01 febrero 2011

Besemos a nuestros “hijos de puta”

Sigo con gran expectación y esperanza lo que está ocurriendo en el norte de África. En Túnez, en Egipto y en otros países que todavía se mueven poco, pero que pueden ser contagiados por ese virus revolucionario.

Como suele ocurrir, la Comunidad Internacional apuesta a ganador. Hasta hoy, Ben Ali y Mubarak, eran presidentes ejemplares de países ejemplares que actuaban ejemplarmente; naturalmente a favor de los países poderosos. Basta que les sirvieran bien, para ser países amigos.

Pues bien, parece que esta revolución popular –todavía no tiene una explicación en la ciencia política— que se está extendiendo como un reguero de pólvora por el norte de África, ha hecho malos a los que hace menos de quince días eran los buenos.

Y así, USA, Europa y la Comunidad Internacional en general, hoy pretenden dar la razón a los pueblos revolucionarios, cuando hasta ahora han sido amiguísimos y han protegido y apoyado a los presidentes y a sus gobiernos, aunque supieran que estaban perpetrando constantes delitos contra los derechos humanos y cometiendo tropelías y corrupciones contra sus pueblos.

Les importaba y les importa un pito, aplican la técnica del “ande yo caliente, ríase la gente”, y se han quedado tan panchos viendo lo que ha ocurrido en esos países, durante las últimas décadas, sin afectarles lo más mínimo. Al fin y al cabo, ellos podían seguir comerciando y mangoneando, ventajosamente. ¿Qué más se puede pedir?

Juan Carlos besando a Abdalá

Mientras, desde los estamentos oficiales de Occidente parece haber una sola reserva a estas revoluciones: la influencia del Islam. Pero claro cuando hablan de esa influencia, se refieren a la seguridad de Occidente y no piensan, en ningún caso, en los ciudadanos de esos países. Porque, gobiernos que aplican un islamismo fanático (cómo todos los que actúan de forma fanática) tienen distintas varas de medir, desde nuestros países desarrollados.

Así, pongamos un ejemplo y dos países: Irán y Arabia Saudí. ¿Cuál de los dos es el peor? Irán es un país que gobierna aplicando la Sharia y es de un fanatismo que puede llevar y lleva a situaciones verdaderamente graves a quienes no cumplen con la ley islámica. Sobre todo en colectivos como las mujeres y los homosexuales. Pero si nos fijamos en Arabia Saudí, también ocurre igual, lo mismo. Sin embargo, Irán es un país en la lista negra y Arabia Saudí es un amigo ejemplar. ¿Por qué? porque el baremo de medir no son los derechos humanos que en ambos casos se conculcan sin escrúpulos, sino el peligro que pueden representar para los otros países y las posibilidades de influir en sus gobiernos desde las cancillerías poderosas.

España es un ejemplo. Estamos asustados con lo que pasa en Irán, y es para estarlo, pero vemos impasibles como nuestro jefe de Estado, besa y considera como a un hermano, al rey Saudí, sin que casi nadie se escandalice por la relación del rey con un tirano sátrapa, de los peores de este mundo.

También ha pasado y pasa con el norte de África. Egipto, subió muchos enteros en el “orden internacional” desde que capituló ante israel, el gran aliado, y Túnez era un país modelo donde no había islamismo. No les ha importado lo más mínimo si Ben Ali y Mubarak, con sus respectivas camarillas, se han enriquecido mientras su pueblo se moría de hambre, o si se esos gobernantes se pasaban los derechos humanos por el arco del triunfo o convocaban elecciones amañadas cuando las convocaban.Juan_Carlos y Mohamed

Y ahí está a las puertas, Marruecos, ese país cuyo monarca, con más miedo que vergüenza,ha bajado los precios del pan y de los productos de primera necesidad, para parar una posible revuelta. Hoy, Mohamed VI es amado y venerado por Occidente –por cierto, Juan Carlos I también se consideraba hermano del padre del monarca marroquí (no sé lo de trabajar, pero lo de dar besos, se le da de miedo)— pero cómo las cosas se pongan feas, verán como le dejan tirado como una colilla y empezarán a hablar de la falta de derechos humanos en Marruecos, como si fuera una novedad.

Y es que siempre van con el que gana, cuando el que gana va con ellos, sin importarles a costa de qué.o de quién. Como dijo Roosevelt refiriéndose al dictador Somoza: “Puede que sea un hijo de puta, pero es nuestro hijo de puta”. Pues eso, besémoslos.

Salud y República

21 comentarios:

belijerez dijo...

Esta comiendo poco? porque es claro que comer poco aumenta la inteligencia y la lucidez.

Genial!!!

Felipe dijo...

Has desarrollado a la perfección la doctrina Monroe:"son unos hijos de puta pero son nuestros hijos de puta"

Viendo que el barco se hunde los USA,los británicos y el núcleo duro de la UE reniegan de sus monstruos y ya piensan como dirigir unos nuevos gobiernos con el fin de hacer negocios.

A Sadam le ocurrió lo mismo.

Viendo a Campechano I me ha entrado la risa porque hoy ha recibido a Feijóo para interesarse por la deuda de las CC.AA.

Joder,qué tropa

Saludos

R.A.F.A.E.L. dijo...

Le dejo un enlace complementario de su último artículo, Rafael:

antimperialista.blogia.com/2011/013101--por-que-los-medios-de-comunicacion-capitalistas-se-muestran-tan-favorables-a-la.php


Además, he dejado, tras su respuesta, un nuevo comentario a su entrada anterior. Y gracias por leer los documentos que le he enviado a su correo acerca del conflicto colombiano. No hay nada como encender la luz para disipar las tinieblas.

Cordiales saludos, tocayo.

Dean dijo...

Brillante entrada como nos tienes acostumbrados, me gusta mucho lo que está pasando en estos países, me gusta ver al pueblo en la calle, con sus brazos en alto, con su voz en alto, pero sin armas reclamando sus derechos.
Un saludo.

///Esfera Comunista\\\ dijo...

A las potencias occidentales les da igual el pueblo, mientras los paises dueños del petróleo les laman el culo...

Eastriver dijo...

Hay días en que pones el dedo en la llaga. Hoy es uno de esos días. Al lado de nuestros hijos de puta nos sentimos seguros: puedo entenderlo. Besemos a estos hijos de puta, me parece el colmo de la perversión. Besar se le da de miedo... eso dicen algunas vedettes, jaja.

canuit dijo...

Dan asco. Y lo de la Trini ya no tiene desperdicio, decir que lo de marruecos no es lo mismo. Hay que ser hijadeputa.
El Canuit

Guanarteme dijo...

Jo, su final ha sido magnífico. Y es que tiene usted mucha razón. Ahora, encima, ese Moshé Dayán que tiene Intereconomía, deja caer que todas estas revueltas son inspiradas por Irán.

Que desvergüenza y que ignorancia. Y por su puesto ¡que manipulación!

Hoy, el Intermedio, ha desvelado una noticia norteamericana que reclama saber donde van los 2.000 millones de dolares que USA da a Egipto cada año. A fondo perdido, oiga.... Es para lo que es, para que sean amigos de Israel y les dejen libre a los yankis el espacio aereo, pero, ¿quien se queda con las perras? ¿Mubarak para hacerse el lifting?

Y que en este país algunos se dediquen a criticar "dictaduras" mientras sacan falsos rumores para apoyar a otras....

Salud y República.

Genín dijo...

Estoy a la expectativa de que les vuelen las nalgas a unos cuantos de estos dictadores de mierda!
Salud

Txema dijo...

Sigo los acontecimientos con interés y preocupación. No e guataría que el islamismo fanático sacara provecho.

Con eso nadie ganaría.

saludos

Juan Pardo dijo...

Yo ya no se si me da más miedo el islamismo fanático o el mercantilismo fanático. No me fío de ninguno de los posibles sucesores, por que no se si detrás de ellos vuelven a estar los mismos de siempre. Siempre nos quedará la duda de si lo que ha empezado siendo una revolución, acabará siendo otra pantomima. Mubarak y sus acólitos no deben irse de rositas.
Salutacions.

Ciberculturalia dijo...

Breve pero he leído tu interesante entrada. Miedo me da todo lo que está sucediendo
Besos rápidos

Dilaida dijo...

Yo temo por ese pueblo, tan valiente, que está en las calles; me dá miedo que se dejen engañar y toda esa lucha quede en nada, y se conviertan en otro Irán.
Espero que tengan suerte y de ahí surjan líderes capaces de establecer la libertad y los derechos humanos.
Bicos

María dijo...

Veremos a ver en lo que desemboca esta furia que se ha desatado.
Las cifras de muertos en Tunez superan las que se manejaban. Más de 200 personas son muchas para comenzar una revolución.
En fin, preocupada estoy.

Saludos

CurroPeich dijo...

Eurasia ahora es nuestro enemigo. Eurasia siempre ha sido nuestro enemigo.

Quien controla el pasado controla el presente. Quien controla el presente controla el futuro.

(Otro ejemplo de por qué 1984 se aplica mucho mejor a la sociedad actual que al stalinismo)

Antonio Rodriguez dijo...

Eso es la politica internacional, lo importante no es si un regimen es democratico, sino si defiende los intereses de las grandes potencias.
Salud, República y Socialismo

RGAlmazán dijo...

Oiga Belijerez, que uno se cuida y come muy bien, mas de lo que aparenta. Gracias por el piropo. Un beso.

Pues Felipe, lo mismo le ha endiñado otro beso a Feijóo. No me extrañaría. Es un besucón descontrolado.

RAFAEl, gracias a usted por enviarme toda la información. Y sí, la leo, lo que no quiere decir que esté totalmetne de acuerdo. Hay otros sitios también donde obtener información y la luz y las tinieblas muchas veces nos las buscamos nosotros, cuando sólo vemos a través de un ojo. Un saludo.

Dean, esperemos que no se líe, las últimas noticias hablan de enfrentamientos entre la población y los seguidores de Mabarak. Ojalá que vaya bien, hasta ahora ha sido un ejemplo.

Esfera, así es, pero no sólo el petroleo, hay intereses de dominio geopolítico, también. Un beso.

Ramón, y es que practíca antes para luego dar besos de Estado, que deben ser la leche. Yo ya he escrito a la Zarzuela por si necesita gente quiere practicar.

Canuit, la Trini no tiene desperdicio diciendo lo de Marruecos o lo que diga.

Guanarteme, ahora la culpa ya la están echando a Irán, sin pruebas, el caso es hacer aumentar el odio al enemigo.
Y el dinero de USA va directamente a Mubarak y a sus secuaces, no hay nada más que ver cómo está la gente. Y eso que se lo dan por haberse entregado en cuerpo y alma a los israelíes. A estos dictadorzuelos y a sus potencias favorecedoras les da igual ocho que ochenta.

Genín, a mí también me gustaría un escarmiento, que no sea sangriento pero un escarmiento. Por ejemplo que les detengan y les juzguen.

Txema, no hay indicios de momento. Puede ser que lo intenten, pero desde luego la revolución tiene sólo dos causas, la miseria y la conculcación de derechos humanos. De todo lo demás, hasta ahora, naada de nada.

Salud y República

RGAlmazán dijo...

Juan Pardo, desde luego no sabemos cómo va a acabar, pero esta ggente necesita, por higiene democrática y por poder comer, quitarse de encima a estos bastardos.

Carmen, el final es incierto, pero desde luego lo que seguro daba miendo es la situación que tenían hasta ahora. Besos.

Dilaida, espero yo también que tengan suerte, hasta ahora los islamistas apenas han aparecido. Bicos.

María, y en Egipto más de trescientos. Y eso que son revoluciones pacifistas. En fin, veremos cómo termina. Besos.

Antonio, tal cual. Así es.

Salud y República

mariajesusparadela dijo...

Al fin me dejó entrar. A estas horas. ( Y porque soy una terca).

fritus dijo...

Siempre se me llevan los demonios cuando oigo a algún sobradillo comentar eso de que Israel es “la única democracia de Oriente Medio” como menospreciando, con ese eurocentrismo tan de hombre blanco, negando al árabe su capacidad de organizarse democráticamente, como si alguna tara genética racial se lo impidiera.
Hoy vemos que no es así. Como una mancha de aceite se extiende por el amplias zonas del norte de Africa y medio oriente un clamor popular masivo pidiendo reformas democráticas. Aybá...si resulta que no todos son fanáticos integristas, resulta que esa gente, humanos como nosotros, con sus aspiraciones e ilusiones como nosotros, quieren tener unos sistemas políticos decentes...
Pero ni la unión europea ni los USA ( que si, que está Obama, ese al que le tocó el Nobel de la Paz en una tómbola....pero que siguen siendo el Imperio) están por la labor. Si Mubarak ( un poner) pasó de ser un militar egipcio mandao que en diversas guerras mató muchos israelíes.... a ser el mejor amigo de los israelíes y perpetuarse en el poder, fue porque detrás estaba la larga mano de Estados Unidos de América y sus aliados de Europa Occidental e Israel.
Para muchos indignos gobernantes de Occidente la democracia es una cosa para la que los árabes no están preparados, ... a uno le vienen a la cabeza esas películas de la era Victoriana con los militares tomando el té a la sombra en sus posesiones coloniales y orgullosos de su tarea de vigilantes del mundo. Hoy ya no tienen la fatigosa carga de estar allí destinados, como tú muy bien señalas, Rafa, ya tienen hijosdeputa que les hacen de “encargaos a pie de obra”.
Solo una objeción, chiquitina , a este magnífico post que has escrito....yo tenía entendida que la frase esta de “son nuestros hijos de puta” era de Henry Kissinger, no de Roosevelt. Pero vete tú a saber.

Un abrazo

RGAlmazán dijo...

María Jesús me alegra que hayas podido entrar. Bicos.

D. Fritus, estas anécdotas, como usted sabe, suelen tener más de un padre. He buscado en la Red y he encontrado en la biografía de Somoza, lo siguiente:
Se cuenta que el presidente estadounidense Franklin D. Roosevelt dijo de él: "Puede que sea un hijo de puta, pero es nuestro hijo de puta", pero eso no es real: la frase debe asignársele a Cordell Hull, quien fue secretario de Estado
Pero, es verdad que al buscarlo también he visto que la frasecita en cuestión hay quien se la adjudica al "otro Nobel de la paz", Kissinger.

Salud y República