12 marzo 2012

La nueva emigración española: fuga de jóvenes cerebros

Qué tiempos aquellos cuando, con unas maletas de cartón atadas y paquetes de comida envueltos con papel de periódico, muchos españoles cruzaban la frontera y se iban a Alemania, Suiza, Francia u otros países europeos, para poder salir adelante. De esto hace unos cincuenta años.

Luego por los setenta regresaron muchos y ya no se iba casi nadie por necesidad. Las condiciones económicas hicieron posible que la emigración hubiera pasado a la historia, al menos como fenómeno de masas.

Después con la llegada del siglo XXI, el hecho se dio a la inversa. En España, pujante y con un desarrollo económico –dañino pero real—, el flujo de inmigrantes aumentó considerablemente. Mano de obra no cualificada, en su mayoría, que venía de países iberoamericanos y africanos, fundamentalmente, a cubrir los puestos de trabajo que muchos españoles habían abandonado, y para los que faltaba mano de obra.

Pero, llegó 2008 y el proceso ha cambiado. Estalló la crisis y la burbuja inmobiliaria. Nuestro paro ha ido en aumento, el poder adquisitivo ha bajado y la precariedad y condiciones laborales han empeorado. Lo que ha culminado con un paro juvenil cercano al 50%.

Mientras tanto, en otros países, que no han sufrido la crisis o la han solventado mejor, han empezado a necesitar trabajadores y mano de obra cualificada, lo que ha dado lugar a que muchos de nuestros jóvenes con estudios superiores traten de encontrar trabajo fuera del país.

fuga_cerebro1 

Así, ingenieros, médicos, científicos y licenciados de todas las ramas, ante la imposibilidad de trabajar en España, buscan y muchos encuentran trabajo fuera de España. El año pasado ha habido por primera vez, desde hace décadas, un balance migratorio a favor de la emigración. Ha habido más emigrantes que inmigrantes.

Y es que aquí, en momentos de crisis, lo primero que se corta es los recursos para la investigación y el desarrollo. Con lo que se quedan sin medios, los pocos organismos científicos públicos que existen y por lo tanto los investigadores son innecesarios.

Siempre hemos sido un país del corto plazo. La especulación y los negocios fáciles han sido nuestros objetivos. La investigación da frutos a largo plazo y eso no va con nosotros.

Ahora empezamos a pagar los errores de nuestro comportamiento. Muchos universitarios españoles, formados en España, la gran mayoría en universidades públicas se están marchando a otros países.

Se calcula en 300.000 los jóvenes licenciados que podrían emigrar. Un coste que es difícil de asumir. Estos jóvenes deberían ser parte importante del futuro próximo. Puede ocurrir que dentro de pocos años, tengamos un déficit importante de científicos y que, sin presupuestos en investigación, quedemos en el pelotón de los torpes, con lo que supone: una dependencia total de otros países, mayor que la actual.

Los licenciados universitarios son un patrimonio que no se puede perder, porque significaría algo irreparable, irreversible. El costo económico de su formación ha sido alto y esa inversión no puede desaprovecharse. Se trata de dejar sin gran parte de intelectuales a este país que tanto los necesita. Significa dejar cojas a las generaciones venideras y un retraso difícil de superar en los próximos años. La comunidad científica e intelectual no puede prescindir de muchos de sus miembros, so pena de quedar en grave inferioridad.

Hay que apostar decididamente por la cultura y la ciencia. Y dotarlas de los recursos que necesitan. Nos jugamos el futuro.

No vale aquello de que no hay recursos. Eso es una vil excusa del gobierno. Es una cuestión de prioridades. Menos gastos en defensa, menos subvenciones y privilegios a la Iglesia, más lucha contra el fraude fiscal, una tasa a las transacciones financieras y verán cómo tenemos recursos.

Simple y llanamente es una cuestión de prioridades y que no nos vengan con cuentos.

Salud y República

10 comentarios:

Dilaida dijo...

Totalmente de acuerdo contigo, pero me temo que no hay nada que hacer. A los que mandan en este momento les conviene que no haya en este país mucha gente formada, para eso ya está su familia y los hijos de sus amigos y votantes. El enchufismo (que casualidad, otro -ismo)está en en su máximo esplendor, aunque nunca dejó de estar de moda.
Bicos

mariajesusparadela dijo...

Plas, plas, plas, plas (aplausos y nada que añadir).

~~Esfera Comunista~~ dijo...

Te dejo aquí esta noticia. http://www.rtve.es/noticias/20120309/cientificos-se-unen-contra-recortes-investigacion-fuga-cerebros/506206.shtml

Antonio Rodriguez dijo...

Como no se van a ir al extranjero con el panorama que aqui existe.
Aqui yo no pueden aspirar ni a ser milieuristas y con un contrato de esclavitud.
Los planes de empleo del P.,P. para los jovenes sonmás precariedad y menos salarios. Y de I+D ya ni para botijos ni boinas.
Salud, Repúbñlica y Socialismo

Neogeminis dijo...

Desde estas latitudes, en Uruguay para ser exactos, el presidente Mujica acaba de decir que necesitan mano de obra http://www.cronista.com/economiapolitica/Mujica-arma-proyecto-para-poblar-Uruguay-con-latinoamericanos-20111214-0107.html

Luego de sufrir las consecuencias de las políticas económicas que ahora padecen por allí, hemos podido comprobar que de ella solo se sale apostando a la producción, no a la des-inversión.

Ojalá sepan dar un giro de timón a tiempo.

un abrazo

Felipe dijo...

Precisamente esta mañana un compañero,licenciado en Psicología y Orientador escolar en régimen de interinidad,me comenntaba que este verano marcha a Canada y que ya tenía sacados los billetes ya que le cuesta menos dinero al comprarlos con tanto tiempo.

Él sabe que el año que viene no trabajará porque en la bolsa de trabajo no se encuentra bien situado y la sustituciones no se hacen.

Es un ejemplo real de lo que cuentas.

Los años de formación que la Universidad pública y el dinero que ha costado formar a esta persona se esfuma como un valor añadido.Esto es más grave de lo que parece.

Saludos

Eastriver dijo...

Totalmente de acuerdo, Rafa. Y hacer que las profesiones exigentes sean atractivas... económicamente y desde todos los puntos de vista. Si uno tiene que matarse veinte años estudiando espera sacar algún fruto, algún reconocimiento.

Un abrazo.

RGAlmazán dijo...

No, Dilaida, no hay mucho que hacer. Se ve que no les importa que se vayan. Bicos

María Jesús, me alegra que te haya gustado. Bicos

Esfera sí, ya lo he visto, estamos en línea. Un beso.

Antonio, sí, es normal que tomen esa decisión, vistas las circunstancias.

Mónica, sí se sale así, y así lo vemos muchos pero parece que la prioridad de este gobierno no es la expansión. Besos

Felipe, es, como dices, muy grave. Lo saben pero siguen bajando la inversión en investigación con lo que eso comporta.

Ramón, aquí parece que se lo reconocerán fuera, aunque haya sido en este país donde el joven se ha formado. Cosas de nuestros queridos gobiernos.

Salud y República

Genín dijo...

No debe de ser casualidad que nos pasemos la vida como el péndulo, inmigración, emigración, no se, con esto de ser permanentemente el furgón de cola de Europa, me estoy empezando a preguntar seriamente si no será que nuestros genes son gilipollas...
Salud

Ciberculturalia dijo...

Es un grave problema la fuga de jóvenes de este país. Dicen que nuestra juventud actual es la mejor preparada de la historia, sin embargo la que tiene el horizonte laboral más oscuro, más negro, más cerrado.
Sufriremos sus consecuencias.
Un beso (no había visto esta entrada, pero nunca es tarde si la dicha es buena)