20 mayo 2016

Varapalo al gobierno, que sigue fabricando independentistas

El gobierno del Partido Popular, por medio de la delegada del gobierno en Madrid (recordemos que Concepción Dancausa no es sino la prolongación del ministerio del Interior –Jorge Fernández Díaz-- en la comunidad madrileña) había prohibido la entrada de las banderas esteladas en el partido final de la Copa del Rey.

Y se armó, con razón, la remolina. Yo no sé si lo han hecho para tapar los continuos casos de corrupción del PP, o para demostrar, próximos a unas elecciones, que son más “españoles” que nadie, o simplemente por ese afán que tienen de prohibir por prohibir, tan corriente y tan contradictorio en quienes dicen defender ideas liberales.

Lo que está claro es que era un error. Pues pretendían, tomando esta medida política, conseguir que aflorase ese españolismo falso, al calor de esta prohibición. Y justo han conseguido lo contrario. Hasta peperos de pro, como es el caso de García Albiol, estabán en desacuerdo con la medida. Por cierto, Ciudadanos ha demostrado, una vez más que es más papista que el papa y Albert Rivera era favorable a la prohibición.
El recurso que el Barcelona y un particular han interpuesto en los juzgados de Madrid ha tenido éxito y ahora será difícil distinguir a los espectadores del Vicente Calderón, porque estarán cubiertos por innumerables banderas independentistas.

Los juzgados de Madrid han dado la razón a ese recurso, vapuleando al gobierno del PP y al fiscal que –como siempre ocurre, por algo lo nombra el gobierno— lo apoyaba.

Y es que al PP le cuesta mucho esconder esos actos autoritarios, propios de dictaduras, por los cuales, quien no piensa como ellos es un enemigo a batir, incluso con medidas o leyes injustas, cuando no ilegales, aunque se trate de conculcar derechos tan fundamentales como la libertad de expresión –véase también la ley mordaza.

Tienen todavía la concepción (Dancausa) del “palo y tente tieso” y trabajan a favor del enemigo. Con esta actuación han vuelto a darle al rodillo de fabricar independentistas, justo lo que vienen haciendo en los últimos años y justo lo contrario de lo que piensan que deberían hacer.

Es verdad que esta política anticatalanista les puede dar votos en el resto del Estado, pero cada vez cuela menos, mientras que en Cataluña, de seguir así, terminarán en ser un partido testimonial y conseguirán que el independentismo sea mayoritario.

Pero, independientemente de a quién beneficiaba, el meollo de la cuestión es que esta medida vulneraba la libertad de expresión. Era una medida de tipo político, aunque lo nieguen. La ley no dice que esta bandera esté prohibida o sea ilegal, simplemente dice que no se pueden mostrar símbolos que inciten a la violencia o a actos terroristas. La estelada, que yo sepa, --y así también lo piensa la Justicia-- nunca se ha distinguido por ser una bandera violenta. Su constante representación en manifestaciones ha sido siempre a favor de reivindicaciones independentistas pacíficas, al margen de que se esté de acuerdo con ese postulado.

Y aunque judicialmente se puede dar por cerrado el caso, el daño ya está hecho. Un daño que el gobierno debería pagar con la dimisión, como mínimo, de la delegada en la C.A.M. (aunque quien debería dimitir es quien está detrás de esta medida, el ínclito ministro Fernández Díaz) y un daño al Estado, al que este partido, de forma consciente, ha tratado de imponer sus intereses electoralistas sin importarles haber convulsionado una crisis que parecía estancada.

Salud y República

18 mayo 2016

¿Es de verdad el referéndum catalán la línea roja del PSOE?

Eso es lo que dicen la gran mayoría de los popes socialistas. Pero dicho lo cual, mantengo que su actitud y sus actuaciones son de una incoherencia total, puesto que de ser así, sin duda, deberían actuar de otra manera.

Y a las pruebas me remito. Porque, al final, el tema de la consulta catalana: o es una incoherencia o es una excusa para no aliarse con su izquierda. Su futuro está en juego y el 27 de junio será el día de la verdad.

Comentan, al unísono, que Rajoy sigue de presidente, aunque sea en funciones, porque Podemos no se ha abstenido o votado a favor del acuerdo PSOE-Ciudadanos. Sin embargo, no quieren entender que tenía fácilmente un gobierno con los 161, de la coalición de izquierdas y hubiera bastado que abandonaran su pacto con la derecha (Ciudadanos).

Y, ahora ante unas nuevas elecciones, vuelven a la carga. Insisten, una y otra vez, voces socialistas de forma unánime que la clave de que no pueden pactar con Unidos Podemos es que se mantiene el referéndum catalán. Éste parece ser el quid de la cuestión para evitar acuerdos por la izquierda.

Sin embargo, resulta difícil de explicar:

  • Que hace cuatro años, Iceta y su PSC estuvieran de acuerdo con la consulta.
  • Que en comunidades como Valencia –también lo querían en Aragón y Baleares--, los socialistas han querido ir con listas conjuntas con Unidos Podemos al Senado.
  • Que su antinacionalismo catalán no les impidió prestar senadores socialistas a Democracia i Llibertad y a Esquerra Republicana para formar grupos parlamentarios.
  • Que están gobernando en importantes comunidades autónomas y ayuntamientos junto a Podemos u otros grupos de las confluencias.
  • Que han llegado a un acuerdo para entrar en el gobierno de Ada Colau en Barcelona.
  • Que están negociando un acuerdo con el gobierno de Carmena en Madrid.
  • Que una integrante de los doce sabios elegidos (Victoria Camps) para asesorar a Sánchez, está de acuerdo con realizar el referéndum en Cataluña.
Entonces qué es lo que ocurre. Si es tan grave el hecho de estar de acuerdo con el referéndum territorial:
  • ¿Por qué hace cuatro años era bueno para los socialistas catalanes y hoy es imposible? ¿Qué ha cambiado?
  • ¿Por qué se unen o se han unido para gobernar con grupos que lo tienen en su programa, y no han rechazado estos pactos?
  • ¿Por qué siguen negociando, por ejemplo en Barcelona o Madrid, para entrar en un gobierno que tiene en su programa la consulta?
  • ¿Cómo eligen para asesorar al partido a una persona –Victoria Camps— que cree en la necesidad de realizar dicho referéndum?
  • ¿Acaso está bien ceder senadores a grupos independentistas y no acercar posturas con quien está de acuerdo en realizar la consulta pero no es independentista? 

En fin, como se puede ver, incoherencia absoluta. Y es que entiendo que lo de la línea roja de la consulta catalana es una excusa, si no, hubieran evitado pactar con los mismos que están de acuerdo con ella, en cualquier momento y en cualquier lugar. Y si es tan grave, ¿por qué no rompen los acuerdos con quienes pretenden un referéndum autonómico? Y es que hay unos cuantos mandamases del PSOE, comandados por Susana Díaz que están empujando a Pedro Sánchez a las tinieblas.

El futuro del PSOE es difícil. Y lo es, por esa incoherencia ideológica que le lleva a ponerse en manos de la derecha antes que mirar a su izquierda. Lo es, porque prefieren seguir aplicando políticas económicas, sociales y laborales que empobrecen y destrozan a este país antes que aceptar que los ciudadanos de un territorio pueden ser consultados para decidir su futuro. Dentro de poco se conocerá de verdad su posición. El 27 de junio no podrán buscar más excusas y tendrán que decidirse: o con Unidos Podemos, o con C’s y el PP. Esa es la cuestión. Y sabremos quién está al frente del PSOE, yo no me atrevo a apostar. ¡Triste pero real!

Salud y República 

16 mayo 2016

El 15-M está vivo, y lo temen

Aunque no lo reconozcan, porque no les interesa, el espíritu del 15-M está vivo. Ayer se cumplieron cinco años del principio de este movimiento. Un movimiento que según la derecha y muchos medios de comunicación conservadores ha fracasado. Según ellos, lo que ha surgido de ese movimiento y ha alcanzado las instituciones están cometiendo los mismos errores que los viejos partidos.

¡Craso error! Sólo se puede decir eso de forma muy interesada y preocupada por la situación surgida. Es verdad que no ha habido, todavía, un cambio radical. Es cierto que no es tan fácil como se podía pensar el cambio pretendido. Pero, ¿alguien puede mantener que todo sigue igual, sin que se le caiga la cara por mentir?
Es cierto que el camino es largo, seguramente muchos hubiéramos preferido que los cambios se realizaran más rápido, pero eso no quita lo evidente. Hoy no es ayer, y el 15-M tiene mucho que ver en ello.

El 15-M fue una eclosión de rabia y de desafección a una forma de hacer política que no respondía a la sociedad y fue capaz de que emergiera una explosión de ilusión por un nuevo tiempo que habría de nacer.

Los antecedentes de ese episodio fueron varios, desde la guerra de Irak, que concentró una de las mayores oposiciones conocidas al gobierno del PP, por su intervención, o también el Nunca Mais del Prestige que convocó una marea de solidaridad contra la injusticia y la impericia de un gobierno incapaz de gestionar una crisis ecológica gravísima con consecuencias muy serias.

Y también las formas de comportarse de ese bipartidismo que tanto daño ha hecho a este país, como los privilegios de la clase política dominante, la utilización de las puertas giratorias, la represión indigna ante las manifestaciones contra los poderosos. Todo ellos en un momento crucial, cuando la crisis estaba en pleno apogeo y se veía la incapacidad de nuestros gobernantes para atajarla o al menos para no cargarla en la cuenta de los más débiles.

Hoy ese bipartidismo desastroso y dañino ha pasado del 80% al 50% de votos. Queda todavía mucho por andar, pero no reconocer que ese cambio se debe a la lucha pacífica que generó una ilusión ese 15-M famoso es no hacer honor a la verdad.

Allí estuvieron, miles, cientos de miles de personas que se organizaron y manifestaron en plazas de toda España, teniendo el epicentro en la Puerta del Sol de Madrid. Allí muchos, entre otros: Pablo Iglesias o Alberto Garzón, formaron parte activa de ese acontecimiento que inició un cambio cualitativo que puede amplificarse en las próximas elecciones del 26-J.

Es verdad que no ha sido fácil entrar en las instituciones, pero hoy es ya un hecho irreversible y esa nueva generación de políticos del cambio no son todo el 15-M, pero sin el 15-M no hubiera sido posible pensar en un cambio real.

Unidos Podemos no es el 15-M, el 15-M es más, bastante más, pero es una parte del mismo que puede conseguir un cambio político real, y que puede imprimir una ilusión que lleve a que sea la avanzadilla de esa nueva política, a la que se puedan unir todos los demás componentes del 15-M. Por eso las fuerzas de la reacción han encontrado a su enemigo. Temen que unidos todos podamos poner en marcha ese nuevo tiempo que se necesita. Y esto puede empezar pronto, el 26-J, que no se nos olvide.

Salud y República

13 mayo 2016

Respaldo total a la confluencia Podemos e Izquierda Unida

Mucho se ha hablado. Varios han sido los medios que han atacado a esta confluencia, poniendo el acento en que eran muchos, dentro de los dos partidos, los que rechazaban esta unión. Pues bien, ahí queda el resultado. El 88% de los militantes y simpatizantes de Izquierda Unida han apoyado la confluencia, mientras que en Podemos han llegado al 98%.

Todos los demás partidos con implantación nacional han criticado esta coalición. La razón es clara y rotunda: les puede hacer mucho daño. Y no sólo por la suma de votos, sino porque el sunami de ilusión que se puede apreciar puede llegar a multiplicar el resultado.

Por lo tanto, no es de extrañar que el PP hable de comunistas y radicales, que el PSOE tiemble y diga que somos la extrema izquierda, mientras que Ciudadanos comenta que ya no se puede hablar de que Podemos es un partido nuevo al haberse casado con Izquierda Unida, el viejo partido comunista.

No es de extrañar que el PP esté preocupado, sabe que con la ley electoral actual –esa que impusieron ellos y el PSOE para repartirse el botín del Estado--, esta broma le puede costar una pérdida de votos en varias provincias.

De Ciudadanos qué decir. Parecen rabiosos, cuando es a quienes menos parece perjudicar, y hablan de esta unión como algo viejo. Quizás no se han dado cuenta de lo viejas, inservibles y dañinas que son las políticas económicas que ellos pretenden llevar a cabo, o lo ignominioso y vergonzoso, además de fascistoide, que es decir que el responsable de la guerra civil española fue la República y no los golpistas, tesis que mantiene uno de sus popes, Juan Carlos Girauta. Éste es el partido nuevo, con recetas falsas y antiguas, con aire juvenil pero hedor insoportable a lerrouxismo.

En cuanto a los socialistas, están muy preocupados, saben que esta coalición les puede dejar terceros y no les gusta. Además, ellos han decidido seguir apoyando a Ciudadanos, al menos así lo están dejando ver y quieren hacer de esta confluencia el centro de sus ataques, para poder justificar –lamentablemente— una gran coalición con el PP y C’s, o sea el apoyo de la derecha. Susana, Felipe, Pedro –no necesitan apellidos— han decidido que sea Podemos e Izquierda Unida sus enemigos en la contienda. Ya se está viendo, y se acentuará durante la campaña electoral.

También dentro de Izquierda Unida ha habido un pequeño porcentaje (10%) que ha votado en contra. Ahí encontramos a los que no están dispuestos a dejar las puertas abiertas para que Garzón y una nueva generación entre con aire nuevo. La vieja guardia no descansa. Eso sí, cada vez son menos y con la votación se ha visto su gran minoría.

El caso de Llamazares, aunque al final ha rectificado, ha sido llamativo. Él y los militantes de su partido, Izquierda Abierta, han obtenido un rotundo fracaso y han perdido la guerra. Un ejemplo claro es que el domingo pasado en la fase regional de Madrid, de la Asamblea federal, se votaron los cuatro documentos para el futuro de Izquierda Unida, ganó la que defiende Garzón(83%) y la que representaba el partido de Llamazares no consiguió ni un solo voto. O sea, ni ellos mismos se votaron. Y es que Gaspar no ha podido superar que Alberto Garzón le haya eclipsado, no ha sabido estar en el tiempo que le ha tocado vivir, y se ha quedado como jefe de una oposición interna cada vez más inexistente.

En fin, queda mucho por hacer, ahora empieza el camino del cambio. Lloverán hostias sobre esta coalición, dirán de todo, los Inda, los Marhuenda, los otros partidos y los medios clásicos tratarán de parar la ilusión que ha nacido. No queda otra que prepararnos y combatirles con nuestras propias fuerzas, con las fuerzas de la ilusión y de la verdad, con las fuerzas del cambio real. Ha empezado la batalla y la podemos ganar: ¡¡Adelante!! 

Salud y República

11 mayo 2016

Sánchez y el PSOE a la deriva

Es el momento. Un momento que el PSOE quiere desaprovechar. Algo que no es nuevo. Tiene una posibilidad de apoyar un proyecto de izquierdas y se niega. Sánchez y su gente han dicho no a una posibilidad de evitar que el PP obtenga mayoría en el Senado.

Podemos ha propuesto que el PSOE se una a la confluencia de izquierdas para formar candidaturas únicas al Senado, lo que tiene sentido si se trata de arrebatar la mayoría del Senado al PP.

Hay que recordar dos cuestiones: En primer lugar, que la ley electoral permite que con un 28% de votos recibidos, el Partido Popular tenga en este momento el 55% de los senadores. Y, en segundo lugar, que --aunque se trata de una cámara que no sirve para casi nada y habría que eliminarla o llenarla de contenido territorial— mientras exista como está, el Senado es un bastión pepero que permite ralentizar la mayoría de las leyes y en algunos casos, como en las reformas constitucionales, puede paralizarlas aunque se obtuviera la mayoría exigida en el Congreso.

Así es que gracias al Sr. Sánchez y al PSOE, que no acepta las listas conjuntas al Senado, se pierde otra oportunidad de tener mayoría en esta cámara. Todo ello, cuando se repite una y mil veces que el enemigo a batir por el PSOE es el PP, lo que parece una falacia total.

Son muchos los años que sigo la política como para confiar en el PSOE, me gustaría que cambiara, muchos son sus militantes de izquierdas, pero su cúpula, una y otra vez, ha demostrado que en caso de dudas, en las grandes decisiones, siempre se ha aliado con la derecha.

Resulta que mientras que en Baleares, Aragón y Valencia –en esta última comunidad, está casi cerrado el acuerdo— se está tratando de ir conjuntamente en la lista del Senado, entre el PSOE y las fuerzas de la confluencia, en Ferraz se niegan en redondo, desperdiciando una oportunidad única de conseguir una mayoría aplastante en el Senado.

La razón que esgrimen es infantil y débil. Hablan de que la confluencia mantiene el derecho a decidir entre sus premisas programáticas. Y olvidan, por un lado, que en 2012, ellos en Cataluña eran partidarios del referéndum, por otro lado, que están ya gobernando en ayuntamientos importantes y comunidades con partidos o coaliciones que están a favor de la consulta y, por último que prestaron dos senadores a Esquerra para que pudieran formar grupo el 20-D (¿??). Es más, ayer mismo, al mismo tiempo que Sánchez decía no al referéndum, el PSC entraba en el gobierno de la ciudad de Barcelona presidido por Ada Colau. ¿En qué quedamos? Aquí sí, allí no…

Yo intuyo otra razón, y no la cuestión del referéndum. Y es que, a pesar de que digan que su contrario es el PP, no es así. Si no quieren listas conjuntas en el Senado es porque no podrían, durante la campaña, dirigir sus ataques a la Confluencia Podemos-IU-otros, que es su verdadero objetivo. Sánchez y el PSOE van a dirigir sus ataques más agresivos en la campaña electoral –ya han empezado— a Pablo Iglesias, Alberto Garzón, Mónica Oltra, etc. Dejando al PP al margen, puesto que saben que el peligro del adelantamiento electoral viene de esa coalición.

Desgraciadamente el PSOE ya ha decidido. Prefiere a Ciudadanos –y veremos si también al PP--, antes que unirse con la izquierda. Ojalá que me equivoque, ya se verá a partir del 26 de junio.

De momento a las pruebas me remito, nunca han estado tan interesados en el devenir de Izquierda Unida, a la que siempre han despreciado, y ahora la ven entregada a los brazos de Podemos. Como si les importara de verdad. Y es que ven un futuro muy oscuro. Si la coalición de izquierdas consigue un buen resultado. Tendrán que decidir su futuro, ¿con Rajoy y C’s o con la izquierda? He ahí el dilema. Entonces tendrán que dar la cara, y una de dos, o se la partirán sus barones o lo harán gran parte de sus militantes.

Y mientras tanto, el Senado volverá a ser pepero. Gracias “compañero” Sánchez o debo decir: “compañera” Susana.

Salud y República

10 mayo 2016

Margallo va de sincero, actuando como un cínico

Ahora resulta que Margallo dice que se han pasado cuatro pueblos con la austeridad. Resulta que el pobre no se había dado cuenta hasta que hay elecciones. Sin duda, en su largo caminar, no había encontrado a ningún damnificado por los recortes, él sólo se mueve entre “gente de bien”.

Tampoco recuerda algo que le puede resultar caro. Y es que su capo Rajoy y muchos de sus colegas peperos siguen pensando que la austeridad ha sido clave, algo que es un valor positivo que hay que reivindicar. Pues bien, Margallo se lo ha cargado de un plumazo.

Claro que una vez que se ha despachado le deben haber llamado al orden, porque ahora se atreve a decir que quien se ha pasado en el tema de la austeridad ha sido la Comisión Europea. ¡Hay que tener cara dura! Cuando dijo textualmente: “No es menos cierto, que nos hemos pasado cuatro pueblos en el tema de la austeridad”, resulta que el “nos” no se refería al PP, sino a Europa. Y añade, para más inri: “El gobierno ha rozado la santidad aplicando los recortes”. ¡Tócate las narices!

Esta rectificación es tan pobre que no es creíble, sin embargo, hagamos un esfuerzo y pensemos, haciéndonos el tonto, que es veraz. Y, entonces, me vienen a la mente las siguientes preguntas:

  • ¿Es usted miembro del gobierno o me equivoco?

  • ¿Dónde estaba usted cuándo la Comisión Europea nos estaba destrozando?

  • ¿Alguien ha oído a Margallo quejarse durante los últimos cuatro años de lo que decidía la Unión Europea?

  • ¿Acaso no ha participado Margallo en decenas de reuniones con sus colegas europeos sin que se le haya escuchado decir ni pío sobre los ajustes que nos han colocado?

  • ¿Es que España es una simple sierva de Europa cuya única misión es obedecer?

  • ¿No será que, con unas elecciones convocadas quiere conseguir votos de los que ha estado jodiendo durante la legislatura?

  • ¿Pretende usted tomarnos el pelo?

En fin, una más de este gobierno, mentiroso y cínico. Y el tal Margallo dicen que era uno de los hombres que podrían sustituir a Rajoy. ¡Estamos listos! No es posible aguantarles más. Ojalá que, de verdad, el 26 de junio se acabe esta pesadilla. 

Salud y República

09 mayo 2016

Hoy se celebra el día de Europa. La Europa de la vergüenza

Tenemos una Unión Europea lejos de ser lo que nos dijeron y suponíamos. Una Europa incapaz de actuar como una verdadera unión en beneficio de los pueblos, y no de los bancos y las transnacionales. Una Europa donde se mercadea con las personas y donde la solidaridad ha quedado olvidada. Una Europa que practica políticas económicas, donde el Norte, con Alemania a la cabeza, actúa de sanguijuela del Sur y donde las desigualdades cada vez son mayores.

Una Europa donde crece el fascismo y la ultraderecha y donde se dan como soluciones únicas las que ofrece el neoliberalismo despiadado que beneficia a los más poderosos.
Una Europa egoísta, que actúa con sus naciones como reinos de taifas que defienden sólo sus propios intereses, donde predomina la mezquindad sobre la solidaridad, el dinero sobre las personas, lo económico y financiero sobre lo político.

Hoy más que celebrar habría que lamentar el día de esta Europa. La unión política que propusieron los padres de esta Europa, allá por los años sesenta del siglo pasado, ha quedado apartada para dejar paso a la ignominia actual, un conjunto de Estados cuyas pretensiones individuales se anteponen a las colectivas, donde los fuertes se imponen a los débiles.

Son varias las claves que nos alejan, cada vez más, de una posible Europa justa, de una unión política del continente. Como ejemplo pondré tres muy importantes:

La política económica dentro de la Unión.
Una política que nos ha llevado a un desajuste bestial y que ha provocado una desigualdad cada vez mayor entre los países poderosos y los débiles. Grecia, Portugal, Irlanda y España han vivido y están viviendo una política de ajustes que está haciendo que el Estado del Bienestar se convierta en el del Malestar. Todo ello empujado por Alemania y los otros países más ricos que imponen una política de recortes que sólo les beneficia a ellos y a sus bancos, cuando estos países son, en gran parte, responsables de la situación económica global.

La política económica fuera de la Unión
Mientras se trata de expoliar a países más pobres, africanos, iberoamericanos o algunos asiáticos, se intenta imponer el famoso TTIP (Tratado Trasatlántico Comercial). Se trata de un acuerdo entre Europa y EE.UU. que se está negociando de forma opaca y cuyos efectos pueden ser demoledores. Entre otras lindezas, las condiciones pactadas (neoliberales) tendrían valor por encima de las leyes de los distintos países. Además las posibles discrepancias entre los distintos estados se juzgarían por instancias arbitrales privados, lo que supone una privatización de la justicia. Un tratado que puede actuar como caballo de Troya.

La política migratoria
Una política que se ceba con los inmigrantes que pretenden, bien por cuestiones políticas o por cuestiones vitales, llegar a Europa para salvar su vida. El último episodio gigantesco es el de los refugiados sirios y afganos. Hoy, el Mediterráneo se ha convertido en el cementerio particular de estos infelices que tratan de escapar de la guerra. La Unión Europea trata de evitar esta inmigración, contraviniendo la carta de derechos humanos, mercadeando con Turquía, y mientras olvida la ayuda a Grecia –la nación que más está sufriendo las equivocadas políticas de Europa y que más está soportando la entrada de refugiados— y vende “seguridad y tranquilidad” por millones de euros a Turquía, país que no es precisamente un modelo en los DD.HH. Los refugiados se cuentan por millones y mientras en Europa se cierran las fronteras. Se hacen repartos teóricos insuficientes de inmigrantes y que además no se cumplen (el caso de España es “ejemplar”: debería aceptar a 16.000 refugiados y hasta hoy ha acogido a 18).

Esta es la Europa que quieren que celebremos. Una Europa que hay que lamentar. Una Europa de donde quiere escapar el Reino Unido (y eso que su política económica es independiente y ha sido más eficaz), y donde crece día a día el rechazo de la ciudadanía de muchos de sus países. Una Europa que si no cambia –y es poco probable— está condenada a fracasar y a hundirnos en la miseria económica y moral.

No, que no cuenten conmigo para celebrar el día de Europa. Hoy es el día para lamentar esta Unión miserable e interesada.

Salud y República

07 mayo 2016

EE.UU. está enfermo: la prueba se llama Donald Trump

Un país que tiene un aspirante oficial a la presidencia como Donald Trump es que está enfermo. No puede haber otra explicación. Porque si anteriores líderes del Partido Republicano como Sarah Palin o incluso George W. Bush eran extremistas, este nuevo populista fascista les deja en pañales, a la altura del betún y les hace parecer angelitos.

Estamos hablando del país que presume de ser un ejemplo democrático y, sin embargo, tiene a tipos como Trump en la primera fila de la política. Un millonario excéntrico, mentiroso, xenófobo y fascista, que demuestra su categoría con orgullo y narcisismo.

Está a punto de ser nombrado candidato oficial del Partido Republicano, lo que dice mucho de los EE.UU. Y todos sus méritos están en el contenido y en la forma de su mensaje. Un mensaje que haría temblar a cualquier demócrata verdadero, independientemente de su ideología.

Si hablamos del fondo de sus promesas, tenemos que citar como las más extremas y peligrosas:

  • La construcción de un muro en la frontera mexicana de 1600 km. con un coste de 8000 millones de dólares que haría pagar a México.
  • La prohibición de entrada en el país a todos los musulmanes y crear un registro a todos los que ya residen en él.
  • La promesa de triplicar los guardias fronterizos, de eliminar la ciudadanía por nacimiento (sólo mantener las de origen de sus ascendientes) y deportar a los once millones de indocumentados que ya trabajan en USA.
  • La extensión del derecho a portar armas a todos los Estados, sin excepción.
  • La bajada y eliminación de impuestos (Trump manifiesta que USA es el país del mundo que paga más impuestos, cuando es uno de los que menos paga)
  • Mantendría Guantanamo y aumentaría el número de presos que acoge, porque según él la tortura funciona.
  • Controlaría a Irán, utilizando cualquier instrumento, para evitar el holocausto que según él se va a producir.
  • Imposición de aranceles extraordinarios para evitar la entrada de productos chinos en USA


Y todo esto lo hace utilizando las técnicas goebbelianas, repitiendo argumentos que son mentiras absolutas. Dice que hay 93 millones de parados, cuando son 21. Ha afirmado, sin pruebas naturalmente, que muchos musulmanes salieron a celebrar el atentado del 11-S. Insiste en que se pagan muchos impuestos cuando es absolutamente falso. O ha apoyado la tesis de que Obama es musulmán y que ha nacido en Kenia. Acusa a los hispanos de ser los portadores de drogas y violencia, y a los musulmanes de destruir la familia típica americana.

Su populismo se basa en dar con las claves que son los valores predominantes de los rednecks (blancos que hablan inglés –le molesta que haya tanta gente que habla español--, de la América profunda y rural). Entre esos valores están, el éxito empresarial, la capacidad de hacer soñar con la opulencia, mantener un Estado puro, lejos de mezclas religiosas y razas diferentes que lo debilitan. Ideas claras y simples, de brocha gorda.

Se trata de un individuo sin empachos, dispuesto a ganar como sea, y para ellos utiliza un lenguaje ofensivo pero popular y denuesta a periodistas, amenaza a quien se atreve a criticarle con darle un puñetazo y se presenta como el mejor, el más rico, el más listo.

Su pasado político es voluble y veleta, como lo fue el de Hitler. Su populismo basado en intereses personales le ha hecho apoyar en los años 90 a la familia Clinton, y medidas como la creación de un sistema sanitario público o el derecho al aborto. Pasando, posteriormente a criticar abiertamente a George W. Bush, por su intervención en la guerra de Irak, y hoy estaría dispuesto a bombardear Siria, sin remisión.

Qué quieren que les diga, a mí, cada vez más, me parece una copia burda de Hitler, a quien sin duda debe admirar. Un hombre que presume de haberse hecho a sí mismo, cuando es un heredero de un imperio económico de su padre (otra mentira). Un peligro público que esperemos no gane las elecciones, por el bien de todos, incluidos los estadounidenses. El hecho de que sea candidato demuestra que EE.UU. está enfermo, muy enfermo.

Salud y República

05 mayo 2016

Los militantes y simpatizantes de Izquierda Unida dicen sí a la coalición con Podemos

Realizada la consulta y escrutados los resultados, el 84,5% de los votantes hemos dicho sí a la coalición con Podemos, el 13,1% ha votado no, y el 2,4% ha preferido votar por la abstención (se podía votar SÍ, NO y Abstención).

Un resultado contundente que deja claro cual es el deseo mayoritario. A pesar de la repercusión mediática de algunos de los que estaban en contra, como Llamazares –celoso con los éxitos de Garzón-- y su Izquierda Abierta, y el entorno de Cayo Lara, --José Antonio García Rubio y otros-- han demostrado su fuerza real. Alberto Garzón y su propuesta han ganado la batalla.

Hoy, sólo queda mirar adelante, hay que construir una coalición donde todos nos sintamos a gusto, donde todo lo que nos une, que es casi todo en política, se ponga en un programa común y se resuelva el problema de las listas, de acuerdo a las fuerza de las dos organizaciones.

La mayoría de la izquierda está ilusionada, por primera vez se cree en la posibilidad de poder gobernar y echar al Partido Popular, de cambiar esas políticas miserables que nos han empobrecido y que han hecho más ricos a los poderosos.

Que la unión hace la fuerza es algo conocido, y que una unión bien construida puede dar como resultado un producto y no una suma. A eso hay que aspirar, a que la ilusión que pueda generar esta unión pueda ir más allá de la simple suma de los votantes de ambas fuerzas.

Hoy puede empezar una nueva etapa. La semana que viene votarán las bases de Podemos para completar ese deseo de unión, que estoy seguro que refrendarán. Después nos queda un camino de mes y medio para ayudar a generar esa ilusión que merecen los españoles, que merecen, sobre todo, esos españoles que han salido derrotados y destruidos por el Partido Popular, en los últimos cuatro años.

Los militantes y simpatizantes de Podemos y de Izquierda Unida tenemos la obligación de ayudar a generar esa ilusión que hace falta para conseguir los objetivos previstos: Un gobierno de cambio, un gobierno de izquierdas.

La simple suma de los votos de ambas formaciones en pasado 20-D, ya habrían dado una fuerza suficiente para tener un claro gobierno de izquierdas (173 diputados: 88 PSOE + 85 Podemos/IU). Por eso, hay que ir un poco más allá, porque ya han empezado a lanzar dardos desde los enemigos mediáticos.

Hemos de tener calma y actuar en positivo, van a ser muchas las críticas y las mentiras que hemos de escuchar de aquí al 26 de junio. Es mucho lo que los poderosos pueden perder si esta unión tiene éxito, y lo saben. Debemos construir un espacio superior al de la propia unión, donde muchos de los que no han votado se unan al proyecto.

La Razón, ABC, incluso la Cadena Ser y El País ya han empezado a sacar punta al acuerdo, antes de que se finalice. Saben que puede ser revolucionario y bombardearán todo lo que puedan para que fracase.

Eso quiere decir que estamos acertando, que les hace pupa, que hemos elegido el camino del cambio. Y es ahí donde debemos instalarnos. Así es que, con más ilusión que nunca, ¡¡ADELANTE!!

Salud y República

04 mayo 2016

Crónica de una decadencia anunciada: El País y Juan Luis Cebrián

Allá por mayo de 1976, a pocos meses de la muerte del dictador, nació El País. Y su salida levantó una ilusión que hasta ese momento no conocíamos. La prensa había sido del Movimiento o sensacionalista, o las dos cosas.

Y fue El País quien con su nueva forma de hacer, con sus contenidos rigurosos, nos hizo ver que aquello de la Transición iba en serio. Un director joven, Juan Luis Cebrián, al frente de un equipo joven, ágil y comprometido con los nuevos tiempos fue capaz de situar a la Prensa en el primer plano.

Pero aquello es pasado. El País cumple cuarenta años y su situación actual deja mucho que desear. Ese periódico moderno y comprometido hoy se ve acomodado y políticamente bizco, siempre con seguidismo al PSOE y a aquellos que le han ido dando cancha. No hace tanto Gallardón era un modelo de este periódico, y desde hace bien poco se le ve el plumero con Ciudadanos, partido al que ha ayudado descaradamente en sus editoriales. Eso sí, siempre con su inquina contra el Partido Comunista e Izquierda Unida, que hoy se extiende también a Podemos.

Pero si El País ya no es El País, también se debe a problemas de gestión. Cebrián, que siempre ha estado en la cúspide, ha pasado de director a Consejero Delegado y después a Presidente de la empresa madre, Prisa. Hoy este holding está en una crisis económica importante, y se mantiene gracias a otras de sus empresas, por ejemplo, la Cadena Ser, que mantiene un liderazgo aplastante de audiencia.

La cosa salió a la luz en 2012, cuando el periódico hizo un ERE salvaje que se cargó, además de a ciento treinta trabajadores, a ilustres periodistas, que representaban la esencia del diario: Maruja Torres, Enric González o Ramón Lobo, entre otros.

Y no sólo hay un problema económico, que es importante. Es que además, el gran capo Cebrián actúa justo como lo hacían aquellos a los que atacaba por los años setenta y ochenta, con criterios absolutistas, sin soportar críticas y, lo que es más grave, confundiendo su situación privada con la empresarial.

Hace poco tiempo, Miguel Ángel Aguilar, otro mítico periodista que colaboraba con el periódico, fue despedido por contestar un artículo sobre la libertad de expresión que no debió gustar al gran jefe Cebrián.

Lo último, hasta ahora, ha sido cuando ha salido a la luz que su esposa tenía una sociedad opaca en un paraíso fiscal y se ha criticado, él, otrora gran periodista, ha decidido denunciar en nombre de Prisa a quienes han informado de la noticia: El Diario, La Sexta y El Confidencial. Total que con en nombre de su empresa denuncia a estos periódicos por un asunto de su esposa. Además prohíbe a periodistas de su empresa colaborar con cualquiera de estos medios.

Sin embargo, la cosa no se queda ahí, además, como quiera que es el gran capo de Prisa, Cebrián ha mandado despedir al director de El Diario, Nacho Escolar, como tertuliano de la Cadena Ser. Como se puede ver una verdadera lección de libertad de expresión –pero que a mí no me toquen, que soy el rey--, algo que siempre él había defendido, hoy, por intereses personales, se lo pasa por el arco del triunfo.

Nacho Escolar no necesita defensa, es un periodista honrado, joven, que después de un largo recorrido, hoy dirige El Diario, un periódico digital con éxito y que económicamente, parece que va viento en popa. Es posible que eso –envidio o celos-- también haya influido en su despido de la SER.

En fin, ya ven ustedes cómo se empieza y cómo se puede acabar cuando las convicciones son superficiales, cuando a uno le tocan su parcela, cuando alguien es poderoso y le atacan. Cuando se anteponen criterios economicistas a derechos primarios. Y es que Cebrián no es lo que era.

Hoy Cebrián es un esqueleto, una sombra de lo que fue, sin alma y con mano de hierro preside una empresa cuyo medio más emblemático es un periódico que se está hundiendo y que en sus últimos coletazos se lleva por delante todos los valores que un día pretendió representar.

Salud y República

27 abril 2016

Se da el pistoletazo de salida de las nuevas elecciones

No ha habido forma. Es de agradecer el último intento de Compromis, de formar un gobierno de izquierdas, que ha sido contestado con una simple ocurrencia por el PSOE (que demuestra su condición) y con un desprecio de Ciudadanos.

Y ahora toca el momento de empezar a echar culpas. Éste será el leitmotiv de la campaña que se avecina. Pero lo importante es ver cómo se va a gestionar un nuevo parlamento que probablemente no será tan distinto del actual. La principal variación puede ser la confluencia de Podemos e Izquierda Unida.

Este acuerdo, que se está gestando, podría hacer cambiar sensiblemente el resultado que se dio en diciembre, pasando a ser la segunda fuerza detrás del PP, superando al PSOE,
lo que cambia totalmente las premisas de un nuevo gobierno. La principal fuerza de la izquierda puede ser esta nueva coalición.

De producirse, parece lógico que sea esta fuerza la que pretenda presidir un gobierno de izquierdas, de progreso, y sea el PSOE el partido que complete este gobierno. Pero, la duda es: ¿Estará dispuesto el PSOE a permitir un gobierno de izquierdas que no presida? ¿Seguirá empeñado en continuar pactando con la derecha que representa Ciudadanos? ¿Dejará Susana y otros barones que Sánchez entre en un gobierno de izquierdas?

Yo tengo serias dudas de que el PSOE quiera apoyar un gobierno de progreso que no presida, sobre todo cuando tenemos la experiencia de que pudiéndolo haber hecho, presidiéndolo, no ha querido. Y me temo lo peor, ojalá que me equivoque. Pero son muchos años de bipartidismo lo que me hace pensar así. El PP, que es probable que siga siendo la primera fuerza votada, se aliará con Ciudadanos (con la excusa de que hay que pactar como sea), dejando que sea el PSOE el partido que tenga la clave de la gobernación.

Ahí empezará a funcionar la plomada de la Gran Coalición. PP y C’s, así como los grandes grupos mediáticos y empresariales, se alinearán al lado de esta fórmula y presionarán al PSOE para que junto a los otros dos partidos formen gobiernos. Es el gobierno deseado por los poderosos, el que quiere la CE, el que seguiría obedeciendo a esa Europa en sus políticas de recortes que han demostrado a quien sirven.

Esperan tiempos duros, donde infamarán y tratarán de denostar y despreciar a un posible gobierno de izquierdas, para llegar a lo que desean, que el PP siga gobernando, ahora con la colaboración de C’s y del PSOE. Ese es el gran peligro. Y el PP lo sabe muy bien. Sabe que el PSOE no puede mantener su incomunicación con los peperos y que en esta oportunidad no será fácil negarse, por principio, a lo que parece “lo mejor”, “lo más sensato”, la gran coalición comandada por el indecente Rajoy y preferida por “el mundo de bien”.

Ahí es dónde está el riesgo, en que el PSOE siga jugando al bipartidismo (aunque entre Ciudadanos, ya sabemos que es el nuevo PP), la fórmula que ha mantenido la alternancia en este país y que sigue conviniendo a los grande. Si ocurre esta situación probable será la prueba de fuego de Sánchez, demostrando hacia dónde dirige, de verdad, sus pasos, hacia la izquierda o hacia la derecha, hacia el cambio o hacia la consolidación de un gobierno que empezará manchado por la corrupción y la ineficacia de la gestión última. 

Salud y República

25 abril 2016

¿Por qué defiende Espe Aguirre a Granados?

No diría que es sorprendente, porque ya nada que venga de la lideresa nos sobresalta, pero desde luego sí que es una contradicción en toda regla, apelar a la presunción de inocencia de Paco Granados cuando antes, en diversas ocasiones, ha admitido que le había salido rana.

¿Qué ocurre? ¿Por qué ahora dice que tiene derecho a la presunción de inocencia, cuando no hay duda de la carga de las pruebas? ¿Cómo se come que le preocupe que lleva mucho tiempo en prisión preventiva?

La respuesta es clara: está cagada de miedo (perdonen la expresión). Por motivos similares ha atacado a Bárcenas, sin compasión, y por motivos menores ha disparado contra Rita Barberá, contra el exministro Soria y contra unos cuantos más de esa calaña. Por no contar los ataques que ha dedicado a los de otras formaciones, a los que no sólo ha negado la presunción de inocencia sino que les ha soltado dedicatorias infumables, por simples sospechas, por rumores y sin ninguna prueba definitoria.

Y es que Espe Aguirre está loca por parecer un verso libre dentro del PP. Y el PP está cada vez más loco porque la condesa consorte se vaya a su casa de una vez, pero ella es así y toca aguantarla. Bastaba con que esta mañana el pepero Maroto dijera que el tal Paco debería irse al trullo que es su sitio, para que la lideresa saliera en defensa de su íntimo Paquito.

Pero la verdadera razón es que Granados tiene información que puede echar, de una puñetera vez, a Espe Aguirre de la vida pública. Han sido muchos años a su lado y sabe mucho sobre sus cuitas, y Espe tiene miedo. Porque, además, el tal Granados –no había más que verle declarando desde la cárcel— es más chulo que un ocho, es altanero e insolente, capaz de cantar la Traviata y dejar a su expresidenta con el culo al aire.

Es tanta la basura del PP madrileño que Granados puede tener el baúl del cajón de la porquería y abrirlo sin reparar (o reparando) en el daño que puede causar a la lideresa que ya está tocada, rozada y rebozada por el lodo del pantano pepero.

Y claro, ella no es tonta, sabe que se juega lo único que se puede jugar: “el prestigio entre sus incondicionales”, entre los demás hace ya tiempo que lo ha perdido, por eso ahora le toca defender a su amadísimo Paco, una rana que puede convertirse en cocodrilo y comerse al PP madrileño con Esperanza a la cabeza.

La caída de Aguirre es lenta pero continua. No hay nada más que ver cómo su ejército de palmeros cada día es menos numeroso, sus gracias ya no las ríe casi nadie, ni tan siquiera Inda (su hooligan más fanático hasta ayer) y su influencia política es insignificante. Ha quedado como una zombie, muerta políticamente, pero con apariciones que más que miedo provocan vergüenza y mal olor.

Granados es un sinvergüenza pero es listo y sabe que tiene cartas que jugar todavía, y eso es lo que acojona a la Espe. Eso y nada más. Lo sabe y ha llegado el momento de que, para evitar males menores, la lideresa enamore y bese a la rana y ésta se quede muda del susto

No le queda otra, aunque su tiempo se acabó, ella se cree una diva y le toca defender y amar a Paquito para evitar que desafine.

Querida Esperanza, no te preocupes, aunque te vayas, siempre nos quedará tu fantasma lleno de mierda.

Salud y República

22 abril 2016

Izquierda Unida y Podemos tienen que confluir ante unas nuevas elecciones

No hay mucho tiempo. Hay que echar toda la carne en el asador. Las nuevas elecciones están a la vuelta de la esquina. Tenemos posibilidades y hay que aprovecharlas, sería una irresponsabilidad que dejáramos que el PP con alguna combinación maquiavélica consiguiera gobernar.

Ahora o nunca. Es una posibilidad que hay que explorar y que tiene muy buena pinta. Una candidatura conjunta entre Podemos e Izquierda Unida es una ocasión única, vista la injusta ley electoral, para poder sacar unos resultados que permitan pensar en un gobierno de izquierdas.

En la situación actual, el PP se complace no haciendo nada y frotándose las manos al ver una oportunidad en unas nuevas elecciones, el PSOE no es capaz de comprender que casarse con Ciudadanos es un error de libro, que le puede costar caro, y es incapaz de cambiar el rumbo y pactar con la izquierda.

Estamos en disposición de poder dar una gran sorpresa. La confluencia entre Podemos e Izquierda Unida, fallida en diciembre pasado, tiene que llegar, esta vez, a buen puerto.

Sé perfectamente que no es fácil, pero es posible. Hay sectores que no quieren esta unión. Entiendo lógico que el PP se asuste porque esta coalición, le podría soplar unos cuantos diputados, como comprendo también la preocupación de Ciudadanos que creía tener la posibilidad de sobrepasar a Podemos y que ahora temen quedarse muy atrás. Mientras, el PSOE está preocupado porque sabe que, de esta forma, mantener el segundo puesto le va a ser difícil.

También sé que hay gente en sectores (minoritarios afortunadamente) dentro de Podemos y de Izquierda Unida que no están por la labor. Así, el afán incomprensible de Errejón y su gente de mantener una falsa transversalidad y negar su realidad –que son de izquierdas— así como la vieja guardia de Izquierda Unida que está perdiendo fuerza día a día, pero que no termina de desaparecer (hablo de Cayo Lara y su círculo que no lo tiene nada claro y, sobre todo, de Llamazares y su gente que, probablemente por celos a Garzón, prefieren que la izquierda siga dividida para mantener un chiringuito cada día más pequeño). Hay que convencer a estos sectores de las ventajas de esta unión.

Pero también se que hay gente, mucha gente de estas dos formaciones, que ven con ilusión esta confluencia y se dan cuenta de que la suma de las dos formaciones puede añadir un plus de votantes nuevos.

Además hay gente que ya ha manifestado que es necesaria esta unión, personas como el mismo Pablo Iglesias, Alberto Garzón con su mayoría en Izquierda Unida, Juan Carlos Monedero, Ada Colau, etc. Todos ellos ven la necesidad de unirse y de hacer posible un cambio progresista de verdad.

Hay dificultades. Una de ellas es la de un programa en común, aunque las diferencias son mínimas habría que afinarlas para que las dos formaciones se encuentren a gusto. Otra dificultad sería la composición de listas. Es necesario buscar una fórmula que permita, de acuerdo a la fuerza que cada uno representa, recoger los votos de los restos a los que Izquierda Unida no llegó, en muchas provincias y de esta forma obtener unos cuantos diputados más. Ambos partidos han de ser generosos para conseguirlo.

Salvemos las diferencias y unámonos con lo que de común tenemos: casi todo el PROGRAMA y el deseo de un gobierno de cambio que acabe con la plaga pepera. Hay que avanzar, porque no conseguirlo puede significar otros cuatro años de penuria, desgracias, recortes y desigualdades.

Este es el reparto de escaños que hubieran conseguido los distintos partidos, si hubieran ido juntos Podemos e Izquierda Unida, a las elecciones del 20-D:
Simplemente viendo estos datos deberíamos luchar por conseguir esa candidatura única. El PP hubiera tenido nueve escaños menos, el PSOE dos, Ciudadanos cuatro y Podemos + Izquierda Unida hubieran ganado catorce. Hoy estaríamos gobernando juntos (173 diputados) con el PSOE. Y si además sumamos el plus que representa para muchos esta unión, las posibilidades de sacar un resultado brillante son muchas. No desaprovechemos la ocasión, es única. No tengamos que lamentarlo de nuevo.


Salud y República

18 abril 2016

¿Será ceguera lo del PSOE con Ciudadanos, o qué?

No puedo entender que Pedro Sánchez y su partido insistan en un pacto con C’s, que además de infumable es insuficiente.

Y es que a las pruebas me remito. Albert Rivera, antes de las elecciones, mintió descaradamente, puesto que hablo de derogar algunas leyes del PP, que estos días atrás ha incumplido.

Puedo entender que Sánchez, ante la primera intervención insolente de Pablo Iglesias, se ofendiera y condicionara su comportamiento. Sin embargo, hay algo por encima de las formas, y es lo que cada partido está dispuesto a defender. Hoy, ya no valen excusas hay que intentar un gobierno de izquierdas y deprisa, no contamos casi con tiempo.

Porque Ciudadanos es un bluf y está engañando al PSOE. A las pruebas me remito. Estamos sin gobierno y ya se ha alineado con el PP para votar contra algo que había prometido y que demuestra que no es sino su apéndice, una sucursal pepera.

Y no sólo es que tiene gente franquista, como lo es Juan Carlos Girauta, autor de un libro –prologado por Pío Moa— que culpa a la República del golpe de Estado fascista de 1936, ni que su ideología económica venga de FAES, esa fundación que preside el ínclito y defraudador Aznar. Añadamos también que tiene comandando una autonomía, La Rioja, a un personaje que tiene una sociedad opaca en Panamá. Además, y es más contundente, su praxis política ha demostrado en estos meses de precariedad, donde todo es provisional, cuál es su verdadera cara, habiéndose quitado la máscara.

En estos últimos días Ciudadanos ha sido capaz de:

Abstenerse en la Ley 25 de emergencia social. Mientras todo el parlamento salvo el PP, han votado a favor, C’s se ha abstenido, anticipando lo que le importan las dificultades que están padeciendo los ciudadanos. Afortunadamente a pesar del PP y C’s se ha aprobado.

Abstenerse ante la proposición de ley que se ha llevado al parlamento para parar la aplicación de la ley Wert. Bien, pues a pesar de haber pactado que la echarían abajo, los chicos de Ciudadanos han vuelto a quitarse la careta y en vez de votar a favor, se han abstenido.

Votar en contra ante la pretensión de derogar la Ley Mordaza. Lo contrario de lo que habían prometido. De nuevo, incumpliendo promesas.

Está claro, otra cosa es que no lo quiera ver Pedro Sánchez y su gente, Ciudadanos está apuntalando la política del PP y está dando muestras de lo que piensan en estos momentos provisionales, cuando se podría poner patas arriba las políticas peperas de la última legislativa, las que tanto daño han hecho a los españoles.

Total, Ciudadanos está claro que no quiere eliminar la ley Wert ni la ley Mordaza, ha tenido ocasión de votar contra ellas y no lo ha hecho. Y además, no ha sido capaz de votar a favor de la ley 25, la que prevé defender las dificultades de los más débiles.

Imagínense si esto ocurre en tiempos provisionales lo que podría ser un gobierno con Ciudadanos. Sería tener al PP dentro, tener al zorro en el gallinero, puesto que Ciudadanos al votar así está demostrando hasta dónde puede y quiere llegar.

Pero, yo me pregunto, ¿es que el PSOE no se da cuenta? ¿es que el PSOE pretende gobernar con la formación que pretende defender las leyes del PP? ¿Cómo se puede interpretar que Sánchez y los suyos mantengan el pacto que les obstaculiza borrar las huellas desastrosas del PP?

Todas las iniciativas que han ido en el sentido de acabar con las políticas del PP y de abrir nuevas vías han sido votadas favorablemente por los componentes de la llamada vía del 161 (PSOE, Podemos, IU, Compromis) y de algún grupo más. ¿Por qué entonces no romper con la marca blanca del PP y formar gobierno con la Izquierda? ¿De qué tiene miedo Pedro Sánchez?

Desgraciadamente parece que el PSOE sigue empeñado en que se convoquen elecciones, a sabiendas de que el pacto con Ciudadanos es un pacto con la derecha y de que además está perdiendo una oportunidad única de comandar un pacto de izquierdas.

Quizá sea la última oportunidad para la izquierda. De celebrarse nuevas elecciones, es muy posible que volvamos a tener gobierno del PP, apoyado por Ciudadanos y quien sabe por quién más.

A cada cuál su responsabilidad. Y, en este momento, el único que puede cambiar la situación es el PSOE. No hay otra posibilidad. Perderla es una barbaridad, incluso para el propio Pedro Sánchez que desde su propio partido están disparándole, y quizá está despreciando su última oportunidad.

Salud y República

16 abril 2016

Homenaje a las víctimas franquistas en el cementerio del Este

Esta mañana, como cada Abril desde hace diez años, se ha celebrado el décimo homenaje anual a las víctimas franquistas que cayeron en Madrid (más de 2600), fusiladas en las tapias del cementerio del Este.

Toda la mañana ha estado lloviendo, en algunos momentos de forma muy intensa. Y allí, como cada año, nos hemos reunido para homenajear a aquellos que murieron por defender la libertad, por apoyar los valores democráticos, por mantener el orden constitucional.

En esa tapia, donde esta mañana se ha puesto una pequeña carpa, fue donde cayeron fusilados muchos republicanos, por el simple hecho de serlo. Esa fue toda su culpa. Cayeron por ser rojos, por tratar de mantener la República, por creer y defender la libertad.

Hoy, mientras llovía a cántaros, hemos vuelto a reconocer a nuestra gente. Y hemos escuchados emocionados a familiares de las víctimas, a Nicolás Sánchez Albornoz, a Almudena Grandes, a José Antonio Martín Pallín. Allí han venido también desde La Carolina para rendir homenaje a Ana López Gallego una de las Trece Rosas que era de ese pueblo jienense y que fue fusilada en esta tapia. Todo ellos amenizado por dos poetas como Sara Zapata y Mariano Crespo y dos cantautores como Juanjo Anaya y Patxi Andion.

Martín Pallín, incansable luchador por la Memoria Histórica y habitual interviniente en este acto, decía esta mañana que la lluvia es signo de fertilidad y que ha hecho germinar las semillas que allí cayeron manchadas de sangre. Y hoy somos nosotros los que seguimos manteniendo esa luz.

Emocionante ha sido escuchar el himno de la Joven Guardia Roja por Anaya. Aún recuerdo cómo me lo cantaba mi madre, saltándose estrofas que no recordaba pero con pasión y como si todavía estuviera en el 36.

Una ausencia imperdonable, la alcaldesa de Madrid. Lamentable vacío institucional que duele, por venir de quien viene. Pero, no ha importado. El acto se ha celebrado como siempre, habiendo prevalecido la emoción, la memoria, y las ganas de reparación. Los asistentes, en completo silencio, bajo un manto colectivo de paraguas, acompañados por el compás de la lluvia han recordado a los suyos, a quienes lo merecían, a quienes hoy están olvidados y discriminados por las instituciones. Mientras otras víctimas, como las del terrorismo, son afortunadamente homenajeadas con frecuencia, las víctimas franquistas sólo encuentran obstáculos en el camino de la Verdad, Justicia y Reparación. Hasta el punto de que ha tenido que ser una jueza argentina quien se haya puesto al frente de las reivindicaciones de nuestras víctimas.

Dicen que no hay que mirar atrás, dicen que no podemos instalarnos en el pasado, que hay que mirar al futuro. Pero no saben que la República es más porvenir que pasado, que sus valores están grabados en el mañana, que sin historia verdadera no hay progreso. Que si no se cierran las heridas no podremos caminar sobre nuestra propia sangre.

No me queda más que dar las gracias a Memoria y Libertad, ese colectivo cuyo objetivo es mantener viva la llama de las víctimas franquistas y que desde hace diez años nos hace estremecernos en el recuerdo de los nuestros, de aquellos que lucharon por nuestra libertad y que pagaron con su vida la osadía de defender los valores democráticos. Gracias, compañeros, muchas gracias y hasta el año que viene.


Salud y República

14 abril 2016

Hoy es 14 de abril

Ni más ni menos. Hace 85 años que se proclamó la II República Española, y hoy somos muchos los que vemos cómo esta efemérides es olvidada por la gran mayoría de los medios de comunicación.

Mientras que fiestas históricas como el dos de mayo se celebran y se recuerdan de forma general, el 14 de abril se trata de evitar. Olvidando que, sin duda, el periodo de la II República fue un tiempo de progreso, de igualdad, de cultura y de democracia.

La primera vez que España tuvo un régimen democrático, al que sólo pudieron vencer con la reacción militar, con el poder de las armas, con un golpe militar fascista.

Hoy, todavía, somos muchos los que esperamos que esta fiesta se celebre como se merece. Hoy, después de tantos años, somos muchos los que esperamos que se reconozcan los valores que tuvo esa República, que cambió este país, y que sólo un régimen franquista pudo parar su ímpetu demócrata e igualitario.

Después de la República, debido al golpe de Estado vinieron cuarenta años de oscuridad, de ocupación, de falta de libertad, de odio, de venganza, de muerte. Y, a continuación, una transición que se olvidó de nuestra República y vendió sus valores por un plato de lentejas. Una transición que todavía está inconclusa.

Hoy después de miles de muertos, somos muchos los que esperamos que fructifique la Memoria Histórica y que las víctimas de la represión franquista puedan ser honrados con la Verdad, la Justicia y la Reparación.

Cuando desde las instancias oficiales se mantiene el silencio y la desmemoria, no podemos contribuir al olvido. Hoy, que los derechos de los ciudadanos se están conculcando, debemos, más que nunca, mantener activa nuestra memoria hacia la II República, a la que el atropello y la rebelión de las fuerzas fascistas no dejaron desarrollar sus principios.

La actitud contraria de partidos como el Partido Popular, heredero, en gran parte, del franquismo, y de Ciudadanos –que cuenta con gente como Juan Carlos Girauta, autor de un libro que culpa a la II República del golpe de Estado del 36— y la inacción del PSOE, que se autodenomina republicano, pero que siempre encuentra excusas y se pliega a la Monarquía, hacen que haya dificultad para profundizar en los valores democráticos que esa II República anunció y que se cortaron de raíz por las hordas franquistas.

Porque en una España de charanga y pandereta, la II República fue capaz de iluminar un futuro de valores democráticos. Así, legalizó el divorcio, aprobó el voto de la mujer, extendió la educación por todo el país; el arte, la cultura y la ciencia sufrieron un auge desconocido hasta ese momento. Y los trabajadores vivieron adelantos que no soñaban como la ley de huelga o la jornada de ocho horas al día.

Es sorprendente observar la asimetría que existe entre diversas víctimas de terrorismo (el Estado franquista fue un Estado terrorista), mientras que, con todos los merecimientos, algunos homenajean a las de ETA y terrorismos islámicos, se olvidan y se ríen de las víctimas franquistas. Y dicen que recordar esa época huele a rancio, que no hay que mirar atrás. Otros le echan la culpa del golpe de Estado, porque sin duda hay quien se dedica a cambiar la historia, de hacerla a su medida, de inventarla a su conveniencia. Todo ello con desvergüenza e inquina.

Por eso, no podemos dejar de manifestar nuestra más viva emoción al recordarla.

Para recordarla y homenajearla hay actos de primera magnitud que se celebran el próximo sábado, día 16. Uno en Rivas, otro en el Cementerio del Este (los carteles están más arriba). Es justo que sintamos el imperativo de recobrar esa primavera republicana que ha de volver. Porque la Tercera República es además de un deseo, una necesidad ineludible.


Salud y República

12 abril 2016

La jeta de Soria, otro que pasaba por allí

Hay que tener cara dura. Miren ustedes cuando a uno le pillan en una gorda, lo mejor sería disculparse y reconocer que se ha equivocado. Todo lo demás, además de excusas, huele muy mal.

Y es que a este tipo, otro más que ha saltado con los papeles de Panamá, le han pillado con el carrito del helado y lo único que se le ocurre decir es que no sabe nada, que pasaba por allí. Y su hermano, que también figura, tampoco sabe nada y eso que hay hasta firmas. Además ha figurado, cuando era alcalde de Las Palmas, como secretario de una empresa que curiosamente se llama igual que una de Bahamas. ¡Pura casualidad!

Pero claro se ve que hay una mano negra que va a por él. Porque él, a pesar de figurar su nombre y el de su hermano, así como el de su padre en la otra empresa, no sabe nada de nada. El hecho de que haya firmas de su hermano y que además figure en el registro mercantil del Reino Unido no quiere decir nada, seguramente el registro mercantil de un país como el Reino Unido estará equivocado o manipulado, todo es una conspiración para el pobre ministro de Industria.

Soria es un tipo peligroso y oscuro, suave en el tono pero de los más derechoso del gobierno. Por recordar algo de lo que ha hecho –claro que es capaz de negarlo--, recordemos que en colaboración con las multinacionales energéticas nos ha subido el precio de la luz un 42%, además de imponer un impuesto al sol –cargándose la energía solar--, trató de colarnos el fracking, aunque no fue posible porque los estudios técnicos lo desestimaron.

No olvidemos tampoco que fue de vacaciones pagadas por un empresario canario al mejor hotel de Punta Cana en la mejor suite (dice que pagó 70 euros al día cuando se sabe que cuesta 1300 euros). Por cierto, que desde allí fue capaz –¡vaya jeta!— de hacer campaña por el turismo interior, mientras él, pagado por otro, se paseaba por un país lejano.

Y para colmo, el tipo dice que ha ordenado a la Fiscalía que le investigue para aclarar este tema, olvidando el Sr. Soria que Montesquieu existe (el poder ejecutivo ordenando al poder judicial, está claro que lo tienen por costumbre) y además que no tiene potestad para hacerlo. Sabemos que el Fiscal General lo nombra el gobierno, pero también sabemos que debería ser independiente. Bueno, pues Soria pretende que se ponga a sus órdenes.

En fin, otro más. Pero no se preocupen, no pasará nada. No dimitirá, aunque debería. Ya han salido miembros destacados del PP a defenderle, aunque su actuación sea indefendible. Y todo pasará, y ya verán como, desgraciadamente, el Partido Popular seguirá siendo el partido más votado. Es difícil de entender, pero es la realidad. Todavía una gran cantidad de ciudadanos siguen sin dar importancia a la corrupción, porque si no hubiera sido así el Partido Popular habría desaparecido. Y ahí está. El primero de la clase: en corrupción, en opacidad y en votos. ¿Hay quién lo entienda?


Salud y República

10 abril 2016

Blesa también está en el ajo de Panamá

No se pierde una. Ahí le tienen. Uno de los tipos que más daño ha hecho a este país. Pues bien, a todo lo suyo, que no es moco de pavo, hay que añadir su pertenencia a una sociedad opaca en las Islas Vírgenes. Un verdadero “ángel de las finanzas”.

Pues sí, el mismo que hundió Caja Madrid, lo que nos costó más de 24.000 millones de euros. El personaje que inventó las famosas tarjetas black y las repartió a lo más florido del panorama político y económico del país. El mismo que arruinó a miles de preferentistas. Ese que hizo compras de hoteles innecesarias y sospechosas, que se subió el sueldo y la indemnización de despido de forma escandalosa, o que concedía hipotecas por encima del precio del inmueble creando un riesgo innecesario, que al final hemos pagado todos; ese elemento de cuidado resulta también pringado según los papeles de Panamá.

Sí, a Caja Madrid lo encumbró su amigo de pupitre, el de las Azores --cuyo nombre no quiero escribir no vaya a ser que se me funda el ordenador--, ese era su capital humano, ser amigo del que nos metió en una guerra infame y criminal. Pues bien, ese mérito nos costó luego miles de euros, dolores y quebrantos. Es difícil encontrar a alguien –si no es su padrino político, el de las Azores— que haya hecho más daño a este país.

Sin embargo, ahí le tienen ustedes, con no sé cuantas imputaciones, y las que te rondaré morena, y libre como el viento, campando por sus lares, como si no fuera con él la cosa. De hecho, al juez que intentó meterle en el talego, Elpidio Silva, le está costando diecisiete años de inhabilitación, que se dice pronto.

Incomprensible que un tipo como Blesa ande suelto con todo lo que lleva en su mochila criminal. Además de su lucro personal, que no es poco con los salarios que cobraba y todo lo que se ha llevado en premios y jubilaciones –por no hablar de presuntas comisiones o beneficios ilícitos--, lo más grave es lo que nos está costando a todos sus desmanes criminales. Y él, tan campante, como si no hubiera hecho nada, sin haber pagado un real.

Ahora además sabemos, por los papeles de Panamá --¡joder, el juego que están dando!—, que este tipejo tenía una sociedad en las Islas Vírgenes y que desde ella creó una empresa en España entre cuyos consejeros estaba la empresa armamentística, EINSA, que vendía equipos militares a varios países. Bien, pues esta empresa, que también vendía armas a Venezuela –la bestia negra del PP--, utilizó a Blesa como intermediario de Aznar para la venta de armamento a Libia (con Gadafi al frente) y Argelia, por la que el expresidente obtuvo jugosas comisiones.

En fin, una alhaja que anda suelto. Ya sé que no está juzgado pero, ¿por qué no se aplica la prisión preventiva que se ha dictado en casos más veniales? ¿Acaso Blesa tiene bula? Que este personaje esté libre es un peligro público. Quién sabe que estará tramando, dónde estará escondiendo su fortuna, qué papeles estará destruyendo. Luego, como ha ocurrido en otros casos, clamaremos al cielo porque han desaparecido las pruebas o el mismo personaje.

Es dificilísimo de entender pero ahí está. Blesa sigue como si nada. Eso sí, todos los demás nos hemos visto obligados a pagar sus fechorías con recortes en educación, en sanidad o en dependencia. Claro que él no necesita el Estado del Bienestar. Eso para él es un sobrecoste innecesario, y los pobres, pues eso, que se jodan.

Salud y República

08 abril 2016

¿Estaré implicado en los papeles de Panamá?

Y es que se habla de cientos de españoles, aunque sólo se nombra a los famosos. Yo, que quieren que les diga, estoy acojonado, lo mismo un día de estos sale mi nombre.

No, no se lo tomen a broma. Aquí no se salva ni el Tato (¿quién coño será el Tato?). Primero porque si hay algo que en este país siempre ha estado de moda ha sido engañar a Hacienda. Si a alguien se le ocurre decir que pagaba todos los impuestos y que cumplía con su deber, los que le escuchaban se descojonaban. Lo bueno, lo bien visto, siempre ha sido presumir de haber engañar al fisco.

Pero ahora vemos con pavor que no es sólo cosa de españoles, también alemanes, franceses, italianos y hasta islandeses están implicados con sociedades opacas en paraísos fiscales. Y que además hay riesgo de que te pillen.

No me dirán que no está estudiado, qué casualidad que esto ocurra dos días antes del inicio de la campaña de la Renta 2015. Los ciudadanos de a pie, como sabemos aquello de las barbas de tu vecino, estamos que no respiramos y hemos colapsado la web de la Agencia Tributaria en los dos primeros días. Queremos cumplir, que ya sabemos que al final Montoro la pagará con los más débiles.


¿Y quienes han sido nombrados hasta ahora? El mejor futbolista, un premio Nobel, un primer ministro y presidentes en activo, empresarios de gran calado, gente de la farándula de primera magnitud. Políticos de alta estirpe, parientes cercanos de Casas Reales. Y todos ellos saliendo a cuentagotas, se trata de una nueva edición en fascículos, cada día salen dos o tres nombres más. ¿Y quién saldrá mañana?

Pues sí. Menos mal que sólo salen al público los más famosos, porque podríamos encontrarnos seguramente algún que otro cuñado o amigo de la infancia. Y es que debe haber millones. Fíjense que se han “traspapelado” más de once millones de documentos de una agencia financiera, que parece que representa sólo el 5% de lo que está escondido en Paraísos Fiscales. Es inimaginable qué pasaría si se descubriera quiénes están detrás del otro 95%.

Pero lo que sorprende es lo que contestan los implicados, cuando se les pregunta por las razones de pertenecer a estas sociedades opacas. Unos echan la culpa a sus abogados o asesores financieros, ellos no sabían nada a pesar de que está su firma en los documentos. Otros dicen que es cosa de su mujer, curiosamente a raíz de un divorcio complejo, y que no tenían noticia. Unos cuantos dicen que es mentira, a pesar de que su nombre y su firma figuran en los documentos. Y hay quien dice que es verdad pero que no han tenido movimiento en esas cuentas y que ya la han cerrado hace tiempo.

Como se puede observar, según dicen, o no lo sabían, o les han engañado, o la abrieron sin saber para qué. Curioso. A los que no lo sabían habrá que decirles que no es bueno firmar sin saber lo que se firma, que hay que tener cuidado y sobre todo preguntarse de dónde vienen los intereses que les han ingresado de forma periódica. A los que lo hicieron sin saber para qué, hay que recordarles que es mucho más fácil, más cercano y hasta más patriota utilizar cuentas en bancos cercanos del propio país, que tienen una red de cajeros que les permite de forma rápida y segura tener disponibilidad de sus recursos.

Es curioso que ninguno reconozca que lo ha hecho para ahorrarse impuestos en su país, al revés, muchos de ellos insisten en que todo es legal. Lo que no se atreven a decir es que es un acto patriótico, aunque les encantaría.

Hay un caso, que no quiero dejar de referir. Es un asunto Real, con mayúsculas. Y es el de Pilar de Borbón, la hermana del rey Juan Carlos. Una mujer que ha sido presidenta de una sociedad off-shore durante cuarenta años y la pobre lo hizo obligada por las circunstancias. Y es que buscó la seguridad que no encontraba en España, en un Paraíso Fiscal. Esta vez la culpa es de ETA, la que nos faltaba. De 1974 a 2014 unida estrechamente a ese Paraíso Fiscal por culpa de las amenazas de ETA. ¡Cuánto debe haber sufrido la pobre! Se borró del clan de los ocultadores el mismo día que su hermano abdicó. Otra casualidad. Debe haber sido horrible tener durante tantos años la amenaza de ETA sobre su cabeza, menos mal que las penas con pan son menos, ¿o no, Dª Pilar?

Por cierto, ¿en la declaración de la Renta hay que citar si tienes Paraíso Fiscal? Es que la voy a hacer y tengo dudas. He preguntado en la Agencia Tributaria y me han dicho que si soy de la Casa Real no hace falta, que ya se lo imaginan.

Salud y República

05 abril 2016

Se destapa el escándalo de las sociedades opacas de los Paraísos Fiscales

Una filtración de un bufete de abogados panameño ha destapado miles de sociedades opacas en paraísos fiscales de personajes de toda índole y de todo el mundo.

Personas de todos los países, también de España, más o menos conocidos tienen sociedades off-shore. Entre los personajes importantes destacan seis jefes de Estado actuales, otros seis que ya no lo son, ministros de distintos gobiernos, empresarios, artistas, deportistas, etc. Gente de toda índole que, creando sociedades off-shore consiguen evitar pagar impuestos en su país.

En España hay más de mil doscientas sociedades y más de 500 accionistas que han escondido su patrimonio en Panamá, contratando al bufete Mussack Fonseca, de ellos los más famosos son: Pilar de Borbón (tía del actual rey y hermana del rey Juan Carlos), Leo Messi, los hermanos Almodóvar, la esposa del comisario europeo Cañete, Micaela Domecq, Javier de la Rosa y Oliver Pujol.

El hecho de tener cuentas escondidas en paraísos fiscales no es de por sí un delito. El delito se comete si la procedencia del montante de esas cuentas es ilícito. Pero eso no quita para que, como mínimo, sea éticamente reprobable. Porque se trata de esconder un patrimonio con el fin de pagar menos impuestos. Y además suelen hacerlo esos que se llaman patriotas, patriotas de cartón piedra, claro.

A todos los que dicen que es legal y que pagan sus impuestos, yo les preguntaría: ¿Por qué entonces constituir una sociedad opaca en países lejanos, cuando se podría abrir una cuenta en un banco cerca de tu casa?

Y es que huele mal. Cuando alguien lleva su dinero a un país lejano y decide abrir una sociedad secreta será por algo. Y yo entiendo que hay dos razones. Una, es común para todos los mortales que lo hacen: esconder el patrimonio en una empresa cuyo propietario no es público y además evitar pagar impuestos en su país. La otra es, como se ha demostrado, que muchas de estas sociedades esconden operaciones ilícitas, fuera de la ley.

Ahora resulta que la hermana del rey Juan Carlos, estuvo desde 1974 hasta 2014 presidiendo una de esas sociedades y terminó su mandato el mismo día que abdicó el rey. Total, todo el reinado de su hermano estuvo comandando una empresa opaca. Y para más inri, se ha descubierto que su marido, Luis Gómez-Acebo es un profesional de la obtención de comisiones y conseguir contratos públicos, desde ese tipo de sociedades. O sea, sin duda, un experto que actúa como tal y se forra porque era quien era, el cuñado del Rey Juan Carlos.

Aparece también, por poner otro ejemplo, la esposa de Arias Cañete, ese ministro de agricultura que se convirtió en Comisario en la Unión Europea. La excusa dada es que cesó en esas actividades antes de ser nombrado comisario su marido. Una excusa burda que ha aceptado el presidente Juncker, seguramente como pago de haberle aceptado a él, el Partido Popular, cuando estaba inmerso en un asunto oscuro como presidente de Luxemburgo. ¿Qué hacía la esposa de un político en activo –recordemos que era parlamentario en ese momento y ya había sido ministro— perteneciendo a una sociedad opaca?

En fin, irán saliendo más ejemplos, parece que hay ni más ni menos que once millones de documentos que se están revisando y entre ellos hay referencia a cientos de españoles.

Y es que de aquello polvos, estos lodos. Los jerifaltes del mundo mundial no están nada interesados en acabar con los paraísos fiscales, entre otras cosas porque muchos de ellos se benefician de que existan. Hace cuatro años la Comisión Europea comunicó su intención de acabar con estos paraísos y no ha movido un dedo. Es más, el caso de Panamá es paradójico para España. Allá por 2009, la España –entonces con el gobierno socialista de Zapatero— decidió retirar de la lista de Paraísos Fiscales a Panamá, a sabiendas de que lo seguía siendo. ¿Por qué? Porque había que construir una parte del canal de Panamá.

Es lo que pasa, cuando se antepone lo económico a lo ético, podemos acabar, como así ha ocurrido, quitando de la lista de Paraísos Fiscales a Andorra, Suiza, Gibraltar, Luxemburgo o Panamá, aunque sigan en las mismas. O, ¿por qué no?, se puede rechazar a los inmigrantes o refugiados porque son económicamente débiles (los grandes deportistas o artistas no tienen problemas), aunque ello suponga su desgracia o su muerte. ¡Una vergüenza más!

Y es que todo está en venta. Por dinero cualquier cosa, sobre todo para los poderosos. No importa vender armas a los terroristas vía otros países y luego lamentarnos. No importa que digamos que Panamá es un país decente, con tal de que nos dé unas migajas del Canal que construyen. Es lo que hay. Que al menos, estos canallas que pueden evitarlo, no se quejen, que ya está bien de hipocresía.

Salud y República