18 junio 2010

José Saramago, por encima de escritor, persona.

Dicen que los volcanes de Lanzarote están llorando. Que Timanfaya está de luto. Y no me extraña. Acabo de enterarme, no me lo esperaba. Sabía que tenías problemas de salud, pero ¿cómo se puede esperar que alguien como tú muera? Siempre recuerdo que un amigo mío dice que hay personas que no se tenían que morir, y tú eras uno de ellos.

No valen excusas, tus obras seguirán pero tu no estarás para ayudarnos a entender este mundo difícil. Acabo de escuchar un corte tuyo en la televisión, donde hablas de que has tenido una vida larga y que la has llenado sin saber cómo. Te lo digo yo: con humildad, con sencillez, con compromiso, con tus escritos, luchando contra el pensamiento único. Con tu Idealismo y tu literatura. Saramago

En una ocasión viniste a Rivas y charlamos diez minutos, fueron suficientes para sentirte cercano, humilde, sereno y comprometido. Como uno más.

Tu vida no ha sido vana. Quizá seas un caso único, porque somos muchos los que sentimos, por encima de tu obra, tu ausencia. Somos muchos los que por encima de un premio Nobel, de un escritor magnífico, echaremos de menos a la persona, al ser humano.

Perdona si esta pequeña misiva no está a la altura de las circunstancias, pero habrá ocasión de recordarte sin tanta prisa, con más temple y serenidad. Ahora, sólo se trataba de dejarte un mensaje sentido.

Elegir entre tu obra un título es difícil, muy difícil. Tus novelas son redondas, pero las que sin duda más me han llegado son: Todos los nombres, El año de la muerte de Ricardo Reis y Ensayo para la ceguera. Aunque he disfrutado con todas ellas.

Por tu vida, por tu ética, por tu lucha, por tu obra, por ser como has sido, por tu ejemplo, sólo puedo decir: Gracias, compañero.

Salud y República

20 comentarios:

Felipe dijo...

Se va un gran hombre y un eterno luchador

¡Hasta siempre!

àngels dijo...

Hoy me siento especialmente estafada... Siempre recordaré como un gran sinsentido el momento en que me enteré que Saramago había muerto... Un abrazo!

Dilaida dijo...

Se ha ido un GRAN HOMBRE, coherente, sencillo, con las ideas claras y GRAN ESCRITOR.

allmaacuariana dijo...

Un buen homenaje a un grande, y lo has descrito muy bien.Te sigo leyendo, y coincido en tus criterios de otras entradas.SALUD Y REPUBLICA!!!!

Domin dijo...

Creo que todos compartimos tu entrada. Salvo por la suerte que has tenido de poder hablar con él.

Aunque, pensándolo bien, los que le hemos leído ya pasamos buenas horas a su lado.

Diego Fernández dijo...

Descansa en paz, maestro.

__MARÍA__ dijo...

Estábamos comiendo y hemos brindado por la vida tan apasionante que ha tenido y cómo ha sabido en sus libros dar en el clavo.
El último libro suyo que leí ha sido Caín, recomiendo su lectura.
Y nada, lo que pienso siempre que muere alguien tan valioso: "con la cantidad de hijoputas que hay vivos..."
Si alguien se molesta por el taco, disculpas.

Besos

javi dijo...

Se van a hechar mucho de menos sus palabras y sus escritos.

Ciberculturalia dijo...

Muchos lloramos hoy su pérdida. Un hombre excepcional en todos los sentidos. Solidario, comprometido, simpatico, nada prepotente y ya como remate... un literato extraordinario.
Una pena.

Un beso

Selma dijo...

Envidio tu talento para despedir a esta Gran Persona, Amigo de las causas justas y de los desfavorecidos...Nos lega sus Obras y sus Ideas, comparto las segundas y me volveré a submergir en las primeras, este verano.

Y envidio que tuvieras el inmenso privilegio de conocerlo..
Un beso Rafa, algo más triste, si cabe, esta noche..

neptuno28 dijo...

Necesitamos muchos Saramagos don Rafael, muchos.

De él me quedo con esto: "El Señor ordenó a Abraham que sacrificase a su propio hijo, como quien pide un vaso de agua si tiene sed, lo que significa que esa era su costumbre, muy arraigada. Lo lógico, lo natural, o lo simplemente humano, sería que Abraham hubiese mandado al Señor a la mierda".

Tenemos tantas cosas que mandar a la mierda, que necesitamos muchos saramagos.

Adiós maestro.

Un triste saludo DESDE y POR la izquierda.

Txema dijo...

Tu amigo tiene razón. Saramago no ha muerto, porqe no puede morir, sólo se ha cambiado de domicilio y nos espera.

Un fuerte abrazo en este día tan poco propicio para la literatura y para la libertad.

mariajesusparadela dijo...

Comprometido y coherente.
No hay palabras.

Montse dijo...

No se ha ido del todo, siempre permanecerá en nuestro recuerdo gracias a su obra y a su ejemplo. Como él dijo, "escribo porque no me gusta el mundo donde estoy viviendo", su vida fue un ejemplo de lucha denuncia contra la injusticia. Un ejemplo de coherencia. UN EJEMPLO.

Um abrazo, Montse.

PD: No es que te haya abandonado, es que no dejan de tocarme los huevos en el trabajo, (y no los alumnos, conste)

Cris dijo...

Un escritor brillante y una gran persona, se sentirá su falta... nos queda su obra, que no es poco.
Saludos.

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.