chulescas no queda otra que pensar que la Marquesa del FSD, -- Abogada del Estado--, debe haber cursado la carrera en la Universidad Rey Juan Carlos y el presidente del tribunal opositor debió ser Manuel Pizarro (ya saben, el amiguito de Aznar, ex presidente de Endesa), si no, no es posible explicarse cómo una persona cuyo título debería hacerla defender el Estado de Derecho, miente, incrimina, insulta y desprestigia a la Justicia por no haber fallado a favor de su partido. Suma y sigue.

Salud y República