23 febrero 2011

Lo que el 23-F se llevó

Se dice que la transición fue un ejemplo pacífico donde se encontraron las dos españas. Donde se solucionó esa quiebra que abrió la guerra civil, uniendo a todos los españoles.

Esa es una versión, muy extendida, que comparten la mayoría de los políticos y de los medios de comunicación. Sin embargo, yo lo veo de otra manera. La transición fue muy beneficiosa para los franquistas y sus herederos, empezando por el rey. Ellos salieron indemnes de tanta actuación criminal e impune. Mientras, se abrazaba una constitución pacata y con grandes déficits democráticos.

La transición dejó cuestiones abiertas, por aquello de no romper con el pasado y ser continuista. La monarquía, las relaciones con la Iglesia, la ley electoral, la amnistía a los franquistas, el olvido de los “vencidos”, fueron parte de un precio que se pagó por no correr riesgos involucionistas. Precio muy alto.

Y, a pesar de ello, llegó el golpe del 23-F. Hay quien se atreve a decir que el golpe del 23-F fue eficaz pues logró cerrar la transición. 23f

Los militares golpistas consiguieron rebajar las expectativas democráticas y que se pararan proyectos que estaban previstos.

Ni la Constitución primero, ni el 23-F, después, se llevaron el franquismo. Sin Franco, todavía hoy, afortunadamente en menor medida, sentimos el peso de esa ideología. Lo que se viene en llamar el franquismo sociológico, está presente.

Si corta se quedó la transición, el 23-F culminó con el triunfo de los herederos franquistas, pues a pesar de haberse parado, provocó el pánico entre los políticos, lo que hizo que sus consecuencias se hayan pagado a plazos, en leyes regresivas y en operaciones imprevistas.

Basten tres ejemplos, la LOAPA –la ley que ponía en marcha el proceso autonómico--, aprobada en junio de 1982 y que se quedo en mucho menos de lo esperado, por temor a los militares ya que, para ellos, era una de las cesiones que más les preocupaba. La reivindicación de la memoria histórica que parecía estar prevista, quedó enterrada durante más de veinte años, hasta que se ha promulgado hace tres, quedándose en un amago de ley de meras intenciones. Y por último, la entrada en la OTAN, ya saben aquello de “De entrada no”, pero que fue sí, lo que se hizo para delicia de los militares, y para hacer más difícil la posibilidad de otro golpe, si estábamos dentro de la alianza.

Así es que mi tesis es que el golpe consiguió frenar gran parte de la apertura prevista y se llevo muchos de nuestros sueños. Decir que fracasó no es cierto. Se puede afirmar que pudo ser peor, mucho peor, pero no es posible negar que obtuvo sus réditos. Réditos que hoy todavía estamos pagando.

Salud y República

17 comentarios:

Ciberculturalia dijo...

Estupenda entrada, Rafa que comparto completamente. De todas formas lo ocurrido exactamente en ese fatídico día no lo sabemos mientras no se desclasifique totalmente el sumario completo.
Lo que si sabemos fueron las consecuencias algunas de las cuales tu hoy apuntas.
Besos tempraneros

Felipe dijo...

Había tantas ansias de libertad que se aceptó esta mala transición cuando se pedía la ruptura.De una mala transición en la que pervivió el franquismo ,no sólo como herencia sino como elemento dinamizador de una nueva sociedad,nos vemos hipotecados aún a día de hoy.

Y para afianzar esta transición de los pactos de caballeros llegó el 23-F que lo único que hizo fue vacunar a los poderes públicos de que había líneas rojas que no se debían traspasar:Iglesia,constitucionalidad del Estado monárquico y el modelo federal que tantos perseguiamos.

Hoy tu entrada(no es coba)tiene una especial significación porque va a la raíz del problema del Estado Español en cuanto a su configuración y a lo inamovible por obra y gracia de los pactos y los sables.

Un saludo

m.eugènia creus-piqué dijo...

Hola Rafa, estoy descansando de escribir pero paso a dejarte un beso.

Antònia Pons Valldosera dijo...

Estaba pensando en hacer una entrada, casi exacta a la que has hecho tu. Lo que el 23F se llevó nunca vamos a recuperarlo. Cerró la puerta y dejó fuera a muchos españoles que esperábamos un poco de justicia.
Un beso.

///Esfera Comunista\\\ dijo...

La transición en España fue una mierda, así de claro. En Europa los fascistas pagaron, aunque fuese al cabo de los años, pero aquí ni eso.
Encima, se sufrió un nuevo intento de golpe de estado, cuya resaca provocó el frenado o la extinción de medidas mucho más democráticas que se tenían previstas. Además demostró que el fascismo no estaba acabado y que intentar olvidarlo, hacer como si no hubiese sucedido nada era imposible.

Dilaida dijo...

Totalmente de acuerdo contigo, en tu entrada tocas puntos clave.
Bicos

Neogeminis dijo...

Es muy interesante y lógica-me parece- tu manera de enfocar el tema.
Muy esclarecedora.
Saludos.

Neogeminis dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Dean dijo...

Es como el medio kilo de plutonio que aún hoy existe en Palomares (Almeria), con la diferencia de que allí sólo hay unos 50.000 metros cúbicos de tierra contaminada, mientras que con el 23F han quedado afectados todos los rincones de la geografía nacional con unas sustancias que han contaminado más que la radiactividad: la impunidad, la coacción de los poderes públicos, y la cojera de la democracia.
Un saludo.

mariajesusparadela dijo...

Yo creo que no hay un solo militar que mueva un dedo sin la orden de su inmediato superior.
¿Y quien es exactamente el inmediato superior del más alto de los que pagaron?
Ja. Y todos poniéndolo por las nubes de demócrata...realmente, me mata.

jotake dijo...

totalmente de acuerdo contigo rafa yo no hubiera sabido exponerlo tan claro,el golpe vencio,seguimos en la dictadura y cada dia mas represiva un saludo...salud y republica

fritus dijo...

En lo que sí está claro que hemos avanzado democráticamente es en nuestro sistema penal...
Antonio Tejero fue condenado a 30 años de cárcel...de los que pasó en diversas prisones militares.-castillo en las que recibió considerable mejor trato que los presos comunes 12 años ( obtuvo el régimen abierto en 1993) y la libertad en 1996. Desde entonces pinta cuadros en su apartamento en Torre del Mar ( ¿por que será que hay tantos fascistas pintores aficionados, Hitler, Kenan Evren, Tejero,...)Y FUE, DE TODOS LOS IMPLICADOS, EL QUE PASÓ MÁS TIEMPO EN PRISIÓN.

Dudo mucho que ese pedazo de energúmeno se haya resocializado...y la blandura de su trato penal no sé si es una muestra de lo avanzado de nuestro sistema democrático o de lo arrigado de ese "franquismo sociológico" del que hablabas...pero bueno, aun nos queda lo peor, aún podemos ver el lamentable espectaculo de la victoria electoral de los que piensan que el franquismo fue un "período de extraordinaria placidez".

Un abrazo

Antonio dijo...

La amenaza del 23F fue efectiva. Se frenó el proceso y se advirtió de muchas cosas que luego condicionaron la evolución de esta democracia cargada de heridas del pasado, como es la memoria histórica y la justicia sobre los crímines de lesa humanidad que se ejecutaron por el franquismo.
Saludos

severino el sordo dijo...

Da que pensar,quizas Tejero y los suyos ejercieron de perros pastores para que los rebaños no se les escaparan del camino trazado,saludos.

Genín dijo...

La verdad es que solo sabemos lo que han querido contarnos, el caso es que para empezar, nos dieron la posibilidad de funcionar como una nacion democrática, pensando quizá que ..."en el camino se enderezan las cargas"...jajaja
Salud

Guanarteme dijo...

Estudiaba, es un decir, yo en Madrid, cuando se produjo el intento de golpe de estado. Después del golpe empecé a relacionar a aquellos personajes de FN y la Confederación de Excombatientes que, desde la parada del autobús que se encuentra en Guzmán el Bueno (frente a la DG de la GC)entraban y salían), yo veía a diario. Si no recuerdo mal era el 45. Entre ellos Pedro González Bueno-Benítez, hijo del ministro de trabajo de Franco y conocido militante, en aquellos tiempos de FN.

Ahora este individuo es parte de la querella contra Baltazar Garzón, en defensa de su padre, que por lo visto era "santo barón".

Nunca se han publicado las investigaciones sobre el 23-F. Aquello quedó así. Y los civiles, salvo el retrasado de García Atarés, no han pagado (como le gusta a la derecha decir).

Para mi, fue un montaje, que, adosado a una transición coactiva (o esto o dictadura) representa una de las páginas oscuras en la historia del estado español.

Me parece que hay que ir relegando esta fecha a los libros de historia. Esto no volverá a pasar si el Estado no lo induce.

Salud y República.

RGAlmazán dijo...

Carmen, después de treinta años, parece que tienen miedo de aclarar las cosas, desclasificando el sumario. Besos.

Sí, Felipe, el golpe fue una vacuna contra la apertura. Nos cerró puertas y nos cortó alas.

Geni, guapa. Un beso.

Antònia, fue un portazo que nos dieron en la cara. Petons.

Esfera, el fascismo sociológico sigue existiendo y además con gran fuerza. Besos.

Dilaida, me alegar. Bicos.

Mónica, así es cómo yo veo la repercusión que tuvo. Besos.

Dean, llevas razón, hemos quedado todos cojos y contaminados.

María Jesús, hay miedo a sacar a la luz las pruebas de lo que pasó, por algo será. Bicos.

Jotake, esta democracia no es una dictadura pero tiene unos déficits democráticos notables.

Fritus, así es. Lo peor puede estar por llegar, y gracias a la alfombra que le están poniendo los psocialistas a los peperos, que les están haciendo su programa.

Antonio, efectivamente, se frenó el proceso. Un proceso que era necesario para no dejar heridas abiertas.

Severino, seguramente no fue premeditado, pero se aprovecharon de ello y les salió bien.

Genín, esto cada vez es más difícil de encarrilar.

Guanarteme, yo venía de la Complutense y cogí el autobús 45 en Cristo Rey para ir a casa, y un grupo de FN me increpó por llevar barba. Curioso que menciones el mismo autobús.
Y si, sigue siendo una página oscura de nuestra historia reciente.

Salud y República