26 junio 2010

En ausencia de Manuel

Y fue hace un año. Un año de ausencia, de echarte de menos,  de buscar tu bitácora, de faltar el respiro de tu pluma, hace un año que te echaron de la vida, que te llevó el destino. Que nos dejaron huérfanos.

Hay quien piensa que la blogosfera es un mundo ficticio, que los lazos de unión son débiles, que no es posible la verdadera amistad a distancia. Se equivocan. Hoy muchos de nosotros tenemos amigos en la blogosfera, conocidos o por conocer, pero auténticos. Tú no sólo fuiste un ejemplo como periodista, leerte era una delicia, además fuiste uno de ellos.Manuel Ortiz2_thumb[1]

Hacía poco que tu hermano Javier Ortiz se había ido, y tu ya estabas enfermo. Con los altibajos que esa miserable enfermedad da, tuviste momentos en los que te encontrabas bien, optimista. Hablé contigo por teléfono en varias ocasiones y te sentías alegre, pero realista, sabiendo lo que te venía. Lo que ni tú ni nosotros pensamos, es que te llegara el fin tan rápido.

No nos diste tiempo para conocerte personalmente, Freia y yo habíamos previsto ir a verte, y no tuvimos ocasión. Se nos adelantó el destino. Y bien que lo hemos lamentado.

Cercano, libre, crítico con todo y con todos, auténtico, conocedor del mundo, periodista de raza, poeta aficionado, poco amante de requiebros, siempre sincero. Recuerdo con la claridad que veías las cosas. Con esa clarividencia que te sobraba, cuando todavía nadie se atrevía, tú acusaste a Matas de corrupción. No tenías pelos en la lengua, nada te impedía decir lo que pensabas. Un maestro en lo que decías y en cómo lo decías.

Los que conocíamos tu bitácora, buscábamos tu entrada nueva con expectación. No puedo olvidar cómo defendías tus convicciones, sin contemplaciones, con contundencia. Y como atacabas al poder, ese enemigo cruel contra el que te rebelabas.

Tu vida fue corta, desgraciadamente, pero intensa, viviste a tope, y cuando más lo necesitabas encontraste a Lola, que te dio estabilidad y seguridad. Hoy estarías contento, la Real ha vuelto a primera y tu San Sebastián todavía lo está celebrando.

A menudo, vuelvo a tus apuntes y releo alguna de tus entrada. Y entonces me doy cuenta de mis limitaciones y de tu grandeza. La precisión de tus palabras y la concisión con que expresabas tus ideas eran inigualables.

Te gustaba la blogosfera, eras el único profesional del periodismo que en su perfil, además de periodista, presumía de bloguero.

Un año hace que se queda en el aire, sin respuesta, esa pregunta que muchos de tus lectores nos hacíamos: ¿Qué pensará de esto Manuel Ortiz?

Después de este tiempo. ¿Qué quieres que te diga? Todavía siento tu ausencia. Sólo me queda mirar al cielo, buscando las aves migratorias e intentar emular, con poco éxito, esos apuntes de bolsillo.

Salud y República

P.D. Escribe con mucho sentimiento y mejor sobre este aniversario, mi querida Freia.

18 comentarios:

Neogeminis dijo...

Claro que en al blogósfera se forman verdaderas amistades. El afecto con el que hablas de este hombre a quien no conocí es un vivo ejemplo de lo que se puede lograr.
Un sentido homenaje.

Un abrazo.

AF dijo...

Los apuntes de bolsillo han estado con su corrsppondiente enlace en mi blog hasta ahora mismo. Ha sido mi particular homenaje a alguien a quien creo haber llegado a conocer personalment, aunque nunca le haya visto en persona.

Le he conocido personalmente, porque personales eran sus comentarios y opiniones, sus matices sobre cuestiones muchas veces nada relacionadas con la política o con lo cotidiano. He hablado con él, porque hablar es como puede llamarse a intercambiar opiniones y matices, acuerdos y desacuerdos, aunque no sea usando la voz sino el texto escrito.

Creo que Don Manuel era un escritor del que se podía aprender y disfrutar. Y yo hice ambas cosas.

Brindo por su memoria.

Un saludo.

Selma dijo...

Aquí se demuestra que el afecto, el cariño, no son virtuales, me sumo a este Recuerdo emocionado, tuyo y de Freia..
Besos, Rafa

fritus dijo...

Emotivo recordatorio, Rafa.
Un abrazo

Antonio Rodriguez dijo...

Todos los que admirabamos su manera de escribir, le siguimos recordando.
Salud, República y Socialismo

Eastriver dijo...

En este registro más cercano también resultaste convincente. Leerte ha sido hoy mirar con los ojos de otro eso tan volátil que se llama vida. Me uno al homenaje.

__MARÍA__ dijo...

Manuel se fue pero vive en nuestras mentes.
Si él estuviera entre nosotros no querría saber de tristezas y caras largas.
No lo conocí personalmente, lo que no quita para que fuera un amigo. Así que ¡a vivir, que nos ha tocado!

Besos

Gemma dijo...

Yo también la siento, querido Rafa.
Un abrazo fuerte, y gracias por recordarlo

Felipe dijo...

Para desgracia mia no tuve la suerte de leerle.Sí lo hacía con su hermano Javier,sobre todo sus apuntes.

Lo descubro hoy cuando ya no es posible.

A veces la ignorancia no juega muy malas pasadas.


Saludos

mariajesusparadela dijo...

No lo conocí: Pero me basta con leer lo que escribes para admirarlo .

Txema dijo...

Don Kabi hoy es un mal dia. No puedo decir más.

Claro que hay amigos en la blogosfera.

saludos

Diego Fernández dijo...

No olvidamos a Manuel.

RGAlmazán dijo...

Gracias, Mónica.

Antonio, sí, era una gozada poder discutir con él. Se aprendía. Nunca rehusaba el debate y decía lo que pensaba sin cortapisas.

Selma, sé que tú también le apreciabas. Besos.

Fritus, tú también le apreciabas. Lo sé.

Antonio, sí, es parte de nuestra memoria.

Ramón, merece nuestro recuerdo.

Es verdad, María. Y tristeza no, en todo caso, su ausencia me jode. Es egoismo también, porque me gustaría poder seguir leyéndole, que era una gozada. Besos.

Gemma, sé que tú también te unes al homenaje. Un beso.

Felipe, era un tipo que valía la pena. Como persona y como periodista. Y recuerdo que cuando le leí por primera vez, le dije que escribiendo, curiosamente, se parecía a uno de mis periodistas más queridos, a Javier Ortiz que llevaba su mismo apellido. Él me contestó, es mi hermano.

María Jesús, era un gran tipo. Bicos.

Txema, sé a qué te refieres. Pero en este caso, se trata de un homenaje, mi intención es que se le recuerde.

Diego, sé que le leías y le apreciabas.

Salud y República

Ciberculturalia dijo...

Le seguí como bloguera y se me convirtió pronto en un gran referente.

Un precioso homenaje, querido Rafa.

Un beso

Mª Mercè dijo...

No conocí a Manuel. Lástima!

Tu emotivo recuerdo ha hecho que viniera a mi memoria la partida, ya hace cinco meses, de un buen amigo y bloguero.

¿Por qué se han de marchar todos los buenos?

Un abrazo, Rafa.

Dean dijo...

Veo que ha dejado huella, por lo menos en ti y muy seguramente en todos aquellos que le conocieron. Bonito homenaje.
Un saludo.

RGAlmazán dijo...

Carmen, efectivamente era un referente. Besos.

Mercè, los buenos también se van. Besos.

Dean, era un buen periodista y un gran hombre.

Salud y República

periodistaenbabia dijo...

Me entristeció mucho la noticia de su muerte.No me enteré de que Javier Ortiz era su hermano hasta que lo publicó él mismo en Apuntes de Bolsillo.
Cuando empecé con mi primer Blog me dedicó algunos comentarios y también fue uno de los primeros comentaristas de "Periodista en Babia" cuando estaba en Blogger. Se echa de menos a Don Manuel, vaya.

Un saludo.