02 agosto 2009

Reflexiones sobre agosto

Pues ya estamos en agosto, y se nota. No lo digo por el calor, que también. Me refiero a la inactividad de la vida socio-política. Al parón que se produce en el campo laboral. Al cierre de las instituciones y de muchas empresas. Al deseo ansiado de vacaciones que se produce.

Hoy, apenas queda poco abierto en lo político. Mañana se archivará el caso Gürtel de Valencia. Y de nada habrá servido que hayan mentido, que haya pruebas de que ha habido regalos, algo ya admitido. Y no ha valido nada de esto porque ha podido más la amistad personal --el mismo Camps, reconoció que el Presidente del TSJV, Juan Luis de la Rúa, era más que amigo-- que el deseo de hacer justicia.

El tema de las escuchas en el PP de Madrid y el caso Bárcenas se paraliza hasta septiembre. La crisis sigue su evolución, sin cambiar de rumbo, y nos queda el tema del terrorismo, del que siempre huyo porque no quiero hacer publicidad a esos mafiosos asesinos.

Poco más queda, salvo lo más importante. El ocio, las vacaciones, el descanso. Porque se trabaja todo el año para llegar a agosto con la lengua fuera, hacer un paréntesis veraniego, y volver en septiembre, otra vez a la carga.

Pero siempre nos quedará agosto. Ese mes de vacaciones, de playa, de montaña, de viajero, de cambio de actividad, de intento de cumplimiento de anhelos. vacaciones1 Todo el año en la brecha para llegar a agosto. Por eso yo creo que nos equivocamos al pensar que agosto es un mes vacío, que el hecho de que se interrumpa casi toda la actividad privada y pública lo que hace es que nos da la posibilidad que no tenemos en otros meses. Pero no sólo a los que toman vacaciones, que pueden disfrutar de ellas y gozar con el descanso y sus aficiones con placer, de hacer en definitiva lo que ha estado esperando once meses. También lo es para los que no la tomen en esta época. Un tiempo donde las grandes ciudades se hacen más humanas, donde se vacían y permiten a los que se quedan, vivir con mayor comodidad. Un mes donde se celebran fiestas importantes. Donde no nos agobian con las competiciones deportivas ni el consumo.

Sin embargo, agosto tiene mala fama. Y hablamos de que algo se agosta cuando se marchita (fíjense en los sinónimos de agostar: mustiar, gastar, consumir, debilitar, languidecer, decaer, secar, ajar, marchitar, abrasar. Ni uno es positivo). Se habla del calor de agosto, cuando es el mes que cambia el ciclo del tiempo y comienzan las tormentas que empiezan a hacer bajar las temperaturas. Se habla de agosto y no de julio. Y es que tiene mala prensa. Quizá porque se venden menos periódicos y son más delgados, y los telediarios más cortos.

Este mes, con permiso de los accidentes imprevistos, de las catástrofes que se pueden producir, se fabricarán menos noticias. Los medios de comunicación disminuyen su tiempo y espacio por el cierre de las instituciones, fundamentalmente, pero no se preocupen, Kabila queda abierta, Aquí les espero.

Salud y República

9 comentarios:

m.eugènia creus-piqué dijo...

Siempre he pensado que Agosto es elmes ideal para quedarse en casa, es imposible ir a las playas, imposibles entrar en los restaurantes, colas para todo, en cambio en la ciudad se vive como nunca pues todo quisqui está fuera.Descansar un poco de los políticos va de coña, ya volveremos a oirlos en septiembre, volvera´n las mentiras, hacernos comulgar con ruedas de molino...etc, etc, etc. se agradece que desaparezcan del mapa aunque solo sea un mes, Buff ! que descanso !! Como fué la barbacoa ?? No nos has dicho nada. Besos guapo.

Selma dijo...

Este Agosto, no será un agosto al uso, Rafa, se nota que la crisis ha hecho mella, y en toda Europa.. es mucho menor la aglomeración en playas y ciudades costeras, al menos la zona donde estoy... pero estas restricciones en cuanto al ocio no todos la padecen, ni en Marivent ni el inefable bigotudo.. y sino mira lo que acabo de leer en el Plural :" Las vacaciones de Aznar, en la mansión del dueño de Porcelanosa, movilizaban a cien guardias civiles..." y sigue en este enlace..
http://www.elplural.com/politica/detail.php?id=36622

Besos, Rafa, ¿ agostados? Para nada, de los más fresquitos..

__MARÍA__ dijo...

Si hay quien se queda en casa y quien aún saliendo no le gusta que lo agobien con las aglomeraciones, ¿de donde salen tantísimas personas como hay por ejemplo aquí en Chipiona?
Esto es horroroso.
Ayer unos amigos salieron de mi casa para llegar cada uno a la suya. Pues bien, el que vive a 3 km de aquí, tardó lo mismo en llegar que el que vive a 27 km del mismo punto de partida. ¿Qué?
Y no hay hueco para aparcar, no se cabe en los bares, las tiendas con las colas que llegan a la puerta, en la playa no se puede caminar...¿sigo?
¡Que pase Agosto pronto, por favor!

Besos, Rafa

mariajesusparadela dijo...

Pues yo te agradezco que te quedes, porque no sé por qué motivo la gente también se toma vacaciones para el blog. Yo creía que ésto era un hobby, lo cual quiere decir que en vacaciones deberían abrirse más, escribir más, comentar más...(debo ser un bicho raro). Eso sí, en las playas, en la montaña y hasta en las terrazas, todo el mundo con su portátil, para no desconectar.
Me lo expliquen, oiga (que diría Forges)

RGAlmazán dijo...

Gèni, yo no he cogido nunca vacaciones en Agosto (ahora siempre es agosto, hablo de antaño). Efectivamente todo está lleno. Sin embargo hay gente que no tiene más remedio o que le gusta. Desde luego agosto es un mes ideal por ejemplo para quedarse en Madrid, tranquilo y sin gente. Por cierto, la barbacoa fue de traca, nena, y la tertulia postcena mejor todavía. Una gozada. Petons

Sí, Selma ya lo he leído, y es que hay quien toma las vacaciones a cuerpo de rey. Besos.

María, sitios como Chipiona son lugares para pasar todo el años menos agosto, si no te gustan las aglomeraciones. Ya te vengarás a partir de septiembre. Todo volvera a su cauce. Besos.

Salud y República

RGAlmazán dijo...

María Jesús, es verdad, parece una contradicción. Descansar en vacaciones de un hobby no parece lógico. Otra cosa es apartarse si uno está saturado, que puede pasar. Y en cuanto a lo de llevarse el portátil para no desconectar del trabajo, yo creo que debe ser gente que vive para trabajar o que está obsesionada con el trabajo. No lo entiendo, pero como las meigas, haberlos, haylos.

Salud y República

Raúl Masa dijo...

Pues que leche...

Que VIVA AGOSTO.

Además, hay ciudades que parecen ciudades de verdad. Hasta se puede pasear por ellas...

Montse dijo...

Nunca me gustó agosto y cada vez me gusta más, no sé quizá es porque soy profesora y tengo previamente julio para gozar. En cualquier caso, agosto me agobia, me deprime y acaba por aburrirme. Bueno, tiene una cosa buena, Madrid está genial en agosto si no fuera por el calor insoportable, vas con el coche y nadie te pita y los/AS que somos de provincias lo agradecemos enormemente.

Por otra parte, vivir todo el año esperando agosto es nuestro verdadero error, hay que vivir todo el año, vivir cada día. Quizá si en lugar del capitalismo salvaje tuviéramos una economía humanista habría más agostos.

A disfrutar, salud república.

Montse

PD: El portátil no es sólo trabajo, para mí es también ocio, me fui a Chiclana y no me lo llevé y lo eché de menos. Por eso, quizá, que se vayan de vacaciones con él.

Por cierto, nos vemos en Córdoba en septiembre, ¿no?

Carmen dijo...

Hola Rafa, me alegra saber que la casa kabileña permance abierta. Al menos no me sentiré tan sola. Hoy en Madrid se nota que mucha gente se ha ido. Agosto es bueno para Madrid y es verdad lo que dices, suele hacer más calor en julio que en este mes. Ya veremos qué pasa este año.

Yo también pienso que si se puede elegir el mes menos apetecible para salir es agosto, por las aglomeraciones pero la mayoría de los trabajadores no suelen elegir el cuándo se van sino lo hacen cuando pueden.

Dicho esto, te diré que cuento los días para tomarmelas no tanto para salir de Madrid que lo haré sino para cambiar el decorado profesional por el privado.

Un beso