29 noviembre 2009

Artículo de la semana (17)

Esta semana les voy a hacer leer más, si así lo desean. Siempre cuesta mucho descartar artículos interesantes para dejar uno en toda una semana. Esta vez, con su permiso y con el mío, me he permitido dejar dos. Hagan lo que crean conveniente, lean uno u otro, los dos o ninguno, mi recomendación es que los dos son muy interesantes, y les aseguro que no se arrepentirán.

El primero es del catedrático José Ignacio Lacasta-Zabalza en Noticiasdenavarra.com y trata de la dificultad de seguir las leyes en aras de una pretendida objeción de conciencia que defiende un gobierno de derechas, consentido por el PSOE puesto que la mayoría social es de izquierdas.

¿Objeción de conciencia o caradura?

LA consejera Kutz dijo no hace mucho que se sentiría orgullosa si recibiera una reprobación parlamentaria por el asunto del incumplimiento de la legislación sobre la interrupción del embarazo en Navarra. Ella lo interpretaba como un acto -la reprobación- contra la objeción de conciencia.

A los insumisos les castigaron con catorce meses de cárcel por objetar en conciencia al servicio militar y, además, por tener razón, dado que la mili obligatoria fue abolida posteriormente. Pero a los poderes públicos navarros -y sus titulares como Kutz- parece que el cumplimiento de la ley les resbala, que no va con ellos. Invocan la objeción de conciencia y ya está. Por eso es absolutamente necesario que el Ministerio de Justicia (que ya tarda) promueva la prometida ley sobre este asunto. Máxime cuando el Tribunal Supremo, en su sentencia del 11 de febrero de 2009, ha dicho, a propósito de los padres desobedientes a la asignatura Educación para la Ciudadanía, que no hay objeción que valga porque: "el reconocimiento de un derecho a la objeción de conciencia de carácter general, con base en el artículo 16.1 de la Constitución española, equivaldría en la práctica a hacer depender la eficacia de las normas jurídicas de su conformidad con cada conciencia individual, lo que supondría socavar los cimientos mismos del Estado de Derecho."

Así que la ciudadanía y los poderes públicos, dice esta misma sentencia, lo que tienen que hacer es cumplir con la ley, como prescribe el artículo 9.1 de la Constitución: "Esto es un mandato incondicionado de obediencia al derecho; derecho que, además, en la Constitución española es el elaborado por procedimientos propios de una democracia moderna".

Democracia moderna que no ha llegado para las mujeres navarras. Es cierto que el Tribunal Constitucional en 1985 (sentencia 53) reconoció que el personal sanitario podía aducir razones de conciencia para negarse a participar en un aborto legal. Pero no es cierto que toda la sanidad navarra sea objetora, como pretenden Kutz y el Gobierno foral. Baste recordar el calvario laico de Elisa Sesma y las coacciones que sufrió en 1990, para saber que eso no es así. Que, como dice la misma Elisa, los médicos de la red pública no son todos objetores, pero para realizar una interrupción voluntaria hace falta un equipo del que no se puede disponer "más que con el apoyo de la dirección del centro" (DIARIO DE NOTICIAS, 25.10.09). Y ahí, en los núcleos duros del poder sanitario, es donde se produce la obstaculización -que no la objeción- a quienes pudieran poner en práctica en la red pública la interrupción legal del embarazo… Seguid leyendo aquí

El segundo artículo es de Sarah Babiker de Diagonal y habla de cómo los pesqueros europeos esquilman sin pudor los caladeros de África. Un reportaje claro, rotundo y documentado:

Al abordaje de los caladeros africanos

El agotamiento de las aguas de la UE ha llevado a la pesca industrial a las costas africanas. Allí, la ausencia de estructuras estatales, como en Somalia, o la escasez de capital local, abren grandes oportunidades de negocio.

Serigne tiene 34 años y vive en Madrid. Llegó en 2006 a Canarias desde Saint-Luis, tras diez días de viaje en cayuco, una embarcación que usaba en su trabajo de pescador en Kayar, un pueblo costero de Senegal. "Esta profesión la tengo en la sangre", afirma Serigne. Como otros 600.000 senegaleses, Serigne vivía directamente del pescado. Lo hizo durante diez años. Hasta que tuvo que emigrar.portada114

Y como él, muchos otros. El padre Jerôme, un sacerdote nigeriano que lleva desde 2003 al frente de la misión católica de Nuadibú, en la costa mauritana, lleva el único registro de inmigrantes que eligen el camino del Norte: "El hecho es que la mayoría de los senegaleses aquí son pescadores, podría decir el 80% de ellos".

Serigne recuerda con claridad el proceso: "Cuando estudiaba ya se notaba que cada año disminuía la cantidad de pescado, lo noté más cuando empecé a pescar, porque cada año había menos pescados. Notábamos que cada día pescábamos peces más jóvenes y más pequeños".

Los acuerdos de pesca bilaterales con la Unión Europea entre 1979 y 2006 tienen mucho que ver. Entre 1994 y 2005 el peso de las capturas en aguas senegalesas cayó de 95.000 a 45.000 toneladas, mientras que el número de embarcaciones pertenecientes a ciudadanos senegaleses descendió drásticamente al no poder competir con los enormes pesqueros europeos, según detalla el informe Selfish Europe, de Action Aid… Seguid leyendo aquí.

Y esto ha sido todo. Que ustedes disfruten bien los artículos, valen la pena.

Salud y República

9 comentarios:

Naveganterojo dijo...

He elegido leer el de la sanidad y la objecion de conciencia,(pues respecto a la pesca ilegal ya me lleve mis sorpresas cuando me informe sobre el alakrana).
Veamos, si tenemos una ley en vigor, una ley aprobada por el parlamento, con los votos necesarios de quienes nos representan y a quienes les hemos dado nuestro mandato.....¿no se supone que todos sin excpcion hemos de cumplirlas?.
Pues siendo asi, quien no las cumpla, debera ir a la carcel,¿no?.
Por lo tanto, la consejera Kutz....al talego, y todos los que se quieran saltar la ley a la torara tambien.
Un abrazo.
Salud y felicidad

Felipe dijo...

Me quedo con los dos y no soy egoista.Dos aspectos,dos sentidos:
1/La dichosa consejera actúa así porque la Fiscalía General de Estado lo consiente.Y lo consiente porque el Gobierno ZP lo quiere.
Las sentencias deben ser acatadas y cumplidas.Su incumpliemiento debe dar lugar a responsabilidad ya sea por acción o por omisión.
Estamos ante actos de incumplimiento consentidos por quien tiene la legitimidad de hacerlos cumplir(es así de sencillo,no más)

2/Es un asunto de jauría depredadora también consentida por los paises que podrían poner remedio.Pero como a éstos no les importa lo más mínimo la pobreza, la miseria y las jurisdicciones marítimas pues en ello andamos.

Un abrazo y buen día

Neogeminis dijo...

Bueno, hay mucho para opinar y comentar. Menudos temas te has traído!jejeje
Sobre el primer artículo y la objeción de conciencia, respeto por supuesto el derecho de cada quien de obrar según sus principios básicos en cuanto al respeto a la vida y las creencias, siempre y cuando no irrespeten las leyes. Es más, siempre he defendido a quienes se niegan a participar de las guerras invocando objeciones de conciencia. Si yo misma me viera en esa situación, apelaría a ese derecho. Ahora, utilizar ese argumento como estrategia política para impulsar la oposición masiva a una ley ya instrumentada, me parece una falta de ética absoluta, y según creo interpretar, de eso se trata lo que narra elartículo.
Sobre el tema de la pesca y el abuso que los países europeos hacen de la extracción industrializada de los recursos pesqueros de países menos desarrollados, como el caso de Somalía, me parece una verdad inconstrastable. No se pude negar que las políticas económicas de unos repercuten directamente sobre la vida cotidiana de los otros y entre ellas, la forzada migración hacia esos mismos países que esquilman desde siempre las riquezas de los que fueron sus colonias es una consecuencia que después se pretende combatir hasta con leyes xenófobas.
Una excelente selección de artículos la de hoy, Rafa.

Un abrazo.

daalla dijo...

No la justifico pero es entendible la nueva piratería cuando se trata de defender los pocos recursos naturales que les hemos dejado.
Saludos y buen domingo.

Antonio Rodriguez dijo...

La objeción de conciencia es el cajón de sastre al que pretende acogerse la derecha cuando una ley no le gusta y mientras esto no se regule y no se actue energicamente contra los falsos objetores, no se acabará el problema .
Y el de la pesca es el eterno problema de las relaciones del primer mundo con el resto, esquimar sus recursos, sin pararse a mirar en la consecuencias ni dar soluciones a las mismas.
Salus, República y Socialismo

mariajesusparadela dijo...

También tiene su gracia que según donde vivas te puedana margar impunemente la vida. La ley es para todos, incluídos los navarros retrógrados, los gallegos retrógrados y los andaluces retrógrados...
De la pesca, ¿qué añadir?.

Dean dijo...

Es como lo del los médicos andaluces cuando objetaron el derecho a una muerte digna. Y se me parece a las causas dignas de cárcel en la época franquista pero que hoy son derechos constitucionales. Todo es una manipulación que se hace con el fin de que precalezcan intereses particulares.
Los mares están casi agotados, tendrán que dejarlos descansar o no habrá marcha atrás, en el futuro todo será de piscifactorias. No habrá hambre,pero si nuevas enfermedades asociadas a los métodos artificiales para la consecución de los alimentos.
Un saludo.

Ciberculturalia dijo...

El segundo ya lo conocía y me parece tan interesante que también lo referencié en mi blog. No tiene desperdicio. La verdad es que el tema de la pesca ilegítima lo aborda muy bien el periódico Diagonal.
El primero lo he leído con detenimiento y pienso como el resto. La ley tiene que acatarla le gusta o no le guste a la consejera. la objeción de conciencia es un subterfugio más para no acatar la le

Un beso

Escort dijo...

Las pesquerías descontroladas están esquilmando unos recursos de los que no podemos prescindir.

Los océanos son una fuente inagotable de sustento siempre que se respeten las normas básicas que cualquier cazaador-recolector conoce y que parece que hayamos olvidado.