25 junio 2010

Los matrimonios gays y Duran y Lleida

En pocos días se van a cumplir cinco años desde que se aprobó la ley del matrimonio homosexual. Una de las pocas medidas progresistas del gobierno socialista de Zapatero.

Significó un paso de gigante en los derechos individuales. La homosexualidad, durante los años duros y grises del franquismo, constituyó un delito que dio con los huesos de muchos homosexuales en la cárcel. La ley que se aprobó en 2005 significó una ampliación de las libertades personales, porque sin obligar a nadie –cosa que parece no entender la derecha—, permitió igualar en derechos a las todas personas independientemente de su orientación sexual.

Esta ley, puso en pie la derecha y a la Iglesia Católica que salieron a la calle a manifestarse como nunca lo habían hecho. Fue denunciada por los peperos al Constitucional, que por cierto, después de cinco años no ha emitido ninguna sentencia –los pobres están tan atareados— y concitó tanto rechazo entre la derechona que más que de una ampliación de derechos parecía que se trataba de que les estaban quitando los suyos.

En este vídeo del PSC se refleja un poco la historia de esta ley, su aprobación y algunas de las vicisitudes por las que pasó.

 

Pero no, el hecho de que la homosexualidad es una orientación sexual y no una enfermedad –teoría que era aceptada como mayoritaria hasta hace unos años— hoy todavía no es admitido por todos. Parte de la derecha sigue creyéndolo y propone la curación de la homosexualidad. Así, sin ir más lejos, anteayer ese señor, que tiene fama de comedido, que representa a la llamada “derecha autonómica civilizada” –hablo de Durán i Lleida-- se ha manifestado a favor del tratamiento médico a los homosexuales. Y es que la caverna está repartida por todas las partes y partidos. En fin, un homófobo más, ni más ni menos. Que luego no nos vengan con esa imagen de hombre pactista y moderado que busca el encuentro entre izquierda y derecha, que él y sus amigos tertulianos y de los medios de comunicación nos quieren hacer creer.

Por cierto, Durán y Lleida se está luciendo últimamente, a su crítica al PER, ha unido ahora la del tratamiento médico a los homosexuales. Finalmente se ha quitado la careta.

Salud y República

11 comentarios:

fritus dijo...

El tópico del seny catalá y la pinta de interventor de "la caixa" que tiene este individuo engañan a muchos, que desde fuera de Catalunya lo ven como un representante de una derecha europea y civilizada...y es un tipo que no se corta un pelo en recurrir a atavicas pulsiones del individuo como el racismo o la homofobia para conseguir votos.... y fue el primerito en venir a la megamanifestación contra el derecho a la interrupción del embarazo que hubo en Madrid este otoño, manita con manita con el PP y los agentes vaticanos de la SICAR, como dices tú..

Y es que es un nacionalista de derechas...tanto da que el nacionalismo rojigualdo lo sea a dos bandas anchas o a cuatro estrechas...son los mismos tipos peligrosos que apelan a atávicos e irracionales instintos, arropaos bajo su banderita.

Un abrazo

Felipe dijo...

Este personaje que a toda costa quiere ser ministro de no sé que es un auténtico hipócrita.

Hace de la moderación bandera cuando a nadie escapa que representa a la burguesía catalana cristiana.

La homofobia no conoce de colores y sí de mucho estafador social


Saludos

Ciberculturalia dijo...

No me sorprende su pensamiento. Sí que lo manifieste dado su hacer en política hace muchas decadas. Su hacer consistente en la prudencia para ir escalando posiciones.
Lo que está haciendo este democristiano llamado Durán es perpetuar sin sonrojarse la homofobia y la discriminación de los homosexuales.
Todo muy alarmante.
Un beso

mariajesusparadela dijo...

Pues qué grandísima desilusión

J. G Centeno dijo...

Kabileño, siempre admiraré de usted su bonhomía. Es usted excesivamente comprensivo, es admirable. La reforma del código civil que equipara las uniones afectivas de personas del mismo sexo, con las de distinto sexo, no es una de las pocas medidas progresistas del gobierno socialista de Zapatero. En la práctica es la única. En cuanto al señor Durán Lleida, a mi no me extraña en absoluto, pertenece a una familia política de la derecha conservadora, La democracia cristiana, que se caracteriza por presentar unos valores morales ultramontanos, detras de una apariencia suave cuasi vaticana. Usted conoce bien Italia, mucho mejor que yo, y sabe a que me refiero, personajes como Giulio Andreotti, permanentemente, y de forma simultánea, conectado con el Vaticano y la Cosa Nostra ilustran suficientemente esa ideología. Nunca llamarán maricón a un homosexual, acaso pobre mariquita, compadeciéndose de él, y siempre le consideraran un enfermo. No pueden comprender, ni quieren, que se trata de una opción sexual, o mejor afectiva, tan normal como cualquier otra, en el fondo, el olor a incienso les nubla el entendimiento.

NáN dijo...

Muchas veces, muchas, les han llamado maricón (que por cierto, a mí me parece bien si no es como insulto, porque estoy hasta el gorro de la ultracorrección idiomática), pero para apalearles o fusilarles.

Usuaia49 dijo...

El Señó Duran i Lleida (Durán y Lérida en mi lengua materna) o es tonto del culo o necesita terapia para curars su estupidez mental.

Manda güevos con la derecha civilizada y moderada.

De vergüenza, de ... vergüenza.

Salud.

__MARÍA__ dijo...

Ya cuando lo del Per, se le vio el careto auténtico de "interventor" como dice Dani.
La verdad es que a mí no me gustaba de nunca, ahora ya ni te cuento.
Él y sus amiguitos peperos sí que tendrían que ir a mirarse la neurona, no vaya a ser que la tenga gastada.

Besos

Antonio Rodriguez dijo...

La derecha es derecha, lo sea españolista o nacionalista, comparten la misma teoria económica e identica filosofía de la vida, por eso no es de extrañar las tonterias que dice ese señor de la burgesia catalana que pretende ir de moderno por la vida.
Salud, República y Socialismo

Txema dijo...

Es verdad todo lo que dices. La derechona cavernícola, la iglesia ultramontana y la única ley progresista del mentiroso ZP.

Sólo un detalle. Los tiempos de franco fueron negros, no grises, D. Kabi.

Y en cuanro a Durán, pues me ha sorprendido muy desfavorablemente. Tenía la impresión de que era más sensato. Ya veo que me he equivocado.
un abrazo

RGAlmazán dijo...

Sí, D. Dani, es un sicario peligroso, un tipo que hay que desenmascarar porque si no, da el pego.

Felipe está loco por ser ministro, es verdad, y no sabe qué hacer para que pactar como sea con tal de conseguirlo. Muy católico, muy equilibrado, y al final se vende por un plato de lentejas (si lleva morcilla).

Carmen, al igual que tú, no me extraña nada que lo piense pero que lo diga. Últimamente, ¡oh casualidad! suelta prendas que son banderas del PP. ¿Por qué será? Besos

María Jesús, es un impostor. Bicos

D. Bolche, no me haga usted defender al PSOE. Alguna medida más ha habido, que ha dilapidado en la segunda legislatura, como la subida de la pensión y el salario mínimo.
Por cierto no crea usted que me ha extrañado lo que piensa este tipejo, en todo caso me sorprende que lo diga públicamente. Pero está haciendo méritos con el PP, con el que se aliará sin duda en Cataluña y probablemente en España, y le afloran sus principios detestables.

Nán, el problema es que decir maricón --que tampoco me parece mal-- en muchos casos es un insulto. Por cierto, uno de los peores insultos que se decía entre chavales en el colegio, cuando se quería ofender de verdad. Es algo que todavía me rechina, por eso hablo de homosexuales.

Usuaia49, seguramente las dos cosas.

Pues sí María, con lo del PER ya metió la pata, y con una tranquilidad que pasma. Besos.

Antonio, es verdad, pero este tipo se presentaba como más comedido. Y ya ves no hace falta rascar, les sale lo que son con facilidad.

D. Txema admito la enmienda del color, pero es que yo tengo cariño al negro. Y Durán, aparenta ser sensato, pero la realidad es tozuda y ya ves, en cuanto se descuida...

Salud y República