10 enero 2012

Aguirre pretende bajar impuestos. Otro pulso a Rajoy

Esta mujer no tiene parangón. Cuando todo su partido se encuentra justificando su gran mentira “subir los impuestos”, ella tan “echá-pa-alante” dice que está estudiando bajar el tramo autonómico del IRPF.

La lideresa, hay que reconocerlo es única. Supongo que Rajoy I, el desaparecido, estará tirándose de los pelos. Esto se llama hacer la cama al líder. Eso sí, ella sola.

Reconozco que es mucho más coherente que todos sus compañeros de partido. Al menos cumple con el programa neoliberal. Mientras que los demás incumplen sus principios.

Lo que ocurre es que lo hace a costa de los ciudadanos. Porque somos muchos los madrileños que no queremos que nos bajen los impuestos, que preferimos que esos recursos se dediquen a la Educación y a la Sanidad pública. A la dependencia y a cuestiones sociales.

Bajar los impuestos cuando está congelando salarios públicos, deteriorando la educación, privatizando la sanidad, incumpliendo la ley de dependencia, disminuyendo medios ante la violencia machista, es querer cargarse el Estado del Bienestar.

Todo esto mientras que Cospedal, Sáenz de Santamaría, De Guindos, Montoro y demás punteros del PP están justificando la necesaria subida de impuestos. ¿En qué quedamos?


Es simple y llanamente otro enfrentamiento de esta mujer beligerante y pendenciera hasta con su propio partido. Ahora pretende sacarle los colores a su líder, al que no le perdona que haya elegido a su enemigo político mayor, Ruiz Gallardón, para ministro.

Ella es así, guerrera y rencorosa. Se cree la más lista y no puede entender que Rajoy, un blando y menos listo que ella, se haya hecho con el puesto que sólo ella merece.

Por cierto que desde la Comunidad de Madrid dicen que ya lo tenían pensado antes de que el gobierno central subiera los impuestos. Es difícil de entender y nos deberían explicar por qué en los presupuestos aprobados hace poco tiempo, no lo han incluido. Está claro que se trata de echar un pulso al gobierno, y demostrarles que está ahí y que es capaz de llevarles la contraria, pero no porque piense en los ciudadanos, sino porque ella es poderosa y se pasa por las ingles lo que decidan en Génova.

Mientras, sus compañeros del gobierno han quedado descolocados y tratan de minimizar este problema: uno más, que causa la lideresa a su partido.

En fin, una lucha más de esta presidenta cuya soberbia y exhibicionismo son enfermizos. Una lideresa capaz de soplar y sorber a la vez si con ello demuestra que es quien manda y que no está sujeta a ningún otro poder.

Salud y República

9 comentarios:

José Vte. Verdú Gisbert dijo...

Podría llegar a pensar que es un juego astuto dentro del PP: crearse su propia oposición, a su medida. De esta forma, siempre gobernará alguien del PP, rajoyista o aguirrista, pero todo queda en casa. Es una hipótesis algo descabellada, pero cada vez tengo más claro que en la política española las cosas no ocurren por casualidad.

Dilaida dijo...

Estoy deseando que peleen entre ellos.
Mucho peor de lo que nos va ya no nos puede ir.
Esta pandilla a la que se llena la boca con su nacionalismo español, resulta que ahora, ni siquiera respetan la Constitución (dice que todos los españoles somos iguales), entonces ¿por qué todas las CCAA no pagan lo mismo?.
Bicos

Ciberculturalia dijo...

Todo lo hacen al revés. Yo soy partidaria de la subida de impuestos, pero de los "adcuados". No sólo del rendimiento del trabajo y más a las nóminas "menos abuladas", sino de una política fiscal progresiva, progresista y solidaria: impuesto del patrimonio, sicav, fraude fiscal, y una larga lista.
El gobierno central los sube "insolidariamente". Y la comunidad de Madrid los baja pero sin embargo rebaja las inversiones en educación, en sanidad, en dependencia... y también una larga lista.
Es desanimante, indignante y penoso.
Pero no nos rendiremos.
Besos

Txema dijo...

Yo también soy partidario de pagar impuestos pero sobre dos premisas.

Una: que sea para lograr servicios de calidad y no para pagar pufos de especuladores.

Dos: que sean justos y no, por ejemplo, que ese futbolista portugés pague el 24,7 %, o sea, lo mismo que yo.

Saludos

Isabel Barceló Chico dijo...

La sinvergonzonería es total, suban o bajen impuestos. La C.Valenciana es un espanto sin límites. Cuánto mienten, cuánto roban, cuánto abusan de nosotros. Un abrazo, querido amigo.

mariajesusparadela dijo...

Y me fastidia más todavía que haya quien no paga impuestos, por ejemplo la iglesia católica y los bancos, que no pagan por los pisos que tienen.

Genín dijo...

Será lo que sea pero esta tia, hay que reconocerlo, los tiene bien puestos...jajaja
Salud

RGAlmazán dijo...

José Vte., es muy posible.

Dilaida, no llegará la sangre al río, aunque me alegro de que se enfrenten. Bicos.

Carmen, estamos de acuerdo en eso. Besos

Txema, totalmente de acuerdo.

Isabel, así es, lo de la C. Valenciana es un ejemplo que parece una caricatura, siendo pura realidad. Besos.

Maria Jesús, a mí también me fastidia. Bicos.

Genín, en primer lugar no sé si será teatro, y además, cuando llega el momento cumbre también se raja, como ya ocurrió.

Salud y República

Camino a Gaia dijo...

Impuestos que afecten a los mas pudientes y fortalecimiento de lo público.
De todas formas no creo que les de resultado ninguna de las dos estrategias.
Un saludo