08 marzo 2012

Los caza-recompensas de hoy en Madrid

Al igual que en el Oeste americano había caza-recompensas que obtenían su premio si cazaban a algún delincuente. Con pequeñas variaciones, en Madrid, hoy también existe quien practica este oficio. Estos caza-recompensas juegan con ventaja, pues son policías profesionales. La segunda diferencia es que las presas que persiguen no son delincuentes, sino inmigrantes, y en todo caso, no tienen papeles, por lo que de delincuentes nada. Su estado sólo puede considerarse una falta administrativa, según la ley.

Estos policías se dedican --sin haber ningún presunto delito—a pedir documentación a todas las personas con rasgos diferentes, sean negros, latinoamericanos o asiáticos. Lo hacen en busca de inmigrantes sin papeles. Bien colocados, en plazas de barrio o a la salida del metro en estaciones como Sol, Lavapiés, Pacífico o Plaza Castilla.

Pero siendo grave que se pida la documentación de forma discriminada a los que tienen rasgos diferentes, sin que haya ninguna causa delictiva que lo requiera, la cosa se hace más grave cuando además estos policías rasos están incentivados y son premiados o castigados de acuerdo con las cazas que consigan.

Por ejemplo, según el Sindicato Unificado de Policía, por cada dos cazados, un día libre. O, si este mes no has cazado ninguno, ya sabes, el mes que viene tendrás el peor turno. La táctica de la recompensa y el castigo.

Así estamos, las presas podían ser de caza mayor, o de delincuentes de primera, pero simplemente son de inmigrantes, gente que tiene que buscarse la vida como puede y que se encuentra con que además tiene que tratar de esquivar a estos caza-recompensas para evitar que les envíen a un CIE (Centro de Internamiento de Extranjeros), esos maravillosos guantánamos que funcionan en España y donde se ha demostrado que se vulneran los derechos humanos.

Queda decir, por si hay alguna duda, que estas medidas no son nuevas, empezaron con Rubalcaba como ministro del Interior, y que, al parecer, una vez hecho el camino, circula por él encantado el ministro pepero del Interior. Otra cuestión fundamental donde PP y PSOE están de acuerdo. Donde el bipartidismo no duda en conculcar los derechos humanos, según varias ONG, y cazar inmigrantes de forma irregular.

Se ve que después del fracaso para evitar que aumente el paro, el gobierno de turno está encontrando incentivo en la caza del inmigrante. ¡Todo por un éxito!

Salud y República

12 comentarios:

Dilaida dijo...

Como en el Oeste americano
Bicos

Neogeminis dijo...

Pero qué vergüenza!...realmente es indignante.
un abrazo.

Dean dijo...

Los he visto en acción las últimas veces que he visitado Madrid, una verdadera pena, ya que dan ganas de ir a cualquier lugar menos a uno en el que se vean a diario esas escenas típicas de la fiebre del oro. Ir a la capital (cada vez más facha) sólo a lo estrictamente necesario, mejor ir a otros lugares donde la inmigración si es verdaderamente significativa, y hayan aprendido a tratarles de otra manera.
Un saludo.

Perséfone dijo...

Yo también he tenido la oportunidad de verles en plena acción en los andenes de algunas de las estaciones de Metro más concurridad ¿Y qué decir al respeto? No sólo es vergonzoso lo que hacen, sino también las maneras en que a menudo se dirigen a sus "presas".

Lo peor es que aún hay quienes les aplauden por ello. Debe ser que eso resulta muy patriotico, oiga.

¿Es para indignarse o no?

Un abrazo.

Antonio dijo...

Pues la cosa es grave, pues puestos a eso son capaces de cumplir cualquier otra orientación de legalidad dudosa. Dios nos coja confesaos...
Un saludo

Antonio dijo...

Pues la cosa es grave, pues puestos a eso son capaces de cumplir cualquier otra orientación de legalidad dudosa. Dios nos coja confesaos...
Un saludo

Genín dijo...

Cada día siento mas vergüenza ajena, los inmigrantes se pueden consolar pensando en las cargas que hacen los polis contra los españoles, vamos cojonudamente bien...
Salud

Ciberculturalia dijo...

Indignante e indecente, ambos adjetivos les va como anillo al dedo.
Qué dirá ahora Rubalcaba una vez que se ha vuelto a poner la chaqueta de pana?
Gracias por el enlace
Un beso

Txema dijo...

Mucho peor que en far west, porque allí nadie presumía de respeto a la Ley (no existía) y aquí en bipartilandia todos alardean del Esado de Derecho.

Lo que denuncias es sólo una de las barbaridades que ocurren. Evidentemente no todos se prestan a este juego pero el problema existe.

Lo mismo que con esos famosos interogatorios llevados a cabo por policías encapuchados que, curiosamente, fueron autorizados en los tiempor del rojo Rubalcaba.

Saludos

Eastriver dijo...

Recuerdo que hace bastantes años, igual diez o quince, antes del despliegue de los Mossos en Barcelona, la Guardia Civil paró por la calle (Aribau/Universitat) a una amiga mía, catalana, creyendo que era filipina. No entendemos ni cómo pudieron pensar que ella era filipina ni cómo no la detuvieron luego, con las gracias en catalán que les dijo mi amiga. En fin, yo creo que un poco ha pasado siempre, pero probablemente ahora más.

Yo, que no soy de los que vengan todos, honestamente no lo veo así, sí que pienso que la exigencia con los CIE debe ser total y absoluta. Vigilancia extrema en todos y con todos, pero especialmente hacia quienes legalmente ni siquiera existen porque ellos son las víctimas propiciatorias esperables.

Denuncia pertinente.

María dijo...

Cuando yo era chica y veía esto en las pelis yanquis, me parecía un escándalo. Mira por donde luego a lo largo de la vida lo sufrí en mis tiempos de estudiante y ahora veo que la cosa sigue igual o peor.
Alguien me preguntó hace poco: ¿Por qué estás tan indignada María?
-por todo, chica, por todo-

Besos

Oscar Eduardo Zuleta Tangarife dijo...

Me gustaría ser caza recompensa en madrid España