24 junio 2010

Tres mil defraudadores bien tratados

Estos días de atrás, la administración francesa consiguió un disquete del HSBC en Suiza donde figuran, además de otros miles de europeos, unos tres mil españoles que tienen depositados, fraudulentamente, entre 8.000 y 10.000 millones de euros, en ese país.

En primer lugar, hemos de agradecer a la administración francesa que haga los deberes que debería hacer el gobierno español, inútil total en el tema de desenmascarar a los defraudadores. En segundo lugar, comentar que la actuación de la Hacienda española es absolutamente discriminatoria. En este caso, cuando se trata de millonarios y de fortunas inmensas, les han dado un plazo de unos días para que pongan sus cuentas en orden.Fraude fiscal Por lo tanto, se les está tratando como si hubieran cometido una simple falta administrativa, cuando según el código penal es un delito si la cantidad es superior a 120.000 euros, castigado con una pena que va de uno a cinco años de cárcel.

Sólo en el caso de que no arreglen su situación en ese plazo se les considerará delincuentes defraudadores. En resumen se les está aplicando la misma vara de medir que si cualquiera de nosotros nos retrasáramos en presentar la declaración de la renta. El recargo, una multa y el pago de la cantidad que corresponda. Total, la misma falta que si se presentara la declaración de la renta el 1 de julio, en vez del 30 de junio. Una vergüenza que además sienta un precedente.

Todos los millonarios timadores fiscales saben, de ahora en adelante, que para no cometer agravio comparativo, si les pillan sus cuentas en las Islas tal o en Luxemburgo o en cualquier paraíso fiscal, no les aplicarán la ley sino una especie de amnistía fiscal, que convierte su grave delito en una falta administrativa. Y eso, suponiendo que le pillen desde la Hacienda española  –recordemos que ha sido la Hacienda francesa la que ha descubierto el pastel—, que no parece muy entusiasta en levantar la liebre. Pensemos que España es el país con más economía sumergida (se estima el 23%) de Europa.

En fin un ejemplo más de que nuestra querida administración actúa con dureza con los débiles y con debilidad ante las grandes fortunas.

¿Se imaginan ustedes si el objetivo fuera recuperar todo el dinero que ilegalmente está depositado en paraísos fiscales, cuál sería nuestra situación? Probablemente seríamos la envida de Alemania, y no quiero exagerar. Mientras tanto, seguimos siendo el culo de Europa. Y ya acostumbrados a sacarle el dinero a los débiles, ¿para qué cambiar?

Salud y República

10 comentarios:

mariajesusparadela dijo...

Con ese dinero (parte del cual seguramente habrá salido de nuestros bolsillos) asegurábamos las pensiones de por vida y evitábamos gran parte de lo que está pasando.

Antonio Rodriguez dijo...

Pues con lo que puede cobrarle Hacienda a esos tiamdores, entre 3 y 4000 mil millones, bien podría el Gobierno revisar su politca de ajuste.
Salud, República y Socialismo

Felipe dijo...

Si se recaudase todo el fraude fiscal del que es consciente el gobierno se eviatría muchos de los males económicos que acucian a esta país,así como con la economía sumergida.

El Gobierno lo sabe y es muy consciente,sólo que no actúa porque no le da la real de la gana.

En cuanto a estos defraudadores no son incompatibles la exigencia fiscal de ponerse al día con la Hacienda Pública y la comunicación a la Fiscalía.

Pero no,se les trata con guante de seda y se les dice que sean buenos chicos.

Y lo que más cabrea es que haya tenido que ser Francia la que haya destapado este pufo.

Abrazos

Txema dijo...

El problema del gran fraude fiscal de este país es muy serio, pero en este asunto como en otros muchos ZP, no actúa o, si lo hace, es forzado por las cicunstancias.

En fin, que se le viene pidiendo desde hace tiempo que haga algo con este asunto y lo va dejando hasta que se pudra. Lo mismo de siempre con este tipo.

saludos

javi dijo...

Y eso es solo la puntita del iceberg. Si hacienda se dedicase a investigar todo el dinero oculto en paraisos fiscales, les saldría más rentable que machacar a los ciudadanos de a pie.

Si eres millonario ya sabes, defrauda lo que quieras, si no te pillan eso que te ahorras y si te pillan no pasa nada.

Isabel Romana dijo...

El tema del fraude fiscal nos escuece a todos, y mucho. A éste que señalas, yo añadiría otro, generalizado en algunas áreas de la comunidad valenciana y, supongo, en muchas partes de España: el trabajo sumergido. Hay cantidad de gente que cobra del paro y trabaja bajo manga; que cobra la pensión y trabaja bajo manga; que está de baja y trabaja bajo manga. Y claro, hay cantidades de empresas que contratan a esas personas porque así se ahorran la seguridad social, no declaran a hacienda porque pagan con dinero negro y, desde luego, no pagan despido. Eso es una pescadilla que se muerde la cola: el pensionista o jubilado dice que cobra una jubilación de asco y que por eso tiene que hacer trabajo sumergido; pero se olvida que durante años ha cobrado en dinero negro y no han declarado ni él ni su jefe todo lo que debían. Y claro, así la pensión es peor...
En fin, con esto lo que quiero señalar es que la corruptela, en mayor o menor escala, está instalada en nuestra sociedad y que lo tenemos crudo si no logramos concienciar a la sociedad en su conjunto de que todos, los multimillonarios y los trabajadores, hemos de hacer un esfuerzo por contribuir según lo que a cada cual nos corresponda.
Dicho ésto, está claro que cuanto más ricos son, más culpables me parecen de egoísmo e incivismo al evitar pagar. Y no me parece que el gobierno haya andado fino en lo de darles 15 días. Lo que demuestra, una vez más, que quien gobierna en última instancia el país no es el gobierno elegido por todos.
Saludos cordiales.

El Pinto dijo...

Lo curioso es que se trata de un secreto a VOCES, que todo el mundo tiene en mente, y que este gobierno, no es capaz de atajar con el rigor necesario, que entre otras cosas precisa de una dotación humana decidida y prespuestada.
Lamentable que tantos problemas y presiones pudieran solucionarse eliminando el fraude y lo más importante, que este dinero produciendo generaría trabajo y bienestar.
Lástima
Saluds

Dean dijo...

Entre bomberos no se pisan la manguera, obviamente que esos timadores son amigos del gobierno y por eso se les da trato preferente. De todas formas la economía siempre ha estado sustentada por la clase media, ya que ni los muy ricos, ni los muy pobres aportan nada; hoy lo que pasa es que mucha parte de la clase media se ha empobrecido y la carga se reparte entre menos parroquianos, no se si esta procesión llegará a buen término.
Un saludo.

Neogeminis dijo...

Como siempre, a los que más tienen los tratan con "guantes de seda" no vaya a ser que se ofendan y saquen todo su capital del "sistema productivo"!!!...vergonzoso!


Un abrazo.

Ciberculturalia dijo...

Es discrimanatoria y por tanto injusta. Además es indecente. Oí a un grupo de inspectores de hacienda, que han hecho una protesta en firme contra esta medida arbitraria e inaudita.
Cada día nos sorprenden con una afrenta nueva.
Un beso