22 noviembre 2007

A veintinueve latigazos por violador

Si te violaran siete individuos en Arabia Saudí --ya sabes la nación más amiga junto a Israel de los Estados Unidos— te condenarían a 200 latigazos y a seis meses de cárcel. Este magnífico país aplica la Sharia (ley islámica), según la cual un hombre y una mujer no pueden estar dentro de un mismo coche.

Parece que la joven de la noticia, de diecinueve años, estaba en un coche con un compañero del instituto, cuando llegaron dos violadores y les llevaron a un sitio más retirado, allí se unieron cinco violadores más, agredieron al muchacho y ella fue violada por los siete.

El hecho de la violación es poco importante, según este país amante de los derechos humanos, lo que cuenta es que la muchacha estaba en el coche con un compañero del sexo opuesto, cosa que está terminantemente prohibida. La pena era, en principio, de 90 latigazos pero se ve que se ha revisado y ha parecido pequeña, por lo que se ha pasado a 200, vamos “más razonable y justa”.

Además al abogado de la violada le han retirado la licencia por haber recurrido a los medios de comunicación para ayudar a su cliente. A ver quien es el guapo que se atreve a defender casos así, de ahora en adelante.

Pues nada, como quiera que el gobierno de Bush, a pesar del cabreo de Hillary, no ha querido entrometerse en asuntos internos de otro país (ya tiene webos la cosa), yo propongo que vaya el Borbón a ver al rey Abdullah, a quien tiene por hermano, y al mismo tiempo que le da esos besos tan entrañables, le pregunte: ¿Por qué no se calla Chávez? A lo mejor tiene la respuesta.

Salud y República

6 comentarios:

J. G Centeno dijo...

¿Ha oido usted hablar del cupo de petróleo que el rey de Arabia saudí vende a precio de costo al nuestro, para que este lo comercialice , através de sus testaferros? Yo sí, y si fuera verdad, que alomojó lo es, justificaría muchos amores.

Blanca dijo...

No solo es escandaloso, es asqueroso, repugnante, vil y prehistórico.

Y al rey le diría yo cuatro cosas, no por el tema del petróleo que le puedan ceder, que se las traería si fuera cierto, sino por no tratar de la misma manera al indeseable rey medieval, al que besa y abraza en su perfumada barba, que a otro dirigente de un país soberano, que se merece, al menos, el mismo respeto.

Y hablando de esos asuntos turbios que javier apunta: ¿dónde están los periodistas de investigación en España? En Holanda investigaron al marido de la reina Juliana y esa nación no se hundió en el mar por ello. En Bélgica investigaron al sinvergüenza rey Leopoldo y tampoco desapareció el país del mapa.

Aquí somos todos unos lameculos vergonzantes.

Bernardo Muñoz dijo...

No solo solo es monstruoso. Me jugaría cualquier cosa a que es parcial.
Me explico, aunque no tengo ningún dato estoy convencido de que la víctima no es la hija de ningún jeque. Otro gallo cantaría.
En el país más clasista del mundo la sharia se aplica sólo a los que no tienen más narices que aceptarla.

Maripuchi dijo...

Jodó, Blanca... qué gráfica ... me ha dado bastante repelús (por no decir otra cosa) lo del beso en la barba perfumada....


puajjjjj

Antonio Rodriguez dijo...

Es una vergüenza que gobiernos que se dicen democráticos permanezcan impasibles ante hechos como este que tu comentas.
Pero no solo es el petróleo lo que condiciona la actitud de los gobiernos. Es sobre todo si se sirve o no a los intereses de los USA.
Y en el caso de Arabia Saudí hay plena correspondencia. Como se van a entrometer los USA en las barrabasadas que Arabia Saudí comete contra los derechos humanos de las mujeres de ese país, si Arabia Saudi es un fiel lacayo de la política imperialista de UA en la zona.
Otro cosa es, por ejemplo, Venezuela, también importante exportador de petróleo a USA. Como Chávez no se doblega a la política de Busch, pues se procura injerir en la política actual de Venezuela.
Simplemente hipocresía política. Los derechos humanos son importantes y defendibles dependiendo de quien los vulnera, si se es aliado no importa su vulneración, si no, es exigible su aplicación.
Por cierto no me creo que si Hilary Clinton fuese presidenta de USA cambiara la política hacia Arabia Saudi.
Salud, República y Socialismo.

Blanca dijo...

Pero la prensa que se llama libre, me refiero a la progresista... no se puede esperar demasiado de la otra, pero la libre...¿qué libertad practica? ¿por qué no se habla clarito? ¿por qué no se hacen campañas informativas sobre esa mierda de países?

Os juro que no me importaría leer a la luz de las velas o calentarme con mantas.