16 agosto 2011

¿El escaño 351?

Ahora resulta que el gran Rubalcaba, el que parece que no estuvo en el gobierno anterior, quiere hacer muchas cosas que probablemente, de haberlas hecho el gobierno de Zapatero, en el que él ha estado durante siete años, no estarían a punto de perder las elecciones.

Un abandono de las políticas progresistas y un desmadre en la política económica nos han colocado al borde del abismo, o sea, de que el PP gane las próximas elecciones. Y no hay vuelta de hoja.

Es verdad que la crisis debilita a quien está en el gobierno, pero es verdad que este gobierno no se ha diferenciado en nada en las medidas que ha ido tomando de otros gobiernos, también de la derecha. Ha aplicado recetas neoliberales. Precisamente el gobierno donde el Sr. Rubalcaba era vicepresidente.

Y ahora sale con querer implantar, entre otros intentos de unirse al clamor de los indignados, el escaño 351. Y es que está tratando, a marchas forzadas, de acercarse al movimiento 15-M, sabedor de que éste es aceptado por la mayoría de los españoles. Y ojalá que así sea, y que no fuera tarde, pero me temo que lo que está haciendo es una operación cosmética para intentar proponer medidas que debería haber abordado ya su partido, precisamente ahora, que está en el gobierno.

Pero lo primero que yo le pediría es seriedad. Y seriedad no es aparentar ser serio, que eso lo hace muy bien, sino comprometerse, con todas las de la ley, a cumplir el programa que elabore. Que luego ya sabemos lo que pasa, y, claro. desde que el viejo profesor, en tono irónico, dijo que los programas están para no cumplirlos, parece que hay muchos que lo hacen suyo. Y cuando digo comprometerse, lo que pido no sólo a Rubalcaba, sino a todos los partidos que se presenten a las elecciones, es que firmen, si es preciso bajo notario, el compromiso de cumplimiento y de no hacerlo, dándose las condiciones suficientes, tendría que venir la dimisión del incumplidor y la separación de los cargos institucional por traición a los ciudadanos y al Estado.

Una vez hecha esta premisa, quiero dar mi opinión sobre el escaño 351. Yo diría, sí, pero… Está bien que haya más participación, está bien que el Congreso se abra a los ciudadanos, pero partamos de la base y facilitemos desde el principio que esto ocurra. No nos quedemos en que cada vez que llegue una Iniciativa Legislativa Popular, uno de sus impulsores pueda defenderla en el Congreso. Hay que ir a la raíz del problema, porque de no ser así, la cosa quedaría vacía.

Así, para empezar, el ordenamiento actual habla de 500.000 firmas necesarias, lo que hace que sea difícil de conseguir. Creo suficientes que fueran 100.000. También dice que: “No procederá dicha iniciativa en materias propias de ley orgánica, tributarias o de carácter internacional, ni en lo relativo a la prerrogativa de gracia”. Hay que quitar este párrafo, ¿qué ocurre? ¿acaso, la ciudadanía no puede llevar al parlamento su opinión o propuesta sobre esos temas? ¿Es que los ciudadanos son menores de edad para ciertas cuestiones? Hay que quitarlo, entre otras cosas, porque la decisión se toma en el Parlamento, que siempre podrá votar no a estas propuestas. Lo que ocurre es que aquí se tiene miedo a que se cuestione por ejemplo la forma de Estado, o ciertos aspectos de los impuestos, o alianzas internacionales. El peligro no existe, porque esa propuesta no es vinculante sino que debe ser aprobada o rechazada por el Parlamento, y que cada palo aguante su vela. No se puede empezar con complejos y con vetos parciales.

Si el PSOE lo elabora sin cortapisas y entendiendo que abrir el parlamento a la participación ciudadana es vital, bienvenido sea ese escaño 351. Pero ¡ojo!, no hagamos de esta campaña, una campaña de titulares, que ya estamos escaldados. Demos contenidos a las propuestas, y sobre todo, que cada partido se comprometa con su cumplimiento, si no, estaremos en las mismas.

Salud y República

13 comentarios:

José Alf. Tengo cita en psiquiatría. dijo...

De todas formas, toda Iniciativa Legislativa Popular suele caer en saco roto una vez llega y se debate. Sigue sin haber forma.

Un abrazo.

Felipe dijo...

La propuesta del escaño 351 me parece un brindis al Sol y no aporta nada a la vida ciudadana.

Lo primero que hay que hacer es la reforma del Reglamento del Congreso.Es un reglamento constreñido y demasido rígido,y no hay voluntad política de hacerlo por parte de las dos formaciones mayoritarias.Borradores a manta.Pero eso,sólo borradores.

Que cualquier ciudadano pueda defender cualquier iniciativa legislativa popular es mera retórica ya que quedará en la sola defensa ya que su admisión,trammitación y veto se la cargarán sin miramientos.

En cuanto al número de firmas considero adecuado las que se exigen porque ello quiere decir que hay una gran mayoría ciudadana que se implica en el cambio legislativo.

Bajar el listón sería como que nace no de una inmensa mayoría sino de un grupo pequeño.Ya sé que son muchas 100.000 firmas.Sin embargo,considero que la cifra de 500.0000 es un mayor aval del sentir ciudadano.

Digo que es una propuesta de cara a la galería porque la verdadera propuesta es la reforma de la ley electoral.Ya sé que no es lo mismo.Pero ésta es tan necesaria como el comer.Y de ello Rubalcalba no dice nada

Un saludo

María dijo...

Y todo esto es como predicar en el desierto. Un desierto, -quitando Madrid-, que es España en estos momentos. Porque no está casi nadie en su sitio, porque la gente está muy cansada de peroratas y viéndose venir el mes de noviembre con sus promesas y descalificaciones varias.
Hay mucho descreimiento y pocas ganas de política y políticos, así que ya puede prometer el señor Rubalcaba un escaño para cada español, que nadie le va a "echar cuenta" como decimos aquí.

Besos

Ciberculturalia dijo...

Pues que quieres que te diga, me parece una "coña marinera" por utilizar un lenguaje algo cheli.

Que proponga la reforma de la ley electoral. Eso es lo que tiene que decir y haber hecho.

Me pone muy nerviosa oír ahora las soflamas de Rubalcaba habiendo tenido la responsabilidad que ha tenido en el manejo de la cosa pública durante casi ocho años.

Es difícil creerle, no te parece?

Besos laicos

Dilaida dijo...

Eso yo creo, en mi humilde opinión, que es hablar por no estar callado, en algo tienen que entretenerse durante el verano.
Bicos

Genín dijo...

Pero hombre, hay que ser comprensivo, a el no le dejaban hacer lo que quería, ahora si que lo va a poder hacer...jajaja
Salud

Txema dijo...

Al final lo que pondrán no será una de esas cómodas butacas que usan los diputadetes, sino una silla de enea en alguna escquina, y les darán el título de observadres.

Este tío es un caradura.

Un abrazo

Daalla dijo...

A estas alturas pocos creerán lo que dice Rubalcaba pues todo lo que afirma parecen guiños a esa izquierda sociológica del país a la que han ido traicionando durante años pero que ahora se revela más que necesaria para no perder las elecciones o, al menos, que no sea un desastre electoral. Por eso, creo que no merece la pena hablar del escaño 351, para mi una cortina de humo (otra más).
Salud y República

mariajesusparadela dijo...

Pero, por si acaso, según he leído por ahí, han blindado la ley electoral, que era la primera petición del 15 M: una persona , un voto...
¿De que vale un escaño? Es coño.

Antònia Pons Valldosera dijo...

Un escaño para la voz de los indignados? Por mi como si se lo meten por ahí.

Antonio Rodriguez dijo...

El escaño 351 es un canto al sol, una cortina de humo para desviar la atencion sobre los verdaderos problemas de representación del sistema electoral español.
Mientras no se aborde con seriedad el problema de la proporcionalidad y la participación de la ciudadanía en las decisiones políticas, todo lo demás solo supone marear la perdiz y no querer solucionar el verdadero problema.
Salud, República y Socialismo

belijerez dijo...

Para mi la izquierda española está en los blogs, y no en los votos, entre otras razones porque la ley electoral no es la adecuada.


Vaya manera de reirse de la inteligencia en España tiene "estos sociolistos".

RGAlmazán dijo...

José Alf, es cuestión de voluntad política, pero no creen en la participación y les molesta.

Felipe de acuerdo en todo, menos en las firmas. Tú crees que 500.000 firmas dan más empaque y yo creo que más importante que el empaque es la facilidad, porque si no será muy difícil llegar a esa cifra.
Y sí, la verdadera propuesta es la reforma laboral, sin duda.

María, es que por prometer que no quede. Cumplir es otra cuestión. Besos.

Carmen, la reforma laboral que va a proponer es de aupa, es una versión de la alemana, que no soluciona el problema principal, el bipartidismo. Besos.

Dilaida, pues se podía entretener haciendo vainica en vez de prometiendo tonterías. Bicos.

Genín, lo tiene claro, ahora se va a quedar en la oposición, para su desgracia.

Txema, les sentarán en el suelo, si acaso. Esto es un timo.

Daalla, tienes toda la razón.

María Jesús, quieren cambiar la ley electoral sin que cambie nada.

Antònia, no lo harán y si hacen algo no servirá para nada.

Antonio, sí, es un brindis al sol.

Belijerez, sí, es una manera de vacilarnos. Besos.

Salud y República