18 noviembre 2009

Las sorpresas de Kabila y…

Hemos llegado y, como siempre que me traslado de Rivas a Kabila Tarraconense, encuentro alguna sorpresa agradable.

Unas veces fueron unas gatas que hicieron de esta tierra su clínica de maternidad, otras que había vecinos nuevos, por cierto, gente cojonuda –aquí los vecinos son gente que vive a doscientos metros o más—, hoy han venido a comer a casa. Otras veces, vemos como han crecido los higos chumbos con su colorido, o las almendras para ser recogidas. Ahora la sorpresa es ésta:

DSCF3626

Hace tres años compramos cuatro naranjos muy pequeños. El año pasado uno de los naranjos dio dos frutos. Hoy, de dos de los naranjos cuelgan dieciocho naranjas. Bueno, no es que sea para tirar cohetes, pero sí es el principio de una gran amistad. Porque van creciendo y de ahora en adelante, irán a más y se multiplicarán sus frutos.

Mientras tanto las montañas de Els Ports y los olivos siguen en su sitio:

DSCF3640

Y como siempre Misha --presidenta de la República de Kabila, aquí no hay reinas--, corriendo, disfrutando y cuando busca cobijo, aquí la he pillado, dormida como un tronco y en su cesta.

DSCF3594

No hablen alto que se despierta.

El otoño es una estación ideal en Kabila. Entre mínimas de once grados y máximas de veinte nos movemos. Con un sol tibio pero que calienta cuando está arriba. Falta que empiece a llover.

Son momentos gratos. Lástima que, mientras tanto, en este país ocurran cosas tan injustas como ésta, que nos indignan y nos hacen volver a la otra realidad, la vergonzosa.

AMINETU 

En el firmamento de la infamia también nacen estrellas. Y una de ellas, se llama Aminetu e ilumina a su pueblo. Toda mi solidaridad con la Gandhi saharaui en huelga de hambre por haber sido expulsada de su territorio por Marruecos y retenida a la fuerza por nuestro gobierno.

Salud y República

18 comentarios:

Felipe dijo...

la infamia estos días tiene nombre de mujer,AMIMETU HAIDAR

Ciberculturalia dijo...

Si no fuera por la infamia cometida contra Aminetu, que es un atropello intolerable, el resto de tu entrada es una delicia. Las naranajas kabileñas están para comerselas y si duda Misha es la dueña total del territorio.
Me han encantado las fotos y desde aquí podía oler la tierra, las naranjas y los olivos.
Un beso para toda la casa
Carmen

Naveganterojo dijo...

Tu republica se va convirtiendo en un vergel, la señora presidenta se ve que no tiene mucho trabajo por su profundo y relajado sueño, y el ciudadano Kabila prontoo tendra que contratar trabajadores para que le recojen los frutos de su tierra,(cuidado con los higos chumbos, pues sus espinas son traidoras y ademas ¡¡¡vuelan!!!.
Respecto a la Gandhi saharaui,¿a que coño estamos jugando?, ¿cuando este pais se va a mojar en algo que merezca la pena?.
Salud y felicidad

Gracchus Babeuf dijo...

Cuando lleguen los nietos, tiene que hacer fotos del zumo de naranja que se van a beber.

Dilaida dijo...

¡Ostras, vaya naranjas!Que suerte tiene Misha puede dormir tranquila, en su república seguro que todo funciona de maravilla.
A mi hay cosas que me cabrean muchisimo y el papel de los sucesivos gobiernos democráticos españoles con respecto al Sahara, me saca de mis casillas. ¿Es que aquí nunca se va a mojar nadie?
Bicos y feliz estancia en Kabila

Selma dijo...

Ojalá el Mundo fuera como esta entrañable República de Kabila, y Misha Presidenta...

Feliz, muy feliz estancia, Rafa!
Besos para tí y todos los ciudadanos de esta República.

fritus dijo...

Hombre, hombre, hombre....este es un post de los que molan, sí señor.

Las fotos de la presidenta felina, y de los arbolillos preciosas, y la envidia cochina que me corroe de su vida de jubilete, algo serio, oiga...

Por cierto...Peazo de naranjas que le han salido, pero ojo que se empieza por dos arbolitos y se acaba con un latifundio y votando a Camps.

un abrazo

Antonio Rodriguez dijo...

Pues para darte envidia en mi patio tengo un granado con media doocena de grandes granadas, como el del Maria.
Salud, República y Socialismo

Montse dijo...

Me gusta esta entrada, me gusta Kabila y me gustas tú. Estas pequeñas cosas de la vida son las que merece la pena y las que hay que aprender a disfrutar. Lástima que siempre haya algo que estropea la grandeza de lo simple. Lo del Sáhara y los gobiernos democráticos que ha habido en España últimamente es una VERGÜENZA, pero ya sabemos que depende de quién sea el dictador se actúa o no se actúa. Como el dictador de Marruecos es amiguito pues que haga lo que quiera, no?

Un abrazo, Montse

mariajesusparadela dijo...

Estoy con ella y contigo.
Ojalá se resuelva pronto.

Que disfruteis de la paz de olivares y naranjos, como yo disfruto de mi Paradela.

Dean dijo...

Una entrada muy entrañable, aunque claro, no podía faltar tu punto de sal, sí que es una vergüenza lo de esta chica, ¿cómo le podemos hacer partícipes de nuestra solidaridad?
Un saludo.

Neogeminis dijo...

Solidaridad para ella y un abrazo para vos.

Saludos!!!

Txema dijo...

Confieso querido amigo que siento una envidia contenida por no poder estar en Kabila.

un saludo

m.eugènia creus-piqué dijo...

Pero como disfrutas de Kabila muxaxo, se te nota ! Ya veras que estamos con un calor infernal, para el tiempo que es, felicidades por estas naranjas bellísimas, Misha continua siendo una monada y lo concerniente a Amimetu, es una pena y una vergüenza, espero que con la gran fuerza que tiene logre regresar a su país y continuar allí su gran lucha.Petonets catalanets.

Blog de Paco Piniella dijo...

Me alegro de que los feudos tarraconense sean plácidos y placenteros. Sobre esta mujer es una injusticia de las muchas que se hacen en el Mundo, porque al final es un tema económico, no queremos perder las buenas relaciones con la Dictadura Marroquí y por eso nos olvidamos de la solidaridad con un pueblo que hablaba nuestra lengua y que recibió durante tiempo parte de nuestra herencia cultural. Así nos va en este Mundo dominado por el "sagrado Mercado".
Salud y Larga vida a Amimetu Haidar.

RGAlmazán dijo...

Felipe, una infamia de las gordas.

Carmen te guardamos una naranja. Lo de Aminetu, no tiene nombre. Bueno sí, se llama ignominia. Besos.

Navegante, ya sabes, cuando quieras paz te pasas por aquí. Eso sí, como ciudadano, que la presi me ha dicho que te admite.

Babeuf, a lo mejor me las como antes. Si quiere una, está invitado.

Dilaida, ya te comentaré como están las naranjas. De lo del Sahara, lo único que puedo decir es que me revuelve la sangre. Es de una injusticia brutal. Bicos

Selma, besos para tí también guapa.

Oiga, D. Fritus, ya sabe que cuando quiera puede venir, a ver si se le pasa la envidia. Besos a toda la familia fenicia.

Antonio, no te voy a contestar: Y yo más, que eso ya lo hacen los grandes políticos. Simplemente te diré que los granados son también hermosos.

Pues sí, Montse, siempre hay algo que nos amarga. Es lo que tiene este mundo que se pueden encontrar islas de cierto placer, en medio del estercolero. Besos.

María Jesús, tú sabes bien lo que es disfrutar del campo. De lo otro, solidaridad, desgraciadamente poco más podemos hacer o desear. Bicos.

Dean, siempre al final hay algo de sal. Está claro que no se puede pretender la luna. Poco más que solidarizarnos con ella podemos hacer. Seguiremos sus pasos a ver qué ocurre.

Besos para tí, Mónica.

Querido Txema, aquí estamos, quítate la envidia, viniendo a hacernos una visita.

Geni, aquí el tiempo es otoñal.
Lo de Aminetu es un crimen y nadie quiere solucionarlo.

Pues sí, Paco. Está claro que no se quiere nadie enemistar con Marruecos, y el precio lo pagan los saharauis. En fin, una pena.

Salud y República

Adanero dijo...

Mi pequeño terrateniente,
no me da usted nada de envidia.
¿O sí?
Un día de estos ya le hablaré yo de la "Kabila" mesetaria.

Hala, un saludo.

Bernardo Muñoz dijo...

Sus naranjos han superado la fase más crítica del crecimiento y muestran con orgullo lo sanos que están.

Cómase las naranjas -mejor recién cogidas- y mime a los arbolitos entre marzo y abril, cuando le deleitarán con sus flores de azahar, el perfume mas bonito del mundo.