20 febrero 2012

La clase de religión salva a los niños de las sectas


Esta es la opinión de un pope católico, el cardenal Lluis Martínez. Y es que no hay vida más allá del catolicismo para estos prelados. Sin religión: nada. Naturalmente se refiere a la religión “una-grande-libre”, la católica. La verdadera y patatera. La que ha gobernado este mundo durante tantos siglos.

No se acostumbran a vivir la realidad. Una realidad donde la religión debe cumplir una misión íntima y personal. Hoy, por fortuna, en los países que se toman como modelo de democracias avanzadas: Alemania, USA, Francia, Suecia, etc., la religión tiene un papel secundario. Se trata de países laicos, de verdad, donde cada uno es libre de profesar, o no, la religión que desee, relegada a un papel íntimo, de conciencia individual, al margen del Estado. Donde cada uno sostiene el culto que le interesa.

Aquí, seguimos escuchando a la cúspide de la Iglesia Catolíca insistir en la necesidad de ser católicos a la fuerza. Rémora que viene de los “tiempos felices” del Nacional-Catolicismo.

De tal forma que este cardenal se atreve a decir que:

  • “Sin estudiar religión (católica se supone, puesto que las otras no es posible) los estudiantes se sienten atraídos por las sectas" y por los fundamentalismos”. Que la religión católica sea una secta es discutible y podría serlo según el DRAE, pero lo que no queda ninguna duda es de que es fundamentalista, en su proceder.

  • “Hoy los niños y adolescentes, padecen analfabetismo de cultura religiosa y esto produce un nivel cultural bajo”. Es curioso pensar cómo alguien todavía, pueda hacer una correlación entre religión y cultura, cuando la religión aliena a los individuos y los hace acríticos ante las injusticias sociales, y conformistas al prometerles la gloria en la otra vida.

Es tan burdo el razonamiento que se desmonta solo. Lo peor no es que los ministros de la SICAR (Santa Iglesia Católica Apostólica Romana) apoyen esta tesis –lógico por otro lado, pues es lo que les da poder terrenal (su objetivo)—, sino que nuestro amado gobierno, lleno de “sicarios” –seguidores de la SICAR--, lo secunda con ahínco y se convierte en su correa de transmisión. De ahí, que la jerarquía de la Iglesia se haya crecido e insista en razonamientos irracionales. ¿Qué pretenderán próximamente? ¿Hacer la misa obligatoria en escuelas y entidades públicas?

Este gobierno da buena cuenta de ese seguidismo apoyando la enseñanza concertada –casi toda católica— y deteriorando la pública; empeñándose en mantener la religión como asignatura sostenida con medios públicos, y no recortando las subvenciones a la Iglesia, cuando lo ha hecho con todas las demás asociaciones, incluidos sindicatos y partidos políticos.

Está claro que España está llena de políticos que pretenden que sus gobernados sean más un rebaño guiado por la fe que ciudadanos que pretenden razonar. De eso saben mucho los gobiernos teocráticos. Es más fácil gobernar apelando a los mitos divinos que sometiéndose al raciocinio de los pueblos.

Salud y República

14 comentarios:

Ysupais dijo...

Jajaja ya lo lei el otro día tambien...tienen miedo a la competencia.
Con Laicidad se acabaria ésto.
Saludos.

Emilio Manuel dijo...

Una gilipollez más de los curas.

Saludos

María dijo...

Según cómo hayan dormido estos curacos, sueltan paridas como esta.
¡Qué de obstáculos para la libertad!

Besos

mariajesusparadela dijo...

Gracias a la maravillosa cultura de los curas, en su conocimiento del antiguo testamento, siguen siendo tan machistas como Sansón y tan injustos como un dios que te permite ganar una guerra si te mantienes con los brazos en cruz...

Neogeminis dijo...

Todo se relaciona, los fundamentalistas (precisamente), que pretenden seguir manteniéndose en la exclusividad del privilegio de ser quienes marquen las pautas morales de la sociedad, y quienes necesitan de ellos y la pasiva conformidad de la gente para seguir afianzados en el poder.

Un abrazo.

Antonio dijo...

Bueno, yo entiendo lo cultura religiosa como el conocimiento de la historia y la evolución de la diversas religiones, de su actuación y consolidación, de sus métodos y creencias, de sus dogmas y adoctrinamientos... En eso no saldría bien parada la católica pues a través de la historia manipuló y adoctrino a su conveniencia, aborregando y sometiendo el criterio y el libre albedrío de la ciudadanía... Ahora quieren seguir en lo mismo, erre que erre. Estos no cambian, ni a base de hostias sin consagrar...
Saludos

Genín dijo...

Yo, por mi parte hace tiempo que he acortado tu primera frase y lo he dejado simplemente en que no hay vida "mas allá" y listo el pollo.
Salud

javi dijo...

Estos talibanes del catolicismo paran de decir absurdeces, dentro de poco ya podrán editar un libro con ellas.

Ciberculturalia dijo...

Además de burdo como dices, es también estúpido, es de un fundamentalismo verdaderamente preocupante. Y lo es porque mucha gente le creerá
Besos

Antonio Rodriguez dijo...

La religión es como la purga Benito, que lo cura todo. ¿O es que no se habían dado cuenta?
Salud, República y Socialismo

RGAlmazán dijo...

Ysupaís, si se acabaría todo, incluso ellos. Un beso

Emilioo Manuel, así es

María, no hacen sino poner piedras en el camino. Besos

María Jesús, pues ya ves que ellos se creen el centro del mundo y de la moral. Bicos.

Sí, Mónica, entre todos completan el ciclo perverso. Besos

Antonio, está claro que nuestros antecedentes son de cultura cristiana, pero de ahí a obligar a que se estudie la religión en la escuela va un abismo. Confunden la velocidad con el tocino.

Genín, pienso igual.

Javi, ya hay libros con estas gilipolleces.

Antonio, la religión lo cura y lo puede todo. ¡Hay de aquel al que no alcance la fe! Amén.

Salud y República

alondra dijo...

Estaría bien que los niños tuviesen el acceso a un conocimiento basico sobre las diferentes religiones que hay en el mundo, al menos de las más conocidas y nos solo de dos que es lo que pasa ahora, una mala malisima y otra buena buenisima, si tuviesen ese conocimiento se darían cuenta de que la base es la misma en todas, querer, respetar, amar al projimo, compartir, no hacerle a nadie lo que no queremos que nos hagan a nosotros etc.
Eso debería ser lo importante y basico de la religión, despues tendrían la oportunidad de conocer sus leyes, normas,contradicciones y elegir, pero verían que al final todas mandan un mensaje de amor al projimo y a uno mismo solo que cada una a su manera, por mi como si no escogen ninguna, con que les llegue el mensage de que nadie es mejor que nadie, solo diferente,y les ayude a ser mejores personas me conformaría.
Bicos.

RGAlmazán dijo...

Alondra, no estoy de acuerdo en que, dentro de una clase de Historia de las Culturas o de las Ideas, se hable de la influencia de las religiones. Sin embargo, sí que estoy en desacuerdo en que se adoctrine a los niños que es lo que hace esta religión y cualquiera. En todo caso, si los padres lo desean que les costeen clases de religión, pero no en el colegio público y con dinero público.
Y en cuanto al mensaje que tú dices, es la teoría, en la práctica las religiones tratan de obtener poder terrenal y sus formas, en muchas ocasiones, dejan mucho que desear.

Salud y República

INPDAP prestiti dijo...

lo que hay que hacer es dar a los ninos instrumentos para que puedan elegir...esos instrumentos son el respeto a la diversidad y libertad de pensamiento y opiniòn...basta de mentiras que no somos tontos....
roberta de prestito inpdap