08 noviembre 2010

Hay que exigir: No sufrir

Sufrir por sufrir. Eso es lo que muchos quieren. No es entendible, bajo ningún concepto, que si alguien para evitar un sufrimiento final decide acabar con su vida, termine la misma como un delincuente.

El derecho a morir dignamente no es un delito, sino un derecho. Nadie puede obligar a que otros sufran. Hay que avanzar en este campo hasta llegar a legalizar la eutanasia.

Si alguien quiere sufrir en los últimos momentos de su vida, tiene su derecho, pero eso no se puede generalizar al resto de los mortales.

Hay religiones que piensan que en este vida se ha venido a sufrir. Yo no lo creo. Sufrir es una sensación inevitable en muchos casos, pero debe ser, siempre que se pueda, evitada. Hay que vivir sin sufrir, o mejor dicho, sufriendo lo menos posible. El masoquismo no es una virtud.Eutanasia 1

Por eso, la dignidad de la persona debe llegar hasta el final. La inevitable muerte ha de llegar después de una transición sin dolor o con el mínimo dolor.

Para hablar sobre este tema, las asociaciones Dret a morir dignament y Dempeus per la salut pública han organizado un acto, en Barcelona, sobre la muerte digna: “Aprenent i decidint com morir”.

El acto será presentado por Mª Àngels Martínez Castells, presidenta de Dempues, y amiga y bloguera de pro –su blog Punts de Vist se ha clasificado número uno de Wikio en la categoría de género, donde la lista recoge blogs de mujeres—, y el invitado especial será el Dr. Luis Montes, ya saben este médico que fue vilipendiado, insultado e injustamente apartado de su trabajo en el hospital Puerta de Hierro, por la Comunidad de Madrid. Un personaje que conoce muy bien el tema por su larga experiencia en cuidados paliativos. A continuación de la charla de Luis Montes habrá una mesa redonda sobre el tema, donde departirán varios especialistas. Y por último un coloquio con los asistentes.

Un acto que se celebrará el próximo día 12 a las 17:30, en un marco incomparable, el salón de actos del Museo Picasso, y que sin duda tiene el máximo interés.

Y no olvidemos que: También hay que tener y exigir dignidad hasta en el último momento.

Acto Luis Montes Catalunya

Salud y República

9 comentarios:

angelsmcastells dijo...

Gracias, Rafa! Esperemos que sea un éxito con tu colaboración. Informaremos de los contenidos y lamentamos mucho que no estés en Barcelona el próximo viernes. Un abrazo!

dempeus per la salut pública dijo...

Querido amigo: Gracias por presentar con tanto acierto nuestro acto. Sabes que contamos contigo como uno de nuestros miembros de Dempeus más apreciados. Un saludo

Dilaida dijo...

Efectivamente todos tenemos el derecho a morir dignamente y el que quiera sufrir también puede hacerlo, que nadie se lo impida.
Bicos

Felipe dijo...

El unico dueño de su vida es el ser humano,por lo tanto también debe ser dueño de cuándo quiere terminar con ella.

Ya no solo(iba a poner sólo pero los Sres.académicos.....)hablo de una muerte digna,sin sufrimiento, si no además lo extiendo a la completa libertad de disponer de la vida y de la muerte cuando la persona lo estime oportuno.

Saludos

Genín dijo...

Si, estoy totalmente de acuerdo con Felipe, pienso igual.
Salud

María dijo...

Ya conoces mi postura al respecto. Tengo hecho el testamento vital y me da cierta tranquilidad.

Viendo la historieta, me he acordado de cuando al padre de Manuel le diagnosticaron un cáncer con 90 años; era un riesgo enorme operar (como después se demostró al morir recién operado) pero el médico no dio opción a los familiares. Decía que esa enfermedad no es biológica que como la manda dios, pues que hay que luchar hasta que él quiera...
Le hicieron de pasar por un quirófano en nombre de su dios. Que manda huevos la cosa.

Yo quiero la eutanasia en España, ya.

Besos

Martine dijo...

Al igual que María, sabes como pienso, lo tengo claro, clarísimo.

Si tengo la suficiente autonomía, lo haré yo, sinó el testamento vital ya lo tengo hecho..
Besos, Rafa.

Mis mejores deseos de éxito para este Acto en Barcelona, en este entrañable Museo Picasso, y mi Enhorabuena a María Angels.

RGAlmazán dijo...

Àngels y Denpeus, gracias a vosotros por organizar actos de este tipo.

Dilaida, efectivamente, el que quiera sufrir que se compre una cruz. Bicos.

Pues sí, Felipe, pero ya ves que estos socialistas también tienen miedo de hincar el diente a la eutanasia.

Genín, es lo mínimo. Al menos que nos dejen disponer de nuestra propia vida.

María yo también lo hice. Y por cierto menudo canalla ese médico.
Besos.

Martine, pienso lo mismo, por si acaso no tengo suficiente conciencia, también he hecho mi testamento vital. Besos.

Salud y República

mariajesusparadela dijo...

Creo que el derecho a decidir sobre la propia vida, debería ser indiscutible.