26 noviembre 2009

Porque el Sur también existe

En Iberoamérica se están produciendo los cambios políticos más importantes del siglo XXI.

Dentro de pocos días, Bolivia volverá a tener elecciones democráticas. Otra vez se enfrentará la oligarquía rica y poderosa del gas y del petróleo con la población pobre, defendida por el gobierno de Evo.

Mañana se celebra un encuentro de la cultura en solidaridad con el mundo boliviano. Aquí les dejo el manifiesto y el cartel:

Miremos al Sur

En los últimos años diferentes países de América Latina están experimentando procesos democráticos de transformación política conducidos por los sectores sociales históricamente más desfavorecidos: las mayorías sociales que hoy se van haciendo también mayorías políticas.

Estos procesos responden al profundo divorcio histórico entre las sociedades y sus estados, y a las masivas demandas de inclusión ciudadana, descolonización de las formas de saber y hacer, justicia social, democracia participativa y soberanía nacional. Los gobiernos de izquierdas en la región, que son ya una clara mayoría, son expresión de esas demandas, y obedecen un mandato contundente de pueblos que exigen ser autónomos y soberanos. Cada caso es diferente, pero todos comparten esfuerzos y logros en la universalización de la alfabetización, de la sanidad y la educación, en la recuperación de los recursos naturales y el uso de sus excedentes en políticas redistributivas, en la consolidación y ampliación de los derechos colectivos y sociales de tercera generación, desde el más absoluto respeto a los derechos civiles y políticos ya existentes.

Estos gobiernos, no obstante, a menudo topan con la feroz resistencia de las oligarquías tradicionales y los medios de comunicación empresariales, ambos obstinados en la defensa corporativa de los intereses de las minorías privilegiadas. En Honduras, estos sectores, no exentos de poderosas alianzas internacionales, han patrocinado un golpe militar que amenaza a la democracia en toda la región.

En el Estado español, precisamente por su papel histórico en relación con América Latina y hoy como puente con la Unión Europea, la campaña de desprestigio contra los gobiernos de izquierdas en la región dificulta todo acercamiento a la realidad de esos países y sus procesos democráticos. El apelativo de “populistas” ha sido habilitado como gran cajón de sastre en el que incluir y deslegitimar a los gobiernos y fuerzas políticas y sociales que, en la disyuntiva entre los sistemas políticos elitistas y las demandas populares, se alinean con estas últimas.

Cinco siglos de vidas políticas directamente ordenadas o indirectamente tuteladas por las potencias del Norte no le han servido al Sur para alcanzar los estándares sociales, políticos y económicos del prometido desarrollo, que hoy se ven en todas partes en peligro por la crisis económica, ecológica y civilizatoria. Hoy, ante el empuje democrático de los pueblos latinoamericanos por las necesidades sociales más básicas, es necesario que se pueda discutir abiertamente sobre las experiencias de la región; que se respete el voto y el criterio de sus ciudadanos, y su derecho a gobernar sus destinos.

Nosotr@s, trabajadores y trabajadoras del mundo de la cultura, del arte, de la comunicación y la educación, queremos abrir un pequeño espacio de disenso democrático, y expresar nuestra solidaridad para con los pueblos y gobiernos progresistas de América Latina, y nuestra exigencia del más escrupuloso respeto a su soberanía.

El próximo 6 de diciembre, los ciudadanos bolivianos –residentes en el país o emigrados- están llamados a unas elecciones presidenciales y legislativas, en las que todas las encuestas prevén un amplio apoyo popular al gobierno y al avance del histórico proceso de cambio para construir una Bolivia soberana, democrática y para todas y todos. Nosotr@s así lo deseamos, y vemos en Bolivia un ejemplo de dignidad y emancipación, entre tantos otros que recorren Latinoamérica encontrando ecos a ambos lados del Atlántico. Esta es una magnífica ocasión para que, desde aquí, comencemos a extenderlos.

Nos constituimos para ello en una red de solidaridad que extiende un llamamiento y una invitación a mirar al Sur, esta vez como compañer@s de viaje. Por todo lo dicho os convocamos al concierto de apoyo a Evo Morales que celebraremos el próximo viernes 27 de noviembre de 2009.

Se han adherido a este manifiesto personas como:

Luis García Montero, Jose Luis Sampedro, Olga Lucas, el Gran Wyoming, Rosa Regás, Carlos Taibo, Eduardo Galeano, José Saramago, Leonardo Boff, Carmen París, Jorge Bosso, Petra Martínez, Juan Diego, Carlos Berzosa, Juan Echanove, Vicky Peña, Guillermo Toledo, Silvia Marsó, Salvador López Arnal, Ángel Aragonés, Juan Margallo, Miguel Brieva, Pilar Bardem, Moncho Alpuente, José Sacristán, José María Alfaya, Luis Eduardo Aute, Pablo Guerrero, Luis Mendo, Luis Pastor, Teresa Aranguren, Juan Echanove, Mario Gas, Petra Martínez, Juan Diego Botto, Almudena Grandes, Carlos Fernández Liria, Marcos Ana…

CULTURA CON EVO-1

Porque a pesar de los medios de comunicación y de las derechas y oligarquías reaccionarios, como decía Benedetti: El Sur también existe.

Salud y República

15 comentarios:

Dean dijo...

Me gusta lo de Bolivia,pero no así lo de Venezuela porque Venezuela no es Hugo Chávez, y desafortunadamente este tiene mucho poder en el sur, muchos petrodólares con los cuales va regalando chucherias a otros países del sur y coarta sus libertades y soberanías. Esperemos que Evo Morales se desmarque de Chávez, y siga más el ejemplo de Lula.
Un saludo.

mariajesusparadela dijo...

Me encanta Evo y me parece maravilloso que accedan al poder personas como él.
Ojalá bajo esa ternura que muestra esconda la fuerza que le permita permanecer, a pesar del alboroto que hace la derecha.

Dilaida dijo...

Yo si fuese boliviana votaría a Evo y si fuese brasileña le daría mi voto a Lula.
Bicos

Javi dijo...

@ Dean: ¿Regalando chucherías? ¡Pero si el ALBA es posiblemnte la mayor muestra de solidaridad entre pueblos y de integración regional en clave social que ha habido en la historia de la humanidad!

Que no te gane el discurso de quienes tienen intereses opuestos a los de las mayorías de latinoamérica: Chávez no es ningún cacique ni ningún dictador, ningún regala chucherías ni nada por el estilo. Es un tipo con unas cuantas ideas muy claras, un internacionalista, y un hombre que está liderando una revolución que es Venezolana y que la proyecta en clave socialista hacia los pueblos hermanos de América Latina. Es esperanza, carajo.

Evo, ¡sí! ¿Chávez? ¡Coño, por supuesto que también!

Anónimo dijo...

joé, pobre chávez, ahora resulta que reparte chuches.

sí, el FMI también prefiere a Lula.

mitxel

Neogeminis dijo...

Creo que lo que está viviendo Bolivia es muy positivo. Nada fácil, pero un proceso revolucionario muy significativo. Si bien no creo que Evo sea un estadista al modo de Lula o Bachelet,creo que cumple muy bien su rol histórico. Nada que ver con Chávez, que según mi modo de ver es un vil dictador disfrazado de progresista revolucionario.

un abrazo!

P.D
el gobierno de los KK que soportamos en Argentina tienen mucho más de corrupción que de progresismo

Neogeminis dijo...

insisto, sé de buenas fuentes venezolanas, de izquierda y muy respetables que Chávez es un dictador.
Cada quien tiene derecho a opinar distinto, pro supuesto.

Jorge Sánchez dijo...

D. Rafael, ¿tiene ya escogido su artículo de la semana? Yo me permito recomendarle este: http://cort.as/Abo

Ciberculturalia dijo...

Muy interesante el manifiesto y tienes razón que en Iberoamérica están produciéndose cambios importantísimos y muy interesantes.
También a mí me gusta Evo aunque creo que tiene graves problemas. Veremso a ver que consigue.
Un beso

Txema dijo...

Pues siento discrepar en algún punto. Me parece muy bien el cambio, necesario, en Latinoamérica. Ya era hora de que el tío Sam pudiera hacer y deshacer.

Pero me preocupa, y mucho, esa amistad de algunos dirigentes con Ahmadineyad que me produce gran rechazo como cualquier tirano y además fanático islámista.

No sé yo si este es el mejor amigo posible.

RGAlmazán dijo...

El objetivo de esta entrada es un homenaje que hoy se da a Evo. Pero sin duda veo que la relación Evo-Chavez hace que salga Hugo.


Dean, sabía por alguna entrada anterior que no comulgas con Chávez. La discrepancia es también sana y fijar posiciones me parece bien. Yo me remito a las pruebas y digo que, en primer lugar, discrepar es algo lógico y natural.
Cuando he hablado de Chávez, y volveré a hablar cuando entienda que es conveniente, hablo de lo que está consiguiendo en Venezuela, hablo de elecciones limpias, hablo de eliminación de la pobreza, hablo de alfabetización, hablo de redistribución de la riqueza, hablo de independencia ante el imperio yanqui. En fin, creo que son datos. Naturalmente que hay cosas que me rechinan de Chávez, por ejemplo su egolatría, su histrionismo, pero he aprendido que la perfección no es de este mundo y para mí, el balance de Chávez es positivo. Lo que ocurre es que Chávez tiene muy mala prensa y siempre salen noticias negativas de él, en el primer mundo. Habría que preguntarnos por qué.
Evo es un tipo que tiene arrestos y que se está enfrentando con una oligarquía que es una lacra para su país. Por cierto me gusta lo que está haciendo Lula.

María Jesús, a mí también me encanta. Bicos.

Dilaida, yo también haría lo mismo. Bicos.

Estoy de acuerdo con lo que dices del ALBA, además de una realidad que ha empezado a andar es una esperanza para pueblos que no la tenían porque sus gobiernos estaban en manos de USA.

Mónica, Chávez no es un dictador. En las elecciones que ha ganado, han ido observadores internacionales a pillarle como fuera, te aseguro que iban a denunciar la mínima falta, y no puedieron hacerlo, al revés tuvieron que reconocer que fueron limpias, y no ha sido sólo una elección. El pueblo le ha votado libremente.
Y tengo contacto con gente en Venezuela, gente que me merece confianza y habla maravillas de él. Como se ve, hay de todo.
Un beso.

Jorge, lo he visto ayer y lo tengo guardad para el artículo de la semana.

Pues sí Carmen, Evo se tiene que enfrentar con una oligarquía terrible y con un país donde unas regiones tienen todos los recursos y no los quieren repartir con las otras regiones pobres. Pero, en fin, me parece un tipo con determinación y con arrestos, capaz de tirar para adelante. Ojalá que no haya ningún intento desestabilizador.
Besos

Salud y República

RGAlmazán dijo...

Txema las relaciones internacionales y comerciales tienen estas cosas, que a mí tampoco me agradan.
Hace unos meses fue Chávez el que se abrazaba con Ahmadineyad y hace tres días, exactamente tres días, Lula se abrazaba a él.
Qué quieres que te diga, a mí también me produce una alergia tremenda cuando "nuestro querido rey" se abraza y llama hermanos a tiranos como el rey de Arabia Saudí o como el vecino rey alahuita.

Salud y República

m.eugènia creus-piqué dijo...

Me gusta Lula y Evo, pero no puedo decir lo mismo de Chavez, lo siento pero no me agrada nada de nada.

GUANARTEME dijo...

Hay alguno por ahí que cuando no tiene un artículo de El País a mano no sabe que contestar.

Javi y Mitxel son instituciones en este blog, aprieta la corbata y contéstales ¡por la gloria...fistro...!

RGAlmazán dijo...

Oiga, Guanarteme, he contestado a Javi, lo que pasa es que se me pasó poner su nombre (es la contestación de lo de ALBA), y a Mitxel, al que aprecio también como articulista en A sueldo..., no le he contestado porque es obvio que estoy de acuerdo con él. Claro que el FMI prefiere a Lula, porque es reformista y Evo es revolucionario. Pero Lula está haciendo su labor en un país como Brasil.
Por cierto, llámeme mejor pecadorrr, que fistro, me gusta más. Un saludo y gracias por leer hasta la letra pequeña.

Salud y República