30 junio 2010

Burkas, putas, monjas y oportunistas

Mi admirado amigo Antonio Aramayona ha vuelto a dar en el clavo y decir lo que yo también pienso al respecto sobre el burka y el niqad. Y es que ha sabido juntar en su análisis certero todos los ingredientes de la tostada, o sea la religión, la mujer y el machismo.

Y como lo explica muy bien, aquí les dejo con su artículo, para mí, una visión certera de la cuestión:

Vaya por delante que el burka y el niqab me parecen una aberración. He visto un burka una sola vez, y asusta, a la vez que duele por la mujer que está debajo. Sin embargo, hay muchas otras prendas y situaciones aberrantes de mujer que también producen sobresalto. Por ejemplo, las 80.000 prostitutas que trabajan en unos 4.000 burdeles controlados por la mafia, que mueven más de 18.000 millones de euros al año en España. Alicia Sánchez-Camacho, senadora del PP, presidenta del partido en Cataluña y candidata en las próximas elecciones catalanas, encabezó hace poco más de una semana una moción presentada en el Senado por el PP (aprobada después con los votos de CiU y UPN) que insta al Gobierno a que prohíba el uso del velo integral (niqab y burka) en cualquier lugar público. El PSOE y los demás grupos presentaron un texto alternativo que no propone prohibir, sino "erradicar" el velo integral. En esa disputa entre primos hermanos, ganó la prohibición.

Seguramente, se ha armado tan tamaña polémica solo sobre el burka y el niqab por proceder de donde proceden, y en el caso de la prostitución se mira hacia otro lado porque se trata de rumanas, rusas, paraguayas, brasileñas, nigerianas, y el machismo nacional las encuentra más "tolerables". Seguramente, los grupos políticos se están apresurando a subir al tren del populismo electoral ayudados por el tema de "lo musulmán", al igual que en Suiza fue todo un chollo político en su día la prohibición de los minaretes en sus ciudades. Dicho esto, repito, el burka es una pavorosa aberración…     Seguid leyendo

Vale la pena leerlo completo y si les parece, lo comentan.

Salud y República

15 comentarios:

Antonio Rodriguez dijo...

Pues salvo en lo de aberración, el resto de su argumentación no me parece correcta. Y sobre todo hacerlo con las monjas o quienes, hombres y mujeres, se ponen una capirote para salir en proceción.
Para mi el vestido de una monja es asimilable a cualquier uniforme de trabajo. Ser cura o ser monja es una profesión elegida libremente por las personas. Hombre y mujeres entran en religión y aceptan voluntariamente una uniformidad que compete a los dos sexos, pero casualmente el burka solo compete a uno de los sexos, al más debil.
Y compararlo con ir con un capirote en una procesión, es de nota. Primero porque lo hacen temporalmente y libremente hombres y mujeres y en el caso del burka, repito compete solo a las mujeres, desde mi punto de vista sin libertad de elección y es una manifesfación de la represión de un sexo hacia el otro.
Hoy tenía ya pensado escribir sobre este tema y lo he hecho sin haber leido antes tu entrada, mis opiniones son distintas y vienen acuento de una campaña de AI se llama: Amnistía Internacional se equivoca
No obstanten estas pequeñeces que no diferencian no son nada con lo que tenemos en común tu y yo.

Salud, República y Socialismo

Genín dijo...

No sabia yo que había tanta gente que pagaba por follar, con razón hay tanta puta...
En cuanto a los trapos, yo soy de la opinión que cada quien se vista como le de la gana...
Salud

Ciberculturalia dijo...

La maravilla del debate es poder discutir sobre los temas desde diferentes y a veces opuestas miradas.

Como ambos sabemos en este caso no coincidimos y la equiparación que hace Antonio Aramayona con el "uniforme de las monjas" es por klo menos demagógogo. También su argumentario es falso.

El burka es un signo de represión mirese como se mire y exige tolerancia cero desde una visión femenina y feminista. El que la derecha lo utilice como símbolo electoralista es otra cuestión que nada tiene que ver con el atentado que supone su utilizción por parte de las mujeres musulmanas.

Comprendo que se está utilizando por unos y por otros partidos para su confrontación. Eso es ajeno al discurso feminista en defensa de la dignidad de las mujeres y a su libertad de elección.

Seguro que allá por agosto mediados tendremos ocasión de seguir debatiendo tal y como nos gusta.

Con mi cariño de siempre y me rechazo total al burka sin ninguna concesión, se despide una madrileña muy radicalizada en este tema.

Besos tempraneros

Txema dijo...

Pues yo estoy un poco de acuerdo con Antonio Rodríguez aunque matizaría.

A nadie se le obliga a salir con el hábito de una cofradía en Semana Santa. Es un acto voluntario que nos podrá parecer mejor o peor, pero es una decisión personal.

Pero equiparar el hábito de las monjas con un uniforma me parece excesivo. Aunque en realidad también es un acto voluntario, porque se acepta el el momento en entrar en una orden religiosa y sólo obliga a sus integrantes y no a todos, pues muchos prescinden de él. Tengo dos tías monjas y jamás las he visto con hábito.

La burka: es inadmisible porque quien lo lleva no puede decidir libremente usarlo o no. Es impuesto por una sociedad que desprecia a la mujer y la considera peligrosa y de segunda clase.

No es ciudadana libre, es objeto. Por tanto nada que ver con lo anterior.

Pero, dicho esto, es cierto que algunos usan esta cuestión para sacar provecho electoral y movilizar sensibilidades sobre un tema que en España no supone un gran enfretamiento, hasta ahora.

Porque quienes se escandalizan ante la burka se mofan de la mujer en otros terrenos como el laboral, el sexual y el familiar.

Sobre el trabajo sexual digo lo mismo, si no es como consecuencia de una explotación mafiosa y es elegido como un medio de vida de forma voluntaria, nada que decir.

El caso es que el tema es muy polémico como dice Carmen con sentido. Me parece que vamos a estar muy en desacuerdo unos con otros. Jejeje.

venga chicos y chicas, un saludo a todos

fritus dijo...

Hola a todos, coincido con todos en que es un tema polemico...

Yo, por mi parte, quiero dejar claro desde el principio que estoy de acuerdo con que la imposición del burka es una forma infame de coacción y de anulacion de los derechos de la mujer.

Pero no creo que el camino sea criminalizar a las mujeres que lo lleven, que son victimas ( no olvidemos que tanto las sanciones penales como administrativas son estrictamente personales) sino hacer todo lo posible, desde los poderes públicos, para la integración del inmigrante...

Solo un comentario...en Ibiza, que es una isla,( lo cual es muy significativo respecto de la conservación de costumbres atavicas y ancestrales) hace 60 años cualquier mujer que hubiese superado la adolescencia iba cubierta con un pañuelo muy parecido al velo islámico , ( ojo, que he dicho velo, no burka) y encima, un amplio sombrero de paja ( amen de manga larga , pañuelo al cuello y falda larga hasta los tobillos) ....en la segunda mitad del siglo xx esas costumbres desaparacieron pualatinamente por el contacto con el turista de fuera , ya fuera guiri europeo o de una gran ciudad española....fue el aeropuerto y sus aviones cargados de turistas ,y los barcos cargados de turistas diariamente , los que mataron el atraso...

Por supuesto, no somos superiores a los de la ribera sur del mediterraneo. Solo les llevamos 60 años de ventaja en liberacion de costumbres...

Creo que la intención última de las prohibiciones es ganar votos para las próximas convocatorias electorales...y no luchar contra un problema de orden público existente, hoy por hoy, en España.

Se da la circunstanccia de que hoy, en el estado español, hay mas ordenanzas municipales prohibiendo el burka/nihab que mujeres que lleven burka o nihab. ( ojo que hablo de burka/nihab y no de velo) ...y para ilustrar con una foto con burka,los periodicos españoles han tenido que recurrir a imagenes suministradas por agencias internacionales de prensa.

....Quizas la prohibicion lo que hace es torpedear un proceso de integracion que ha de durar decadas, y que, sin querer pecar de optimista, no va del todo mal

Mas politicas de integracion desde los poderes publicos, y menos prohibiciones.

Salud.

RGAlmazán dijo...

Sabía que este tema iba a levantar polémica, pero de eso se trata también.

Pues Antonio y Carmen, discrepamos, puedo entender lo del capirote como exagerado, aunque aquí muchos han argumentado que es por cuestiones de seguridad, menos identificado que alguien que lleva un capirote es difícil. Y muchas hermandades, quizá la mayoría, no admiten a mujeres como miembros (o miembras). Y lo de las monjas no lo veo así. Para mí muchas no son libres eligiendo esa profesión y menos para ponerse el hábito. Es una cuestión cultural y religiosa.
Lo que de ninguna manera puede ser, a mi juicio, es que se haga política barriobajera desde la derecha y también en algunos casos desde el PSOE y se esconda tras la prohibición signos de racismo.
En España, por mucho que nos empeñemos no hay burkas y hay sin embargo varias normativas que lo prohiben.
Ayudemos a esas mujeres a concienciarse y no a hacerlas víctimas de un problema que les es ajeno. Por ejemplo, se podía penalizar a países, donde la mujer está claramente discriminada, en las relaciones comerciales y exigir políticas de igualdad. Pero al final nos quedamos en el burka y poco más.
Si se trata de luchar a favor de la mujer, decidme que se gana prohibiendo una prenda que no se usa aquí.
Y amigos discrepamos en pocas cosas, y así también es divertido. Así es que un abrazo Antonio y un beso Carmen. Por cierto, Carmen, en Agosto nos veremos... jajaja.

Txema, es un acto voluntario pero no me dirás que a efectos de seguridad el capirote, para esos que siguen ese criterio, no es un peligro, y hay miles de capirotes y todavía la gente está buscando burkas.
Has tenido suerte con tus tías. Yo tengo una cuñada y lleva un hábito de la cabeza a los pies, apenas se le ven los zapatos. Y bien sabes lo discriminadas que están las monjas en la Iglesia Católica. Y efectivamente, Txema, muchos que se escandalizan del burka --que no existe en este país-- luego maltratan a las mujeres y las discriminan. Por lo tanto, mientras que Carmen y Antonio lo atacan desde un problema de machismo y eso es verdad, muchos otros esconden detrás un tufo racista de mucho cuidado.

Fritus tu enfoque me gusta y estoy de acuerdo con él.

Qué barbaridad, cuánta discrepancia sana.

Salud y República

Txema dijo...

A mí me ha gustado lo que dice Fritus.

Y Rafa, estoy de acuerdo contigo en varios puntos y algo menos en otros.

Es cierto que impidiendo la burka se criminaliza a las víctimas, con lo que se las convierte en víctimas por partida doble.

Reducir esto sólo a un tema de machismo o de seguridad me parece peligroso porque lo puede usar la derechona para presentarse como adalid de la defensa de las mujeres o del orden con este pretexto.

Si embargo, no dice nada de otro tipo de violencias como es el caso de su persecución del aborto que tampoco es obligatorio.

Qué quiere en realidad? aprovechar el rechazo genenralizado al islám para pescar el rio revuelto.

Ahí es donde no podemos hacerles el juego.

Y ¡viva la polémica que ha originado este tema!

saludos

Felipe dijo...

Polémico asunto.Muy polémico.
Estoy totalmente en contra de la utilización del burka por la mujeres porque no lo hacen libremente,desde su propia voluntad.Y ello ya de por si es muy grave porque se está atentando contra un derecho fundamental irrenuncible:la libertadde la persona humana.

Ninguna mujer musulmana elige el burka como atuendo desde su voluntad y su libertad y sí lo hace por motivos "esclavistas" religiosos y machistas.

Es muy distinto al hábito de la monja o el cura ya que su libertad es enteramente respetada.Cualquier cura o monja que utilice el hábito lo hace con plena conciencia volitiva.Si no quisiera nadie,absolutamente nadie le obligaría aunque tuviese que dejar su profesión religiosa.

No podemos y ni debemos caer en la garras electorales del PP porque eso es otro asunto.

Decididamente a favor de la libertad de la persona lo que significa amparar la voluntad de todos los seres humanos en su forma de pensar y vivir.

Saludos

Dean dijo...

Pues claro que es oportunismo puro y duro, además son iniciativas que tendrían que venir desde la izquierda, a pero ¿y dónde está la izquierda?
En Italia quieren seguir con la libertad de poner crucifijos en escuelas y sitios públicos, aquí harán lo mismo para asegurarse el voto de las cofradías Andaluzas y de las viejitas que van a misa los domingos, siempre oportunismo electoralista, por eso da tanto asco la política en un país donde es casi imposible que pueda llegar al poder alguien que no sea del club.
Un saludo.
Un saludo.

Neogeminis dijo...

A ver...partiendo del hecho que , como a todos, la imposición del burka me parece aberrante, como lo es cualquier situación en que se subestime a la mujer, creo que el camino de la prohibición puede ser contraproducente. No creo que se deba impedir determinada forma de vestir, simplemente coaccionar sobre ciertas situaciones extremas. Llegar a presuponer que una persona (de cualquier religión) es libre o no de decidir sobre si usa determinado hábito o vestimenta es avanzar en un terreno personal que no le debería competir al Estado. En todo caso será la misma sociedad la que deberá ir manifestándose en los valores que se irá auto imponiendo (el caso que citan en algún comentario anterior sobre la variación de costumbres en las vestimentas en Canarias es un claro ejemplo). Ahora, lo que creo que no se debe permitir es que alguien vaya con el rostro cubierto. Eso atenta contra la seguridad del resto y el derecho a la libre comunicación entre personas. No caben medias tintas.
En cuanto a intentar disminuir la importancia de un tema comparándolo con otro semejante, creo que no es buen recurso. El burka y la prostitución forzada son dos asuntos independientes que sólo tienen en común (y en parte) el sometimiento de la mujer, pero no mezclemos. Accionar sobre uno no quiere decir negar el otro, y viceversa.
Sobre la rentabilidad política que se quiera obtener de estos temas...pasa siempre y cada cual sabrá interpretar la mezquindad de los políticos a los que favorezca con su voto.
Es cierto que en los temas más polémicos el debate es enriquecedor y es imprescindible. Aprender a valorar el punto de vista sel disidente es prueba de madurez política...y en este blog veo que se da.


Un abrazo.

__MARÍA__ dijo...

Jo, puñetas asás!!!
Me "jarto" de escribir y don juan firefox me dice: "oops...que no se puede publicar lo que has escrito"
¡Cachis!
En resumen que no me gustan los uniformes por imposición...
¡Qué coraje, con lo bien que me había yo explicado!

Besos

RGAlmazán dijo...

Felipe, discrepamos. Yo no creo que se solucione el problema de la repugnante discriminación, que es de lo que se debería tratar, prohibiendo el burka.

Pues sí, Dean, son oportunistas que hoy usan el burka para sus fines, ayer fue el estatuto, mañana... Todo por la patria.

Mónica, para empezar en España no hay burkas, se está creando un problema donde no existe. Y sí, es distinta la prostitución, pero muchos de esos que critican a las que llevan velos (afortunadamente no es el caso de los comentaristas de esta casa) están contentos o se callan cuado ven mujeres enseñando los pechos y más por la calle o por los parques públicos, obligadas. Se ve que eso no hiere su sensibilidad y no merece ser tratado como discriminatorio (hablo de trata de blancas, mafias que hacen a extranjeras prostituirse).

Salud y República

Antonio Rodriguez dijo...

Rafa el tiempo en que las viudas jovenes, las "deshonardas" o las eternas solteronas, por poner algunos ejemplos, eran ingresadas en los conventos por sus familias acabó por suerte hace mucho tiempo. Por lo que yo no me creo que en la España de hoy alguién ingrese en un convento forzada aunque eso no quiere decir que no haya alguna excepción.
Que la iglesia margina a sus mujeres, eso no hay quien lo niegue, pero en todo caso cuando alguien acepta libremente su marginación es su problema. El burka por el contrario es una absoluta discrimínación y un atentado contra la dignidad de las mujeres, que es impuesto por sus maridos, padres o hermanos.
Salud, República y Socialismo

Antonio Rodriguez dijo...

Se me olvidó una cosa. Tu recordarás que hace muchos años en los hospitales públicos existían congregaciones de monjas que vivían en los hospitales y ejercían de enfermeras vistiendo el hábito en lugar de un uniforme, pués bién al final las obligaron a que volvieran a sus congregaciones y ponerse el uniforme si querian seguir trabajando en los hospitales.
¿era eso una discriminación? Yo pienso que no, simplemenente que en los lugares públicos las manifestaciones religiosas deben quedar fuera.

jeriko dijo...

No sabia que el error de la prostitucion justificaba el error del burka, en muchos paises, se prohiben prendas que se "consideran nocivas" para convivencia, a fin de cuentas hay que asegurar que todos podamos vivir, por ejemplo en alemania nadie la permiten ir con una esvastica y las niñas en francia no pueden ir con el velo, y creerme en esos paises, los inmigrantes estan muchisimo mas integrado.

¿o es que estamos en contra de los inmigrantes se integren en la sociedad?