06 noviembre 2010

La otra mejilla del gobierno

Pues sí señores, antes de llegar a Santiago, sin aterrizar, el gran Benito XVI ha criticado al gobierno y a la sociedad española. Este buen señor –por decir algo— ha cargado las tintas diciendo que en España hay un anticlericalismo similar al de la II República.

Desde luego no me sorprende la actitud de Benito XVI, sin embargo, si que me sorprende la absoluta pasividad y la disculpa que desde el gobierno --ese que mantiene a la Iglesia católica española con nuestros impuestos-- se ha hecho a estas declaraciones.

Por cierto, que el viaje del Papa parece que no ha tenido el éxito esperado. Se esperaban 200.000 personas, y todos los hoteles, restaurantes y comercios que han abierto 24 horas, ven que esos beneficios comerciales, que dicen que iba a traer el Papa, han quedado en aguas de borraja. financiacion iglesia

Y eso que han venido autobuses de toda España 300 –se esperaban 1.200—, que al acto han llegado más de trescientos periodistas y que eran 6.000 los policías que han venido para cuidar de la seguridad, que el séquito del Pontífice era de cien personas y que entre el público había curas, frailes y monjas para aburrir; sólo para ayudar a misa había 500 sacerdotes. Hoy las pantallas colocadas en algunos puntos, como en el Parque de la Alameda para presenciar la llegada y la misa del jerarca, no han tenido clientela. Una parafernalia montada para el fracaso.

Está claro que la religión católica vive horas bajas en España, y eso a pesar de que todavía beben de las ubres del Estado, y no poco.

A pesar de la Iglesia, del gobierno claudicante, de la oposición meapilas, la realidad es la que es: este país está dando pasos hacia el laicismo, que no es lo mismo que anticlericalismo, y contra los privilegios que tiene la Iglesia católica.

En resumen, un viaje poco exitoso, con gastos excesivos pagados por el contribuyente. Un gobierno cobarde y una Iglesia que muerde la mano que le da de comer. El mundo al revés, aquí es el gobierno quien pone la otra mejilla. Eso sí, jugando con pólvora ajena, del contribuyente.

Salud y República

17 comentarios:

Martine dijo...

Más que mejilla, es la nalga lo que pone, porque más bajadas de pantalones ya no puede ser...

Y con el erario público toda esta parafernalia...

¡Viva el laicismo!

Besos,Rafa, muchos..

Felipe dijo...

Si este gobierno tuviera agallas ya tendría que haber salido a la palestra para decirle a Ratzinger que sus palabras sobre la situación actual y la II República son repugnates.

La dignidad de todos los españoles,creyentes y no creyentes, la debe defender el Gobierno.Y como no va a hacer nada, este gobierno carece de altura moral.

Personalmente agradezco a Ratzinger que haya desenfundado porque así ya sabrán todos los españolitos con quien nos estamos jugando/dando los cuartos.

Saludos

mariajesusparadela dijo...

Ayer anduvieron a bofetadas con la gente porque "mas vale prevenir que lamentar".
Los residentes en Santiago aun no han salido de su asombro: la ciudad tomada por la policía.

Líster dijo...

Ya que parece que a Benedicto XVI le encanta novelar la historia contemporánea de la España de los años treinta, se me ocurre transcribirle un delicioso pedazo de "Riña de gatos. Madrid 1936", una maravillosa novela de Eduardo Mendoza, que este viernes salió a la venta:

"Mire, Padre, la gente no quema iglesias y conventos sin ton ni son. Nunca han quemado una taberna, ni un hospital ni una plaza de toros. Si en toda España el pueblo elige quemar iglesias, con lo que cuestan de prender, por algo será."

Pues eso, por algo será... A ver si de esta forma, al menos, se le pega algo de su valor literario al Santo Padre, ya que de la capacidad de análisis histórico de Bendicto, no creo que se pueda esperar gran cosa.

Amen.

http://lister-lageslos.blogspot.com/2010/11/un-mundo-raro.html

Dilaida dijo...

Y a pesar de todo... en la tele que pagamos todos los gallegos, a Galega, siguen diciendo que fue un éxito y sale el Gaseosas (lease Feijóo) hablando del éxito.
Esto es vergonzoso.
Bicos

Dean dijo...

La viñeta es genial. Todo lo que apunas lo suscribo en su totalidad, pero hay que ver el lado bueno de las cosas, si no hubiera venido no hubieramos visto la realidad de la religiosidad española, se les acabó el cuarto de hora; y eso que falta la visita a Barcelona, donde no le espera nada bueno al cura rico ese.
Un saludo.

Genín dijo...

A lo mejor el Benito tiene razón y el anticlericalismo es un hecho...
¡Que bien!
¿No?...jajaja
Salud

Jorge Sánchez dijo...

Ya tenemos candidatos al "podrido" de noviembre.

Daalla dijo...

Aunque has utilizado muy acertadamente la imagen de "la otra mejilla", la verdad es que pienso, como Martine, que más bien nuestro gobierno se deja dar por donde amargan los pepinos. En un país aconfesional donde la religión católica sigue chupando del bote como en sus mejores tiempos, no es de recibo que venga el Papa a decirnos que somos tan anticlericales como en la II República. Eso es de escándalo, pues aparte de confundir anticlericalismo con laicismo son palabras que sí reabren heridas como les gusta tanto a los de la derecha decir.
Calladico tendría que estar, él que tiene un pasado en las juventudes hitlerianas y un presente lleno de curas y obispos pederastas y corruptos...
En fin, después de ver que había más policías que asistentes a los actos, me queda un sentimiento más bien de alegría que de enfado. Algo se mueve, espero...
Salud y República

javi dijo...

Sería bueno que saliesen los datos del aparatito ese que tiene la Agencia EFE para contar manifestantes, y aplicando el mismo rasero que a las concentarciones de izquierda.

España no es anticlerical, simplemente la gente pasa de la iglesia, no hay mas que ver las actitudes de esta para saber el porqué.

Con las palabras de B16 ¿que quiere decir? ¿que tiene que haber otra sublevación militar como entonces?

El Pinto dijo...

Quienes ahora y siempre manifiestan más cercanos al Santo Padre, son los mismos que desatienden, cuando por ejemplo, pide clemencia ante las penas de muerte, decretadas por el régimen totalitario de un Caudillo, que acuñó serlo, “por la gracia de Dios”, o más recientemente se manifestara contrario a una guerra ilegal.

yraya dijo...

Pues por lo poco que he oido aquí en Barcelona tampoco ha sido todo lo fulgurante que se pensaba que iba a ser con el paso de la "estrella" será que ya está llegando al ocaso.
Saludos

severino el sordo dijo...

Que es lo que le causa tanto temor al gobierno,a este paso hemos de ver al gabinete al completo procesionar,siempre suele hablar el que mas motivos tiene para guardar silencio,silencio que guardaron en otras oscuras epocas en las cuales el anticlericalismo no dominaba,saludos.

Isabel Romana dijo...

Pues si se han llevado una sorpresa (los gallegos y los catalanes) no será porque no ha habido avisos previos: en el famoso viaje de Benedicto XVI a Valencia, se esperaban más de 1.000.000 de visitantes (es que aquí vamos a lo grande) y no llegaron ni a la cuarta parte. Bares, hoteles, taxis, etc. se quedaron con las pre y provisiones hechas y toda la mercancía y el tiempo para tirar. Y eso que aquí aún no sabemos cuánto costó la visita, aunque sí se ha demostrado que la TVV Canal 9 se gastó nada menos que 15 milloncejos de euros, más 12 la Fundación de la Familia, y no se sabe cuántos más otras instituciones: Ayuntamiento, Generalitat, Diputación... Que si a unos les ha costado un ojo de la cara, a nosotros nos ha costado la cara entera y aún el hígado, los riñones y los pulmones y eso que aún no hemos terminado de pagar. Pero además, este señor siempre viene cuando hay elecciones a la vista ¿o no?
Un abrazo muy fuerte.

Martine dijo...

Auf niemals sehen Herr RatSSinger!

Re-Besos, Rafa!

Líster dijo...

Parce que el concepto "aconfesional", tras más de 30 años de constitución es completamente insuficiente para que jerarquía católica entienda algo tan básico como el respeto a la soberanía popular y para que esta democracia sea algo más digna de su nombre. Es lo que tienen la hipotecas no resueltas de la transición. El peor problema no es que el portavoz del Vaticano reste importancia a las declaraciones y se quede tan ancho y que el Papa se vaya de rositas, sino el hecho de que esto sea "la normalidad".

Esto no se arregla hasta que no se acometa una verdadera reforma laica del estado.

http://lister-lageslos.blogspot.com/2010/11/ratzinger-templando-y-mandando.html

Manuel dijo...

Soy católico militante y practicante y no me extraña que haya gente que se vuelva anticlerical con la política que hace Roma desde hace siglos y la deplorable Conferencia Episcopal Ibérica y con las diarreas cerebrales verbalizadas de los papas.