24 enero 2012

Más indignidad sobre nuestra Memoria Histórica

Ayer se empezaron a exhumar los restos de las 17 rosas de Guillena. Mujeres que murieron hace 74 años por una sola razón: ser esposas o hijas de republicanos. Mujeres entre 20 y 70 años, a las que –sus hombres se encontraban en el frente--, falangistas que entraron en el pueblo, al no encontrar a sus esposos o padres, sacaron de sus casas, ultrajaron, violentaron, las obligaron a comulgar, las pelaron al cero, les hicieron ingerir aceite de ricino y finalmente las fusilaron. Hasta hoy no se ha podido iniciar esta exhumación después de 74 años, de los cuales, la mitad en democracia. Su gran delito, su único delito, ser mujer de republicano. Rosas que permanecen en nuestro recuerdo, como aquellas 13 que siempre están presente, que nunca han marchitado y cuyo recuerdo no debe apagarse.

Hoy, se cumplen 35 años del asesinato de los abogados de Atocha. Un grupo de ultraderecha entró en su despacho y asesinaron sin miramientos a cinco abogados sindicalistas de CC.OO. Su único delito: defender trabajadores. Mi recuerdo emocionado para ellos.

En estos instantes estará empezando el juicio de Baltasar Garzón. Dos asociaciones ultraderechistas, como son Libertad e Identidad y Manos Limpias acusan al juez de investigar los crímenes del franquismo, sin tener competencia para hacerlo.

memoria historica El roto

Tres episodios que dicen mucho de nuestra maltratado Memoria Histórica. Tres hechos que marcan un camino desde hace más de setenta años, cuyo eje sigue siendo el fascismo. Mataron en la guerra, en la posguerra, en la transición, y hoy, de forma más disimulada, más refinada, pero igual de injusta deciden matar las posibilidades de que el franquismo sea investigado y condenado. Un fascismo que no sólo no ha acabado, sino que ha socavado nuestro Estado de Derecho, llegando a la cota más alta de provocación y de desvergüenza: sentar en el banquillo a quien decidió investigar sus crímenes.

El mundo demócrata no entiendo nada, fuera de nuestras fronteras los comentarios son unánimes, ¿cómo es posible que se juzgue a alguien por investigar unos crímenes probados? Las organizaciones Human Watch Rights y Amnistía Internacional han criticado este juicio y se han posicionado con Garzón, con los derechos humanos.

Y es que es el colmo del desvarío. Asesinatos y delitos contra los derechos humanos no pueden ser juzgados, según las acusaciones hechas a Garzón, mientras que todavía siguen sin enterrar muchos de los que entregaron su vida por defender el orden constitucional vigente y otros que sufrieron oprobio, vejaciones y muerte por oponerse a ese régimen franquista genocida, sin que se hayan puesto los medios para reparar tales agravios.

Sólo el hecho de celebrarse el juicio marca un retroceso inadmisible en una sociedad que se dice democrática, si además Garzón –al que se le piden 20 años de inhabilitación— fuera condenado, este país demostraría que el franquismo no sólo está presente sino que está ganando la batalla.

Este país no será decente mientras no haya una verdadera reconciliación. Y ésta empieza por mirar al pasado, asumir lo ocurrido, hacer justicia y reparar el honor de los que, cumpliendo con su obligación, defendieron la República. Algo que Garzón trató de hacer y por lo que quieren acabar con él.

Hoy, los demócratas, los defensores de los DD.HH., sólo pueden estar en un bando, en el bando de la verdadera democracia, al lado de Garzón. Hoy todos somos Baltasar Garzón”.

Aquí les dejo con el recuerdo de aquellas mujeres, a las que asesinaron vilmente, después de vejarlas, por una razón tan “justa” como ser mujer de republicano. Un precioso homenaje cantado que, con voz desgarradora, firme y emotiva, les dedica una joven cantante comprometida: Lucía Sócam

Y recordemos que Garzón se sienta en el banquillo por defender a gente como estas mujeres, por buscar que nuestra Memoria Histórica encuentre la Verdad, Justicia y Reparación necesaria.

Salud y República

20 comentarios:

Felipe dijo...

Este país no vivirá en paz consigo mismo mientras los rescoldos franquistas sigan habitando entre nosotros.

Pasaron en el 36 y aún se siguen enseñoreando.

¡Salud y República!

Dilaida dijo...

Estoy de acuerdo con Felipe, mientras no se haga justicia no se podrá olvidar el pasado.
Bicos

Mª Mercè dijo...

Me duele tanto lo que está pasando en este país, que no sé si algún día podré calmar tanto dolor.

Una abraçada, Rafa.

Neogeminis dijo...

Quiero felicitarte puntualmente por este post, Rafa. Coincido plenamente con lo que comentas sobre la necesidad imperiosa de poner luz sobre los hechos oscuros del pasado, juzgar a los responsables, reivindicar a las víctimas y seguir, después sí, construyendo un sólido camino de futuro. Pretender olvidar o tapar la historia no significa cicatrizar heridas.Todo lo contrario. Sólo se dejan sin cerrar huecos que más tarde provocarán desmoronamientos en el suelo en que se quiera cimentar la sociedad del mañana.
El oprobio al que hoy se pretende condenar a Garzón, como bien decís, es lago que desde afuera no llega a entenderse. Indigna a todo quien se asuma como demócrata, sea cual fuera nuestra nacionalidad.
Con tu permiso, quisiera enlazar esta brillante entrada desde mi blog.

Un abrazo, y te reitero mis felicitaciones.

Víctor C. dijo...

Nunca hubo ruptura con el franquismo. La Transición fue una chapuza porque está inacabada. La Transición acabará cuando la ruptura con el régimen franquista sea absoluta; para ello sería necesario devolver a España un Estado Republicano y por tanto sería necesario abolir la monarquía re-instaurada por Franco. La Monarquía, el Tribunal Supremo y otras instituciones mantienen un remanente franquista aun hoy en nuestros día.

El juicio a Garzón es una vergüenza que define a la actual España tal cual es,y que nos sitúa en una posición vergonzosa para el resto del mundo.

Elevación a los altares y honores para Fraga, e imputación y juicio para Garzón por querer investigar crímenes de Lesa Humanidad. Esta es la España en la que vivimos.

Salud y República.

Paula dijo...

Sobre nuestra memoria historica? Carecemos de ella. Nunca han querido que recordemos, cerrar heridas y eliminar divisiones entre los ciudadanos. Continuamos peleando por información histórica relativa a la Guerra Civil, el exilio y la dictadura... Hasta que no sepamos nuestra identidad, se seguirá repitiendo la historia. "El mejor profeta del futuro es el pasado"

Te felicito por el blog, caí ayer por aquí de casualidad y hoy repito. Saludos :)

Ysupais dijo...

La espina enconada sino se saca producirá un dolor infeccioso.
Que decir que no hayas dicho tu ya Rafael... hoy decia una nieta de una de esas mujeres asesinadas que la afusilaron por que sabia leer.
Un abrazo.

mariajesusparadela dijo...

Se pongan como se pongan, paulatinamente se sabrá todo. Pero, que lo pague quien lo hizo, con nombre y apellidos y no se escude tras ninguna organización o partido que en todos hay buenos y malos.
No se justifica nada diciendo "me mandaron matar", si tu lo hiciste.

Paula dijo...

http://www.dailymotion.com/video/xh0mcs_les-chemins-de-la-memoire-los-caminos-de-la-memoria-1-5_news#rel-page-4

Estaba buscando un documental. Y voilà! aquí está. Los caminos de la memoria / Les chemins de la mémoire de José Luis Peñafuerte.

:)

María A. Marín dijo...

Qué vergüenza he sentido hoy al ver la pantomima que han montado los "ultra-derechistas" con este juicio...
Lo de Guillena lo estamos siguiendo también, por que es otro escándalo que debe salir a la luz.
Deben saberse los nombres de los asesinos en todos los casos. No para tomar venganza (que nos la merecemos) sino para que puedan respirar hondo en algunas familias que llevan más de 73 años sin poder hablar alto ni dentro de sus propias casas.

Saludos y República.

Antonio Rodriguez dijo...

Esta mañana en la entrega de premios "Abogados de Atocha", se ha repetido varias veces: es una indignidad que mientras en Guatemala, está semana está llamdo a declarar Rios, expresidente guatemalteco, por sus resposabilidades en los crimenes de estado cometidos, en España se inicie el juicio de quien ha querido juzgar los crímenes del franquismo.
Salud, República y Socialismo

Perséfone dijo...

Bonito homenaje, Kabila.

En realidad no me sorprende demasiado que algunos tengan tan pongo interés en esa memoria histórica que puede sacar a la luz historias tan terribles como las que nos cuentas.

Es fácil pedir que se olviden las cosas cuando no han sido tus familiares los que han sufrido vejaciones, ni han sido injustamente encarcelados o, peor aún, FUSILADOS. Lo terrible es que se le reproche a quienes no puedan hacerlo y encima se enjuicie a alquien sólo pretende defender ese derecho.

Supongo que para este tipo de asuntos no procede compararse con Alemania. Eso es sólo para lo que les interesa.

Vergüenza de país...

Un saludo.

Dean dijo...

La mayoría absoluta no tiene ese problema, y es por eso que las cosas sigue así.
Un saludo.

Ciberculturalia dijo...

La verdad es que es un día negro y nuestra imagen de país intolerante y que quiere sepultar su pasado hoy ha sido clamorosa. Aquí y por todo el planeta viendo como se ha recogido el asunto Garzón.
Una vergüenza.
Un beso

Eastriver dijo...

Ahí, Rafa.

Camino a Gaia dijo...

Tú lo has dicho.
Hoy todos somos Baltasar Garzón.
Un saludo

Carol dijo...

Las heridas solo se cierran cuando a los inocentes se les hace justicia, entonces si se puede y se debe.

Ojalá sea pronto.

Excelente post, te felicito.

Saludos afectuosos Rafa.

RGAlmazán dijo...

Felipe, de acuerdo.

Dilaida, yo también. Bicos.

Mercè, sí es doloroso. Petons.

Mónica, me agrada que te haya gustado. Y sí, es difícil de explicar. Besos.

Victor, mientras no haya justicia y reparación no habrá terminado la transición.

Paula, bienvendia a Kabila. Sí, mientras no se cure la herida siempre se corre el riesgo de que vuelva a repetirse. Un beso

Ysupaís, los motivos para fusilar a la gente eran muy claros. Estar de acuerdo con la República y sus valores.

María Jesús, yo también creo que es una cuestión de tiempo, pero ¿cuánto? Ya han pasado setenta años y estamos como estamos. Bicos.

María, para pasar página tiene que llegar la Verdad, Justicia y Reparación con las víctimas. Besos

Antonio, en España ha ocurrido lo contrario qu en la mayoría de los países, donde se ha llegado a saber la verdad y a hacer justicia.

Perséfone, me alegro de que te guste. Y sí, Alemania podría ser un ejemplo en esto, pero claro, sólo lo es en lo que interesa. Besos.

Dean, llevas toda la razón.

Carmen, una vergüenza que mancha el nombre de este país. Besos.

Camino a Gaia. Sí, así es.

Carol, bienvenida a Kabila. Sí, mientras eso no ocurra no puede haber reconciliación.
Un beso.

Salud y República

Pepi dijo...

Vengo del blog de Mónica, decirte que estoy de acuerdo en todo lo que dices, desde que condenaron a Garzón, yo siento vergüenza de lo que pensarán del pueblo español en el extranjero. Pero ya vez, los otros dos han resultado inocentes, pese a esas conversaciones telefónicas que hemos escuchados, y que al parecer no les afectaron en los más mínimo.
Un saludo, hoy y siempre seremos todos el juez Garzón.

Neogeminis dijo...

Rafa, por si te interesa, te dejo esto para que lo leas
http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-186441-2012-01-28.html
Un abrazo.