30 noviembre 2007

Un faro, un dólar. Una presidencia, un Bono

Estoy decidido. Me voy a Connecticut (a que mola). Se vende un faro por un dólar, o sea por 0,70 euros. Una ganga. Hay un pequeño problema, que creo que un fantasma, en concreto el antiguo farero muerto, tiene que vivir conmigo. Pero no me importa. Si tengo que elegir entre el fantasma y Bono que vuelve, no hay color. Ya he contactado con la inmobiliaria. Espero que no lo hayan vendido.

Pobre Marín, se lo han cargado con el menor disimulo. ¡Qué tristeza y qué poca elegancia! Y a mí que me parecía un buen tío. A cambio de un abanderado rojigualdo. Claro que para dominar al clero y contentar a la derecha no hay como colocar a uno de los suyos. Ya lo único que falta es que Zapatero llame a Vázquez y le nombre sacristán del congreso. Tiempo al tiempo.

Salud y República

6 comentarios:

jirones dijo...

Si, esto ya huele demasiado a incienso!
Ah!RGAlmazán, estas linkeado!

Bernardo Muñoz dijo...

Dentro de poco van a dejar al PP sin argumentos.
Lo peligroso de esto es que a medida que el PSOE se derechiza, la derecha tiene que radicalizarse más para conservar un espacio propio.
Vamos de cabeza al modelo norteamericano.

Guillermo Pardo dijo...

Vázquez ya no cambiará el celestial y narcotizante olor a mirra por el oropel ministerial, entre otras razones porque no se lo van a ofrecer. Sólo es una intuición, que conste... Saludos.

Freia dijo...

Otra vez un post redondo. Si te abono 0,35 euros, ¿nos hacéis un hueco? Puestos a elegir, preferimos también los fantasmas de verdad.
Salud

Sade dijo...

Magnífica entrada. Sólo pensar en ver al "chupa" banderas presidiendo el Parlamento, se me revuelven las tripas. Veremos que les cuenta a la chusma Ppera cuando empiecen con sus pataletas. Sus duelos dialécticos con M. Pujalte pueden ser épicos. Para partirse de la risa, serán, que algo es algo.

Raúl Pleguezuelo dijo...

Veremos cuan barroco puede llegarse a convertir el parlamento, cosas de las cabezas pensantes.