07 junio 2010

Las cuentas del Gran Capitán

Cuando hace muchos años, me contaron lo de las cuentas del Gran Capitán, me gustó la historia. Un capitán al que el rey Fernando le debía, entre otras pequeñeces, el Reino de Nápoles, envidiado por otros poderosos, es acusado de gastar mucho y mal en las conquistas en Italia. El rey pide cuentas al capitán Fernández de Córdoba y éste le contesta aquello de:

“Entre picos, palas y azadones cien millones…”

Esta anécdota que ha transcendido sin que se pueda probar su veracidad, es propia de ciertas instituciones que cuentan con presupuesto blindado. El Gran CapitánUn presupuesto que no es discutido ni discutible, unos recursos con los que pueden hacer lo que les da la gana. El Gran Capitán puede que gastara mucho, pero sin embargo cumplió con su misión militar. Algunas de estas instituciones a las que me refiero no sé ni lo que hacen y otras hacen poco y mal. Eso sí, como suele ocurrir gastando de nuestro dinero.

Una, como pueden suponer, es la Casa Real. Un presupuesto de casi nueve millones de euros de libre disponibilidad. Pero no queda ahí la cosa. En los presupuestos generales del Estado hay diversos capítulos que, de forma disimulada, ayudan a que nuestros queridos reyes no pasen penurias, vista la precariedad de su presupuesto. Así, a esa miseria de presupuesto habría que sumar, como mínimo, otros siete millones más, que se pagan desde Presidencia y Exteriores en conceptos como sueldos de funcionarios, cenas o viajes, que al parecer no es posible pagar con el presupuesto normal.

Somos muchos los que nos preguntamos por qué el rey, si ha de haberlo y lo hay, no cobra un sueldo como Jefe de Estado y que se las apañe.

Otras dos instituciones sin control tienen que ver con la justicia. Me refiero al Tribunal Constitucional y al Consejo del Poder Judicial, que con 105 millones de presupuestos no me extraña que nadie se quiera ir aunque haya acabado el mandato y que quieran entrar todos. Desde luego, el TC no es precisamente un ejemplo de diligencia, manteniendo sus contenciosos por los siglos de los siglos, y que decir del CGPJ, un gobierno cuyas decisiones no pueden ser más polémicas e injustas. En fin dos joyitas de cuidado.

Además, está también el Defensor del Pueblo, cuyo presupuesto es de 16 millones. Y desde luego, poco sabemos de sus intervenciones, tampoco parece un órgano que tenga un trabajo enorme. No parece que salga humo de actividad por la chimenea de su despacho, precisamente.

También están entre los entes incontrolados, las Cortes Generales. Del Congreso de diputados ya sabemos que día sí y día también, salvo en plenos televisivos, aparece con la mayoría de los asientos vacíos. Y del Senado, alguien tendrá que explicarme para qué sirve y qué poder de decisión tiene. Según está hoy, es dinero público tirado.

Y, por último, ¿alguien me puede decir cómo es posible que el Consejo de Estado tenga 163 trabajadores, un presupuesto de 11,5 millones de euros y nadie sepa qué hace? Parece que su cometido es asesorar y elaborar informes para el gobierno. Desde luego dudo mucho que el gobierno pueda leer informes que efectúan 163 personas a jornada completa, y no hablemos de la eficacia. Si hemos de valorar al gobierno por sus actuaciones y vemos cómo están las cosas: o no les hacen ni puñetero caso o los informes son un desastre. En ambos casos, el resumen es claro, es un órgano prescindible.

Y todos estos se controlan a sí mismo. O sea Casa Real, consejeros de Estado, parlamentarios, jueces de los órganos superiores no dan cuentas de sus gastos, de sus cumplimientos.

Estos son los controladores del Estado, el jefe del Estado, los parlamentarios, los jueces. Y, ¿quién controla a los controladores? La respuesta es clara. Ellos mismos, o lo que es lo mismo, no tienen control.

Y es que estos son como el Gran Capitán, ya saben, cuando le pidieron cuentas, dijo aquello de: “Entre picos, palas y azadones: cien millones…” ¡Y siga la juerga y viva la crisis!

Salud y República

13 comentarios:

belijerez dijo...

Está claro el desmadre económico que existe en España. Por ley natural los más pobres si siguen siendo pobres acabaran creciendo como pobres. Por lo que los ricos seran menos antes o después, por lo menos menos ricos.

Todo es de perogrullo, el caso es que si los paises más pobres empiezan a ser menos pobres a los ricos les tocará ser menos ricos.

Yo como siempre viví bastante pobremente no me coge de sorpresa.
8o millones de pobres en Europa no serán nada en unos tres años, y crecerá el conflicto, lo mejor será que la capa de ozono pueda arreglarse, o no...no lo sé.

Paco Piniella dijo...

Qué grandes verdades como puños, ya sabe vuesa Merced que don don din din dinero... poderoso caballero...

Antonio Rodriguez dijo...

Manirrotos que son todos unos manirrotos, pero claro la culpa no es de ellos sino de quien se lo permite: los politicos que dominan el Congreso.

Salud, Republica y Socialismo.

Txema dijo...

Y si sólo fueran estos...

Bueno D. Kabi, lo importante es que la roja gane el mundial. nadal sea el numero uno planetario, tengamos los mejores motoristas y alonso en fórmula uno recupere el liderato.

No sea usted mal español, ¡hombre!

un abrazo

mariajesusparadela dijo...

Y no pedimos cuentas...

Felipe dijo...

""Por picos, palas y azadones, cien millones de ducados...
por limosnas para que frailes y monjas rezasen por los españoles, ciento cincuenta mil ducados...
por guantes perfumados para que los soldados no oliesen el hedor de la batalla, doscientos millones de ducados...
por reponer las campanas averiadas a causa del continuo repicar a victoria, ciento setenta mil ducados...
y, finalmente, por la paciencia de tener que descender a estas pequeñeces del rey a quien he regalado un reino, cien millones de ducados..."



Sí, las cuentas del Gran Capitán,de las Iglesias,de los monarcas,delos jueces,de los..............................................................................................

¡Indecentes!

Dilaida dijo...

Es que la CRISIS es como la gripe a los que están vacunados les ataca más suave y no la notan.
Bicos

Kim Basinguer dijo...

Esta crisis les viene a todos esos estupendamente, ellos siguen ganando y nosotros seguimos perdiendo.
Ni siquiera los sindicatos han convocado una huelga "en condiciones", no han convocado una asamblea, claro que no me extraña ellos cobran del estado más de un 30% más que hace tres años.

Pablo Sanchez dijo...

Buen artículo!
w3wes@jamon-espana.com.es

el pena dijo...

que fino fue el tio de Momtilla

Genín dijo...

Yo creo que ha llegado el momento de crear una comisión de sabios para que estudien todos esos aspectos y fijen emolumentos justos...
Ya, ya se que es una quimera...
Salud

Ciberculturalia dijo...

Para unos, las cuentas del gran capitán...
Para otros, ni cuentas tienen...
Ese es el equilibrio de nuestro sistema.

Estupendo, verdad?
Un beso

RGAlmazán dijo...

Belijerez yo no estoy de acuerdo. En este mundo los ricos serán más ricos y los pobres más pobres. Lo que sí puede pasar y es probable es que una gran parte de la clase media pase a engrosar las capas bajas con lo que aumentarán los pobres, pero los ricos, sin duda, serán más ricos.

D. Paco, ya decía mi madre: Don sin din, cojones en latín.

Pues sí Antonio, el Congreso y el gobierno permiten estos desaguisados.

D. Txema, hay más, muchos más manirrotos, pero estos lo hacen con dinero público y sin control, lo cual es de nota.

María Jesús, se ve que no se piden cuentas. Deberían ser ellos mismos quienes las dieran, pero... Bicos.

Felipe, veo que te la sabes entera. Es magnífica la perorata. Pero la diferencia es que estos no dan nada a cambio.

Dilaida, a esos no les ataca nada. Al revés hay quien se pone ciego de ganar con la crisi. Bicos.

Kim, la crisis les viene de perlas. De hecho van a conseguir una reforma laboral que les va a beneficiar. Un beso.

Gracias, Pablo. Me alegro de que te haya gustado.

Genín, sí es una quimera. ¿Quién los crea?

Pues sí, Carmen y me temo que el desequilibrio irá a más, por desgracia. Besos.

Salud y República