22 junio 2010

Los jueces juegan a la política

Mientras que los casos se pierden en el túnel del tiempo, los jueces siguen jugando a conseguir poder, quedando aquello de impartir justicia en un segundo lugar, contaminados por el politiqueo de unos contra otros, eso sí, con la casa sin barrer y ante la constante sorpresa de los ciudadanos.

El CGPJ, gobierno de los jueces, ha vuelto a votar y ha vuelto a hacerlo en falso. El presidente del Tribunal Supremo, De la Rúa, el amiguísimo del imputado president Camps, no ha encontrado sustituto. Lo que viene de perlas al Partido Popular de la Comunidad Valenciana, que ve que su juez amantísimo, sigue, de forma provisional, al frente de la justicia en esa comunidad.poder judicial

Ahora hay que empezar el proceso de nuevo, por tercera vez, por lo menos hasta final de año no podrá haber otra votación. El PP consigue bloquear la votación porque les interesa mantener a De la Rúa al frente del mismo, aunque sea de forma transitoria. Hay que parar el caso Gürtel como sea. Y recuerden que ya lo paró una vez, para vergüenza de todos, menos para el amigo y sus compinches, que saltaron alborozados viendo como por encima de la justicia contaba el “cariño verdadero”. Un balón de oxígeno para los peperos que saben que es definitivo para ellos, tener a De la Rúa en la cúspide judicial valenciana, durante la tramitación del Gürtelazo valenciano.

Tampoco se han podido elegir los presidentes del Supremo de Catalunya y Andalucía. A pesar de que se ha votado, ninguno de los candidatos ha obtenido el mínimo exigido de votos, por el enfrentamiento entre los dos partidos.

En fin, de nuevo se demuestra que los jueces actúan con color político y que lo de impartir justicia les importa un pito. Ellos imparten poder, el que les da su ideología, la ideología que les ha llevado a conseguir esos magníficos despachos, de forma indefinida, mientras los casos duermen el sueño de los justos, sin que nadie tenga interés en desatascar las tuberías de la Justicia.

Se está instalando la interinidad en nuestro sistema judicial. Es cada vez más difícil elegir los componentes de los entes judiciales de la cúspide. Pero en vez de tratar de encontrar otra vía que posibilite una mejora en la justicia, nuestros queridos dos partidos principales se tiran los togas de los jueces a la cabeza para mantener sus poltronas y poder conseguir dominar ese tercer poder, del que con la boca pequeña se dice que tiene que ser independiente.

Salud y República

12 comentarios:

Txema dijo...

Todo estos es kafkaino. El poder judicial también tiene que refundarse, sun duda.

saludos

Dean dijo...

En un mundo de injusticias poco se puede creer en la justicia, y en un país corrupto poco se puede creer en sus jueces, si estuvieran haciendo su trabajo no veríamos los casos que salen a la luz pública porque serían frenados en su momento. Nada nuevo bajo el sol, al pueblo nunca se le ha consultado acerca de los jueces, o sea, que es una mafia que se mueve a su antojo.
Un saludo.

Eastriver dijo...

¿Leíste el artículo de Almudena en El País? Totalmente de acuerdo. Y lo peor es que no le veo solución al kaos.

mariajesusparadela dijo...

Tres poderes, estudiaba yo (legislativo, ejecutivo y judicial).
Ahora, un poder: el poder.

Antonio Rodriguez dijo...

Es triste pero en este país tenemos un problema grave con la elección de los cargos judiciales. Los actuales procedimientos no valen porque están tan polítizados, que un partido mayoritario puede bloquear la renovación de organos sin que se pueda hacer nada.
Y lo grave es que es de dificil solución, mientras los partidos mayoritarios no deseen hacerlo.
Salud, República y Socialismo

Miguel Sp dijo...

Y a quien le echamos la culpa, ¿a los propios partidos? Ya me gustaría a mi que la democracia tal y como se entiende hoy, no existiera.
Salud y república, no van a conseguir mis votos (en parte, porque me desempadroné).

__MARÍA__ dijo...

Pues a mí esto es que ya me da verguenza ajena.
A ver si al liarse la toga a la cabeza, alguno va y se pega un tortazo y despierta.
¡Pobres españolitos!

Besos

Genín dijo...

Pues como esto no lo arreglen, sin jueces imparciales, vamos de culo, cuesta abajo y sin frenos...
Salud

javi dijo...

Desde el momento es que son designados por los partidos pierden la imparcialidad. Son los vigilantes de que la Justicia vaya por la via que interesa a quien les ha puesto ahí.
Triste, muy triste.

Ciberculturalia dijo...

Es una auténtica vergüenza pero no parece que los partidos que dominan el parlamento y con capacidad de cambiar los procedimientos, tengan interés en ello.

Mientras, los Gürteles ganan... perdemos los ciudadanos honrados sin lugar a dudas.

Un beso

Felipe dijo...

El C.G.P.J.está tan politizado que dan naúseas.

Entre ellos se reparten los puestos que van a ocupar sus amiguitos integrados en las distintas asociaciones judiciales.

El Gürtel valenciano seguirá en suspenso por largo tiempo.

¡Salud y República!

RGAlmazán dijo...

Txema, hay que hacer que el poder judicial sea independiente.

Dean, falla la cúspide de los jueces que está absolutamente politizada.

Ramón, es muy difícil la solución, pero habría que intentar cambiar cómo se eligen los jueces.

María Jesús, es verdad, un poder totalitario. Bicos.

Sí, Antonio, es imposible si los grandes partidos no quieren. No queda sino presionar para obligarles.

Pues sí, Miguel, los grandes partidos que se reparten el poder judicial son los culpables.

María, no despertarán si no se les obliga, les da igual. Besos.

Pues sí, Genín, de culo y cuesta arriba.

Javier, así es. Triste y de difícil solución.

Carmen, pues sí, quienes perdemos siempre somos los mismos. Besos.

Felipe con esta maniobra el PP se ha asegurado tener al "más que amigo" durante unos meses más.

Salud y República