10 noviembre 2009

La reforma electoral, sin cambios constitucionales

Sobre la reforma electoral (4)

Este es el cuarto artículo sobre la reforma de la ley electoral, y en él pretendo hablar sobre como intervenir en la reforma, en la hipótesis bastante probable de que los grandes partidos no quieran reformar la Constitución.

Partiendo de las bases de que si no se cambia la circunscripción electoral –y para ello debería cambiarse la Constitución--, la reforma puede ser menos injusta pero sin llegar a ser justa --siempre quedarán restos que perjudican a los partidos o coaliciones minoritarias de ámbito estatal--; sin embargo, se pueden hacer hipótesis para intentar corregir, al menos en parte, la ley electoral sin tener que tocar la Constitución.

Mi intención es demostrar que sin cambiar la Constitución –que sería lo ideal para cambiar la circunscripción—, se puede mejorar la situación injusta actual de reparto de escaños.

Hoy voy a señalar los aspectos que habría que retocar:

  • La distribución de escaños por provincias,
  • El número total de escaños 
  • La ley o fórmula matemática que se aplique para el reparto de los mismos.

Actualmente la ley orgánica 5/1985 prevé un número de dos diputados mínimos (en el caso de Melilla y Ceuta, uno) y el resto se distribuye proporcionalmente a la población de derecho. Si el mínimo lo pasamos de dos a uno, el resto de escaños a repartir entre las distintas provincias serían cincuenta más, uno por provincia, que corregiría un poco la proporcionalidad.reforma electoral Recordemos que la representación provincial está garantizada por el Senado.

Si a esto le añadimos que la Constitución permite pasar a 400 escaños, o sea otros cincuenta más, de los que hay en este momento, contaríamos con otros cincuenta escaños para repartir que podrían paliar en parte esa descompensación.

Sin embargo, la clave está en la forma de repartir los escaños. Esta es la variable que más hace por la proporcionalidad. Como todos saben el actual método se conoce como Ley D’Hont, y es, de los conocidos, el que más perjudica a los partidos minoritarios y más beneficia a los grandes. Hay otros sistemas que se utilizan en otros países que son más proporcionales. Además está la posibilidad de utilizar esos cincuenta nuevos escaños, en el caso de que se aumente a 400, sólo para los restos de cada provincia, con lo cual el reparto también sería más equitativo.

Por lo tanto, hay vida también dentro de la Constitución.

Como resumen, primero, lo que más aleja los resultados reales de la proporcionalidad “un hombre=un voto”, es la circunscripción electoral. Luego la forma de reparto de escaños (la ley D’Hont). Ambas cuestiones benefician a los partidos mayoritarios.

Todo esto se podría activar con una nueva ley electoral, sin necesidad de cambiar la Constitución, aunque esto último sería lo deseable.

Una vea apuntadas las posibilidades, en los próximas entradas sobre la ley electoral veremos más detalladamente cuales son esos otros sistemas de reparto de escaños y que hubiera pasado con los resultados de las elecciones de 2008, si se hubieran aplicado las medidas señaladas en esta entrada.

Se puede jugar de forma más justa, siempre que haya voluntad política, y si no se quiere cambiar la Carta Magna, al menos se podría elaborar una ley que permita acercarnos a la proporcionalidad. (Continuara)

Salud y República

P.D. Entradas anteriores sobre la reforma electoral: (1), (2) y (3)

15 comentarios:

SyrianGavroche dijo...

Lo justo es que se cambie la constitución, y en un estado de derecho se debe hacer lo que es justo y punto.. ahora bien, en el pasteleo de sacarina en el que vivimos no se hará justicia ni media justicia porque cuenta mas el partido que el país, con lo cual ninguno de los grandes partidos hará algo, y tengamos en cuenta que para reformar esto se necesitan los 2 grandes, o por lo menos un grande y todos los nacionalistas (los otros beneficiados de la actual ley), y ya se sabe.. nadie se cierra el chiringuito a sí mismo..

Un saludo!!

àngels dijo...

Muy interesante y necesaria esta saga de entradas sobre la reforma electoral, Rafa! Pero a mi no me importaría nada que se cambiara la Constitución y desaparecieran ciertos elementos medievales gravosos y anti-democràticos... ya sabes! Pero está bien tu planteamiento para demostrar hasta que punto no interesa que ciertas coaliciones electorales (y me refiero sobre todo a IU) tengan representación. Salud (pública) y República, con un abrazo!

m.eugènia creus-piqué dijo...

Me pregunto el porque es tan difícil tocar la Constitución, tod en la vida necesita cambios y ponerse al día y parece ser que la Constitución española es algo que quema y que nadie se atreve a modificar. La reforma electoral clama al cielo !.Besos.

Dilaida dijo...

No sé porque no puede cambiarse la Consitución ¿qué problemas hay?. Todo el mundo reconoce que la ley electoral no es justa, pero año tras año no se hace nada.
Bicos

RGAlmazán dijo...

A todos:
Lo ideal, lo justo, lo que se debería hacer es cambiar la Constitución, pero visto que eso no lo quieren hacer quienes pueden, la entrada trata de plantear alternativas (peores que cambiar la circunscripción electoral en la Constitución) para demostrar que aunque no se cambie la Carta Magna hay posibilidades de mejorar el reparto de escaños.
Yo estoy claramente porque se corrija la Constitución tanto en la circunscripción electoral como en las funciones del Senado
.

Syrian para cambiar la constitución se necesitan 3/5 de diputados (210) que sólo se pueden obtener con los dos partidos mayoritarios y hay muestras de que no quieren tocar la Constitución.

Àngels, esa es la cuestión, no interesa que IU tenga la representación que por votos le correspondería, porque hoy esos escaños se lo llevan los dos grandes. Petons

Pues Geni (me alegro de que ya estés mejor)y Dilaida es por razones partidistas, los grandes no quieren perder un ápice de poder y se oponen. Petons

Salud y República

severino el sordo dijo...

Rafa yo en esto de las cuentas y el reparto acabo perdiendome,lo que hace falta es que de una vez los ciudadanos que elegimos otras opciones sea cuales sea tengamos esa justa representacion,pero dudo mucho que el rodillo de los partidos mayoritarios lo permita,la constitucion no es ningun libro sagrado,son un conjunto de normas que pueden ser modificadas,un saludo.

J. G Centeno dijo...

Querido kabileño he intentado hacer un comentario, en el sentido que apuntas pero la extensión, creo que ha sido eso, ha impedido su publicación, de manera que he preparado una entrada para mañana.
Salud y República

Dean dijo...

Pero habría que poner en marcha algunas iniciativas como estas inmediatamente, de lo contrario el bipartidismo seguirá en el poder per saecula saeculorum.
Un saludo.

mariajesusparadela dijo...

Sí, lo mejor sería el cambio en la constitución, pero ahí no se meten por si acaso pedimos otros cambios y los reyes tienen que irse a chupar del bote a otra parte.
Pero, hay alternativas, que las utilicen de forma que la representación sea más justa ¿o es que tienen miedo de que se acaben las mayorías y haya que funcionar con pactos? ojalá lleguemos a eso, porque las mayorías absolutas CORROMPEN ABSOLUTAMENTE.

Felipe dijo...

En justicia y para que la representación ciudadana sea verdadera debería reformarse la Constitución.

Como ello no es posible por la nula voluntad de las dos grandes formaciones políticas(el actual sistema les es favorable)se deberían arbitrar las medidas necesarias para que sea más realidad un hombre=un voto.

las propuestas que apuntas son bastantes acertadas.

Como ya te dije en otro comentario sería posible que existiese una bolsa de reparto a partir de esos 50 escaños que ahora se aumentarían.

Fórmulas deben existir bastantes y lo que más nos debe interesar es que el voto de la ciudadanía esté justamente representado porque así lo expresa ésta en las urnas,cosa que ahora mismo no sucede por lo que se está incurriendo en un 'fraude'de soberanía.

Saludos

Antonio Rodriguez dijo...

Existen muchas posiblidades para hacer que la ley electoral sea mucho más democrática, pero tambien hay un inconveniente insalvable, todas las posibilidades implican una perdida de representativadad de los dos grandes partidos PP-PSOE y de los partidos nacionalistas y eso va a hacer imposiblde cualquier reforma electoral.
Salud, República y Socialismo

RGAlmazán dijo...

Severino hay que intentar presionar porque los grandes no están por la labor.

D. Bolche, placeres varios de verle por aquí. Espero su entrada de mañana.

Sí, Dean, tendríamos que empezar a movernos más para presionar. Yo hago lo que puedo, que es poco.

María Jesús, las mayorías absolutas son malas, pero el bipartidismo no es mucho mejor, se reparten el pastel y se ponen de acuerdo en muchas cosas con una oposición concertada. Simplemente se alternan en el poder. Bicos.

Sí, Felipe, ojalá quisieran cambiar la Constitución, pero hay otras alternativas que iremos viendo, que al menos palían en parte el problema.

Antonio, ya veo que te das por vencido. A mí me estimula lo difícil y no lo doy por perdido, sabiendo que es difícil, pero hay que presionar, o sea que ánimo. Que no nos quiten la ilusión, que es lo único que puede hacer cambiar el mundo.

Salud y República

Ciberculturalia dijo...

Si lo ideal es modificar la Constitución pero para ello se necesita el consenso de los dos grandes partidos, me pregunto que las opciones que expones y que parecen muy certeras y además factibles, porque no se llevan a cabo y qué habría que hacer para conseguirlo.
Eso es lo que me pregunto. Si en definitiva hay alguna manera de presionar para ello.
En fin, no se.
Un beso

Antonio dijo...

La Constitución, en esta parte, es un cepo que nos tiene atrapados. Para cambiarla han de apoyarlo los dos grandes partidos y eso a ellos no les interesa. Por otro lado, si plantean cambios constitucionales para otras cuestiones se ha de aprovechar para introducir esta, pues no creo que estén muy de acuerdo en andar cambiándola cada dos por tres y menos para salir perdiendo en la ponderación de sus votos.
Ánimo, amigos de IU, entrad por el primer resquicio que nos dejen.
Un saludo

Jorge Sánchez dijo...

El señor José Luis Centella ha sido entrevistado esta mañana en El Meridiano de Canal Sur. Mañana el vídeo estará disponible en el apartado Televisión a la Carta de la web de Canal Sur. Sobre su post de hoy, nada que añadir. Ya dijo usted que, si IU tuviera 14 diputados...