25 junio 2010

Rajoy se retrata de nuevo

No hace falta ni rascar. Él se va descubriendo solito. Su roña flota. Me refiero al líder de la derecha, ese que de vez en cuando suelta perlas. Este liderísimo pepero ha declarado esta mañana algo inédito. Resulta que se tira los últimos años defendiendo la Constitución, tal cual, diciendo que no hay que reformarla, que está vigente, que no es necesario modificarla, y de golpe y porrazo pretende cambiarla.

Y no, no crean que se trata de cambiarla para hacer del Senado una cámara que no sea inútil, ni para cambiar la circunscripción electoral y así hacer la ley electoral más justa, ni para configurar un estado federal, ni para cuestionar la forma de la jefatura del Estado, ni para hacer que se cumplan los derechos que están citados y son papel mojado, tampoco para introducir mecanismos de participación popular. No, eso se la trae al pairo, este supermegalíder quiere cambiarla para poner un tope al déficit público. caganer-Rajoy Esa es su obsesión, lo demás, los déficit democráticos le importan un bledo, para él sólo le interesa la economía. Servir a quien representa, porque aunque haya sido aupado por los votos a su papel de líder de la oposición, él responde a sus jefes. Ha cambiado la soberanía popular por la soberanía mercantil. Es un simple acólito, un correveidile de “los mercados”. Ellos son sus jefes y como tales pretenden institucionalizar su obsesión: “controlar el déficit”.

El déficit es lo que sirve para implantar políticas sociales, para poder compensar desigualdades, pero eso es algo que no le interesa. Él a lo suyo, porque controlar el déficit hace feliz a “los mercados” y beneficia a los poderosos. Así es que, ya saben ustedes, el pepero mayor del reino quiere cambiar la Constitución, y lo quiere hacer por algo tan importante como servir a su amo, lo demás pequeñeces.

Salud y República

4 comentarios:

Dean dijo...

Muy loable lo de este señor, hay que ver como se preocupa por los intereses de la nación. Cuando le conviene la constitución es inamovible, pero si no es así, pues nada más fácil que cambiarla. Increible que haya gente tan corta de entendederas que pueda votar por un personaje de estos, tan servil a los intereses del dinero y tan inmoral y corrupto como el partido que encabeza.
Un saludo.

Felipe dijo...

Sí,quiere reformar la Constitución para poner topes al déficit público.

Este es el imaginario del PP?

¡Qué asco de registradores!

Abrazos

mariajesusparadela dijo...

Registrador ¿qué registras?

Ciberculturalia dijo...

El déficit es el gran causante de todos los males para los Peperos y sus socios europeos. Esa es su filosofía. Si hay que cambiar la constitución, pues adelante...
Me parece bien que lo diga así de claro por si hay algún futuro votante que al saberlo, repiensa su decisión...
Ellos son así. Que no lo disimulen es bueno.

Personajes los del PP corruptos hasta las cejas

Un beso