19 noviembre 2010

El gobierno sigue claudicando ante Marruecos

Mientras la ministra Trini sigue defendiendo, con la misma sonrisa que hace siete años pedía un Sáhara libre, las tesis del gobierno, y está tratando de desactivar ante la opinión pública la criminal acción del rey sátrapa, sirviendo de escudo, Marruecos sigue a lo suyo. No dice nada de los saharauis desaparecidos, miente y falsea pruebas, sigue actuando a su antojo, sin dar cuentas a nadie, y busca y encuentra apoyos en España y en Europa.

Este partido, me refiero al PSOE, que sostiene a este gobierno, que tanto habla de libertades y tanto dice amar la libertad de expresión, ha vuelto a claudicar ante el reino alauí.

Después de estar solicitando a Marruecos que deje entrar a medios de comunicación ha cedido y permite que los norteafricanos sólo dejen entrar a los dos representantes de los dos diarios de máxima tirada: El País y El Mundo. Con el cabreo consiguiente de los demás medios de comunicación escritos y audiovisuales.

¿Cómo, defendiendo la libertad de expresión, se puede pactar con quien impone unas limitaciones que la dejan absolutamente coja? ¿Será porque uno de los medios lo considera como propio y el otro apoya al mayor partido de la oposición? ¿Habrá habido un pacto, según se rumorea, entre PSOE y PP?

La censura marroquí ha triunfado, resulta que los elegidos lo han sido por ser los periódicos de mayor tirada. ¿Y las televisiones y las radios? Ya sabemos que Marruecos tiene miedo a las imágenes y a las narraciones en directo, pero ¿por qué ha colaborado con la censura el gobierno?sahara libre 2

Está claro que también quieren instituir el bipartidismo en los medios de comunicación. Esa parece la estrategia al aceptar esta ignominia y volver a claudicar ante Marruecos. Lo lamentable es que además, esos dos diarios parece que aceptan, saltándose así las mínimas normas de ética y pretendiendo convertir la libertad de expresión en la libertad de El País y El Mundo, suponiendo, que es mucho suponer que les dejen actuar libremente.

Aquí, cada uno defiende su puchero aunque sea a costa de que los débiles pasen hambre. Una vez más se vuelve a demostrar que los fuertes son los que mueven el cotarro, aunque sea a costa de pisotear a los débiles.

Ahora resulta que el parlamento europeo ha aplazado, a petición de Marruecos, una resolución sobre el Sahara. Naturalmente, este aplazamiento ha sido fruto de un acuerdo de socialistas y populares europeos que siguen empeñados en que este problema no se solucione y que Marruecos gane tiempo para que parezca que en El Aaiún ya no pasa nada.

La situación es tan grave que el Polisario está dispuesto a ir a la guerra. Así lo ha confesado su delegado, en rueda de prensa, hoy mismo. Y ha acusado, si se llega a producir el conflicto bélico, no sólo a Marruecos causante de esta limpieza étnica, sino a la Comunidad Internacional que no está haciendo nada porque se cumplan las resoluciones de la ONU, y en especial a España, cuya responsabilidad es mayor.

Y luego, la culpa de la guerra será de los saharauis, que no se dejan aniquilar por el imperio alauita.

Salud y República

P.D. Acabo de escuchar en el telediario que no han dejado pasar a los dos periodistas acordados. Y, ahora, ¿qué dirá o qué hará el gobierno español? Volverá a decir que no tiene datos sobre lo que pasa en El Aaiún. Otra vez se han vuelto a dejar chulear por Marruecos.

9 comentarios:

Felipe dijo...

He visto el vídeo en el blog de Hugo y es lo que tiene la Historia que nada permanece en el olvido y se recuerda lo que un día,en su afán electoral,se dijo y lo que se dice cuando se alcanza el poder.

Muy chula y firme la Trini en aquellos tiempos.Ahora es otro cantar.

Hoy a Rubalcaba le han preguntado en la rueda de prensa tras la reunión del Consejo de Ministros y ha dado una larga cambiada.

¡o tempora,o mores!

Sí,en el telediario,han dado la noticia de que los dos periodistas autorizados no le han dejado hacer su trabajo

Rafa,se venden en nombre de la clasica razón de Estado cuando en Derechos Humanos no debe haber ni razones ni Estado

Saludos

mariajesusparadela dijo...

También yo acabo de ver en el telediario que no dejaron entrar a nadie.
Y la ONG que entró informó de torturas. A ver qué dicen a eso.

Martine dijo...

“La debilidad política manifiesta del Gobierno español frente a los asuntos coloniales africanos sin resolver (Sahara occidental, Ceuta y Melilla) es, a su vez, piedra angular para fomentar la desestabilización en el África blanca, desestabilización que a la U.E. y a los EE.UU. les interesa seguir manteniendo por intereses económicos. España, como era de esperar, se subordina a las decisiones del Majzén marroquí, se doblega ante la Europa del Capital y la Guerra y da mil gracias a los EE.UU. porque a través de la O.T.A.N. parece que pintamos algo en el ámbito geoestratégico mundial.”
el articulo completo..,Besos Rafa Gracias por este excelente Post, as usual..

Eastriver dijo...

A veces se me ha ido la bola criticando a los políticos. Y ahí me he equivocado: está claro que no todos son iguales, está claro que hay mucha gente honesta que trabaja dignamente por su pueblo y por su gente, con máxima fidelidad a sus ideas y a sus ideales (que no es lo mismo). Pero luego hay actitudes como la de Trinidad que nos desarman y nos agotan hasta la extenuación. Eso, del Sáhara Libre a lo de ahora han pasado siete años y un cambio sustancial en su realidad personal... Eso es lo insoportable: la mentira, el venderse, la impostura. Eso es lo que crea descontento en la gente, lo que crea desencanto y desconfianza. Lo peor de todo es que uno siempre puede justificarse si quiere. Kabila, lo más fácil del mundo es justificarse cuando uno no está a la altura... Hice esto porque los intereses españoles.... Hice esto porque las circunstancias.... Hice esto porque... Y así consiguen dormir tranquilos, porque se engañan, acaban creyendo firmemente que tiene una motivación justificable lo que han hecho. Pero no la tiene, Kabila, porque la verdad sigue siendo la misma, y las actitudes desprovistas de buenas palabras siguen siendo las que son.

Oportuno también tu comentario sobre el bipartidismo en los medios.

Genín dijo...

No puedo agregar nada a lo que dices, es así,una verdadera vergüenza!
Salud

Ciberculturalia dijo...

Dentro del AVE y camino de vuelta a Madrid, te comento
Además añado a tu entrada que acabo de leer en Público que la ONG HRW denuncia las roturas y saqueos contra los saharauis
Qué necesitará el gobierno español para decidirse a denunciar las fechorías marroquíes?
Besos

Txema dijo...

Tienes razón: hace un par de días tuve la santa paciencia de escuchar íntegro el debate de la Comisión de Exteriores del Congreso de los Diputados.

No me extrañó la versión de la Trini porque esta en línea con lo que ZP ya expresó anteriormente y, más allá de los quejidos y lamentos, la verdad es que fue lamentable.

Pero mucho peor, si esto es posible, fue la intervención de Elena Valenciano, la portavoz del Psoe avalando las tesis de que Marruecos es igual que el Frente Polisario. No, no es igual. No es igual el agresor que el agredido, la víctima que el verdugo.

Pero, ¿este partido dónde pretende llegar? Han perdido por completo la dignidad.

Se tragan sin rechistar la reforma laboral, se tragan sin alzar la voz el recorte de los sueldos a los funcionarios, avalan los presupuestos más anti sociales de la historia, van a una en el tema de las pensiones.

Pero es que ya ni siquiera tienen vergüenza en política exterior. Esto ya es el colmo porque, aquí, podrían haber actuado de forma ética, del lado del más débil.

Es decir, cuando Aznar nos metió de lleno en la agresión a Irak, no valían los informes de EEUU y ahora hay que esperar a un informe para saber la verdad?

Este gobierno es repugnante, es el más nefasto que se puede concebir.

¡Ojala se pudran en el infierno!

saludos

Dilaida dijo...

Una vergüenza.
Bicos

Montse dijo...

Cuando se miren al espejo por la mañana tienen que sentir una vergüenza infinita, no puede ser de otra forma.

Yo ya lo dije todo aquí: http://montsepedroche.wordpress.com/2010/11/17/etica-politica-y-dignidad/

Un abrazo, Montse