06 marzo 2009

Los viernes: Risoterapia XLI

Y llegó el viernes. Hoy quiero hacer una risoterapia especial. Alegre y amarga. Amarga porque traemos a alguien que ya no está y alegre porque él era así. Estoy seguro de que hubiera querido que nos riéramos, también en este momento. Si hubo una cualidad que le hizo como era, es que siempre supo reírse de sí mismo así como lo hacía de todo lo demás.

Pensé en hacerle un homenaje el día que murió, pero me pareció que a él le hubiera gustado más algo en su salsa, con vida y con humor. Sirva esta entrada como un modesto homenaje a Pepe Rubianes, uno de los grandes, que por hablar claro y sin ambages fue denostado por la derecha rancia.

Caradura selecto, provocador y atacante de los casposos, de los patrioteros y de los españolísimos. Mordaz, incorrecto, malhablado pero transparente, sincero y sin pelos en la lengua. Ácido, irrespetuoso, irreverente y criticón con los poderosos, pero libre, solidario y generoso con los necesitados. Cuba primero y Etiopía después saben de su generosidad.

Y os dejo con esa sonrisa abierta, grande, exagerada, a lo Gila.

En este vídeo habla de sus “buenas” compañías y de su abuela.

En este vídeo, una de sus últimas apariciones, donde ya conocía su enfermedad. Habla con Manel Fuentes y con Serrat, con su habitual naturalidad. Una querida amiga me lo dió a conocer.

Y no quisiera terminar sin dar a conocer una faceta de este actor y director teatral, desconocida, la de poeta. Éste Poema inédito, fue escrito en Etiopía en 2006:

El tren

Se me acaba el tiempo

y hay que ceder el sitio.

Así es la cosa

Es curioso ver

como la vida te desliza limpiamente

hacia su lado más extremo

a un ritmo lento o rápido

según convenga

sin compasión, sin pasmos,

sin aspavientos: con

la elegancia de la experiencia

bien ensayada.

Y hay que caminar

hacia la hora perfecta

con la cabeza erguida

y el ritmo justo

que da compás a los sueños...

Así es la cosa.

Así de simple.

Un día, no lejano

habrá que comenzar

a hacer el equipaje

porque el viejo tren espera

siempre espera.

Sonreíd al recordarle. A él le hubiera gustado veros.

Salud y República

6 comentarios:

Selma dijo...

Si Rafa este el espacio y el día ideal para recordarlo...
Me emociona y al mismo tiempo he reído a carcajada limpia viendo el primer vídeo que no conocía...

En cuanto al Poema y su amor por África, queda todo reflejado en él.. allí era Pepe, el auténtico el que no tenía que hacer reír ni subir a un escenario, aquel era su escenario.. donde hacía el bien sin hacer alarde de ello.. allí donde descansaran parte de sus cenizas.. allí donde si sabía y hablaba con tristeza de que le esperaba este tren, el de todos...

Lo añoraré...era exactamente tal y como lo defines, Rafa, lo has clavado... GRACIAS

Un beso, entre risas y lágrimas.

canuit dijo...

Hoy precisamente tomando un vino con la Güela y nuestra hija encontramos a una amiga, y hablando con ella le dijo: yo el día que se me muera este lo voy a despedir con un fiestón. La amiga se quedo asombrada mirándonos, y le conteste: ves como la eduqué bien.
Yo es que con los reaccionarios siempre me lo pasé bien y con Pepe también.
El Canuit

Mega dijo...

La verdad es que era un tipo simpatiquísimo y de verdadero talento. Basta ver cómo improvisaba en escena, alargando el gag hasta el delirio mismo. Desternillante.

Un abrazo

m.eugènia creus-piqué dijo...

Sentí muchísimo su muerte, le adoraba.Besos.

__MARÍA__ dijo...

¡Enhorabuena!
Tu risoterapia de hoy es de una glamour especial...
¡ole! por Pepe Rubianes

Blog de Paco Piniella dijo...

Sin duda el recuerdo de Pepe Rubianes, un revolucionario de los sueños.