12 julio 2010

Cataluña vista desde la izquierda no nacionalista

Mucho se ha hablado, se está hablando y se hablará de lo que ha ocurrido con el Estatuto catalán, pero también es verdad que, se queja mi amigo Ramón de ello con pesar y lo comparto, han sido pocos desde la blogosfera progresista los que han dado su visión sobre esta cuestión.

La visión de la derecha no nacionalista ya la conocemos, está por encima de todo y con todas sus fuerzas por lo que ellos llaman: la unidad de España. Sin fisuras apoyan esa unidad que viene desde el siglo XVI y que creen inamovible y sometida a un poder central. Rechazan los nacionalismos y sin embargo quieren imponer a los demás: el más puro y radical nacionalismo español.

Lo que no ha quedado claro es la visión desde la izquierda. Y es que en la izquierda hay posiciones que también minimizan el federalismo y lo someten a un internacionalismo como si ambas cosas fueran incompatibles. Todavía hay una izquierda jacobina a la que las autonomías y el federalismo les produce alergia. Una izquierda jacobina que defiende un estado centralista indivisible incapaz de entender que es compatible la solidaridad con el reparto territorial del poder.

Mi postura siempre ha sido clara, soy federalista, por lo tanto entiendo este país como una suma de territorios con diferencias pero que puedan entenderse y que deben ser lo que cada uno de ellos quiera ser, por encima de imposiciones, todo ello encajado en un estado plural. Manifestación Estatut

El éxito de la manifestación del sábado es una clara demostración de que Catalunya no está de acuerdo con el estatuto recortado por el tribunal Constitucional. Y es que no es posible estar de acuerdo –a pesar de que el tribunal haya aprobado la mayoría de sus artículos— con el proceso que ha definido este estatuto.

El Partido Popular, como hace siempre que no está de acuerdo con una ley, recurrió el estatuto al Constitucional. Y este Constitucional, que es un zombi viviente, es quien ha retocado el estatuto. Un estatuto que ha pasado todas las pruebas del algodón: El parlament lo aprobó, el Congreso de los diputados lo aprobó y el pueblo de Cataluña lo aprobó. ¿Acaso no es esto democrático? ¿No se ha seguido lo decidido por la soberanía popular? ¿Por qué unas pocas personas, juristas, la mitad de los cuales está en prórroga forzosa y debería haberse renovado, pueden cambiar la voluntad popular?

Es malo, muy malo tensar la cuerda. Este estatuto, así lo ha dicho el parlamento español, estaba aprobado y recortarlo es anteponer la voluntad de unos pocos a la de la mayoría. Y no vale echar mano de la separación de poderes cuando la cúspide del poder judicial está elegida por el poder legislativo.

Recuerdo que el estatuto vasco de Ibarretxe se echó atrás en el parlamento español. Ahora cuando un estatuto ha pasado todas las pruebas democráticas ha de ser un pequeño colectivo de élite jurídica, desacreditado con sus miembros asentados en una poltrona de forma irregular, el que diga la última palabra. Pues no. La última palabra la ha de dar el pueblo directamente o por vía de sus representantes. La Constitución también ha de estar sometida a la voluntad popular, y emana de ella. Y como quiera que es una ley sujeta a posibles interpretaciones la última palabra la ha de tener la soberanía popular. Y si un referéndum, y dos parlamentos, el local y el central, no son válidos, que alguien me explique por qué lo podrían ser cuatro jueces politizados que actúan al dictado de sus amos.

Cataluña será lo que los catalanes quieran que sea. Lo demás terminará por radicalizar la cuestión y por romper definitivamente la convivencia.

Salud y República

34 comentarios:

Txema dijo...

Don Rafa, comparto tu opinión. Me alegro de que una voz tan querida y respetada por tantos de nosotros se haya pronunciado sobre un tema en la que la izquierda pasa de puntillas.

Lo que dices es sensato, lógico, sosegado, por eso vale mucho más.

Una abraçada molt forta company.

Dilaida dijo...

Totalmente de acuerdo, Cataluña será lo que los catalanes quieran y muchos que no somos catalanes los apoyamos porque consideramos que sus reivindicaciones son las justas.
Y BASTA YA de tanto nacionalismo español.
Bicos

Jesus dijo...

Estoy deseando que los vascos y catalanes se larguen de una vez de España. A mí no es que me importe mucho la configuración de la nación, estado o lo que sea. Pero llevamos mucho tiempo y energías gastadas en este asunto. Por favor, que se vayan de una vez.Quiero saber algo de Zamora, de Palencia, de Soria, de Jaen, de Huesca...¡¡¡Que se vayan los vascos y catalanes!!!

Daniel dijo...

Sí señor!!! Felicitaciones por este post que para mi es de obligada lectura.

Un saludo,

Dani

àngels dijo...

Rafa, me parece que hemos iniciado una senda de reflexión, cada uno por su lado, pero que llevan a terrenos muy cercanos: http://angelsmcastells.nireblog.com/post/2010/07/12/un-10-de-juliol-amb-el-psuc-que-vaig-coneixer

Un abrazo!

àngels dijo...

Rafa, me parece que hemos iniciado una senda de reflexión, cada uno por su lado, pero que llevan a terrenos muy cercanos: http://angelsmcastells.nireblog.com/post/2010/07/12/un-10-de-juliol-amb-el-psuc-que-vaig-coneixer
Espero que el catalán no sea obstáculo.
Un abrazo!

Antonio Rodriguez dijo...

Yo como he dicho otras veces no soy nacionalista, aunque respeto profundamente a los que lo son y es más creo incluso en el derecho de autodeterminación. Por eso creo que los pueblos tienen que ser lo que ellos decidan ser, a pesar de que a mi me parezca un retroceso, ahora que estamos en un proceso de eliminar la fronteras europeas, la fragmentacion de los estados.
Y partiendo de esa argumentación y respetado el derecho de los catalanes a decidir su futuro, solo caben dos posiciones: o sobra el Constitucional, si queremos que los acuerdo políticos prevalezcan sobre las opiniones de unos cuantos magistrados, o es necesario modificar la Constitución para que se acomode al pacto político.
El probema fundamental de esta cuestión parte del hecho de que los grandes partidos (P.P. y PSOE) no han tenido voluntad política de finalizar la estructura teritorial de España porque a ambos les ha venido muy bien utilizar las transferencisa competenciales como moneda de cambio para conseguir mayorias politicas en el Parlamento.
Si se hubiera desarrollado un verdadero estado federal, donde quedara claro cuales son las competencias exclusivas del estado y cuales de las autonomias este problema hubiera desaparecido hace ya mucho tiempo. Pero los intereses políticos de los partidos mayoritarios hacen imposible avanzar en este tema.
Salud, República y Socialismo

Felipe dijo...

Parto de la base de que el Tribunal Constitucional a día de hoy está dentro de la legalidad,lo que no está es legitimado.

Parto de la base que la Constitución en vigor encomienda al Tribunal Constitucional el velar que las leyes se ajusten a lo que la Norma Fundamental establece.

Y dentro de la legalidad el TC ha dicho mediante sentencia que parte del Estatuto de Cataluña no se ajusta a la Constitución.

Discrepemos todo lo que se quiera,digamos que es un tribunal politizado,que lo es,pero mientras exista este órgano constitucional acatatremos sus sentencias aunque nos duelen muchísimo.

Soy un republicano federalista.Creo en las identidades de los pueblos y en una España descentralizada.

Ante todo ello digo:

1/Es necesario,bajo mi punto de vista, cambiar esta Constitución para que Espña sea una República.

2/Es necesario,bajo mi punto de vista,cambiar la Constitución para que nuestro Estado sea Federal.

Efectivamente la soberanía reside en el pueblo bajo sus representantes políticos.

Aceptariamos que la soberania parlamentaria, en estos momentos,legislase a favor de la pena de muerte?No

Aceptariamos un referendum,pasados todos los filtros parlamentarios que piediese la pena de muerte?No
(la población catalana votó el Estatuto en referendum sólo el 34%)

Y no sería aceptable porque nuestra Norma Fundamental lo impide.

Tenemos unas reglas y a ellas nos debemos.Si no nos gustan hagamos todo lo posible y lo imposible por cambiarlas.

Mucho me temo que todo el revuelo estatutario sólo es beneficioso para la burguesía catalana de siempre.

Repito, soy repúblicano,de izquierdad y federalista

Un saludo

Txema dijo...

Felipe tienes razón pero hay un matiz en mi opinión.

El TC vela porque las normas de rango inferior no se aparten de la Constitución. Vale, perfecto.

Pero lo que no puede hacer es opinar sobre algo que no tiene nada que ver sobre este asunto.

Quiero decir que no es al TC al quien corresponde determinar si Catalunya es o no una nación. Eso no es de su competencia.

De su competencia es señalar que, por ahora, la nación catalana no puede pretender tener un estado propio. Eso está dentro de sus límites.

Afirmar que la única nación es la española es una necedad de tal calibre que no sé cómo no les da vergüenza.

Hay más cosas pero no quiero extenderme más, que es un rollo.

un saludo

Dean dijo...

Desafortunadamente no creo que nunca se les llegue a reconocer nada por las buenas, los intereses españoles -como los de cualquier estado- son económicos y no van a renunciar al trozo de tarta catalána, por más que los siete millones de catalanes salgan a la calle. De todas formas lo seguirán intentando.
Un saludo.

Carles dijo...

Chapeaux (o boina, a gustos) por su lucidez y sano equilibrio mental, ajeno, muy ajeno a esos esperpentos que claman la obligación del mundo a ser como ellos, y sin mirarse al espejo antes por si valen de modelo de algo.

Ayer un grupo de esos simios quemó cinco cipreses, el árbol de la hospitalidad mediterránea, de casi cien años, al grito de Catalanufos de mierda, os vamos a matar, sacado de la matanza de hugonotes, supongo, o del ABC.

Ya verá vd la alternativa si esos "conciudadanos" anduvieran campando por el Burgo de Osma ¡rebuznando lo mismo pero en catalán o vasco!

Y, como muy bien sabe, el fascista y el idiota no nace, se hace, y los factotum de esa masa borreguil e ignorante tienen su sede en Génova...

Ya han llegado las tempestades, de sus vientos consecuencia. Tendrán que esconder bien la cabeza bajo la pelotita y la bandera, bajo los ocho goles del Barça: todo un símbolo de lo que serían sus españas -del Papa y los ppes- sin sus sometidos periféricos.

Salud y República!

Ciberculturalia dijo...

Me gusta coincidir contigo. Ya ves como se ha polemizado el tema en mi blog.
Por cierto, eso ya merecería otra entrada y otra reflexión. Es muy curioso sin duda.

Besos de tu también clon de hoy

mariajesusparadela dijo...

De acuerdo en todo Rafa. Y a ese señor que quiere que se vayan Cataluña y Vascongadas , le pido permiso para que también me deje irme un poco. Y que quede claro que no soy totalmente nacionalista ¿pero qué ha hecho el estado español por Galicia? Tenemos solamente lo que la naturaleza nos da. Ni siquiera se respeta la historia y el idioma: Llevamos siglos castigados en el rincón.
Pero, no hace falta separarse, basta con que respeten y dejen decidir lo que no hace daño a nadie ¿tan difícil resulta?. El federalismo no resta nada a la universalidad, de la misma forma que amar a tu familia no te separa de tu pueblo.
gracias, Rafa, por tu visión abierta y repetuosa.

Neogeminis dijo...

Muy clara y respetable tu postura. La clave del entendimiento es el diálogo resperuoso y las manifestaciones democráticas.
Bien por los que así lo entienden y practican!

Un abrazo.

Jan dijo...

A Jesús decirle que si quiere saber lo que pasa en Palencia que se pase por aquí. Pero si de normal pasan pocas cosas en verano menos.
He leído en algún sitio que antes se hacía el Referéndum primero y luego pasaba por las Cortes Generales pero hubo problemas y decidieron que el Referéndum fuera al final. Ahora supongo que tendrán que dejar la voluntad popular para cuando el Constitucional decida. Lo último el pueblo.
Y no empecemos con los porcentajes porque son las normas del juego, las mismas que nos quitan representatividad a la izquierda transformadora y avalaron la pseudoConstitución Europea y las elecciones al parlamento europeo

__MARÍA__ dijo...

Me uno al coro que dice que tu entrada es sensata y con una visión clara de lo que ocurre en realidad.
No estoy conforme con que los tribunales tengan que decidir lo que un pueblo quiere hacer con sus leyes, salvo que éstas sirvieran para atacar derechos de la clase que fueran.
Y mucho menos un tribunal que "ampara y protege" a una constitución que deberíamos revisar ya.

Besos

Pedro dijo...

Hola amigo,

Pues yo, desde la izquierda, voy a discrepar contigo y con casi todos los que habéis comentado.
Para mi no es que sea incompatible en internacionalismo con el federalismo, que no lo es (OJO, incluso el federalismo es compatible con cierta visión jacobina siempre que sean visiones moderadas), es que el internacionalismo es incompatible con el nacionalismo, y de lo que estamos hablando en Cataluña no es federalismo, es nacionalismo o, si se me permite la expresión, pseudo-nacionalismo.

Un estado federal se construye en cierta homogeneidad. Se descentraliza el poder, se crea un senado, y se iguala dentro de las posibilidades las competencias estatales. Lo que se está haciendo en Cataluña nada tiene que ver con un proceso federalista, es un proceso de excepcionalidad territorial que es heterogéneo, y que por lo tanto no representa una transformación real del estado.

En el fondo lo peor de todo esto, por lo que más me opongo a todo esto de los estatuts es por el proceso enejenador que genera. Seamos realistas, el nacionalismo es una fuerza que generalmente se ha usado para concentrar los esfuerzos colectivos en acciones ajenas al cambio social.
Hoy en día europa entera sufre un ataque al estado social tal y como lo conocemos, y en mi opinión esta defensa del estado del bienestar debe ser nuestra máxima prioridad. Jugar a estatuts que no son más que una transmisión de competencias de una administración a otra sin cambios reales, es algo divisivo que daña la posible unión de fuerzas cara al objetivo prioritario de defender el estado del bienestar.

Se puede ser cisrcunstancialmente nacionalista porque tú nación sufra una opresión o un estado determinado de las cosas cuyo cambio se pueda catalizar mediante el concepto nacional, pero de forma general en nacionalismo es opuesto al cambio social y es una ideologia profundamente de derechas (y vuelvo a insistir en la diferencia entre nacionalismo y federalismo). Yo, como persona de izquierdas, me opongo a ello, y me opongo por lo tanto a todo este proceso de reclamar una nación como estandarte político primero cuando la soberanía de los estados ha desaparecido en manos de los mercados y de los poderes económicos.
Desde el punto de vista de la izquierda tal y como yo la concibo, los que agiten banderas como fuerza divisiva deben tener la máxima de las condenas.

Saludos,

Pedro dijo...

Hola amigo,

Pues yo, desde la izquierda, voy a discrepar contigo y con casi todos los que habéis comentado.
Para mi no es que sea incompatible en internacionalismo con el federalismo, que no lo es (OJO, incluso el federalismo es compatible con cierta visión jacobina siempre que sean visiones moderadas), es que el internacionalismo es incompatible con el nacionalismo, y de lo que estamos hablando en Cataluña no es federalismo, es nacionalismo o, si se me permite la expresión, pseudo-nacionalismo.

Un estado federal se construye en cierta homogeneidad. Se descentraliza el poder, se crea un senado, y se iguala dentro de las posibilidades las competencias estatales. Lo que se está haciendo en Cataluña nada tiene que ver con un proceso federalista, es un proceso de excepcionalidad territorial que es heterogéneo, y que por lo tanto no representa una transformación real del estado.

En el fondo lo peor de todo esto, por lo que más me opongo a todo esto de los estatuts es por el proceso enejenador que genera. Seamos realistas, el nacionalismo es una fuerza que generalmente se ha usado para concentrar los esfuerzos colectivos en acciones ajenas al cambio social.
Hoy en día europa entera sufre un ataque al estado social tal y como lo conocemos, y en mi opinión esta defensa del estado del bienestar debe ser nuestra máxima prioridad. Jugar a estatuts que no son más que una transmisión de competencias de una administración a otra sin cambios reales, es algo divisivo que daña la posible unión de fuerzas cara al objetivo prioritario de defender el estado del bienestar.

Se puede ser cisrcunstancialmente nacionalista porque tú nación sufra una opresión o un estado determinado de las cosas cuyo cambio se pueda catalizar mediante el concepto nacional, pero de forma general en nacionalismo es opuesto al cambio social y es una ideologia profundamente de derechas (y vuelvo a insistir en la diferencia entre nacionalismo y federalismo). Yo, como persona de izquierdas, me opongo a ello, y me opongo por lo tanto a todo este proceso de reclamar una nación como estandarte político primero cuando la soberanía de los estados ha desaparecido en manos de los mercados y de los poderes económicos.
Desde el punto de vista de la izquierda tal y como yo la concibo, los que agiten banderas como fuerza divisiva deben tener la máxima de las condenas.

Saludos,

RGAlmazán dijo...

Txema, gracias por los piropos.

Dilaida, sí, basta de tanto nacionalismo español. Bicos.

Jesus, quienes tienen que marcharse son los intolerantes y los que no son capaces de respetar a otros. El nacionalismo español es el más dañino, sin duda.

Gracias, Daniel.

Así es Àngels, he leído tu entrada y llevan a un punto de convergencia. Besos.

Antonio, llevas razón, se han utilizado las transferencias como medio de pago en vez de dedicarse a plasmar la estructura territorial. Y de esos lodos vienen estos barros.

Felipe, el TC es legal porque no hay más remedio de que así sea, pero no cumple con sus propios principios, como es la renovación de sus miembros.
De acuerdo con tus puntos 1 y 2, pero ¿cómo ibas a evitar que se impusiera la pena de muerte si lo aprobara el parlamento y un referéndum? No creo que el Tribunal Constitucional, en manos partidarias lo echaran para atrás; pues eso es lo que ha pasado con el Estatuto.
Por cierto que el referéndum haya sido aprobado por el 34% no quiere decir que el resto esté en contra. Está aprobado. Hay muchas elecciones en paises donde la participación en elecciones no llega al 50, a veces al 40% y nadie pone en tela de juicio la legalidad de presidentes como Obama, Clinton, Kennedy u otrs.

Dean, ese es un problema pero no el único. Además del económico hay problemas de poder territorial, de creer en una unidad indivisible, de cercenar la libertad e imponer un discurso único.

Carles, ahora resulta que hay gente cabreada porque Xavi y Puyol han paseado la senyera, y es que no entienden que en este país también Cataluña cabe.

Querida Carmen, sólo discrepamos --hasta ahora, no hay que perder la esperanza-- en una cosa que tú sabes. En este tema hasta en la foto he coincidido contigo. Besos.

María Jesús, acercar la administración a los ciudadanos es deseable. Un estado centralista tiene esa dificultad. Bicos.

Mónica, así es. Nada como la posibilidad de que se de la palabra a la gente. En este caso ha habido un referéndum aprobado.

Jan, bienvenido a Kabila. Totalmente de acuerdo con tu comentario.

María, tu sí que eres sensata. Un beso.

Salud y República

alex dijo...

siento unirme tarde a la fiesta...
yo pregunto en que es diferente ese beatífico federalismo que tanto nos pone de las autonomias que tenemos ahora??
pues yo se lo digo, en profundidad de competencias poquito porquito
mas bien la diferencia estriba en que todos y cada uno de los estados federales y federados ya sean lander o sean Cantones suizos tienen exactamente las mismas competencias y obligaciones
hecho que claramente no se cumple con el actual modelo de relaciones interreteritoriales empezando por ese Conciertazo Vasko-navarro que a la izquierda de por aqui parece molestarle bien poquito y eso que es un monumento craso a la insolidaridad y demas
ademas echo de menos un pokito de discurso de clase sobre la manifestacion del sabado, cuantos emigrantes e inmigrantes había convocados?? de donde salieron los medios para reforzar la convocatoria ( se los van a ofrecer
a la ciudadania alegremente el dia de la Huelga General ???) Va a emitir TV3 un publirreportaje de una semana apoyando la movilización??
quien va a gestionar est¡a protesta y sus consecuencias?? los herederos del inclito cambó y primos hermanos del no menos inclito Milelt??? esos democratas de toda la vida cuya unica distancia con los pperros es el corte de los trajes y el silabeo labial de la doble LL cuando hablan??

Eastriver dijo...

Justísima entrada, amigo Rafa. Coincido contigo, claro. Yo jamás he sido nacionalista, mi ideología entraba en contradicción con ello. Incluso recuerdo que cuando éramos jóvenes (más jóvenes... como dijo el poeta) nos quejábamos del nacionalismo catalán, tan burgués. Sí que fui haciéndome federalista, porque estoy convencido de que otra forma de estado menos centralizado haría que muchos se sintieran más cómodos (o cómodos a secas). Sigo sin ser nacionalista. Sigo siendo federalista, o llámalo como quieras... Pero hoy me planteo otra cosa: ¿resulta viable un estado federal en España, con lo que hay? (Y el otro día, releyendo un viejo tomo histórico sobre la Segunda República, espanta ver que los temas polémicos de hoy son exactamente los mismos que entonces, pero exactamente los mismos, al menos en lo referido al llamado problema catalán.) El otro día, en la manifestación, me sorprendió tanto que el grito más coreado fuera el de Independencia! Y otra cosa, las banderas catalanas típicas en los balcones que se ponen los días señalados y que han estado colocadas también en estos días, un número minoritario pero significativo es, por primera vez que yo recuerde, banderas independentistas. El análisis sería: ¿es esto debido a la burguesía nacionalista típica? ¿O acaso es la gente que comienza a estar harta? Un abrazo y gracias.

Genín dijo...

Si, yo estoy por el federalismo.
Salud

Antònia Pons Valldosera dijo...

Rafa, oir a laguien hablar como lo haces tu es un regalo para todos los catalanes.
Me quito el sombrero y te mando una abraçada ben forta.
Este que ha hecho el comentario pocasolta y fachilla decirle que se ha equivocado de puerta. Esto no es Génova, ni los blogs de P. D.

old wights dijo...

¡Cataluña fuera de España! Ya, exigimos la independencia de España de Cataluña.

Asinus dijo...

Amigo Rafa: Yo no lo veo tan sencillo. Por una parte, hace años estoy convencido de que la Constitución necesita un repaso a fondo. Las circunstancias han cambiado mucho desde su redacción o componenda.
Por otra parte, detrás de la actual "batalla" del Estatut veo mayormente un rifirrafe de tintes claramente electoralistas. Me parece que nadie juega por los intereses de Cataluña y de España. Falta, una vez más, un mínimo de serenidad y grandeza políticas.
De ese modo, me veo incapaz de alinearme con los defensores o con los detractores de la célebre sentencia.
Por supuesto que el actual TC le pone a uno la mosca detrás de la oreja en cada uno de sus fallos. Es otro producto del actual cambalache político.
Salud y República. Sigue con el blog que es excelente.

ATEO-ROJO-MASON dijo...

Don Pedro :

Alguien que redacta una entrada con el titulo :

!VIVA EL PULPO!

¿cree usted que es internacionalista?. Ha hecho algo usted durante el último año por el internacionalismo ?.

Y para terminar una últimam pregunta ¿no cree usted que su filosofia, o mejor dicho, sus palabras no se asemejan más a una persona de ideologia nacionalista, aunque sea de izquierdas?.

Nacionalista española claro, del VIVA ESPAÑA, ¿o no dijo usted eso el domingo?.

Saludos

Pedro dijo...

Sr.Ateo Rojo Masón,

No creo que una persona que redacta un artículo con título "Viva el Pulpo" deje de ser automáticamente internacionalista y se convierta en nacionalista. Tener esa percepción me parece quedarse con el envoltorio de las cosas en vez de analizar en contenido, francamente.

De todos modos el internacionalismo no puede ser una fuerza absoluta. Todos sentimos más afección hacia un país, que no es una bandera si no un conjunto de idiosincrasias y comportamientos comunes. Negar eso no es realista, y no es conveniente.
De todos modos comparar una entrada que se llame viva el pulto, o decir viva España (que por cierto no recuerdo decirlo pero sí lo escribí en un sms) con el compromiso con una manifestación nacionalista como la del domingo en Cataluña me parece una desproporción y una comparación inaceptable. Le aseguro que soy menos nacionalista que cualquiera de los que asistieron a esa manifestación, o si quiere para no ser excesivamente radical que el 99% de los mismos.

Si a usted le interesa quedarse con las ideas además de con los títulos de los artículos verá como una de las ideas que manejo frecuentemente en la superación del estado nación para conseguir una estructura internacionalmente poderosa que sea capaz de defender el estado del bienestar.
Creo, sinceramente, que eso es algo bastante poco nacionalista ¿No le parece?

Ah, por cierto, creo que mis palabras se asemejan, totalmente, a una persona de izquierdas no nacionalista. Lo que sí me parece que no se asemeja a una persona de izquiedas son ciertos clichés de la izquierda oficial y mediática que no son más que posiciones interesadas. Estar, por ejemplo, sistemáticamente al lado de los que se oponen al PP, es decir, la política de que el enemigo del enemigo es nuestro amigo, me parece algo profundamente propio de un derechismo interesado.

Saludos,

jk dijo...

Es curioso esta semana el gobierno catalan quitaba financiacion a las vpo mientras despifarra dinero en embajadas,

Es curioso desde que esta el estatut politico de iu psc y erc se han pillado casas tocho grandes

Es curioso desde que esta el estatut la vida del catalan medio ha empeorado, hay mas paro y mas problemas economicos

Es curioso que de donde mas se apoye el estatut sean en los barrios pijos de barcelona...

menos statut.. y mas trabajadores...

o es que esta mal preocuparse por los trabajadores

Nynaeve dijo...

Estando de acuerdo en el fondo del post, hay algo que me chirría... ¿la derecha no-nacionalista?

Venga, hombre... son nacionalistas españoles y cómo todo también muchos de esos a los que tú llamas no-nacionalistas de izquierdas.

Uno es nacionalista en el momento en el que elige en qué quiere estar encuadrado. Me refiero que aunque sesa por omisión, los que piensan que "España no está tan mal", y con eso no apoyan la autodeterminación de los pueblos, son tan nacionalistas, cómo los energúmenos de la derecha que se declaran sin tapujos a favor de la una, grande y libre.

En lo que sí que estoy de acuerdo es que la posible solución a esta situación es la España Federal, dónde cada uno pueda elegir si quiere estar y cómo.

maac dijo...

Yo estoy de acuerdo en lo fundamental, no me asusta el federalismo y si alguien se quiere ir de España no seré yo quien me oponga pero las formas son las formas.
El Constitucional es el intérprete de la Constitución y entre sus funciones se encuentra el controlar la constitucionalidad de los Estatutos de Autonomía. Los miembros del Tribunal Constitucional no tienen la culpa de su no renovación, es un problema político y la maquinaria tiene que seguir funcionando, así lo dispone la Ley Orgánica del TCo. El procedimiento para ser miembro del Constitucional es tan exigente que no hay la menor duda de que todos los magistrados, sean de la orientación política que sean, están capacitados jurídicamente para el desempeño de su función. Porque la función del Constitucional es jurídica y no política.
Lo que no podemos es saltarnos el Estado de Derecho a la torera y si el término nación distinta a la española no cabe en nuestra Constitución, que no cabe, y todo el mundo lo sabe, si el Poder Judicial sólo puede regularse por la LOPJ y no por un Estatuto de Autonomía, no es un problema del Constitucional sino el resultado de haberse saltado el procedimiento establecido por la voluntad de los españoles, catalanes incluídos, cuando se aprobó la Constitución. Si se quieren hacer bien las cosas habrá que retocar la Consitución. Es la garantía que tenemos para vivir en libertad y si no la respetamos hoy no sabemos qué puede pasar mañana.
Lo que no me explico es cómo no se dieron cuenta de que el Estatuto Catalán no iba a pasar el filtro del Constitucional, que ha tenido que hacer una auténtica labor de ingeniería jurídica para salvar la mayoría de su articulado.
Felicidades por el blog, lo acabo de conocer.

kadfj dijo...

Acaso en esa manifestacion no fueron partidos fascistas catalanes abiertamente homofobos y xenofobos como unitat nacional catalana.

Pues si damos poder a ese tipo de manifestacion ... mal vamos

Makoki13 dijo...

Un poco tarde, pero reproduzco la reflexión del sr. Adam Majó sobre la cuestión. Guste o no su ideología, como catalán a mí me gusta, porque además es verdad: "LA MANI DE AYER Y EL PARTIDO DE HOY. Aunque parezca imposible, hay una lectura positiva, desde el punto de vista independentista, de una hipotética victoria española hoy en Sudáfrica y de las celebraciones que se puedan producir a lo largo del país.

Ayer, un gentío enorme a favor de la independencia. Hoy, si ganan, banderas por la calle para expresar un determinado sentimiento nacional, el español. Dos demostraciones de masas en sentido opuesto, aunque en parámetros diferentes, no lo olvidemos, uno político y otro patriótico-deportivo, en un mismo fin de semana. ¿Cuál es la característica sorprendente de la coincidencia? La ausencia absoluta, supongo, espero, de enfrentamientos violentos, y eso no tiene precio. La mejor carta de presentación del independentismo catalán en el mundo es precisamente ésta, nuestra opción netamente democrática e integradora. Casi nada tiene tanta mala prensa en el mundo como la violencia étnica, el nosotros contra vosotros, y nada haría ganar más enemigos a la causa independentista, a nivel internacional, como la sospecha de que detrás de este proyecto hay rotura en comunidades, discriminación o enfrentamientos. Nuestro caso, el de un proceso hacia la independencia en que se apuesta por el derecho a decidir y la participación de todo el mundo es nuestra mejor arma".

Anónimo dijo...

El caso es que la ley del statut de Cataluña enmienda la constitución, y no es que se trate de que Cataluña sea lo que quieran los Catalanes, si no que decide una relación con el resto del estado, de privilegios, que decide un sistema judicial en el que no vale la constitución, pero que si puede desde Cataluña variar las leyes constitucionales.
El statut es un engendro que genera problemas, que ha sido recurrido no solo por el Pp, si no por Aragón, y que esta generando una serie de cotenciosos con las administraciones públicas, por ejemplo en el tema del agua.
Va más allá de lo que decidan los catalanes, impone leyes y modelos al resto del estado, y una desigualdad, que no se les ocurriría ni por asomo practicarla dentro de las diferentes regiones catalanas.

Manuel dijo...

Estoy completamente de acuerdo con quienes desde estos comentarios critican al Estatut. A mí me hubiera gustado que lo hubieran declarado inconstitucional enteramente. Yo tb creo que es incompatible el nacionalismo con el internacionalismo y con los valores de la izquierda.

Pero me asquea mucho el fanatismo e hipocresía de la derechona que insulta a los nacionalistas catalanes, fomenta la catalonofobia y criminaliza a todos los nacionalistas cuando el PP fue el que en el primer año de su mandato, además de ceder a Cataluña más en un mes que en los catorce años anteriores, tb cedió al País Vasco la gestión de todos los impuestos (El Concierto Vasco) que es la más vergonzosa y execrable ruptura de la solidaridad interterritorial que hay en España. ¿Cuantas quejas hicieron entonces los libegales y los de fachaeconomía por entonces?. Lo llamaban "reconciliación del centro con la periferia"