13 noviembre 2009

Los viernes: Risoterapia LXXIV

A las buenas noches, hoy viernes ya saben lo que toca. Risoterapia. Como quiera que he tenido un dia ajetreadísimo --casi tengo agujetas en la lengua de tanto palique—, con amigos, de cháchara todo el día, he tenido que recurrir a unos saldos que tenía en la nevera. Espero que les gusten.

Les ruego disculpen si han visto alguna de las piezas. A mi parecer, son buenas las tres, pero algunas tienen cierto tiempo.

En este vídeo, El Optimista se toma con filosofía estar en el paro, y propone los trabajos que sería capaz de aceptar. En esta época, con cuatro millones de parados, que por lo menos no nos falte el buen humor:

 

Hoy que Iberia se ha fusionado con British, puede estar vigente este sketch de venta de billetes por teléfono:

 

Y, por último, unas modosas monjitas preparan dulces especiales, pero como se entere Rouco…

 

Y nada más. Que ustedes lo rían bien y nos vemos el próximo viernes.

Salud y República

9 comentarios:

Felipe dijo...

los tres son muy buenos.
Me quedo con el del optimista

Saludos

Blog de Paco Piniella dijo...

subiditas de tono esas monjitas... jajajaja

Ciberculturalia dijo...

Conocía los dos primeros pero no el de las monjas. En todo caso me ha encantado recordarlos. Un beso

nexus. dijo...

Muy divertidos, sobre todo el de las monjas, no se...el obispo me recuerda un poco al de Castelló, ja, ja, es broma...
Salud y República!!
Nexus.

Neogeminis dijo...

jejejejeje mejor tomar la crisis con buen humor!

un abrazo!

m.eugènia creus-piqué dijo...

Jajajaja, ya conocía los videos pero siempre va bien reir.Petonets.

Selma dijo...

Me tomo la dosís el Sábado por la mañana, me va bien este intermedio en medio de libros y exámenes varios, eres un sol, Rafa!

Besitos, muchísimos!

Dean dijo...

El de las monjas no lo conocía y es buenísimo ja ja ja.
Un saludo.

Freia dijo...

Jajajaja. Me ha encantado el de las monjas que, además era el que no conocía. Viene muy a propósito de las excomuniones masivas y varias.
Como sigan así las monjas y se decidan por la fusión entre actividades, jajajaja, puede llegar a ser mortal... El pecado, digo.