07 enero 2012

A todos los profesores de la Escuela Pública: ¡Gracias!

¡Les debemos tanto! Siento emoción al recordarlos. Nada seríamos sin ellos. Los profesores de la escuela pública, mis profesores, me hicieron ser como soy. Me enseñaron cultura y sobre todo me dieron las pautas para disfrutar de la vida, para sobreponerme a los malos momentos, para poderme defender y para colaborar y compartir. Para ser solidarios.

forges-marea-verde-2

Es mucho lo que les debo, lo que les debemos. No sólo yo, mis hijos, mis nietos y supongo que muchos de vosotros. Hoy, que se pone en cuestión su valía, su profesionalidad y su entusiasmo, tenemos que estar con ellos.

Hoy que se promocionan las escuelas concertadas y privadas con dinero público y se escatima en las públicas, hay que recordarles. Mi recuerdo y mi agradecimiento es para ellos. Se lo merecen. Comparto en su totalidad lo que se dice en este vídeo, que he visto aquí:

Y no olvidemos que una Escuela Pública es la única que garantiza la igualdad entre todos los ciudadanos.

Gracias, profes. Siempre os tengo presentes. Por eso estoy con vosotros. Yo también soy “marea verde”.

Salud y República

9 comentarios:

Genín dijo...

Es justo todo reconocimiento que se les haga.
Me hizo gracia la chica de inglés, que lo pronuncia como una nativa, ojalá salieran a sí de la escuela...jajaja
Salud

Eastriver dijo...

Por la parte que me toca, gracias. Ojalá más se acordaran de nosotros afectivamente... Yo creo que, dejándome a mí de lado, que lo justo es que a uno le juzguen los otros, se trata de un colectivo de buena gente. De todo hay, pero en general, personas que se creen lo que hacen, y con lo que podríamos llamar un funcionamiento de izquierdas de verdad. Y que trabajan en unas condiciones malas o muy malas, y aun así no se rinden. El año pasado a una compañera mía de castellano le tiraron una gillete, un gamberro... se montó la que te figuras. Por la tarde fui a verla, porque imaginé que estaría fatal, y es cierto que lo estaba, llorando a mares, con la caja de kleenex al lado, pero con los libros al otro lado, entre moco y moco buscando textos con pronombres personales para hacer amena y efectiva la clase con los mismos que le habían dado la mañana. Y con el sueldo congelado. Ya me gustaría ver a mí si los banqueros, millonarios en dinero y desfachatez, tendrían en las mismas circunstancias el mismo empuje y la misma ilusión.

María A. Marín dijo...

Es cierto.
Yo también le debo una buena parte de lo que soy y por eso les estaré siempre agradecida.
Escuela pública siempre.

Saludos

Ciberculturalia dijo...

Un video que hace justicia a tanta entrega y dedicación
Besos

mariajesusparadela dijo...

Gracias a ti y a todos los que , como tu , son un apoyo permanente.

Martine dijo...

Emocionante tu gratitud, tu homenaje, Rafa..

Besos, muchos... te sigo, te leo, Maestro

Neogeminis dijo...

Invertir en educación -sobre todo en escuelas públicas- significa pensar en el futuro, es invertir en el porvenir.
Merecido homenaje.
Un abrazo.

RGAlmazán dijo...

Como suponía estamos todos de acuerdo en homenajear a los profesores. Hoy más que nunca hay que estar con la Enseñanza Pública, en su defensa contra las ofensas que desde administraciones peperas y de CiU están sufriendo.
Besos y abrazos a repartir

Salud y República

Nati dijo...

Pasé toda la EGB en una escuela privada. La educación y principios de algunos de los profesores, dejaban mucho que desear.
Cuando nacieron mis hijos, decidí llevarlos a la escuela pública, y no puedo estar más contenta. Yo misma, continúo mis estudios actualmente en la escuela pública para adultos de mi barrio.
Todos mis reconocimientos a los profesores de la escuela pública, de verdad.
Salud!!