15 abril 2012

Y Juan Carlos de caza mayor

Todos los telediarios preocupados porque toda la familia real había ido a ver al infante Froilán, menos el rey. ¿Cuándo irá? se preguntaban algunos. Estará trabajando decían otros.

D. Juan Carlos de Borbón y Borbón estaba muy atareado. Tenía cosas más importantes que ir a ver a su nieto. A ese nieto que dicen que quiere tanto. El nieto mayor. El gran rey de las Españas Imperiales estaba cazando elefantes.

El rey cazando elefantes

El rey cumpliendo su función principal: cazar elefantes

Mira por donde la caza –que ya le había jugado malas pasadas en otras épocas, recordemos cuando en Rusia mató a un oso borracho— le ha descubierto. Y no, no estaba hablando con la Kischner para arreglar lo de Repsol, tampoco estaba recibiendo a esos gerifaltes importantes que pasan a ponerse ciegos por la Zarzuela. No tenía que firmar documento alguno. Estaba de vacaciones, vamos como casi siempre.

Pero hombre –perdón, majestad— vaya rachita que lleva. Mire dónde pone los pies y la escopeta, que la próxima se va a romper la crisma, en vez de la cadera.

Lo de la caza debe llevarse en los genes, y así no es de extrañar que a los niños, aunque tengan trece años, les enseñen a disparar. Es inevitable. ¿Dónde se ha visto un rey o un miembro de la casa real que no sea cazador? Además, hay que mirar a lo alto. Un monarca no puede ser un simple cazador. Las liebres y los conejos son para los mindundis. Tiene que ser un cazador de caza mayor, ¡faltaría más! Y, ¿qué mayor que un elefante? Cazar elefantes es lo mínimo si se quiere ser un rey de verdad, un tipo duro, un macho real.

Además se va uno a Bostwana, que aquí no hay elefantes, y con el dinero de los contribuyentes –la cosa es baratita, sólo cuesta 37.000 euros, una miseria-- se pone uno a pegar tiros hasta decir basta, o hasta que se caiga. Esa es la labor de un rey. El pueblo que se joda y sufra la crisis que para eso no tiene sangre azul. Ya me gustaría saber cuánto ha supuesto el viaje real, puesto que ha tenido que ir un avión con equipo sanitario a traer al monarca deportista.

Mientras que el 23% del personal está en paro, y el paro juvenil llega al 50%, el rey sólo da trabajo a la seguridad social, con sus últimos accidentes.

El parte médico que han dado es que vuelve a la normalidad, a la rutina. Bueno lo de la normalidad, debe ser de coña. Lo de la rutina será volver a no dar ni golpe. O, ¿será que vuelve a Bostwana a cazar elefantes?, ¿o la próxima vez se irá a la India a por tigres de Bengala?

Dicen que en cinco días podrá volver a su casa (será la nuestra, digo yo) y que podrá moverse con muletas. Menos mal que esas muletas reales tienen claxon e intermitentes, lo que no sé si tienen es coraza contra puertas.

En fin, un cachondeo de mucho cuidado. Un jeta cazando elefantes a costa del erario público, mientras que la gente sufre una crisis de caballo. Claro que a él qué más le da, al fin y al cabo, en algo tendrá que gastar ese pastón que se lleva de los presupuestos y que nadie controla.

Distinguido rey de las Españas Imperiales no se me caiga más, que la Sanidad pública está en crisis.

Salud y República

15 comentarios:

Ysupais dijo...

La familia unida permanece unida JA ¡¡ ay que risa ¡
IRRESPONSABLES REALES ¡¡
Saludos Rafa.

miembro dijo...

Su esposa, la reina, celebrando la pascua hortodoxa en su pueblo. Además dicen que es vegana. Todo un ejemplo de sobriedad.

Lo que no comprendo es que este hombre, el rey, no da un paso en condiciones y se vaya a cazar elefantes. Antes que nada es un irresponsable, asi que si no sabe cuidarse a si mismo como va a seguir siendo rey, que dimita o lo cambien yaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa!!!!!!!. Aunque lo mejor es que la vida misma nos está poniendo a la III Republica en bandeja.

saludos.

Antonio Rodriguez dijo...

Esto en cualquier pais normal, le hubiera supuesto al jefe del estado, al menos su reprobación parlamentaria, pero como aquí tenemos dos grandes partidos monarquicos, se le rie la gracia.
La actuación del borbón, no solo es indecente, insolidaria sino que además muestras la verdadera catadura de nuestra monarquía, le importa un bledo el destino de los ciudadanos, porque aún los siguen considerando subditos.
¡Abajo la monarquia! ¡Viva la República!
Salud, República y Socialismo

javi dijo...

Esta es la casa real, real en el término de realidad que no de realeza.

¡República ya!

Txema dijo...

A ver si despertamos de una vez y ponemos a esta familia en su sitio.

saludos

Dean dijo...

A mi no me parece nada extraño, esto es lo que hacen todos los monarcas, jeques, ayatolás y demás tiranos que esclavizan a sus pueblos mientras ellos matan por deporte o por conveniencia, y así lo han hecho durante siglos. Lo que me parece extraño es que en las europas tan modernas y tan adelantadas aún existan estos personajes con el apoyo popular.
Un saludo.

Neogeminis dijo...

Resulta increíble que la monarquía siga siendo aún un lastre que deban solventar algunas naciones modernas. El contraste entre el modo de vida que siguen ostentando, con el que a la vez se impone hacia el resto de la sociedad, resulta cada vez más intolerable.

Un abrazo

P.d
he leído que además, el rey es miembro de grupos que promueven la protección de especies en peligro extinción.¿cómo podrá conciliar eso con la práctica de la caza "deportiva"??????????

Felipe dijo...

Rafa,estos nos traen la República.Son los mejores embajadores para el advenimiento de la II República.

Qué panda de "vivas la virgen"!!


Saludos

Genín dijo...

Me alegro de no haberme sentido representado nunca por un tipo así...
Salud

Atalanta dijo...

¡¡¡¡¡¡¡¡QUE LE CORTEN LA CABEZA!!!!!!!


Salud compañero

Nieves LM dijo...

Vaya rachita que llevan!!! pues mejor. Besos.

belijerez dijo...

Su esposa dicen que es vegana. Habrá aborrecido semejante bulto de carne.

Ciberculturalia dijo...

Hoy el video que publica diariamente Iñaki Gabilondo está estupendo. Todos hablan de una abdicación cuando de lo que tendríamos que estar hablando es de un cambio radical.
Un beso (a la noche te llamo)

El Pinto dijo...

Poquito a poco el pueblo parece tomar nota de quien son y lo que representan. Podían cazar fantasmas en su palacio en lugar de pegar tiros a elefantes.

Neogeminis dijo...

Rafa, encontré por casualidad esto y me pareció muy ingenioso y adecuado. Te lo dejo a consideración. Un abrazo

http://principiamarsupia.wordpress.com/2012/04/16/carta-de-un-investigador-al-rey-don-juan-carlos/