04 agosto 2011

El gobierno no persigue el fraude fiscal

Una queja unánime y popular es la de no entender que existiendo un fraude fiscal, que se conoce, no se actúe en consecuencia, y un gobierno cobarde sólo controle, fundamentalmente, a los asalariados.

No es la primera vez que los funcionarios de Hacienda piden celeridad y actuaciones contra el fraude fiscal. Ellos mejor que nadie saben que existe y que hay posibilidad de perseguirlo. Quien no parece enterarse es el gobierno.

Hace ya dos o tres años, escribí sobre ello, los inspectores de Hacienda requerían más personal para su cuerpo, y explicaban las razones. Se trataba de que no había suficientes inspectores para poder perseguir el fraude fiscal existente, sobre todo entre las grandes fortunas. Por lo tanto, en un estudio que hicieron, convocar nuevas plazas de Inspectores de Hacienda era una inversión y no un gasto.

No debemos olvidar que desde el mismo gobierno se da por bueno que hay un 20% aproximadamente de economía sumergida, o sea que no pasa por Hacienda, por lo tanto el lastre que arrastramos es bestial. No hablamos de tonterías, sino de 90.000 millones de euros de dinero negro. Sólo con una cuarta parte de esa cantidad no habría que haber efectuado recortes y no estaríamos hablando de un país en situación crítica.

La petición actual, por parte de estos funcionarios de Hacienda, encierra una crítica a la persecución del fraude fiscal del ministerio.

Los trabajadores y pensionistas cotizaron de media, este último año, 19359 euros de ingresos, mientras que los profesionales liberales y las pequeñas empresas han declarado de media, 11036 euros anuales. Un 43% menos. Esto no es una broma.

Esta diferencia se ha verificado en un estudio hecho por los funcionarios de Hacienda desde 1993, y cada año se ha ido ampliando la diferencia de cotización entre asalariados y pensionistas, por un lado, y pequeñas empresas y profesionales liberales, por otro.

No digo que no haya pequeñas empresas o autónomos que ganen menos que asalariados o pensionistas, pero llegar a que haya tanta diferencia entre las medias de ambos es un problema de fraude. No es posible que arquitectos, abogados, gestores, médicos, comercios, representantes, etc. de media ganen menos que los pensionistas y asalariados. Esto es una ofensa a la inteligencia. Según estos funcionarios de Hacienda se trata de un fraude estructural que se debería perseguir y no se hace.

Sin embargo, no se quedan ahí y advierten que lo que también falla es la estrategia de Hacienda, que controla a los asalariados y a los autónomos en lugar de hacerlo a las grandes fortunas,

Hay dos cifras macroeconómicas en las que destacamos y sobrepasamos con creces a la media europea. Una es es desempleo, y todo el mundo político y mediático nos recuerdan que nuestra tasa de paro es más del doble que la media europea. Y la otra cifra, es la tasa de economía sumergida, pues mientras que la media en Europa es del 7% en España, supera el 20%, sin embargo, casi nadie habla de arreglar este problema, de perseguir este delito.

Naturalmente, la ministra de Hacienda, el presidente del gobierno y demás miembros del ejecutivo, como siempre, mirando a otro lado y sin hacer caso de los técnicos de Hacienda. Es más, creo que ese debe haber sido el motivo por el que les han bajado el sueldo el 5%. Eso para que vuelvan. ¡Críticas las justas! ¡Faltaría más!

Salud y República

10 comentarios:

~~Esfera Comunista~~ dijo...

Mira, en este país yo no sé qué es más impopular, si decir: soy racista y voy a acabar con todos los moros o: se acabó esto de las cuentas en suiza.

Neogeminis dijo...

Si de veras se buscara combatir la evasión y a la vez generar confianza y respaldo para el gobierno, sin dudas se debería comenzar por buscar a los grandes evasores, los grandes responsables de que los recursos legítimos del Estado mermen y condicionen el cumplimiento de sus deberes sociales básicos: salud, educación y seguridad.
Desde arriba se da el ejemplo.

Un abrazo.

Dilaida dijo...

Para que digan después que el dinero no lo puede todo.
Bicos

María dijo...

Los que evaden impuestos están muertos de miedo porque ahora en noviembre con el cambio de gobierno los van a perseguir.

¡Uf! ¿qué me ha pasado? ¿no me habré despertado de la siesta?
Seguro que me estoy volviendo loca.

Besos

Genín dijo...

Este, y otros Gobiernos, miran siempre para otro lado con respecto de que ilegalidades hablemos, los de derechas también, ¿Porqué será? ¿Pertenecerán todos a las mismas mafias? O recibirán de los mismos...
Salud

Felipe dijo...

Es una auténtica vergüenza.En un informe hecho público hace poco se dice que los pensionistas ganan más que los profesionales liberales:abogados,médicos,etc.

El Gobierno no tiene voluntad política de perseguir el fraude fiscal.Ya hace tiempo que Gestha(sindicato de inspectores de hacienda)vienen diciendo bien alto y claro que existe un grandes bolsas de fraude fiscal y que no pueden ser preseguidas por falta de personal.

Es un fraude consentido, al igual que la economía sumergida.

Saludos

Antonio dijo...

Cuando un gobierno no persigue el fraude fiscal por igual, el mayor fraude es el propio gobierno...
Un saludo

Ciberculturalia dijo...

Este gobierno, Rafa, no tiene ninguna voluntad política, no sólo de perseguir el fraude fiscal, sino de implantar una política fiscal no regresiva y más justa. No lo van a hacer y es por eso por lo que perderán las elecciones.
Es lamentable cómo han entregado el país a la derecha, esta dura derecha española, y lo hacen por sus erráticas políticas como la que hoy señalas
En fin, no se. Todo un desastre
Un beso

Txema dijo...

Este gobiernillo jamás ha atacado el problema del fraude fiscal porque no tiene interés en acabar con él. Deja hacer y en paz. Así todos contentos.

Saludos

RGAlmazán dijo...

Esfera, en este país, defraudar no es un delito. Es un mérito. Besos.

Mónica, no hay ningún interés en hacerlo. Al contrario. Besos.

Dilaida, el dinero puede cosas, pero no creo que estos defraudadores vivan mejor y más felices que nosootros. Bicos.

María. Están temblando. Besos.

Genín, a estos les da miedo, son cobardes para meterse con los fuertes. Los peperos son de los suyos.

Sí, Felipe, leí el informe y era claro, hablaba que se debía invertir en inspectores para atajar el fraude. Y ni puto caso.

Antonio, entonces nuestros gobiernos han sido todos un fraude.

Carmen, son lo que son, cobardes e ineficaces, incapaces de hacer políticas progresistas. Besos.

Txema, no tiene interés, y además tiene miedo a los poderosos.

Salud y República