09 marzo 2012

Manifestación el 11, huelga general el 29

Las manifestaciones y las huelgas no son deseadas. Pero, a veces son necesarias. Hoy, se ha convocado huelga general para el próximo 29.

¿Dónde está esa confianza a los Mercados que decía emanar Rajoy? Resulta que, desde que está de presidente, la prima de riesgo española está por encima de la italiana, cosa que antes no ocurría. El paro ha aumentado, y lo que es más grave parece que este gobierno que iba a solucionarlo todo, nada más con su presencia, espera, con toda la tranquilidad del mundo que este año sea muy malo y que nos aproximemos a los seis millones de parados.

Mani 11mar

Como remedio, impone unos recortes que debemos soportar los de siempre, y legisla una reforma laboral, la que deseaban los empresarios, cuyo único objetivo es abaratar el despido y cargarse los derechos de negociación de los trabajadores.

Y, ¿dónde está el diálogo prometido por Rajoy? La CEOE contenta, feliz y con miras puestas en el más allá, que para eso está su gente en el gobierno. Pero a los sindicatos ni caso. Le han escrito cartas a Rajoy, le han pedido diálogo por activa y por pasiva, para hablar de la reforma laboral. Pues nada. Que si quieres arroz Catalina. Desprecio absoluto. Ni tan siquiera ha contestado para decir que no cambian. Simplemente han ninguneado a los trabajadores.

La lamentable y agresiva reforma laboral y los recortes efectuados, y los que están 29-M Huelga-Generala punto de llegar, nos abrasan a todos. A mi familia, a mi gente, a mis amigos, a mis conciudadanos. Por eso, porque nos retrotrae a tiempos olvidados, porque hace del miedo y la inseguridad de los trabajadores la fuerza de los poderosos: yo estoy en contra.

Hoy ha empezado a cabalgar por el parlamento esta maldita reforma laboral. La que abarata el despido, la deseada por la patronal. Y ahí está el PP, con sus amigos de CiU, para defender al villano, para aplastar al débil.

La gente decente sólo tiene un camino: estar en contra de esta política que nos está quitando todos nuestro derechos, que se está cargando el Estado del Bienestar y no sirve para solucionar nuestro grave problema: el paro.

Yo, no me rindo, ¿y tú?

Primera cita, el próximo domingo, 11, a manifestarnos. Tenemos que ser millones. Y después, el 29, huelga general. Yo voy.

Salud y República

7 comentarios:

Felipe dijo...

El Gobierno podrá tener la mayoria absolutista que quiera y emplearla en contra de los trabajadores.Ahora bien,también nuestro deber es plantarle cara en la calle y decirle que lo que legisla va contra la mayoría de la ciudadanía y que no cabe tratar a los trabajadores como mera mercancia al albur de lo que quieran los empresarios.

¡Yo también voy!

Saludos

mariajesusparadela dijo...

La confianza la rebozaron en "era peor de lo que pensábamos" y la gente se lo cree.

Dilaida dijo...

Ellos se lo han buscado, pero tampoco les importa mucho, tienen a casi todos los medios apoyándoles y al final, el día después dirán que eramos cuatro gatos que sólo queríamos montar gresca.
Bicos

Genín dijo...

Si, es una lástima el costo de las huelgas, sobre todo en los tiempos que corren, pero hay que hacer algo, no podemos cruzarnos de brazos...
Salud

Ciberculturalia dijo...

No son deseadas pero se lo han buscado. Otra cosa es que la mayoría de los trabajadores la sigan. Ojalá
Besos

Antonio Rodriguez dijo...

La huelga es el último recurso, pero el único recurso que nos deja el P.P.
Salud, República y Socialismo

javi dijo...

Seguimos en las calles y nos vemos en las calles. Toda agresión ha de tener su respuesta y la reforma laboral es una agresión en toda regla contra los trabajadores.

Con la huelga ya contaban, por eso la respuesta no debe terminar con la jornada del día 29, hay que seguir.

Somos personas y no herramientas.