25 enero 2012

De Madrid a Las Vegas, pasando por la esclavitud

Madrid vuelve a ser noticia. Un yanqui millonario quiere construir, dentro de la Comunidad, un inmenso complejo del juego, similar al de Las Vegas.

Independientemente de la condición moral de la industria del juego, ofrece crear unos 200.000 puesto de trabajo. Claro que a cambio pide que este complejo sea una ciudad sin ley, o mejor dicho, con la ley a su favor.

Entre otras pequeñeces pide que se cambien leyes vigentes para que faciliten y abaraten la instalación del complejo. Instaurar la ley de la jungla.

Entre sus peticiones:

  • Regalo del suelo donde edificar el imperio
  • Concesiones urbanísticas a la carta
  • Garantía de un préstamo de 25 millones de euros
  • Saltarse el estatuto de los trabajadores para hacer más flexibles las contrataciones y las negociaciones colectivas
  • Cambiar la ley de extranjería para que pueda venir todo el mundo a jugar, sin problemas, y sin pedirle cuentas de ningún tipo
  • No pagar casi ningún impuestos (Devolución del IVA, eliminación de aranceles, tributación fuera de España, exención IBI durante 10 años, otros 10 años sin tasas fiscales, pagar sólo el 5% de las transmisiones patrimoniales, no pagar seguridad social de los trabajadores.
  • Permitir que se lave dinero negro, al no controlar su origen.
  • Actuación exclusiva, monopolística en todo el país.
  • Que se permita fumar dentro del complejo.

Y también… dos huevos duros. Todo está explicado en este enlace, vale la pena leerlo. Verán como les pasa lo que a mí, cuando he terminado de verlo he creído que estaban describiendo las condiciones financieras y laborales de las Islas Caimán. Piden convertir Madrid en un paraíso fiscal, a lo bestia, ni más ni menos.

Crear trabajo a cualquier precio nos llevaría a una esclavitud total y descontrolada, sin ingresos para el Estado, lo que nos empobrecería más. Además de las imprevisibles consecuencias que puede tener esta excepción en las demás empresas que operan en España, que solicitarían igualdad de condiciones ante este agravio comparativo.

Se trata de un caballo de Troya en la C.A.M. para ganar la guerra en España. Si llegara a autorizarse este desvarío a este macrocomplejo, ¿quién se lo negaría a las empresas de automoción, o de electrónica, o de telefonía?

Aguirre y Manzano

Bueno, pues ayer se reunieron las dos altas damas de Madrid, las dos vestidas de verde (verde Esperanza y verde Botella –esto lo he copiado de la amiga María Jesús) para decir que sí. Que quieren el Casino. Que está dispuesta a ceder siempre que no se vulneren sus principios y valores (¿mande?).

Y es que mientras la clase media se convierte en baja y la clase baja en mendigos, los ricos quieren divertirse jugando, y si para eso tienen que esclavizar a los demás y cargarse los derechos de los más débiles, tanto mejor. No sólo se trata de sobrevivir, sino de vivir como un marajá. Y de eso saben mucho.

Si ocurre, los agraciados españoles, ya no tendrán que coger su avión privado para desplazarse a Montecarlo o a Las Vegas o a Hong Kong. Ahora, podrán ir en su limusina, y hasta algún snob cogerá el metro para llegar al futuro Casino.

Mi reino por 200.000 puestos de trabajo. Las condiciones leoninas son lo de menos. Lo importante es el “progreso”, y el progreso pasa por hacer desaparecer el Estado del Bienestar. De ser aprobada, ésta puede ser la espoleta definitiva que lo consiga.

Cambiaríamos el Estado del Bienestar (camino de ser el Estado del Malestar) por la ley de la Jungla y ¡sálvese quien pueda! Esperemos que ante esta osadía se haga frente para parar lo que puede ser un desastre nacional que terminaremos pagando todos, los de siempre. Imagínense este país, con sus miserias y pobrezas, con las desregulaciones que hay en USA y sin pagar impuestos. Lo dicho, la Edad Media.

La oposición debe ser contundente, nos jugamos mucho. Nos jugamos todo y admitir este desvarío puede significar una catástrofe. Eso sí, todos trabajando, pero como esclavos.

Este país ya ha sido y sigue siendo un casino donde todo está trucado, donde los que han ganado, jugando con dinero de los demás, se han puesto las botas y donde todos los demás, sin jugar, hemos perdido. Las instituciones financieras, las grandes empresas, los Matas, Urdangarín, Fabra, Camps y tantos otros han ganado la batalla y ahora quieren ayudarles para que ganen la guerra.

Y no, no queremos más Mister Marshall:

Salud y República

15 comentarios:

Neogeminis dijo...

¿No pide también que le regalen las fichas para que la gente juegue?????????

Por encima de la cuestión moral que implica la legalización del juego -cada quien lo deberá interpretar según entienda- puedo decir que después de largo debate (que incluyó modificar la ley para su regulación) en mi ciudad se decidió dar permiso para la instalación de un casino, y desde hace unos pocos años está funcionando. Por supuesto mueve un montón de dinero y ha modificado en forma notoria tanto su entorno como el posicionamiento de la ciudad dentro del circuito turístico de la región. Pero para aceptar su instalación no se le dieron el tipo de concesiones irracionales y de privilegio que pide este yanqui! al contrario,se le pusieron ciertas condiciones para que su impacto en el aire contribuya en forma beneficiosa a la zona (parquización, iluminación, accesos y otro tipo de aportes urbanísticos)además de pagar impuestos según las leyes vigentes y sin ningún tipo de exenciones de privilegio. Reconozco que su instalación en los suburbios -lejos de resultar como yo misma pensaba- ha sido bastante positiva para la ciudad en cuanto a incentivar la actividad turista directa e indirectamente. El impacto negativo en cuanto al modo de vida de su entorno inmediato y el grado de dependencia que se genera en los jugadores impulsivos es otra historia.
Yo creo que en momentos de crisis y ante estas posibilidades de inversiones que aparecen, la inteligencia de los gobernantes "sanos" debería situarse desde la perspectiva del bien común, aprovechando el impacto positivo y reduciendo al mínimo los aspectos negativos que puedan surgir.
Si se los recibe como "hados mágicos" caídos del cielo a los que no sólo hay que agradecer sino además, allanarles el camino con todo tipo de consideraciones y exenciones ventajosas, no se está actuando en función del bien común sino como gestor y benefactor de la actividad privada.
Espero que la sociedad madrileña sepa actuar en consecuencia y salga a defender sus propios intereses.

Un abrazo.

mariajesusparadela dijo...

Y verde tapete y verde dólar.
A cambio de una total ruptura con las leyes. Con el Derecho heredado del pueblo romano.
Nada que ver entre lo sajón y lo latino. Y si no ven eso es que están cegatos perdidos.
Quizá hemos olvidado que América fue colonizada con las los reos de las cárceles inglesas, a los que se les ofrecía la "libertad" de colonizar...

Genín dijo...

¿Y se podrán mezclar las peras con las manzanas?...jajaja
Salud

Dean dijo...

Si hay mucho dinero de por medio, ya se le puede ir poniendo la firma a este negocio; total, qué más da, si ya esto se lo han jugado al monopolio (http://fernandezmoro.com/monopoly/reglasmonopoly.htm) y nosotros somos las fichas que casi no tienen valor.
Un saludo.

Antonio Rodriguez dijo...

Así cualquiera es empresario. Eso es el liberalismo, el modelo económico que tanto le gusta a la Espe y parece que también a la Botella.
Trabajar sin derechos y con amplios beneficios fiscales y laborales para los empresarios.
No se puede crear empleo a cualquier precio. Esperemos que esta barbaridad se pare.
Salud, República y Socialismo

Dilaida dijo...

Lo triste, lo más triste de todo, lo que más me duele, es que después de tantos años luchando por la igualdad, esas dos estén ahí, una por ser la mujer de... y la otra, sabrán los dioses por qué.
Y, sabrán estas dos lo que están haciendo?
Bicos

Dionisio García dijo...

Madrid capital tiene un competidor: Alcorcón, a cuyo alcalde, que padecemos, del Pp, se le debe de estar haciendo la boca agua ante la posibilidad de que la presidente madrileña, de quien se debe de haber convertido en su ojito derecho —ahí la reciente designación de don David como superalcalde de la federación de municipios y de ahí también que el susodicho alcalde poco menos que babee ante la presidente—, ponga sus ojos y sus manos y sus pies y sus todo en nuestra ciudad. Y es que, en efecto, parece que lo único que importa son los puestos de trabajo sin que al parecer este designio encuentre límites. Hace unas semanas, los trabajadores de una empresa municipal se vieron obligados a aceptar un acuerdo de reducción de salarios entre el 10 y el 17% ante la amenaza de privatización de la empresa. Un concejal, de la Upyd, les dio la enhorabuena por el acuerdo.
Saludos.

Felipe dijo...

Es lo mismo que quería hacer en Castilla-La mancha con el llamado Reino de Don Quijote que,al final,ha sido un bluf.

Eso sí,nos lo vendieron como la panacea del empleo y la modernidad,al ifual que han heho,en este caso,las de verde.

¡Na de na!¡Bluf!

Saludos y espero que te hayan descansado las orejas ya a estas horas

Ciberculturalia dijo...

Este país no tiene mucha solución. Lo harán y aquí paz y después... Estoy noqueada con la "no culpabilidad" de Camps. No salgo de mi estupor.
Besos

María A. Marín dijo...

Más triste me pongo...

Besos

Daalla dijo...

En principio parece el cuento de la lechera. También vinieron a mi tierra otros que querían hacer lo mismo en el desierto de los Monegros. Han pasado varios años y el único dinero que se ha visto por esos lares es el de las tierras que expropiaron entonces.Eso sí, los que cobraron tuvieron suerte de sacar algo por unas tierras baldías.Pero no se ha puesto ni una piedra...
Salud y República

Martine dijo...

Iba a comentar lo mismo que nuestro Amigo Daniel sobre los Monegros..
También se plantea la posibilidad de montar esta aberración, bajo todos los puntos de vista, en las cercanías de Barcelona y en CiU parecen encantados de la vida..

Besos Rafa, muchos y como siempre I stand by you, te leo, te sigo

Guanarteme dijo...

Ohhh el GRAN SCALA de Madrid. Y todavía habrá quien se regocije. El tiempo confirmará las verdades. De momento me quedo con el nuevo slogan de Madrid para políticos y empresarios, "Si tienes problemas con la Botella llama al teléfono de la Esperanza".

Saludos.

Guanarteme dijo...

Ohhh el GRAN SCALA de Madrid. Y todavía habrá quien se regocije. El tiempo confirmará las verdades. De momento me quedo con el nuevo slogan de Madrid para políticos y empresarios, "Si tienes problemas con la Botella llama al teléfono de la Esperanza".

Saludos.

RGAlmazán dijo...

Mónica esta gente aprovecha cualquier porquería con tal de aparentar que salvan el país. Y sí, creo que las fichas también las pagamos.
Besos

María Jesús, estas dos tipas son así. Bicos

Genín, allí sí, seguro.

Dean, vamos a ver, espero que alguien lo pare.

Antonio, efectivamente, así cualquiera.

Dilaida, justo un ejemplo a no imitar. Bicos.

Dionisio, parece que sí, que Alcorcón también opta, y vuestro alcalde sueña...

Felipe, sí, se parece bastante. Esperemos que se quede en humo

Carmen, a pesar de todo, espero que no lo hagan. Besos.

María, Besos.

Daalla, sí, recuerdo el proyecto de los Monegros y espero que se difumine aquí como pasó allí.

Hola Martine, un gusto verte por aquí. Sí, se ve que quieren llenarnos de porquería por todos lados. Besos

Guanarteme, muy bueno el eslogan. Lo utilizaré.

Salud y República