15 enero 2012

La Iglesia en la cresta de la ola

No es posible que pase cierto tiempo sin que la Iglesia Católica dé motivos para que nos ocupemos de ella. Naturalmente se trata de noticias que resaltan por su anacronismo, sus ansias de poder y que demuestran que su reino no es de este mundo, aunque traten, por todos los medios, de que sea suyo. Afortunadamente no lo consiguen y cada vez se alejan más de la realidad social.

Varias son las noticias de la SICAR (Santa Iglesia Católica Apostólica Romana) de esta semana que claman al cielo.

En primer lugar, las declaraciones que constantemente hacen sobre la homosexualidad. Esta vez, ha sido su máxima autoridad, Benito XVI, quien ha manifestado, sin cortarse un pelo, que:

“El matrimonio homosexual es una de las amenazas graves contra la familia tradicional que socavan el porvenir mismo de la humanidad".

Ya saben ustedes, ni las guerras, ni el cambio climático, ni las armas nucleares, ni la pederastia del sacerdocio. Todas estas cosas son pequeñeces. Lo grave de verdad es el matrimonio homosexual, que, como se sabe, todos estamos obligados a contraer y finiquita los derechos de los demás. Y que va a acabar con la humanidad. Ni más ni menos.

Ésta barbaridad que dijo el sicario mayor (SICAR), no es la única. Y es que cuando se ponen no paran. Ayer mismo leí, sin sorpresa –es difícil que digan lo que digan, me sorprendan—, que el obispo de Córdoba hacía unas declaraciones tan mentirosas como alarmantes:

“Algunas escuelas de Secundaria, dentro de los programas escolares incitan a sus alumnos a la fornicación, de la que hay que huir".

Hay que ser un verdadero obseso sexual para ver estas cosas. Jamás ha condenado la pederastia de los sacerdotes y ve fornicación por doquier. No es sino un “follador frustrado” –perdonen el lenguaje, pero quería que quedara claro—, un tipejo con algún complejo freudiano, digno de ser psicoanalizado.

La iglesia y la realidad social

Mientras estas declaraciones, tan disonantes pero normales entre la cúspide del clero, siguen su curso, hay noticias que refuerzan la idea de que esta institución tiene un rumbo pernicioso que está contaminando la vida social.

Así por ejemplo, está el caso de la maestra Resurrección Galera que se casó con un divorciado y, por tal hecho, fue despedida por el Obispado de Almería hace diez años. Hoy el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía ha sentenciado que sea readmitida como profesora de religión, en su antiguo puesto, y que se la indemnice con 215.000 euros. Dinero que saldrá de las arcas públicas y no de la Iglesia, ¿hay quién lo entienda? Pues eso, ellos a jugar con fuego y nosotros a pagar los bomberos.

Otra “ilustre” noticia es la que leo ayer, sin sorpresa pero con indignación. Resulta que el empresario delincuente Ruiz Mateos –ese que todo lo que toca lo convierte en quiebra—, envió doce millones, del captado a inversores para sus empresas de la fallida y quebrada Nueva Rumasa, a dos organizaciones católicas “modelo”: Legionarios de Cristo y Opus Dei. O sea mientras que pedía dinero para invertir en sus empresas, él –supongo que pensando en la vida eterna— lo enviaba a estas dos sectas. Una acción católica ejemplar. Esto es lo que se podría llamar una donación indirecta.

Y todo esto ocurre, para más inri, siendo la única institución que no ve recortada ninguna de sus subvenciones, que sigue sin pagar el IVA y el IBI de su patrimonio, y que obtiene del Estado unos 10.000 millones de euros al año. ¡Viva el laicismo!

Mientras que a la cultura, la ciencia, los sindicatos y otras asociaciones de todo tipo se les reduce las aportaciones públicas, la iglesia tiene bula y mantiene todos sus privilegios.

Cada vez menos bodas, menos bautizos, pero ellos a lo suyo, eso sí, con la ayuda de gobiernos que le facilitan su labor y que les pagan de nuestros impuestos. Apoyándose en datos falsos (cuentan a los bautizados como católicos, cuando la gran mayoría no lo siente y no practica) y obstaculizando la apostasía, pretenden ser lo que un día fueron y la sociedad les niega. Y todo esto en un país que constitucionalmente es aconfesional.

Por eso, para que sus amigos políticos del bipartidismo les sigan dando de comer, les muerden la mano. Mantienen la tensión, aunque sea con noticias vergonzosas o alarmantes, el caso es estar en la cresta de la ola y hacerse notar.

Salud y República

10 comentarios:

Ysupais dijo...

Toda una real exposición sobre ésta gente parásita que cobra de todos por ofrecer nada a cambio,y lo que ofrece es porque ya se lo hemos pagado entre todos y encima se quedan con el porcentaje mayor de lo que reciben, y además captando a los que ayudan.
En la Declaración de la Renta NINGUNA X que el Gobierno se RESPONSABILICE que es su trabajo y tambien se les paga por ello.
Un saludo dominguero amigo.

mariajesusparadela dijo...

Y otra de la que creo que te has olvidado : la iglesia despide a una empleda a la que había contratado y, como el despido es injusto, el estado indemniza con 300.000 euros.
Esa empresa si que es aguda: yo despido y pagan los demás.
Y la obsesión por la fornicación ¿no será una obsesión personal?...

Dilaida dijo...

"Dime cómo hablas y te diré lo que piensas".
Esta gente se pasa la vida hablando y criticando la homoxesualidad,la práctica del sexo, controlando a los heterosexuales,...
Es dicir, para ellos es más importante la vida sexual de las personas (algo que sólo debería interesarle al propio individuo) que muchos niños y adultos se estén muriendo de hambre o por causa de guerras, ...
Mi teoría es que mucha gente por no "salir del armario" se metió a cura/monja y como ellos están obsesionados por el sexo al no poder vivirlo normalmente, piensan que al resto del género humano nos pasa lo mismo.
Critican la causa de su obsesión, no son felices y pretenden que los demás tampoco lo sean.
Bicos

Ciberculturalia dijo...

Creo que hay una obsesión por lo sexual, que un psicoanlista debiera analizar, tanto a nivel insitucional de la iglesia católica, como a nivel individual de muchos de sus miembros (quizás también en este caso, de algunas de sus "miembras")
Es cierto, con demasiada frecuencia nos desayunamos con alguna noticia extemporánea de esta institución.
Un beso

Eastriver dijo...

Tus entradas dan para tanto, Rafa... Por un lado, ¿no se había enfadado Ruiz Mateos con el Opus? ¿No lo dejaron en la estacada en los años 80? Bueno, harían las paces.

Luego, no sabía de las nuevas declaraciones de B16 pero ya me espero cualquier cosa. Y lo de los maestros, pues mira, yo a mis alumnos no les invito al fornicio pero siempre les digo que si mantienen relaciones no se olviden nunca de hacerlo con garantías, tanto por las enfermedades como por los embarazos no deseados: joder, debo de ser la peste, recomendando el condón, vaya tela. ¿Crees que iré al infierno? Saludos

María A. Marín dijo...

Y lo peor es que seguimos "apuntados" a esa iglesia. Por que lo de borrarse de ser católicos, es una utopía más.
Y si no que miren en los registros parroquiales aquellos que se han dado de baja.
Así nos va.

Besos

Neogeminis dijo...

Con estos ejemplos que nos das, no hace falta que hay quien se dedique a denostar a la Iglesia como institución. Sus cabecillas se encargan que pierda credibilidad y respeto.

Un abrazo.

Genín dijo...

Es comprensible, esta gente defiende las familias con miriadas de hijos y cuanto mas ignorantes y fundamentalistas católicos, mejor, Rafa, el negocio es el negocio, es por lo mismo que dicen que el condón kk, necesitan mas clientes para su empresa...
Salud

Atalanta dijo...

Lo que mas me jode, es que así llevan siglos y los que le quedan, para seguir chupando del bote... y no pasa nada, aquí que pasa que somos tonto o somos tontos

Que negocio, y eso que su reino no es de este MUNDO.

Salud compañero

RGAlmazán dijo...

Ysupaís, ya lo ves, con ayuda de un vecino (el gobierno) mató mi madre un cochino. Besos

María Jesús, hay más casos, y si se les sigue todos los días hay motivos. Ellos son así. Bicos

Dilaida, estoy de acuerdo, en muchos casos es así. Bicos

Carmen, son un filón de noticias extemporáneas. Besos

Querido Ramón, la fe (dicen) imprime carácter y Ruiz Mateos además de cara dura y sinvergüencería, tiene fe (dice), así es que nunca se va de la Iglesia.
Y cuidado con lo que dices a tus alumnos que estos te excomulgan. Un abrazo.

María esa es un arma que no quieren perder. Nos tienen apuntados y bien apuntados que para eso este es un reino cristiano. Besos

Mónica, esta es la cúspide de la Iglesia. Pobres creyentes, los de verdad. Besos

Genín, sí, estos tratan a los fieles como clientes para conseguir sus fines.

Atalanta, es un proceso muy lento, demasiado lento, pero van cediendo poder y cada vez tienen menos seguidores. Besos

Salud y República