19 noviembre 2010

Xenofobia y machismo europeo

La xenofobia y el machismo son dos lacras extendidas en todo el planeta. Y no es algo ajeno a los llamados países desarrollados. Con mayor o menor grado, a pesar de que deberían estar superadas, no hay forma de que desaparezcan. Es más, en el caso del machismo, los brotes siguen apareciendo y desgraciadamente tienen consecuencias fatales. La xenofobia es un fenómeno que parecía en descenso hace unos veinte años y que hoy es uno de los grandes problemas que ha resurgido con una fuerza inusitada.

La vieja Europa lleva desde hace años sufriendo ambos problemas con fuerza. Las víctimas provocadas por el machismo es algo que no se consigue parar, a pesar de los intentos de igualdad que desde diversas plataformas e instituciones se fomentan. Y qué decir de la xenofobia. Hoy es uno de los grandes temas, aprovechado como cabeza de turco, para acusar al inmigrante de todos los males que se sufren. En España ya sabemos que se ha montado en el caballo del rechazo al inmigrante, el mayor partido de la oposición, el PP.

Y qué decir de Suecia, de Holanda, de Suiza. Países de elevado nivel económico y con el Estado del bienestar consolidado y que, sin embargo, cuentan con partidos xenófobos en sus respectivos parlamentos.

Pues bien, en Suiza el Partido Popular suizo (SVP), el más votado en las últimas elecciones con el 29%, ha montado una campaña de publicidad que, por desgracia, se ampara en estas dos lacras.

Xenofobia suíza

Aquí vemos dos fotografías. En la de la izquierda, cuatro bellas mujeres –suizas, de raza aria, de toda la vida— entran en el lago Zirych, este verano. En la foto de la derecha vemos a muchas mujeres más mayores ataviadas con pañuelos y vestidos que llevan algunos inmigrantes en Europa, y dice estar tomada en 2030. Total, que pretende hacer ver el cambio que se puede producir entre la Suiza de 2010 y la de 2030, debido a la inmigración. Naturalmente, la muestra elegida es la mujer, no aparece ningún hombre. En fin, un ejemplo de la transigencia, solidaridad y tolerancia de este partido que cuenta con 64 diputados en la Asamblea Federal.

Además, la fotografía de las mujeres desnudas ha sido robada. Y es que no tiene desperdicio este partido, amigo de los peperos españoles, cuyo rechazo al inmigrante es radical.

Parece que hay pruebas de que Suiza es el ejemplo xenófobo que siguen ciertos partidos europeos. entre otros el partido popular español. Un vídeo-juego similar al que han tenido que retirar los populares catalanes fue creado hace tiempo por los populares suizos. Se ve que los suizos, además de relojes y chocolates exportan ciertas ideas que son muy bien recibidas en la calle Génova.

Desgraciadamente, con estos energúmenos incapaces de tener la más mínima sensibilidad y que sirven de altavoz social cuando deberían dar ejemplo, parece que estamos condenados a convivir con unos problemas que ponen en grave peligro la convivencia.

El rechazo del otro no es sino una muestra de ignorancia y de miedo a lo desconocido, y ejerce una presión que puede generar conflictos de consecuencias graves en una sociedad multicultural como la nuestra.

Salud y República

11 comentarios:

Txema dijo...

Ya veras como a la camacha se le ocurre algo similar para Catalunya. Al tiempo...

abrazos

mariajesusparadela dijo...

Y dicen que evolucionamos...

Dilaida dijo...

Y son partidos católicos, apostólicos y romanos ¿me equivoco?
Bicos

angelsmcastells dijo...

Una gran entrada, Rafa. El fascismo se caracteriza por su desprecio hacia las mujeres, al tiempo que las utiliza (y a veces incluso hace a alguna de ellas portavoz de su indignidad). Un abrazo fuerte!

Dean dijo...

Siempre que hay problemas económicos se mueren del susto los ricos y lo único que buscan es proteger su dinero; mientras este sistema se mantenga seguiremos viendo casos como estos.
Un saludo.

Felipe dijo...

Por desgracia estas ideas contra el otro,contra el no igual(xenofobia y racismo) se están extendiendo por todo el continente europeo de forma alarmamnte y en escaso tiempo.

La izquierda debe redoblar sus esfuerzos y lanzar un mensaje claro y alto en que la condena de estas actitudes sea implacable y sin solución de continuidad porque no se puede permanecer ajenos ante tanta la indignidad.

Un mensaje que cale en la ciudadanía y la ponga en el espejo de los despropósitos.

Al fin y al cabo,forma parte de su acervo y de los derechos humanos de la persona.

No valen campañítas light.Es firmeza en el mensaje y actos de repudio.

Rafa,el asunto daría para mucho.Ésto es un simple comentario.

Saludos y gracias por tu constante denuncia.

Genín dijo...

Un pais tan materialista como lo es Suiza, de siempre, le pega la derecha, claro y la cabra al monte tira, en Suiza y aquí...
Salud

Martine dijo...

El "chivo expiatorio" desde tiempos remotos se ha buscado una etnia, una colectividad, una persona, para achacarles todos los males sufridos, apelando a los más bajos instintos humanos y a su ignorancia, también..

Estamos" padeciendo", aquí, una campaña electoral puramente demencial de despropósitos.. apelando a estos y otros instintos, pocos se salvan.. huelga decir que el partido en que milito no lo ha hecho..

Del machismo... se podría hablar largo y tendido, el de los actos, de las palabras, ofendiendo gravemente a la(s) mujere(s).. Tantísimas cosas..

Triste panorama, y de Suiza.. ya .. uno de los últimos Países que en Europa permitió el voto a la mujer..

Besos, muchos Rafa..

María dijo...

Mujeres, extranjeras, mayores, y seguro de izquierdas y ateas.
Suiza país de xenófobos.

Besos

RGAlmazán dijo...

Txema, seguro.

María Jesús, vamos hacia el australopitecus. Bicos.

No te equivocas, Dilaida, son la Democracia Cristiana, la misma que tenía conexiones con la mafia en Italia. Bicos.

Así es, Àngels, tú y yo que lo hemos vivido, lo sabemos bien. Recuerda la Sección Femenina que su lema era: La mujer es el descanso del guerrero. Petons.

Dean, sí y echan la culpa a los inmigrantes.

Felipe, es verdad que da para mucho. Y la izquierda está dando mensajes débiles. Tiene miedo.

Genín, en Suiza la cabra tira a Los Alpes.

Pues sí, Martine, la campaña catalana es muestra de que también hay clara xenofobia también en Calaluña. Bisous

María, Suiza es un país xenófobo por excelencia, a pesar de que socialmente esta avanzada, gracias en parte a los inmigrantes.

Salud y República

Neogeminis dijo...

Si la campaña se monta con postulados e imágenes similares no cabe duda que los susodichos son tal cual lo cuentas: xenófobos y machistas recalcitrantes!...qué vergüenza!


Saludos.