22 marzo 2012

Los jueveros: Déjà vu

Hoy jueves, toca unirse a los jueveros y cambio de registro. Un grupo de blogueros escribe cada jueves sobre un tema determinado. Un honor unirme a este grupo. El tema sobre el que hay que escribir es el “Déjà vu”. La historia puede ser real o imaginaria. Esta semana lo coordina Carmen Andújar. En su enlace podéis leer todos los relatos de los participantes.

Volver a soñar

Tenía la boca pastosa. Había comido mucho y el sol me apuntaba directamente, el cobijo de la sombrilla había cambiado de lugar. A pleno sol, en la playa y con 35 grados a la sobra, alcé la cabeza y la vi. dejavu

Morena, paseaba por la playa, pasó entre mi hamaca y la orilla. Su movimiento me deslumbró. Iba tranquila y parecía pensativa. Al pasar a mi altura, torció la cabeza y me saludó con la mano.

Fue un instante, entonces un golpe de ola me despertó. Allí estaba como un cangrejo, rojo de haber soportado un sol de justicia mientras dormía. Al igual que ayer, y que anteayer, no había morena, sólo unos niños jugando al balón.

El verano me hacía feliz, la siesta siempre me llevaba a ese sueño recurrente. Al día que la conocí. ¿La conocí? Ya no sé si ocurrió de verdad, pero lo sentía como real. Durmiendo, volvía a vivirlo. Y cada tarde, en ese sueño repetido, esperaba llegar más lejos, que el sueño se completara, que no despertara tan pronto.

Agosto es el mes que prefiero. Me devuelve a lo que quizá fue y pudo ser. La ilusión vuelve a pesar de ser un sueño. Todos los días, disfruto de esa hora de siesta y la espero con pasión, aunque no consigo progresar. Pero, no desespero. Mientras hay sueño, hay esperanza.

Salud y República

27 comentarios:

Neogeminis dijo...

Me encantó Rafa!...he sentido alguna vez, y me gustaría volver a sentir, esa sensación vívida de hallar en el sueño alguien o algo que amé y queme hizo feliz. Saber que el sueño puede ser entrada para revivir algún momento mágico en que la vida nos muestra la mejor de sus caras es un aliciente para seguir, aunque no estemos seguro de si en realidad sucedió o sólo fue el deseo de que sucediera...¿qué más da,si su evocación nos deja el mismo gusto dulce que deja lo que ha sido amado?


Me alegra mucha saber que has decidido unirte al grupo "estable" de los jueveros!

Un fuerte abrazo.

Neogeminis dijo...

p.d
no te olvides de dejar el link de tu entrada en lo de Carmen!

Perséfone dijo...

Sí yo también quiero soñar...

Muy bonito el relato.

Un abrazo.

Dilaida dijo...

Me gusta esta nueva faceta tuya.
Bicos

Genín dijo...

Pues si, mientras hay sueño hay esperanza, sobre todo a estas alturas de la vida...jajaja
Salud

María dijo...

¿Existió la morena o fue fruto de tu imaginación?
Me gusta esta forma tuya de escribir tan juevero.

Un beso

Felipe dijo...

Con qué te gustan las morenas,eh?Nos has descubierto un buen secreto que ya no lo es.

Buen relato juevero.

Saludos

Ciberculturalia dijo...

Me encanta tu cambio de tercio...
Quizás fuera real, Rafa... quién sabe.
Un beso

Corpi dijo...

Si no fuera por los sueños, nos convertiríamos en animales.
Un abrazo.

mariajesusparadela dijo...

Me encanta tu registro literario.

(Hace años hacías un concurso chulísimo sobre libros, recuerdo. Señal de tu pasión por la lectura. Y del mucho leer sale el bien escribir)

Isabel Barceló Chico dijo...

Me gusta, me gusta. Así que te has unido a los jueveros... Ja, ja, yo los tengo a todos enlazados. Besitos, juevekabilo.

Atalanta dijo...

Estoy de acuerdo Rafael, la esperanza es lo último que se pierde, de sueño te veo bien, dormir la siesta es sano y una horita es la medida justa, ni mucho, ni poco; la dosis de pasión nunca debe faltar en tu vida, es el motor y sin duda el que la sigue la consigue (la morena).

Pero... mi "arma", acuéstate a la sombra hijo.

jajajajajajaj!!!!!

Besos...besos...besos?

Carmen Andújar dijo...

Bienvenido a esta tu casa de los jueves.
Los sueños son un fenómeno curioso y sobre todo cuando se repite el mismo sueño, a mi también me pasa y eso que deseas que continue y sepas como acaba; pero es difícil que pase, porque como es un sueño a veces no tiene ni piés ni cabeza; aunque no hay que perder la esperanza.
Buen relato
Un saludo

San dijo...

Me gust reencontrarte este nuevo jueves, como me gusta ese sueño recurrente, mientras dormimos disfrutamos de quien amamos o nos gustaria amar, en fin siempre quedan las siestas ¿no?
Un beso Rafa

Natàlia Tàrraco dijo...

De nuevo nos encontramos los jueveros, una gozada leerte Rafa.

El sol calienta demasiado en verano, en la cabeza sueños o visiones con los ojos entornados. Todo es posible en la siesta y en verano, falta seguir el hilo de esa bella imagen, si pudiéramos esforzar el sueño, despiertos o dormidos. Atrapar el dejà vu y a lo mejor recreearlo, vete a saber, amigo.
Besitos.

gustavo dijo...

tengo los ojos semicerrados..he dormido fatal..no, he dormido poco que es casi lo mismo..lo malo es que a pesar de haber dormido poco, tampoco he tenido un sueño como el tuyo..pero...
desde mi punto de vista, has dado un paso más en cuanto al deja vu...lo has metido en el sueño...es como si el deja vu que se produce cuando estamos despiertos hubiera encontardo otro sito por el que colarse...has dado, pues, un paso más...
además, y en lo formal...me gusta...corto el texto , pero concentrado..concentrado y bello...
medio beso, rafa...

RGAlmazán dijo...

Mónica me alegro de que te haya gustado. Y que conste que tú eres responsable de que me haya unido a los jueveros. Un beso

Persefone, me agrada que te haya gustado. Un beso

Dilaida, gracias. Un bico

Genín, se trata de soñar con los pies en la tierra. Esto es sólo un relato.

María, es ficción absolutamente. Pero una morena es una morena. Un beso


Felipe, y las rubias. Pero esto es sólo un relato.

Carmen, si sueño eso alguna vez, haré lo posible por no despertarme y te contaré el resultado. Un beso.

Corpi, los sueños son también parte de la vida. Aunque a veces sean pesadillas, otras son placenteros.

María Jesús, me alegra que te guste. Y veo que tienes buena memoria y te acuerdas del concurso. Bicos

Atalanta, la sombra es buena, pero tiene menos encanto. Un beso.

Isabel, sí, ya lo ves, soy juevero. Un beso.

Carmen Andújar, es verdad que los sueños no tienen ni pies ni cabeza, pero es un mundo muy interesante.

San, y que no nos falten las siestas. Es uno de los mejoores inventos. Un beso.

Natalia, los sueños es lo que tienen, son escurridizos y a menudo, incompleto y raros. Un beso.

Gustavo, me alegro de que te haya gustado.

Salud y República

Pepe dijo...

Los sueños a veces nos reconcilian con nuestros deseos permitiendo que los vivamos como si realmente encontraran satisfacción. Aunque sólo sea en el onírico mundo de los sueños, es bueno que encontremos aquellos que anhelamos, como la amistad de esa morena. Es una pena que se quede en el momento del saludo. Te diría que sería bueno alejarse algo de la orilla y buscar una zona donde los niños no jueguen con la pelotita. Tal vez asi...
Un abrazo.

Manuel dijo...

Veo ensoñacion, veo rememoranza, veo sueño nostalgico de deseo o perdida.
Cuidado con el sol, calienta las neuronas y hace ver fantasmas.

Juan Carlos dijo...

Hola Rafa, había pasado por aquí, lamentablemente sin profundizar. Primero te doy la bienvenida a esta convocatoria semanal y luego decirte que me ha gustado tu relato, pero pongo un PERO. Seguro que el sueño lo has continuado despierto.
Todo me gustó, el último párrafo mucho.
Un abrazo.

Maria Liberona dijo...

un relato muy bello y en realidad para mi muy distinto de los que ya he leído y que en realidad me ha gustado. claro, corto y preciso...
y debo confesar que me fascino esta frase Mientras hay sueño, hay esperanza. eso me levanto mucho el animo... muchas gracias

CAS dijo...

Has descripto a la perfección esa sensación que me parece recordar entre insolación y deja vu.
Esos sueños, pequeños, breves, son tan placenteros... que uno se quedaría allí para siempre!!!

Me gusta leerte los jueves, pero me gustaría disponer de más tiempo para leerte otros días, se que me estoy perdiendo de mucho...!
besos

besos!

Sindel dijo...

Hola!!! Bienvenido a los jueveros!!!
Me encantó este relato, una ilusión, un sueño, que importa lo que sea mientras nos mantenga con esperanza y ansiedad.
Un deja vu que viene cuando el protagonista duerme, y pienso, debe ser un placer dormirse sabiendo que se va a soñar algo tan bello y esperado.
Un abrazo.

Carol dijo...

Esos sueños que se repiten y que son tan agradables me encantan. Yo suelo soñar mucho con mis niños cuando eran pequeños y algunas veces he soñado con un hombre que me quiere mucho-en el sueño- pero no consigo verle la cara ni cuando me besa.

UN relato delicioso Rafa.

Un abrazo.

Gastón Avale dijo...

que buen mensaje sobre el final. me encantó! :D un beso!

maria jose moreno dijo...

Bienvenido a esta familia juevera en la que de seguro te encontraras muy bien.
Momentos mágicos, inolvidables los que nos anuncias y nos relatas de forma amena que te hace pasar un buen rato.
Bienvenido de nuevo y un beso

Medea dijo...

Buen relato donde se mezcla el deseo, el recuerdo y cálidas sensaciones, volver a soñar y volver otra vez ¡¡qué difícil es querer retener un sueño que se escapa!! Quizas en otro Agosto lo consigas.
Bienvenido a los jueves