12 octubre 2017

El ‘A por ellos’ se acentúa en Cataluña

Puigdemont ha tenido que frenar, a pesar de que mantenga falsamente el pie en el acelerador. Era difícil poder ganar la batalla con esa asimetría de fuerzas. Un Estado poderoso siempre tiene las de ganar, aunque nunca se deben olvidar ciertos hitos históricos que desmienten esa aseveración. A corto plazo, la cuestión está casi zanjada. No queda otra que unas nuevas elecciones en Cataluña, bien sea porque la ruptura con la CUP le obligue a Puigdemont, o bien porque desde Madrid se imponga el 155, y a continuación se proclamen. No veo otra salida.

El Govern ha sido requerido por el gobierno central para que aclare si ha declarado la DUI. En caso de que diga que sí o que evite contestar, el gobierno tiene previsto aplicar el 155. En caso de que diga que no, la CUP romperá con Junts pel Sí.

Todo menos el dialogo. Y no dirán que no se les ha ofrecido por parte de los independentistas. Pero Rajoy, ayudado por su monaguillo Rivera –hoy más duro y más falangista que nunca--, no quiere dialogar, no ha querido nunca. Se ha visto en la obligación de aceptar sentarse en una mesa por el PSOE, pero estoy convencido de que es un paripé, con el fin de aparentar lo que nunca han sido: dialogantes.

Se pierde una oportunidad de oro. No se pueden hacer desaparecer los valores de una parte importante de catalanes, a la fuerza. Podrán actuar rotundamente, pero millones de catalanes seguirán sintiéndose independentistas. No cabe otra solución que sentarse para hablar, sin prejuicios ni barreras. De no ser así, se podrá aplastar la rebelión con la fuerza de las instituciones, de las leyes del Estado, de las fuerzas de orden, pero no se podrá convencer a nadie.

Hoy, justo hoy, 12 de octubre, hace 81 años que Unamuno dijo aquello de ‘venceréis, pero no convenceréis’. Se lo dijo a Millán Astrain, como contestación a su ‘Viva la muerte’. Y hoy la historia se vuelve a repetir. El PP, con su filial C’s, pretende vencer a toda costa, sin ni tan siquiera tratar de convencer. ¿Para qué? Una vez vencidos serán sometidos, deben pensar. ¡Craso error! Los valores y las cuestiones de conciencia no se pueden hacer desaparecer, se pueden tapar, se pueden acallar por la fuerza, pero ahí quedan. Sólo una dictadura puede mantener, por la fuerza y con presión –qué bien lo sabemos algunos--, ocultos esos valores, que permanecen indemnes a la espera de un resurgimiento en otro momento.

El Partido Popular sólo dialogará a la fuerza, lamentablemente. No hay nada más que escuchar a Rajoy, empecinado en el cumplimiento de la ley –podría aquí citar una retahíla de casos donde se la ha saltado impunemente— y a sus muchachos: Rafa Hernando el insultador, el canalla de Pablo Casado –un personaje que está en las quinielas para sustituir a Rajoy o para ser alcaldable de Madrid y que ha comparado el fin que tuvo Companys (fusilamiento) con lo que le puede pasar a Puigdemont--, o el propio Rivera, al que se le ha visto el yugo y las flechas en sus intervenciones. Y esa fuerza sólo puede venir de la oposición, el PSOE no ha estado a la altura dando su consentimiento a un Rajoy cuyo afán de victoria le ciega y le impide el verdadero diálogo. Ciudadanos es un caso aparte, se ha situado a la derecha del PP en su afán de acabar aniquilando a los independentistas. Sólo Unidos Podemos con un PSOE fuera de la triple alianza podrían obligar a Rajoy a un diálogo veraz.

No quisiera acabar sin hacer notar cuál ha sido, a mi modo de ver, el acelerante más importante que ha jugado a favor del gobierno español: El hecho de que empresas como CaixaBank, Abertis, Planeta, Colonial, Gas Natural y unas cuantas más hayan trasladado su sede social fuera de Cataluña ha sido definitivo. Sin menospreciar la fuerza del Estado central, estoy seguro de que el procès hubiera continuado si estas empresas hubieran decidido quedarse en una hipotética Cataluña independiente. ¡Poderoso caballero es Don dinero!

Hoy más que nunca se entiende el ¡a por ellos! desde las posiciones conservadoras y más reaccionarias. Y se equivocan. O buscan dialogando la fórmula para encontrar salida con un referéndum pactado o el problema se irá enquistando y, aunque parezca que se ha ganado este primer asalto, el combate seguirá en pie. ¡Al tiempo!

Salud y República

03 octubre 2017

Qué vergüenza de rey

¡Vaya discursito! Seguro que lo ha preparado Rafael Hernando, y él, en todo caso, ha quitado sólo los tacos. Un discurso pepero y lamentable, sesgado y sectario. Así es que, según este rey pepero, los únicos responsables son los gobernantes de Cataluña.

Y qué decir de lo que no ha dicho. Ha obviado lo que todo el mundo sabe, la responsabilidad política del PP y, no tiene perdón, además ni una mínima mención a lo que pasó el domingo. A los 850 heridos. Ni tan siquiera un recuerdo. Está claro que hoy, más que nunca, esté rey está defendiendo su poltrona, que ve en el alero.

Una falta de sensibilidad, unas omisiones graves, un tono amenazador a una de las partes, sin tocar la otra. Esto no es un discurso, es una apología al PP y a su trono. Este rey ha demostrado ser un pirómano y no un bombero, con este discurso no me extrañaría que desde Cataluña se acelerara la Declaración de Independencia.


Hoy, tenemos un responsable más de esta crisis: Felipe VI, un personaje cuya sangre azul coincide con los colores peperos. Hoy Felipe VI está en la picota. Muchos españoles se habrán dado cuenta de cuál es su verdadero objetivo: “Mantenerse en su puesto, ayudando al PP, que es su aliado natural”.

Estoy escuchando a distintos comentaristas de izquierdas, y parece mentira que todavía les intimide un jefe del Estado tan sectario como éste y se plieguen a criticas mínimas o a simples alabanzas. ¡Basta ya! Que este rey se vaya con Rajoy. Es hora de la III República. Hoy, más que nunca, Cataluña se está alejando. Y, francamente, no me extraña.

Salud y República

02 octubre 2017

Me quiero independizar de Rajoy

¡Qué vergüenza! ¡Qué desatino! ¡Hasta dónde hemos llegado! Este gobierno ha culminado su fracaso más absoluto ayer. Ya llevaba caminando mucho tiempo por la senda del desvarío, pero ayer ha llegado a la meta. Si Rajoy continúa como presidente del gobierno, es que no ha entendido nada. La única decisión posible es su dimisión y que alguien que sea capaz de dialogar se siente en una mesa con el gobierno de Cataluña.

¡Craso error! El hecho de enviar a la policía y a la guardia civil lo descalifican totalmente. Todo el mundo sabía que las condiciones del referéndum estaban bajo mínimos y, por lo tanto, después de todos los atropellos institucionales utilizados contra este acto, su resultado era poco importante. ¿Por qué entonces tratar de pararlo con la fuerza? ¿Por qué querer vencer a toda costa, enfrentando a las fuerzas del orden con la sociedad civil? ¿Es tan torpe como para no entender las consecuencias que le podrían traer?

Ha jugado a enfrentar desde el primer momento. La cosa empezó con esa asquerosa campaña contra el Estatuto de Autonomía de Cataluña hace ocho años. Y luego ha desperdiciado el tiempo, ha dejado que crecieran los independentistas a costa de decisiones judiciales y de manejo de las instituciones, sin entender que hay cuestiones que sólo se pueden solucionar con el diálogo y la política, y que la ley y la justicia son insuficientes ante una petición popular masiva.

 Además de haber demostrado una forma de hacer política propia del siglo XIX: “a palo y tente tieso”, ha quedado ridiculizado. Resulta que ha enviado a 10.000 policías y guardias civiles para cerrar menos del 10% de los centros de votación. Y todo ello con unas consecuencias que vulneran claramente los derechos humanos. Ha sido un fracaso en toda regla, marcado por una acción policial cruenta y desproporcionado, que como resultado ha tenido más de ochocientos heridos.

Y no sólo su actuación ha provocado el aumento de independentistas, sino que le ha hecho perder la batalla internacional. Basta ver lo publicado por los periódicos más importantes del mundo para darse cuenta del absoluto fracaso de la decisión de ayer.

A todo esto, en vez de tratar de encontrar un camino que le lleve al diálogo, Rajoy y sus muchachos han salido voceando las virtudes de las intervenciones de ayer, hablando de proporcionalidad y de no haber permitido el referéndum. Más mentiras. Ni fueron proporcionales las cargas, ni se pudo evitar que –aunque fuera con dificultades— una parte importante del pueblo catalán pudiera votar.

Esa huida hacia delante de Rajoy –los independentistas le han llamado al diálogo— le está dejando muy tocado. La única medida que ha tomado ha sido la de reunirse con portavoces parlamentarios de su cuerda. Clara intención de no querer solucionar el problema, puesto que –al menos hasta ahora— sólo ha citado a una reunión a su monaguillo Rivera y al indeciso Sánchez. ¿Cómo es posible tratar de solucionar un problema cuando se evita que la otra parte se siente a dialogar¿ ¿Cómo se puede olvidar en una mesa que busca soluciones a Unidos Podemos –que cuenta con más de cinco millones de votos— o al PNV, cuyo ADN independentista sería indispensable tener en cuenta?

Pues ahí le tienen. Hay quien dice que Rajoy ya ha amortizado a Cataluña y no quiere saber nada de un territorio que le desprecia, también en votos, y que la ha sacrificado a cambio de conseguir más votos en el resto de España. Y es posible que esta irresponsable y vergonzante táctica sea verdad.

Sumen a este grave dislate, la gran corrupción del PP, la desigualad que ha creado, el apoyo a los bancos y el abandono a los dependientes, el uso de las instituciones para su beneficio…

Por favor, yo también quiero independizarme… de Rajoy.

Salud y República  

29 septiembre 2017

Cataluña: El gris también existe

El proceso de independencia catalán está llevando a tirios y a troyanos a una situación extrema, en la que todo lo que no está con uno de los dos bandos está en contra. Y lo que debería ser una amalgama de distintos colores, se ha convertido en un tablero de ajedrez, donde sólo imperan dos colores: el blanco y el negro.

O se está conmigo, o se está contra mí. Este parece ser el lema a estas alturas. Y, al que no esté ni con unos ni con otros se le llama equidistante, como si éste fuera el insulto político más grave que se pudiera decir.

Terrible error, que en los grandes conflictos suele ocurrir, el de no reconocer matices y gamas intermedias, que conducen sin remisión a una incomunicación que imposibilita la solución del conflicto. Y se acusa a quien defiende puntos diferentes a los dos grandes extremos, de enemigos de los dos. ¡Craso error!

Tener ideas diferentes a las que se presentan en conflicto es algo que debería ser normal. El mundo es cromático, también en política, con muchos matices, los colores intermedios, como el gris, también existen.

O se acepta el referéndum, convocado saltándose las leyes (también y sobre todo las propias, las del estatuto), o te acusan de alinearte con el PP. Pues no, miren ustedes. Las cosas no son blancas ni negras, y si hay alguien que así lo cree, será por un exceso de pasión (con o sin razón) o por fanatismo.

Hace mucho, antes de que este proceso endiablado y alimentado por Rajoy y sus muchachos comenzaron con la lamentable decisión de llevar al Constitucional un estatuto aprobado por las Corts, las Cortes y el pueblo catalán, yo ya había defendido –en aquel entonces, era por el pueblo vasco--, el derecho de autodeterminación de los pueblos. Por lo tanto, sigo defendiendo que Cataluña pueda ser lo que quiera ser, y que la única prueba de tal cosa es la celebración de un referéndum de autodeterminación, con garantías.

Lamentablemente a Rajoy y a sus muchachos, a mi modo de ver, les cegó su catalanofobia, y promovieron una campaña contra el Estatuto Catalán,  denunciando al Constitucional cuarenta artículos --cuando había sido aprobado suficientemente por los parlamentos nacional y catalán, así como por el pueblo catalán--, de los que treinta iguales fueron aprobados, sin poner obstáculos, en otros estatutos como el andaluz o el valenciano. Ahí empezó el baile.

Después ha seguido una inacción política por parte de Rajoy, que sólo ha contestado a las actuaciones catalanas con leyes y haciendo funcionar a instituciones donde tienen mayoría o directamente son gente de su confianza, como el Tribunal Constitucional o la Fiscalía del Estado. Otro grave error pepero, que al no atacar el problema con diálogo y medidas políticas acordadas, durante más de siete años, ha sido la gran máquina de fabricación de independentistas, que han pasado del 25% hace siete años a casi el 50% hoy, a costa de los errores y falta de política de los peperos.

Pero Rajoy es Rajoy y el PP es el PP, y no hay vueltas que darle, hoy siguen incrementando la tensión. Y, a la imposición por parte catalana de un referéndum fuera de la Constitución española, sigue pretendiendo ganar la guerra. Otra equivocación de libro. Aquí, si se quiere salir vivos el dos de octubre no debe haber ni vencedores ni vencidos. La victoria de un lado puede significar el triunfo del otro bando. No, del día dos sólo se espera una cosa: una mesa de diálogo para pactar un compromiso y que el pueblo catalán pueda expresar cómo quiere relacionarse con el resto del Estado. Todo lo demás, son milongas, por una y por otra parte. Ni se puede declarar la independencia con el resultado de un referéndum como el convocado, ni se puede aparcar por más tiempo una situación como ésta o atajarla por la fuerza.

Dejémonos de actuaciones que pueden quebrar la convivencia, no se puede perder el tiempo. El 80% del pueblo catalán quiere decidir su destino y contra eso no hay nada que hacer, salvo dejarle que proyecte su futuro. Hay que pactar ese referéndum con garantías, porque es la única posibilidad de conocer, de verdad, qué quieren los catalanes; todos, no una parte.

Salud y República

21 septiembre 2017

¿Cuándo toca rescatar a los refugiados?

Hoy sólo se habla de Cataluña. Entiendo, sin duda que la cuestión es grave y merece un seguimiento mediático. Eso sí, también existen otras cuestiones importantes, que se han quedado olvidadas en el cuarto trastero y de las que casi nadie habla.

Estoy convencido de que el llamado ‘procés català’ sirve a los peperos para, intencionadamente, tapar otros problemas graves de este país. Por ejemplo, para que no se hable casi de que vamos a perder 44.000 millones del rescate bancario, cuando Rajoy, la vicepresidenta, el ministro de economía y otros peperos ilustres anunciaron, a bombo y platillo, que no se perdería ni un euro. ¡Otra mentira más!, a sabiendas.

Y qué decir del problema de los refugiaos. Millones de personas que huyen de la guerra y de la persecución política y que deambulan en tierras de nadie, o se arriesgan a cruzar mares y desiertos con gran riesgo, sin ninguna garantía de asilo. Como ejemplo de esa aventura, el año pasado, más de 5000 personas murieron ahogadas en el Mediterráneo.


Europa ha abandonado a los refugiados, contraviniendo las leyes y los derechos humanos. Y, dentro de Europa, España es el ejemplo más negativo. Porque si Europa se comprometió a acoger a 180.000 refugiados y sólo ha recibido al 25%, España lo ha hecho al 11% de los 17.000 a los que se había comprometido a admitir.

Esto lo hace un gobierno que se pasa todo el día hablando del cumplimiento de las leyes, al que se le llena la boca diciendo que hay que acatar los acuerdos que se han firmado. Es el gobierno del PP, ese que se escandaliza porque hay quien se salta leyes o acuerdos, el mismo que trampea y se salta al Parlamento o que se carga la división de poderes, o utiliza las instituciones del Estado para su propio beneficio.

Tanto que hemos rescatado y tanto que nos tocará rescatar: ¿Quién rescata a los refugiados? Ah no, que primero ha habido que rescatar a los bancos, y luego vienen las autopistas, y pronto los aeropuertos fantasma. ¡Qué importan los refugiados! Al fin y al cabo, sólo se trata de personas, gente diferente, y no hay negocio por medio.

Y es que a lo peor, esto funciona así. Si estudiáramos el cumplimiento de los programas de los gobernantes peperos, probablemente estaría en la línea con ese 11%. Esa es la cuestión. Pero qué importancia tienen, al fin y al cabo, sólo se ahogan 5.000 al año y mueren otros tantos, desterrados en campos de concentración invivibles.

Siendo verdad que la ignominia es europea, en el caso de España los peperos baten el récord –siempre lo superan en lo negativo--, si Europa ha incumplido el acuerdo, España lo hace mucho más, en vez del 25%, ha acogido al11%.

Esto tendría que darles vergüenza, si la tuvieran, pero ahí están poniendo excusas, echando la culpa a las ONG o a otros Estados, sin buscar soluciones y tan contentos. Ellos son así. Dejar pasar el tiempo sin tomar medidas, y dejar que con el tiempo la gente se olvide de sus incumplimientos, aunque genere muertes.

Eso sí, defienden con extrema crudeza y sin vacilación, conceptos como la bandera, la patria, el orden público, su religión y su historia, sus valores, Ellos pretenden ser la España de la Victoria, la heredera de los Reyes Católicos, la que defiende la Unidad por encima de las personas que la componen, la que habla de Igualdad –eso sí, entre los suyos-- en el país de la mayor desigualdad, la que habla de Solidaridad –con su gente, con los corruptos, con los defraudadores, y no con los refugiados--.

Pues si esa es su España, la España de la indecencia, de la corrupción, de la desigualdad, de la mentira: que se la vayan metiendo por el culo.


Salud y República

04 septiembre 2017

Ciudadanos, partido tramposo y pepero

Así es. Estos chicos comandados por Rivera no hacen sino engañar. Su afán de parecer algo distinto del PP y seguir engañando a sus votantes les hace dar saltos mortales y hacer piruetas fácilmente demostrables.

Primero empezaron con aquello de que “nunca apoyaremos a Rajoy” y ahí les tienen. Y con el cuento de acabar con la corrupción. Pero claro con la boca pequeña. Siempre empujan al principio pero con cuidado para que el PP siga haciendo y deshaciendo. La prueba de que el Juan Antonio Sánchez sigue siendo presidente del PP de Murcia y diputado en las cortes murcianas no es sino un ejemplo de ello.

Firmaron un acuerdo con el PP, del que apenas se ha cumplido nada, y sin embargo disimulan y hablan de posibles soluciones como si quisieran enfrentarse a Rajoy y su gente, cuando lo que hacen es apuntalarles en el poder.

Veamos el último ejemplo. Como quiera que no les hacen ni caso con el tema de la limitación de mandato del Presidente del Gobierno, a pesar de ser uno de los puntos firmados, tratan de quedar bien con su electorado (al que deben suponer de ínfima calidad, pues le tratan de engañar constantemente) y plantean una proposición de ley para limitar el tiempo del mismo presidente de gobierno en el poder.

Pero claro, con truco. Rajoy ha debido llamarles al orden y decidles que no jueguen con sus deseos de presentarse otra vez, y ellos han encontrado la solución rocambolesca pero eficaz. La proposición de ley que han presentado en el Congreso, habla de que los presidentes del gobierno no pueden estar en el cargo ocho años consecutivos.

De esta forma, ante su gente, parece que tratan de recuperar una de las reivindicaciones que siempre anunciaron: “No con Rajoy”, y sin embargo, lo hacen de forma que no afecte al actual presidente del gobierno.

Y es que actúan de forma burda y, antes de que se salga adelante, se ve la trampa. ¿Por qué no han hablado de que el presidente del gobierno no puede estar en el cargo más de dos legislatura? Prefieren hablar de ocho años. Y miren ustedes, es un truco vil, de trilero de segunda. Basta con que Rajoy convoque las elecciones para un día antes de cumplir los ocho años para que siga pudiéndose presentar. Así de fácil, todas las legislaturas de la democracia, menos una, han durado menos de cuatro años, lo que quiere decir que dos periodos legislativos, como ocurriría en el caso de Rajoy (sin contar el tiempo de la presidencia en funciones) lo normal es que sean inferiores a ocho años.

Eso, justo, es lo que pasará. Rajoy convocará las elecciones para que hayan transcurrido menos de ocho años. Bastara con que lo haga cuando se cumplan 7 años y 364 días. Y así podrá presentarse de nuevo. “Pa mear y no echar gota” que diría un castizo.

Ciudadanos pretende calmar a su gente, que ve que no se cumple casi ningún punto de los acuerdos de investidura, diciéndoles que así impide que Rajoy se presente, y es mentira. Porque Rajoy, con la potestad, como presidente del gobierno, de convocar elecciones cuando lo crea oportuno, lo hará de forma que se pueda presentar sin problemas
Así es que menos cuentos. No teníamos duda, y cada día que pasa lo vemos más claro. Rivera pretende ser el futuro líder de la derecha y acabará en el PP, pero para ello debe pactar con los peperos la forma para que, disimulando –aunque traicione a su electorado--, pueda parecer que les aprieta las tuercas, cuando lo que hace es echarles 3-en-uno.


Salud y República

30 agosto 2017

Vivimos “La primavera del empleo”

¡Qué maravilla! ¡Qué visión! ¡Qué valor! Ahí la tienen ustedes. Nadie se había dado cuenta, pero Fátima lo ha descubierto. Además de la famosa primavera de El Corte Inglés, desde hoy debemos hablar de “la primavera del empleo”.

Esta mujer --cuyo gran mérito es haber inyectado en vena, a los trabajadores, la ley de la reforma laboral que la elaboraron los chicos de la CEOE--, cada vez que habla es para echarse flores a sí misma. Eso sí, diciendo cosas que no se cree ni ella y que seguro que deben sonarle estridente hasta a la Virgen del Rocío, como se sabe su virgen preferida a la que, gracias a su amparo, tenemos el mercado laboral mejor que nunca.

El mundo de Yupi no es nada comparado con nuestro mercado laboral. Es lo que tiene tener contacto con el más allá. Los santos, vírgenes y gente de buen vivir te hacen ver cosas que el ciudadano normal no atisba por su corto entendimiento.

Mira que no ver, hasta que la ministra Fátima nos lo ha dicho, que tenemos hoy un empleo de más calidad que el de antes de la crisis. Son ganas de no querer ver la realidad. No notar la mejoría debe ser una especie de síndrome infame.

Es lo que tiene ir fumada a las comparecencias. Una puede decir lo que le venga en gana y sonreír como si fuera verdad, aunque sea más falso que un euro de plástico. Sí señores, ustedes no lo saben, ustedes no se habían dado cuenta, ustedes son muy cortos, sólo Fátima y sus compas ven la verdad: Estamos en la primavera del empleo.

Y, ¿qué importa que los salarios sean más bajos, o que la precariedad sea cada vez mayor? ¿Qué importa que hoy se trabajen 613 millones de horas y hace diez años 654? ¿Qué más da que la gente tenga contratos de pocas horas y no les llegue el salario a fin de mes? ¿A quién interesa que la desigualdad hoy sea mucho mayor que hace diez años? ¿A quién preocupa que haya más de dos millones de parados de larga duración, el doble de hace ocho años? ¿Qué tiene que ver que se hayan perdido 600.00 contratos indefinidos en los últimos ocho años? Que tenemos dos millones de empleos menos que en 2007, ¿y qué? Y si el poder adquisitivo ha caído siete puntos desde el comienzo de la crisis, tampoco tiene la menor importancia. El hecho de que la mitad de los contratos temporales firmados sea inferior a siete días, es algo tangencial.

Y es que no nos enteramos de nada. La recuperación ha sido milagrosa, y contiene las tres eses de Fátima. Porque nos guste o no, así lo afirma la ministra de la CEOE, esta recuperación tiene tres eses: es sólida, sana y social. ¡Toma ya! ¡Y yo con estos pelos! ¿Hay quién lo dude? ¡Hombres y mujeres de poca fe!

No me cabe la menor duda, no somos capaces de soportar el éxito de esta ministra y nuestra envidia no nos deja ver los preciosos logros laborales. Menos mal que todavía hay más del 30% que lo creen a pies juntillas: Los votantes del PP.

Salud y República

23 agosto 2017

“La culpa es de Ada Colau y sus bolardos”

¡Qué barbaridad más bárbara! Que diría Miliki. Es tanto el odio que destilan que cuando hablan sueltan heces por su santísima boca. Y es que sigue en marcha la calumnia y la mentira contra la izquierda. Los fanáticos no paran, mentir es congénito a su ultraderechismo.

Ahora resulta que Ada Colau es culpable, al menos en parte, según algunos energúmenos por no poner bolardos en Las Ramblas. Así lo dicen un cura pirado de una parroquia de Madrid y también el alcalde pepero de Alcorcón –quien tiene la virtud de meterse en todos los conflictos de ideología ultraderechista--, como se sabe machista empedernido. Y muchos otros, periodistas de extrema derecha, peperos de pro y gente interesada en cambiar la historia, a base a mentiras, con el fin de obtener ventaja política.

Y es que Ada Colau para ellos es la enemiga número uno. Saben de la valía de la alcaldesa, saben de su valentía y de su buen hacer, y conocen perfectamente la dificultad de ganarla en próximas elecciones si no es denostándola, levantando calumnias y mintiendo miserablemente. No respetan nada, ni tan siquiera las víctimas de este atentado atroz.

Todo ello cuando saben que un informe de diciembre pasado habla de poner bolardos, opcionalmente, durante fechas navideñas, y además no fue una decisión personal de Colau, sino que fue la Junta de Seguridad la que decidió aumentar la seguridad incrementando el número de agentes del orden público. ¿O acaso hay que poner bolardos por toda Barcelona? ¿Por qué sólo en las Ramblas y no en la Sagrada Familia, en Diagonal, en el Parque Güel…?


Se unen como en viejos tiempos, la Iglesia (al menos la Conferncia Episcopal no ha rectificado ni ha criticado a este cura abominable) y la derecha (tampoco Cifuentes ni nadie del PP ha condenado las declaraciones del alcalde de Alcorcón, al contrario, tanto desde NN.GG., como peperos individuales han apoyado esta falsa tesis), para formar un segundo Nacional-Catolicismo que tanto daño hizo a este país el siglo pasado.

Los mismos que criticaron que se peatonalizara la Gran Vía de Madrid, durante un corto periodo. Son los mismos que callan cuando Arabia Saudí pisotea los Derechos Humanos (la última, si no fuera por lo que tiene de grave, sería objeto de risa incontrolada: ‘Han detenido a un saudí de catorce años por bailar la Macarena en un semáforo’, acusándole de ‘quebrantar las normas de la decencia’), también callan cuando ven que España negocia y exporta armas con los mayores financiadores del salafismo como son: Qatar y Arabia Saudí. Bueno pues ni en las homilías del cura ultraderechista, ni en el twitter de los peperos indomables aparecen críticas que no sea por la falta de bolardos o por la entrada de ‘inmigrantes’. Esas son sus contaminantes mentiras. Lo demás no tiene importancia.

Y es que cuando ocurre un acto tan extremo y criminal es cuando salen las bilis a pasear y queda demostrada la calidad humana de las personas. Mientras que muchas personas ayudan y se solidarizan con las víctimas y con las ciudades afectadas, demostrando una humanidad encomiable, otros, los canallas, buscan rédito político, sin importarle las nefastas consecuencias. Lo suyo es ganar elecciones, y lo triste es que lo consiguen.

Salud y República

21 agosto 2017

Entre buitres y terroristas. Y la hipocresía de la Casa Real y el gobierno

Nos encontramos entre dos aguas. Unas venenosas y otras revueltas que matan. Unas con armas, otras con odio concentrado. La viñeta de Vergara que he insertado en este artículo lo dice claramente.

Los asesinos son los terroristas. No nos caben dudas, y hay que acabar con este terrorismo salvaje. Pero, del otro lado –las redes sociales han sido protagonistas en directo--, están aquellos buitres que, siempre a la espera de este terrorismo, con su lengua venenosa tratan de ampliar su odio y extender su ponzoña por doquier, con el fin de pescar en río revuelto.

Y es que si unos matan, otros contaminan. Los terroristas son fanáticos de la muerte, los buitres son fanáticos del odio y la xenofobia, y en este caso de la islamofobia; todo les vale con el fin de destilar cianuro.


------------------------

Por otro lado, el rey de España juega con una doble baraja. Hace ocho meses visitó a sus íntimos amigos, la casa real saudí, y ahora está lamentando lo ocurrido con este atentado. Hay que ser coherentes. Arabia Saudí, está demostrado que además de no cumplir los mínimos derechos humanos en su país, y en países vecinos, suministra ayuda a los terroristas.

Lo mismo vale para nuestro querido gobierno que tiene entre sus clientes más importantes en el mercado armamentístico a países como Arabia Saudí y Qatar, ambos con vinculaciones terroristas. Las relaciones con esos países nunca deben concernir al mercado de armas, porque esas armas pueden terminar en manos terroristas o servir para cercenar los derechos humanos de su gente o aplastar a otros países, como el Yemen.


----------------------------

Es hora de que nos vayamos aclarando. Hay que acabar con el terrorismo de Isis. Pero también hay que terminar con esa carroña que generaliza, criminaliza, suelta salvajadas y echa la culpa a todos los musulmanes, de los crímenes de unos pocos.

Y dejémonos de hipocresía. No utilicemos la economía como una religión en la que hay que creer. No a las formas deshonestas e inmorales de obtener riqueza. Ya es hora de que actuemos poniendo por delante los derechos humanos. No se puede estar adorando a los instigadores. La Casa Real no puede tratar, como si fueran miembros de su familia, a los monarcas de los países que ayudan a los terroristas y que no respetan los derechos humanos, Y, menos aún, que el gobierno de España deba exportar armas a Arabia Saudí o Qatar. No se puede estar en misa y repicando a la vez. Y el gobierno y Felipe VI lo hacen sin el menor pudor. Suma y sigue…

Salud y República

18 agosto 2017

No tinc por

Seguramente soy un inconsciente. O quién sabe si un soberbio. Pero no, yo tampoco tengo miedo. Ayer fue un día triste, horrible, criminal. Hoy, ha vuelto a salir el sol y Barcelona, Cambrils y Alcanar vuelven a ser lo que eran. Esa es la cuestión, volver a ser, resucitar después de una muerte injusta.

No hace mucho paseé por esas Ramblas, esa calle llena de luz y de alegría, esa calle que une el centro de Cataluña con el Mediterráneo. Ayer en las Ramblas unos canallas fanáticos quisieron dejar su huella, quisieron cambiar su historia, quisieron cambiar su destino. Desgraciadamente consiguieron con su injustificada violencia asesinar y herir a decenas de personas. Pero hoy, podemos decir con fuerza y guardando el luto necesario que Barcelona, Cambrils y Alcanar vuelven a la normalidad.

Estos terroristas islámicos están consiguiendo con pocos medios hacer daño, mucho daño, pero deben saber que no torcerán nuestro camino, que no podrán doblegarnos, que hoy el grito en Barcelona es: “No tinc por”  --No tengo miedo--, que su intento, por desgracia, costará vidas inocentes, pero que la guerra la tienen perdida.


Mis condolencias a todos los heridos y a las familias de los fallecidos, con ellos no queda sino compartir su dolor, mi máxima solidaridad.

Hoy no es el momento de hablar de diferencias políticas, pero sí que no puedo dejar de comentar la islamofobia que con contundencia ha aparecido en las redes sociales y en algunos medios de comunicación. Es alarmante que ante unos hechos criminales se trate de culpabilizar a un colectivo completo. ¡Hay que ser miserables! Se ve que para algunos –más de los que nos gustaría— estos atentados les sirven para alimentar su odio.

¿Cómo culpar a millones de musulmanes de unos atentados que provocan unos cientos de fanáticos descerebrados? Pues ya lo ven, hay quien busca sacar a pasear su fascismo y xenofobia con cualquier excusa.  Hoy mientras que se producía el minuto de silencio, en Barcelona transcurría una manifestación fascista y en Madrid interrumpía ese minuto un grupo ultraderechista. Mientras tanto, la comunidad musulmana ha lanzado un comunicado en el que, sin ambages, condena los atentados y se une a los demás ciudadanos en su dolor.


La islamofobia es un delito de odio y como tal debe ser tratado. Decir que los musulmanes son terroristas es como pensar que cuando se producían los atentados etarras, todos los vascos eran terroristas. Una simpleza y una estupidez, que se utiliza para alimentar el odio y dividir, un objetivo que coincide con el de los terroristas del ISIS.

Por cierto, he visto también que se criminaliza a quien hace declaraciones en catalán y no en castellano, como si esto fuera un delito. Se olvida que la lengua madre de siete millones de españoles es el catalán, que además es lengua oficial en Cataluña. Y es que los tics fascistas están vivos y muy vivos, esperando cualquier acontecimiento para salir a flote.


Salud y República

15 agosto 2017

Yo también quiero gozar del Turismo de Embajada

Al ministro Dastis:

Amigo ministro, no me extraña en absoluto que tengas tantos amigos. Y menos si esos amigos son embajadores, diplomáticos como tú, y mucho menos si además les has nombrado tú embajador como Ministro de Asuntos Exteriores.

Por eso, es normal que te ofrezcan casa, coche de lujo y acompañantes a ti y a toda tu familia si vas de viaje por el mundo, como ha hecho el embajador de Ecuador. Es mucho lo que te deben. ¿Cómo vas a ir tú a un hotel con tu familia, como si fueras un simple mindundi? ¿Cómo vas a pagar un hotel de lujo cuando hay una embajada a tu disposición? Es de sentido común. No todo el mundo llega a ser ministro. Tú y tu familia merecen algo más. No te preocupes por las críticas de esos envidiosos que hablan de dinero público.

Has hecho lo que debías. Qué menos que vivir a cuerpo de rey, invitado por un empleado tuyo, a costa del erario público. Un sitio, un coche y gente a tu servicio. Me dicen que el coche que te han prestado, es el que se dedica a cooperación, o sea para cubrir situaciones de solidaridad. Y qué mejor cooperación y solidaridad que servir al jefe, ese que te puede nombrar y cesar en un santiamén. Al fin y al cabo lo pagan los españoles, el embajador sólo firma la nómina y los gastos que nadie controla.

Lo injusto es que hayas tenido que pagar los billetes de avión de tu familia. Estamos en un Estado tacaño. Qué menos que pagar a un ministro todos los gastos, incluido el transporte. Después de un curso de política agresiva, necesita un descanso, una recuperación para volver a la carga en septiembre. Además, has aprovechado el viaje para cenar con la ministra del ramo en Ecuador. O sea, has trabajado para España, cuando estabas de vacaciones. Gracias, Alfonso.

Este turismo, que algunos envidiosos han llamado de amiguetes y que yo llamo de Embajada, es lógico, y parece que más de un ministro lo ha practicado. Lo que ya no veo justo es que sólo lo practiquéis vosotros.

Propongo que desde este momento, todos los españoles tengan acceso a unas vacaciones de Turismo de Embajada. Para lo cual, se efectuará una lista que recoja a todos los interesados con las fechas que precisan y el país donde quieren ir. Y, por orden de petición, se vaya cumpliendo sus deseos. Eso sería más justo. Al fin y al cabo, todos somos un poco marca España, y todos necesitamos un descanso para toda la familia, donde nos atienda un embajador, nos cedan un coche lujoso con chofer y si es posible en pensión completa. No quiero abusar, sólo una vez en la vida por español.

Si hacemos cuenta de todas las embajadas y consulados que España tiene, estoy seguro de que muchos podrán gozar de este turismo, y si no fuera posible, al menos con la ilusión de la lista de espera y pensando que un día nos puede llegar el turno, podríamos tener esperanza. Al fin y al cabo, ya conocemos lo que son listas de espera –en Sanidad, fundamentalmente— y supliría la falta de esperanza que tenemos en este futuro incierto en el que algunos nos han metido.

Adiós, amigo ministro. ¡Que tus embajadores no te olviden!


Salud y República

14 agosto 2017

El Partido Popular contra los trabajadores en la huelga de El Prat

Había que ver al ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, impoluto, serio y acusando a los trabajadores de Eulen de la huelga que iniciaban. Claramente se posicionó al lado de la empresa sin rubor y se atrevió a amenazar con la Guardia Civil –actuando como esquiroles— y con un laudo, para solucionar el problema. Lo que demuestra la incapacidad de este gobierno para resolver problemas políticos y laborales por medio del diálogo y la mediación, mientras impone sus tics autoritarios y soluciona todo por las bravas, visto que no sabe hacerlo de otra manera.

La guardia civil, al sustituir a los huelguistas, está violando el derecho de huelga, uno de los derechos fundamentales recogidos en esa Constitución que tanto aman. Y la convocatoria de un laudo es una anomalía extrema, una imposición obligatoria desde el estamento público.

La excusa es que esta huelga está perjudicando a los pasajeros. ¡Pues claro! Las huelgas se hacen para presionar, y perjudican siempre a terceros. ¿Alguien puede nombrar una huelga que no perjudique a terceros? Esa es una de las bazas más importante de los huelguistas.

Lo que el gobierno debería tener claro es que la Guardia Civil no está para resolver los problemas laborales, sino para mantener el orden público y la seguridad, y aquí no ha habido ni hay problemas de ese orden. Hoy, los trabajadores se quejaban de que además habían sido amenazados y acosados por la Benemérita.


La posición elegida por el gobierno, al lado de la empresa, está clara. Basta recordar que nombró unos servicios mínimos del 90%. Y después incapaz de encontrar soluciones al conflicto actúa con un golpe de gracia esquirol, estridente y autoritario, propio de su vocación autoritaria.

Todo viene de la privatización de un servicio público esencial. Algo que no debería haberse producido, pero ese afán privatizador nos lleva a estas situaciones. Está todo calculado: La seguridad del Prat se privatiza para que, en el caso de que la empresa privada adjudicataria tenga problemas, ayudarla y poner a la Guardia Civil a su servicio y rescate. Para este viaje no necesitábamos alforjas.

Mientras que Eulen ha aumentado sus beneficios en un 65% y Aena ha ganado el año pasado más de 1.100 millones de euros, los trabajadores tienen un salario inferior al de 2008, habiendo empeorado además sus condiciones laborales. Por eso cuando se habla de que exigen un 18% de aumento de salarios que oscilan entre 900 y 1100 euros, los medios progubernamentales no indican de que es una subida de nueve años.

Aena tiene una gran responsabilidad aunque trate de actuar como Poncio Pilatos. No es posible que por un 2% menos en la licitación se elija una empresa que baja los salarios y empeora las condiciones de trabajo. No es posible hacer de una contratación de esta importancia una cuestión meramente económica. Tendría que haber impuesto condiciones en el contrato que no permitieran llegar a esta situación.

La externalización de los servicios públicos esenciales, es de por sí un error, pero más grave si encima parece tener sólo en cuenta el precio de la licitación.. Por ejemplo, no se impone a la empresa adjudicataria que el número de trabajadores se mantenga ni que se obtengan aumentos salariales que hagan que los trabajadores tengan un salario digno.

Aquí no son los trabajadores los que se aprovechan del conflicto que se genera a los viajeros del aeropuerto, más bien es la empresa, que a sabiendas de que esta situación genera un problema a los viajeros, espera que sea el gobierno quien le resuelva el problema. De hecho así está siendo. El ministro de Fomento ya lo dejó claro en la rueda de prensa.

¿Es que la recuperación de la crisis es sólo los beneficios empresariales? ¿Cuándo recuperarán los trabajadores parte de los sacrificios obligados que la crisis les ha impuesto? Mientras que los beneficios de AENA y de EULEN se han recuperado, con creces, los salarios son menores que en 2008.

Eso sí, ahí tienen a la derecha política y mediática defendiendo a la empresa y aceptando la vulneración del derecho de huelga como algo normal. Y es que ellos son así, gobiernan y defienden a los suyos. Que se las apañen los demás.

Salud y República

11 agosto 2017

Llamazares: una traición en diferido

Llamazares ha creado un nuevo partido. Otro más. Se ve que no tenía bastante con haber creado el partido de Izquierda Abierta –de la que nadie sabe nada— y que pertenece a Izquierda Unida, que como se sabe a su vez, está coaligada con Podemos y forma parte de Unidos Podemos.

O sea, una matrioska. Él, solito, ha creado dos partido: Actúa e Izquierda Abierta y además pertenece a Izquierda Unida y a Unidos Podemos. ¡¿Hay quién dé más?¡ Y este es el personaje que dice que quiere unir a la Izquierda. Pues qué quieren que les diga.

El nuevo partido se trata de una pirámide al revés (más bien de un solo piso, donde faltan los militantes y solo hay personas notables) gente que ha sido interesante, que ha tenido su momento como Mayor Zaragoza y Baltasar Garzón, pero que deberían entender que hoy su tiempo, en la primera línea, ha pasado. A estas personas se unirán, sin duda, todos aquellos que salieron rebotados cuando Alberto Garzón y la nueva dirección hicieron limpieza de fondos oscuros en IU.

Según Llamazares la divergencia viene del hecho de que no le ha gustado que Izquierda Unida haya confluido con Podemos, perdiendo autonomía. Esto lo dice quien se proclama creador de un partido nuevo, cuyo objetivo es unir a la Izquierda. Por cierto, la decisión de confluir con Podemos se tomó en la última Asamblea Federal, donde la candidatura de Llamazares obtuvo un 4% frente al 75% de la dirección actual. Y se ve que eso le ha trastocado todos sus planes de futuro.

El declive de Llamazares empezó en las generales del 2008, con él al frente IU sacó dos diputados, y sin embargo lo defendí. Lo he defendido siempre, cuando él ha apostado por Izquierda Unida. Hoy, desgraciadamente, poco a poco se ha ido separando y finalmente ha amenazado en diferido con un ultimátum: “Si seguiré o no en Izquierda Unida dependerá de cómo se porten conmigo, cuando termine la legislatura”, ¿acaso depende de si obtiene algún carguito?

Y esto lo dice quien lleva meses sin asistir a ninguna reunión del Consejo Federal al que pertenece, aprovechando cualquier momento para criticar públicamente –actúa constantemente como tertuliano— las decisiones tomadas por mayoría en Izquierda Unida.

Y, en el colmo de las deslealtades, se reúne con Pedro Sánchez hace un mes para contarle que va a formar un nuevo partido sin haber dicho ni mu a la dirección de Izquierda Unida, que se entera del hecho por los medios de comunicación. Cada vez más claro, ¡blanco y en botella!

No es, como todos sabemos, el único caso, pero no se puede ir de bueno y por detrás traicionar a los suyos. ¿Alguien quiere apostar a que Llamazares terminará en el PSOE con algún carguito?

Y me duele, porque aunque estoy convencido de que no harán mucho daño, se trata de otra división de la Izquierda y de la traición de quién jugó un papel relevante en IU. Aunque sinceramente, Llamazares ya era últimamente un lastre. Pero que no ande con amenazas, ni remilgos; que sea claro y que se marche, que ya le están esperando.

Salud y República 

09 agosto 2017

Ciudadanos demuestra, día a día, ser el partido mamporrero del PP

Rivera y Cía siguen a lo suyo. Y lo suyo es mantener como sea al Partido Popular en el gobierno. Y para ello no pierden el tiempo. Todas las decisiones fundamentales son apoyadas por esta marca blanca del PP. Aunque siempre busquen excusas y hagan críticas a sus superiores, de cara a la galería, para no parecer sus subalternos, todo es un paripé, apoyan todas las cuestiones fundamentales.

Rajoy, en un acto de chulería supina –seguramente influido por un exceso de calor— ha comentado su voluntad de presentarse a las próximas elecciones. O sea serían las terceras consecutivas, algo que va en contra de los acuerdos de investidura entre Ciudadanos y el Partido Popular. En lo firmado se aceptaba por ambos partidos que no se podría repetir más de dos veces.

Ciudadanos ya ha buscado la excusa. Según ellos no cuentan los periodos anteriores a la firma del acuerdo. Y ya está. Han encontrado la solución para no desairar a su jefe pepero. Mucho decir que Rajoy no es la persona idónea, pero a la hora de la verdad, le apoyan. Digan lo que digan, ellos están con Rajoy, son sus monaguillos y se encuentran en la gloria.


La prueba no sólo está en el apoyo a la investidura y a los presupuestos, que son seguramente los dos capítulos más importantes en la vida parlamentaria, es que además están dejando que la mayoría de esos 150 puntos que firmaron ambos partidos sigan incumplidos:

·        ¿Por qué Pedro Antonio Sánchez sigue siendo diputado regional de Murcia y presidente del PP en Murcia, cuando está imputado, una vez y a punto de serlo por segunda vez, y eso implicaría, según los acuerdos, que le expulsaran?

·        ¿Por qué el PP no cumple con la limitación de dos mandatos C’s –así lo han firmado— y C’s permite que se presente Rajoy por tercera vez a las elecciones?

·        ¿Por qué el PP se niega a cumplir con la eliminación de los aforamientos?

·        ¿Por qué el PP no quiere cambiar la ley electoral?

·        ¿Por qué C’s ha permitido que el PP indultara a seis condenados por corrupción política, incumpliendo así lo pactado?

Estos puntos anteriores son algunos importantes, pero el PP no ha cumplido casi ninguno, lo que dice mucho de un pacto de papel mojado. Ya lo dijo Martínez Maillo: “El acuerdo con Ciudadanos eran lentejas, no había otra opción”, y se quedó tan pancho. O sea se firmó el acuerdo sabiendo que se incumpliría. Mintieron con alevosía para poder gobernar este país. Y con la complicidad de C’s, que a pesar de no obtener casi ninguno de los puntos del acuerdo mantiene al PP en el poder, sin obligarles a que cumplan sus compromisos. Está claro que también lo sabían. Era un acuerdo paripé, sólo para parecer que C’s obtenía algo a cambio.

Y es que Ciudadanos es lo que es. Un soporte cómodo que permite que el PP siga gobernando a su antojo. No tienen otra misión. Son mamporreros del poder.

Salud y República

05 agosto 2017

Las trece estrellas que más brillan

Queridas mías, ¡cómo os recuerdo! Hoy hace ya 78 años que os cercenaron. No lo consiguieron. Creyeron que podrían, pero ahí estáis. Cada cinco de agosto, cuando miro al firmamento os reconozco. Sin duda sois las estrellas que más brilláis.

A pesar de haberos quitado la vida impune y miserablemente, vosotras, las trece, seguís alumbrando el camino de muchos de nosotros. Vuestra luz nos acompaña y nos incentiva. Con vuestro asesinato pretendieron dar una lección de miedo y de cobardía. Pensaron que con vuestra vida se apagaría vuestra luz. Y no, no lo lograron.

Aquí seguís con muchos de nosotros. Viendo cómo los herederos de los que os asesinaron siguen en la más absoluta impunidad. Viendo cómo vuestros verdugos no han sido juzgados, mientras que muchos de vuestros compañeros todavía se encuentran desaparecidos, enterrados en los sitios más dispares, sin que se haya reconocido la verdad, sin que haya habido justicia para los criminales y sin haber reparado vuestro honor. Ellos son así.

Pero lo conseguiremos. Vosotras que fuisteis un ejemplo de valentía y de injusticia sabéis que lo conseguiremos. Llegara el día en que se abran las puertas de la Justicia para las docenas de miles de asesinatos cometidos. Nos está costando demasiado. Estamos llegando tarde, pero os prometo que somos muchos los que hacemos lo que podemos, los que pretendemos que vuestros nombres y los de los demás compañeros y compañeras sobresalgan en nuestra historia.

Con la excusa de una transición que más fue una cesión, y con el mantra de no mirar atrás, os han olvidado y humillado, y pretenden que os olvidemos. Pero aquí seguiremos, en lucha, reivindicando vuestro honor, mancillado con mentiras, torturas y vuestro cruel e injusto asesinato.

Aquel cinco de agosto no puede olvidarse. Vuestros temores, vuestros llantos, vuestra valentía ante vuestros verdugos sigue siendo hoy nuestro ejemplo. Ser jóvenes, rebeldes y pertenecer a las Juventudes Socialistas Unificadas fue vuestro único delito. Os fusilaron queriendo fusilar el futuro, pero no lo lograron. Con vosotras iniciaron el régimen del terror. Un régimen que ha durado cuarenta años de humillaciones, silencios, cárceles y muertes.

Hoy somos muchos los que al levantarnos vemos trece rosas que, habiendo sido cortadas, vuelven a florecer y nos hacen renovar con fuerzas, todas nuestras reivindicaciones, las que merecéis y nos niegan con un absoluto desprecio. Vuestro reconocimiento.

Es una lucha larga, pero llegaremos hasta el fin, pese a quien pese. No nos van a doblegar, porque vuestra agonía hoy nos da aliento para seguir, porque vuestro recuerdo nos obliga a continuar. Y, sí, os puedo asegurar que por mucho que echen tierra sobre vuestros sepulcros, yo y muchos conmigo miramos arriba y cada cinco de agosto os vemos brillar en el firmamento, cada vez con más fuerza.

Mi madre, testigo directo de aquella infamia, me lo recordaba a menudo: “Es el acto más cruel e injusto que he vivido” No lo olvides. Yo se lo recuerdo a mis hijos y espero que ellos se lo trasmitan a los suyos. Por mucho que se empeñen no nos contagiarán su olvido y seguro que podremos, un día –ojalá que pronto--, reparar vuestro honor, ya que no podemos reparar vuestras vidas.

Salud y República 

 PARA QUE NO LAS OLVIDEMOS

P.D. (1) Sobre este tema, vuelvo a menudo, aquí están cuatro artículos de los últimos años:

P.D. (2) Una entrevista que me hicieron en la Cadena Ser sobre este tema hace 8 años:

P.D. (3) Dos libros importantes sobre las Trece Rosas:
Trece Rosas Rojas de Carlos Fonseca
Las Trece Rosas de Jesús Ferrero

P.D. (4) La canción que compuso barricada por este acontecimiento:

P.D. (5) Un documental indispensable sobe el tema, “Que mi nombre no se borre de la historia”: https://www.youtube.com/watch?v=unLStlrDyGs&list=PLrcouMjjYmXgqaZAUEpONv39O2SPPbzUt&index=11

P.D. (6) Texto de las cartas que escribieron a sus familiares, Julia Conesa, Blanca Brisac y Dioni Manzanero:

P.D. (7) Un poema publicado hoy para las Trece Rosas de la poetisa Leire Olmeda:

04 agosto 2017

La España posfranquista del Partido Popular

Existe y tiene fuertes raíces sin que se atisbe su final. En el PP, todavía, después de 40 años,  no han renegado del franquismo, se defienden de la ley de la Memoria Histórica (como si fuera un ataque a su ideario), algunos de sus miembros vacilan, se mofan y atacan a las víctimas del franquismo (a las que no se las considera víctimas del terrorismo), como es el caso de Pablo Casado o Rafael Hernando, o dicen, como lo hizo el exministro Mayor Oreja, que “con Franco se vivía una extremada placidez”. Todo ello, y bastantes casos más, denotan su querencia y sus vínculos con el franquismo.
             
El apoyo fundamental que prestan al franquismo algunas asociaciones no está mal visto por el PP, al revés, en vez de denostarlas o prohibirlas, por ensalzamiento de la figura del mayor genocida español del siglo XX, las defienden y en no pocas ocasiones las otorgan subvenciones.

Ahí están, siempre en pie de guerra, Hazte Oír, la Asociación para la defensa del Valle de los Caídos o la Fundación Francisco Franco. Todas ellas de ideología de extrema derecha y con claros contenidos franquistas.

Hazte Oír no hace sino luchar contra leyes aprobadas, de forma carca y retrógrada. La Asociación para la defensa del Valle de los Caídos lucha por mantener vivo el monumento mayor a la llamada “Victoria” de un cruento golpe de Estado, conmemorando al asesino Franco y permitiendo actos fascistas en las fiestas que homenajean eventos y personas de la cruel dictadura. Por último, la Fundación Francisco Franco se encarga de mantener viva la figura del dictador criminal y de retorcer la historia, afirmando por ejemplo que Franco no fusiló ni mando fusilar a nadie.


Pues bien, ahora la familia del genocida Franco ha cedido a la Fundación de su nombre, la gestión del Pazo de Meirás. Un espacio que se apropió el dictador en 1938, por ser él quien era y que perteneció anteriormente a la familia Pardo Bazán.

O sea, en vez de prohibir por enaltecimiento del terrorismo franquista a esa Fundación, como ocurriría en otro país europeo (¿imaginan en Alemania una asociación Adolf Hitler que llevara la gestión de un Museo Hitler?), permiten que dirija un espacio declarado de bien público, en vez de expropiarlo y hacer de este espacio un museo público donde se admiren los horrores de esa dictatura criminal.

Así es que no sólo no han puesto ni un euro, en el presupuesto, para el cumplimiento de la Ley de la Memoria Histórica, con el consentimiento de Ciudadanos, sino que además permiten que sigan sembrando semillas de odio franquistas. La misma Fundación ha sido clara: utilizará las visitas al Pazo para explicar al público “la grandeza” del dictador y para hacer apología de la dictadura.

Mientras tanto, en el Partido Popular, unos –los más progres—miran a otro lado y los otros defienden estos dislates. Y, con decenas de muertos en las cunetas, querrán que se cierren las heridas…

VERDAD, JUSTICIA Y REPARACIÓN


Salud y República

02 agosto 2017

El astro Cristiano Ronaldo o el abrillantador de los insectos

Nuestro amantísimo astro está siendo asediado por gente que no puede soportar su luz. Esa luz que te ciega y te abrasa. Es propio de la envidia nacional. ¡Pobrecillo! Él, que tanto da a los futboleros, capaz de meter goles y goles, ahora le quieren hacer pagar a Hacienda. ¡No es justo!
           
Además le critican. Primero que si es un defraudador, y no tienen en cuenta todo lo que nos hace gozar. Estrellas de este tamaño no deberían pagar a Hacienda, es más, tendríamos que pagar más por verle. Él, que, como todo el mundo sabe y él mismo se autodefinió, es un chico rico guapo y el mejor futbolista.

¿Cómo puede pretender la gente que pague sus impuestos? ¿Acaso no nos paga con sus goles y sus triunfos? Pues se ve que mucha gente le quiere igualar con los mindundis. El populacho mediático no le comprende, ni tan siquiera muchos seguidores de su club, ya dijo aquello de que no le querían suficientemente (y le subieron la ficha). Pero, ¿cómo no se puede querer a un dios? Sólo ateos y gente de mal vivir pueden criticar a nuestro amado astro.

Primero le imputan, lo que dice mucho de la Justicia --¿cómo se atreve?-- Luego querían que hiciera el paseíllo ante el Juzgado de Instrucción, como si fuera un ciudadano cualquiera. Menos mal que, por ser quién es, le permitieron entrar y salir en coche y sin avisar. ¡Vaya corte que se llevó la prensa cuando apostados en la puerta del Juzgado –dicen que había más de doscientos medios presentes— vieron que la gran estrella les daba plantón, después de que les había anunciado su comparecencia! ¡Cómo disfrutó viendo que se quedaron compuestos y sin Ronaldo!

Eso si, tuvo que comparecer y aguantar que le pusieran en duda su honor y no le rindiera la jueza pleitesía, por una minucia de nada. ¿Qué son 14,5 millones de euros? Menos de lo que gana en un mes. Una miseria.

Y dicen que se enfrentó con la jueza, esa plebeya con toga que gana en un año menos de lo que él en un día. ¿Cómo se atreve? Además, dicen que no le sirvió de nada tener el mismo abogado que el PP en la Gürtel. ¿Dónde acabará este país?

Menos mal que él sigue a lo suyo. La amenaza de que se iba si le imputaban ya pasó, quién le iba a pagar el pastón que gana, si no es su Real y su presi Florentino Pérez. Ellos sí que le quieren, aunque para demostrarlo deberían pagar su deuda. ¡Obras son amores y no buenas razones!

Y que conste que no sólo es guapo, rico y el mejor futbolista, además se sabe defender. Y si no vean lo que escribió en Instagram ayer a sus críticos: “lo que incomoda a las personas es mi brillo, los insectos solo atacan a las lámparas que brillan”.

No me dirán que no es ingenioso. Naturalmente su brillo nos deslumbra, para eso es un astro-sol y desprende rayos de luz que nos dejan ciego. Eso sí, para mí que lo de los insectos lo dice porque estoy seguro de que se mira mucho en el espejo. Y sí, el mayor enemigo de Cristiano es él mismo, incluso por encima de su presunto delito, es su soberbia astral.

Salud y República

28 julio 2017

El paro y la pobreza salarial

La euforia del PP al haber obtenido unos datos macroeconómicos buenos de la EPA en el segundo trimestre de este año es absolutamente infundada.

Hemos bajado de los cuatro millones. Ese número podría hacer creer que estamos como en 2009, cuando empezó la crisis. Sin embargo, si se analizan los datos del paro, más allá del total, encontramos que nuestra situación no sólo no ha alcanzado los datos de 2009, sino que estamos lejos de conseguirlos. Claro que alguien dijo que las estadísticas, si no se las viste por completo son falsas.

Y sí, los resultados de esa EPA hay que vestirlos. Por ejemplo, que no nos engañen, no se trata del número de parados solamente, se trata de cómo es el trabajo que se crea y de cómo son las condiciones en las que se encuentran los parados. Todo ello además de ver que los índices de desigualdad siguen sin corregirse, siendo hoy España el país de la UE con mayor desigualdad económica.

El 73% de los empleos creados son temporales. La calidad del empleo es muy mala. Hay demasiada contratación temporal y a tiempo parcial que provoca que haya muchos trabajadores que, a pesar de tener un salario y estar de alta en la seguridad social, se encuentran por debajo de la pobreza relativa, lo que les impide tener un proyecto de vida digno. 

Las horas efectivas trabajadas, por semana, en 2009 eran un 7% más que hoy Lo que significa que, además de que han disminuido los salarios se cobra menos porque el trabajo legal (no hablamos de las horas extras que se hacen sin cobrar, cada día más frecuentes) y el poder adquisitivo de los trabajadores es mucho menor que el de hace ocho años.

Otro dato escalofriante es que los parados de larga duración hoy son más del doble de los que había en 2009.

Y qué decir de los salarios. Hoy sabemos que se ha roto un pacto sobre la subida de los salarios entre patronal y sindicatos. Estos grandes empresarios que pagan la tercera parte de impuestos que los trabajadores y que están obteniendo beneficios a espuertas, como nunca, (por ejemplo: en 2016 las empresas del IBEX-35 aumentaron sus beneficios en un 69%) se niegan a aumentar los salarios más de un 1%, o sea por debajo de la inflación, está claro que quieren perpetuar la pobreza salarial mientras que a ellos les salen los billetes por las orejas.

Cada vez entendemos más cuál ha sido el verdadero prop+osito de la reforma laboral: la bajada de los salarios. Ese ha sido el objetivo cumplido, todo lo demás, precariedad y mínima subsistencia.

El objetivo del gobierno se está cumpliendo. Hay que reducir el déficit, que las grandes empresas tengan mayores beneficios y que los salarios y las pensiones sigan congelados.

Ayer se trabajaba para vivir, hoy se hace para sobrevivir. Y por último pongamos un ejemplo claro. El sector que más crece es el del Turismo, con unos beneficios que han aumentado en un 50% de media en los hoteles. ¿Alguien puede explicar por qué los hoteleros no suben los salarios? Las trabajadores de limpieza de las habitaciones cobran 5 euros por hora. ¡Qué vergüenza! Que no se olviden de que la avaricia puede romper el saco y luego, a llorar…

Salud y República