12 marzo 2012

Las medidas mágicas del PP ¡Viva la banca!

Es verdad que entre las medidas tomadas por el PP, alguna puede parecer buena para la ciudadanía. Todas son apetecibles para los empresarios y para los poderosos, pero hay alguna cuyo enunciado puede ser interesante.

Entre tanta maleza y barbecho, hay dos que podrían dar frutos. La dación como finiquito del pago de la hipoteca a los bancos, y la posibilidad de cobrar las deudas de ayuntamientos y autonomías a sus proveedores.

Lo que ocurre es que en cuanto te saltas los titulares y lees la letra pequeña, cae la máscara quedando la cruda realidad a la vista.

En el caso de la dación, son tantas las circunstancias que se piden para que pueda darse, que suponiendo que los bancos lo acepten –no es obligatorio, es un código de “buena conducta”—, las condiciones de los hipotecados para obtener este beneficio son tan restringidas que sólo afectará, en situaciones favorables, a muy pocos, lo que no deja de ser un reclamo sin mayores pretensiones que aparentar algo que no es. Un parche, y pequeño. Absolutamente insuficiente. A pesar de tanta publicidad sobre el asunto, se quedará en casi nada.

¿Por qué no se ha aceptado la dación en todos los casos? A pesar de que se han presentado, desde hace un año, mociones por parte de Izquierda Unida y otros grupos, para generalizar la figura de la dación, ni el PP, que se conforma con hacerlo en casos muy extremos –ellos siempre entienden de caridad, de limosnas y no de solidaridad y de justicia--, ni el PSOE --que se abstuvo, a pesar de pregonarlo a los cuatro vientos siempre con su táctica de amagar y no dar--, se atreven con la banca. Tienen miedo, y siguen regalándoles dinero público sin pedir nada a cambio. Es más, en cuanto pueden les proporcionan más negocios con grandes réditos.

banqueros2

Porque eso es lo que han hecho con ese plan de pago a proveedores desde los municipios y las CC.AA. Sí, este plan tan maravilloso se costeará con dinero público, puesto que para que se lleve a cabo se van a emitir 25.000 millones de deuda pública cuyos intereses se contabilizarán, en los presupuestos de esos ayuntamientos y comunidades autónomas, como gastos financieros. O sea, lo pagaremos los contribuyentes.

La cosa no me parecería mal si esto significara que la economía echa a andar. Pero claro, en ese plan, lo que no se ha publicitado tanto es que nuestros amigos los bancos van a ganar la suma de 4.000 millones de euros con esta operación, mientras que nosotros pagaremos los intereses. Un negocio redondo. Por cierto, sin haber exigido a los bancos nada.

O sea, un banco recibe dinero del BCE al 1% de interés y se lo presta al 5% a los ayuntamientos y CC.AA. para que puedan pagar a los proveedores. Moraleja, los acreedores cobrarán con retraso, pero cobrarán. Y los bancos, con esa magnífica operación que les ha preparado el gobierno, ganarán 4000 millones que pagaremos los ciudadanos.

Un plan creado para que cobren los proveedores, pero sobre todo para que los bancos ganen más dinero a costa de nosotros, los paganini. Al menos, podrían haberles exigido que en vez de especular y dedicarse a reconstruir y lavar su balance, se dedicaran a dar créditos para que la economía empezara a funcionar. Pero no, eso no toca. Toca hacer más dinero para los bancos, sus amos. Lo demás, es poco importante.

Salud y República

10 comentarios:

El Pinto dijo...

La banca y sus afines pisando de la mano de gobierno y empresario.

mariajesusparadela dijo...

Yo lo que no entiendo es cómo Europa, que da créditos a los bancos a un interés ridículo no exige a cambio que concedan créditos baratos a las pimes, para que los países salgan de la recesión.

Dilaida dijo...

Estos trabajan para los que han trabajado siempre. ¿Quién les va apoyar cuando necesiten dinero? Se conceden favores mutuamente.
Bicos

Dean dijo...

Es increible que siga y siga la lista de absurdos y la sociedad como si nada pasara.
Un saludo.

Perséfone dijo...

Titulares populistas, medias verdades, manipulación y más engaños. Nada nuevo bajo el sol, me temo.

Lo peor es que aún hay quien se lo cree.

Un abrazo.

Genín dijo...

Pero es que la no-dación, a mi me parece un abuso, una manifiesta usura que debería estar penalizada!
Salud

Ciberculturalia dijo...

Toda la razón en tu reflexión. Ambas medidas que son en principio "buenas" tienen en la letra pequeña el truco. En el caso de la dación, ya no tan pequeña porque el otro día en el Congreso se puso en evidencia con el rechazo a la propuesta presentada por IU. Rechazo popular y abstención (por cierto bastante indecente) de los socialistas.
Besos

Felipe dijo...

En cuanto a la dación debo decir que si no se liquida la deuda lo demás son brindis al sol,por más que nos quieran vender "bondades".

Y en cuanto al pago de proveedores es un marrón que van a dejar a los Ayuntamientos para que puedan pagar.

Dos cuestiones a considerar:

1/Reforma de la Ley Hipotecaria en la que se contemple la dación en pago como liquidación de deuda.

2/Una nueva Ley de Financiación de los Ayuntamientos.la ley de Haciendas locales es obsoleta.

Lo demás son malos parches y además con un mal procedimiento.

Saludos

Antonio Rodriguez dijo...

La dación es un brindis al sol. Son tantas las condiciones que tienen que cumplir los propietarios que me da que se van a realizar bien pocas.
Por otro lado ¿que vivienda en una ciudad de menos de un millon de habitantes vale menos de 120.000 €?
Y la banca siempre gana, tendran exenciones fiscales y grandes beneficios con los prestamos a los deudores de los ayuntamientos.
Salud, República y Socialismo

RGAlmazán dijo...

El Pinto, así es.

María Jesús, pues porque eso no es lo prioritario. Lo primero es que paguemos la deuda. Luego, ya verems.
Bicos

Dilaida, sí se ayudan entre ellos. Bicos

Dean, sí. El día que estalle esto, que ocurrirá, nos pillará por sorpresa.

Perséfone, sí lo peor es que los creen muchos, tú lo has dicho. Un beso.

Genín, de acuerdo contigo, debería estar penalizada.

Carmen, son dos medidas de parecer y no ser. Parecen buenas, pero...
Un beso

Felipe, de acuerdo esas cuestiones podrían ser la solución. Por eso no las llevan a cabo.

Antonio, así es, así he querido expresarlo.

Salud y República