14 febrero 2011

Alex de la Iglesia apuesta por Internet

Alex rectificó a tiempo y ahora lo ha dejado claro. Se va, pero lo hace con dignidad y abogando por un nuevo modelo de cultura. Habló desde la divergencia pero también desde su entusiasmo por el cine. Recordando a algunos olvidadizos, obviedades tales como, que Internet es el presente –y no sólo el futuro—, que los profesionales del cine tienen que adaptarse a los nuevos tiempos. Que Internet ha revolucionado el mercado del cine. Que los usuarios de la Red merece todo el respeto y que es la gente del cine la que tiene que cambiar, adecuarse a los nuevos tiempos.

Escuchen su sabrosa y corta intervención:

 

Su discurso no levantó a la gente de los asientos, no generó el entusiasmo de otras galas. Había metido el dedo en la herida, y más de uno se sentía tocado. La cara y los aplausos de compromiso de las ministras Pajín y Sinde lo decían todo. Yo sí que le aplaudí con ganas.

Gracias por dejar claro que el cine e Internet no pueden disociarse, que no se pueden poner barreras, que hay que respetar los derechos de autor pero no a costa de cerrar las puertas, que un cine sin público morirá sin remedio. Que es necesario un nuevo modelo cultural.

Gracias maestro, y ¡Viva el cine!

Salud y República

9 comentarios:

Felipe dijo...

Lo vi y me pareció un discurso conmovedor y comprometido.Para los que supieran entender vino a decir que la cultura es de los ciudadanos y que cuando una obra artístisca ha sido creada pasa a ser legado de la ciudadanía.

¡Brillante!

Saludos

Ciberculturalia dijo...

También lo vi y Moscas en la Sopa puso el texto completo del discurso de Alex...
Las caras de algunos de la propia gala decían todo
Besos

macgo dijo...

Lo triste es que ni sus compañeros, una mayoría, no supieron entenderle ni apoyarle. Ellos sabrán pero esto es imparable. Podrán cerrar una página pero aparecerán diez. Cerrarán el P2P pero inventarán otros sistemas. No saben todavía que no se le pueden poner puertas al campo.
Alex: mi admiración por tu honradez y tu dignidad

Txema dijo...

Algunas caras son el espejo del alma.

saludos

m.eugènia creus-piqué dijo...

Me ha gustado el discurso, no lo había visto, y la cara de Sinde lo decía todo.Un abrazo.

Genín dijo...

Mas claro no canta un gallo...
Salud

R.A.F.A.E.L. dijo...

A pesar de que su última película me parece más que decepcionante, no desde el punto de vista técnico ¡ojo!, su discurso era necesario y además me lo esperaba.

Puesto que compartir archivos, conocimiento, no es robarlos; y puesto que la Ley Sinde es infame y asquerosa, hagamos todo lo posible para impedir su aplicación.

¡Salud!

mariajesusparadela dijo...

Habituados como estamos a enfrentar y no asociar, su discurso se sale de lo habitual.

RGAlmazán dijo...

Felipe fue un discurso coherente. Poco usual entre los cargos institucionales. Serie, educado pero contundente.

Carmen, las caras, en este caso sí, eran el espejo del alma. Besos.

Magco, así es. Sólo unos pocos están con él, pero, como tú dices, es imparable.

Txema, así es.

Geni fue un discurso inteligente y brillante. Petons.

RAFAEL fue un discurso valiente, en contra de la industria a la que pertenece.

María Jesús, sí es modélico, no enfrenta pero sí que critica y lo hace de forma constructiva. Bicos.

Salud y República