18 marzo 2012

La Defensa es una necesidad inexcusable

Así lo dice el ministro Morenés. Y se quedan tan pancho. El ministro pepero de la Guerra (perdonen pero me parece más ajustado a la realidad que de Defensa), da una serie de razones que quitan el hipo.

Así, defiende  --y es mucho defender— que la Defensa es una necesidad inexcusable para el bienestar de los españoles. Claro, ya lo entiendo, es el momento de meterse a soldado y así, salir del paro. Y está claro que los ciudadanos necesitamos, ante el constante ataque de todos los países, un ejército para que nos defienda.

Habla también de que obtenemos retornos que provoca beneficios económicos al Estado. Por cada euro que se invierte en defensa se generan tres, dice. Lo que no explica es cómo. Será por arte de magia negra. Supongo que entre esos magníficos retornos estarán los soldados muertos en “acción pacífica”.

pacifismo

Lo menos que podía hacer el ministro de la Guerra es callarse. No hay ninguna justificación para que en tiempos de crisis se mantengan los gastos de su ministerio, y sea el único ministerio no afectado. Si hay un ministerio del que se podría prescindir, es éste (Islandia o Costa Rica, entre otros países, no tienen ejército). Y si no, al menos deberían dejarlo bajo mínimos, recortando al máximo (países europeos se han declarado neutrales y sus gastos de defesa son mínimos. Es el caso de Austria, Suecia o Suiza), sus innecesarios gastos.

Pero claro, mientras que la Educación y la Sanidad son gastos “santuarios” y suntuarios, los del ministerio de la Guerra son necesarios y además, según el ministro interesado, nos da un retorno importante. Sería el caso de estudiar que todo el presupuesto se diera a Morenés, puesto que si devuelve tres euros de cada uno que se gasta, triplicaríamos la riqueza en un año.

En fin, y esto lo dice un tipo como Morenés, cuyo nombramiento ha sido como meter a un pirómano en el cuerpo de bomberos. Un tipo que ha sido alto ejecutivo en la empresa Instalaza, fabricante de bombas de racimo, hasta hace dos años, y director de la empresa MBDA, dedicada a la fabricación de misiles. Éste es el personaje ideal para ser ministro de la Guerra. Naturalmente, ésta es la forma de pensar de los peperos. A la guerra quien más entiende de ella.

Y así es, ¿quién es el guapo que dice a este ministro, que ha sido dirigente de empresas de armas, que hay que dejar de comprarlas? Y no me refiero a la cuestión ética, que debería ser la que obligara a ello, pero que ya cuento que no tienen, sino a una cuestión económica en época de crisis.

Este ministerio es el único que año tras año incumple el presupuesto y gasta más de lo previsto. Es un gasto del que los gobernantes no quieren hacer alarde y del que probablemente se avergüenzan, puesto que dan una cifra que no incluye el total de los gastos militares y de la que luego se pasan, incumpliendo, también en época de crisis con el recorte previsto.

Así, según los datos oficiales el ministerio en 2011 iba a sufrir un recorte del 6,2%. Sin embargo, los datos hasta septiembre dicen que se han gastado el 9,3% más que en 2010. Total cerca de 900 millones más.

El hecho de que España, que no cuenta un bledo en el panorama internacional de Defensa, sería suficiente para pensar que deberíamos pasar a ser una potencia neutral como Austria, Suecia, Suiza o Japón, donde los gastos de guerra son mínimos. O mejor aún convertirnos en un país desmilitarizado, como Panamá, Costa Rica o Islandia.

Pero, ya saben ustedes, la prioridad en este momento no es el paro. Tampoco es reflotar la economía. El problema fundamental es la defensa nuestra patria, asediada por esos enemigos que intentan conquistarla.

Salud y República

8 comentarios:

mariajesusparadela dijo...

Si los gasto de sanidad y enseñanza fueran "santuarios" se respetarían, por lo que el PP ama a sus líderes eclesiásticos...y no pagarían el IBI.
Este señor ya nació Ministro de la Guerra y a ello está dedicando su vida: de eso vive.

javi dijo...

"la Defensa es una necesidad inexcusable para el bienestar".
Pues visto de otro modo la expresión sería correcta. Para el bienestar es necesaria la defensa, pero la defensa de la educación, de la sanidad pública, de los derechos de los trabajadores, la defensa contra la corrupción y un largo etcétera.
Los ciudadanos necesitamos defensa, alguien que nos defienda de él y los que son como él.

Eastriver dijo...

No sabía de las responsabilidades profesionales del ministro antes de llegar al ministerio. Y no necesito más para despreciarle: mi persona no puede tolerar ciertas cosas, como tratarme, hablar o que me caiga bien alguien que ha puesto a sabiendas dinero en una empresa que se ha dedicado a fabricar bombas de racimo. O que ha enseñado a quien las fabrica cómo vender más. Eso me repugna hasta límites insospechados. Y todo lo demás, lo que tan bien cuentas en tu post, se cae por su propio peso.

Rafa, gracias por chivarme otro personaje a odiar con toda el alma.

Neogeminis dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Neogeminis dijo...

Quizás se refiera a que "por cada euro que se invierte en defensa", "se generan tres"...para repartir entre los de arriba!
Me suena convincente...

un abrazo y buen inicio de semana

Dilaida dijo...

El ministro quería decir que por cada euro que invierta defensa el ganará tres, desde luego me asombra este gran ciudadano.
Bicos

Genín dijo...

¿A como valorarán el kilo de civil amputado o soldado muerto?
Salud

~~Esfera Comunista~~ dijo...

Defensa realmente es una inversión. Vas a un país, lo invades, expolias su recursos naturales y lo manipulas políticamente.