01 septiembre 2008

Los abuelos en la familia de hoy

¿Que tipo de sociedad es la nuestra cuando los miembros de la unidad celular  se maltratan y se explotan entre sí? El tema del terrorismo casero está a la orden del día. Batiendo récords, año tras año. Pero hay más.

El desprecio por los viejos cada vez es más evidente. La familia tradicional, extensa, ha pasado a ser familia nuclear, donde la constituyen los padre y los hijos, aunque estos, convivan hasta una edad superior.

Los que no son miembros de convivencia son los abuelos, cuando antes eran parte de esa familia extensa y jugaban un rol enriquecedor y de transmisión de experiencia y conocimientos y a cambio se les cuidaba hasta el final de sus vidas. Ahora, salvo excepciones, viven independientes si pueden o están retirados en las llamadas Residencias de la Tercera Edad.

Hoy los abuelos no son parte de la familia primaria,  juegan un rol distinto. Sólo en casos muy excepcionales, o cuando se les necesita, conviven con la familia nuclear. Y digo bien, cuando se les necesita, porque hay un abuso, en aras de un bienestar potencial, de los abuelos, a los que se les utiliza como guardería de los nietos y se les descarga responsabilidades que no pertenecen a su rol, como es educar y cuidar de los niños.

Cuando toda la vida han estado trabajando y por edad y merecimiento llegan a la jubilación, hay hijos que piensa queabuelos tienen que empezar de nuevo, ahora con sus hijos, porque ellos, el matrimonio, tienen que trabajar los dos y claro, alguien se tiene que hacer cargo de los niños.

Y es que hay padres que tienen una cara dura de mucho cuidado. Si pueden explotan a los abuelos para poder vivir mejor ellos. Como si los mayores no necesitaran y desearan un descanso después de una larga vida laboral, empezada mucho antes de lo que se empieza ahora.

Mi experiencia es positiva, a mis hijos les he hablado muy claro y ellos lo han entendido perfectamente. Mi vida es mi vida. Los nietos son una preciosidad, un capricho --mi madre decía la obligación de los padres es educar a los niños y la de los abuelos consentirlos y maleducarlos, yo no creo que haya que llegar a eso--, pero son hijos de sus padres y no de sus abuelos. El rol de encargarse de la educación y crianza de los niños es de los padres y no de los abuelos. Por necesidad siempre estaré dispuesto, pero será una excepción. Yo quiero vivir mi vida y ya me ha llegado la hora ¿o no?

Quiero llamar a la rebelión a tantos abuelos que veo que no son capaces de decir no aunque quisieran, y que se sienten explotados por sus hijos y utilizados para el cuidado de los nietos. Y también quisiera que los padres que me leen recuerden que sus padres, hoy abuelos, tienen la necesidad de vivir su vida, lo que les quede, en plena libertad y sin ataduras. Y en caso de necesidad, si por alguna razón tuvieran que terminar en una residencia, que recuerden que ellos no les hubieran abandonado y les visiten, no dejando que en su parte final estén además de llenos de achaques, solos.

Salud y República

8 comentarios:

cliz dijo...

Li esta semana, num jornal da minha cidade (Recife), uma matéria sobre os avós, em que se defendia a idéia de que é bom para os avós se encarregarem dos netos na ausência dos pais, para lhes dar um sentido à vida que se presume vazia ao chegar-se à velhice. Segundo o artigo, ter alguém para cuidar faria com que os idosos se sentissem úteis e necessários. É um aspecto a ponderar, embora particularmente concorde com cada palavra que o senhor disse nesse post.

m.eugènia creus-piqué dijo...

Hola Rafa, tienes mucha razón en lo que dices, nosotros ya hemos criado unos hijos y a ellos les toca ahora criar a los suyos, pero hay muchos abuelos que el cuidar a sus nietos les encanta, les han dado una ilusión por la vida que quizas habian perdido,yo estaré encantada de cuidar a mis nietos siempre que pueda, porque tengo tiempo de sobras y porque ellos trabajan y porque lo quiero hacer, esto es lo pricipal, a la que yo viera que me estan tomando el pelo, ahí se quedaban ellos y la criatura porque las cosas de buena voluntad las acepto pero que me tomen por idiota , NO. En la zona en que vivo, por las tardes todo son abuelos con los nietos paseando, entiendo perfectamente tu posicióny ademas es que es lógica y la comparto, los abuelos deberían cuidar de sus nietos si ellos lo quieren, debería muchos de ellos ser tan valientes como tu y saber decir que no a una situación que les puede ser incómoda y agobiante, la verdad es que cuando eres mayor ya no tienes tanta paciencia ni ganas de bragar todo el día con críos,yo ya le dije a Patty que hasta los tres años los tendría yo, y a los tres de cabeza al cole y como dice un buen amigo mío " Punto pelota ".

Manuel Ortiz dijo...

Lo peor de todo no es que en se tengan que ocupar de los nietos. En algunos casos, lo hacen encantados. Lo más triste es ese abandono final, especialmente cuando estos no tienen grandes medios. Ahí es cuando se ve la catadura moral de los hijos.

RGAlmazán dijo...

Amigo o amiga cliz, bienvenido a esta bitácora. Desgraciadamente no puedo contestarte en portugúes. Espero que me entiendas como parece que has comprendido la entrada.
Yo creo que esa idea del artículo del periódico de Recife que tu citas estaría bien siempre que se de la condición de que el abuelo lo necesita, pero suponer que una persona por el hecho de llegar a la jubilación se encuentre vacía. Es mucho suponer. Conozco muchos casos, también el mío, en que nos falta tiempo para desarrollar cosas que no hemos podido hacer por compromisos laborales o familiares anteriormente.
Por lo tanto sólo en algunos casos podría valer esa terapia para abuelo y nieto.

Geni, guapa, ya veo que estás entrando en la blogocosa y estás de nuevo en plena forma. Pues sí, llevas razón, si los abuelos disfrutan con ello y les encanta cuidarlos, nada que oponer. Sin embargo, hoy, por eso he escrito el artículo, he visto a un abuelo de sesenta y seis años, apenas jubilado, que deseaba con todo su alma tener tiempo para él, y sin embargo, está esclavo de sus nietos. Es verdad que no sabe decir que no, pero los hijos son unos jetas de mucho cuidado. Un beso.

Si lo hacen encantados, nada que oponer, pero no obligados como ocurre en muchos casos. Lo del abandono es terrible. Nadie se acuerda de ellos, se les aparta cuando ya no sirven en muchos casos.

Salud y República

RGAlmazán dijo...

El útlimo párrafo era la contestación a Manuel, que se me ha olvidado citarle.

Salud y República

Naveganterojo dijo...

¿Que decirte?,creo que todo esta muy bien dicho,pero....la raiz del problema esta en los hijos,ellos no aceptan que sus padres envejezcan,y por eso les cargan con unas responsabilidades que muchas veces les sobrepasan.
Vermos que ocurre cuando ellos lleguen a esa edad.
Salud y republica

Maripuchi dijo...

Hay un problemón social in crescendo... Yo no llevaría a mi madre a una residencia, pero, ¿y si enferma y yo no tengo medios para atenderla en casa? Es un tema chungo...
Respecto de los nietos, como sabes, de acuerdo contigo.
Un canguraje de cuando en cuando y punto pelota... aunque, cualquier ayuda es bienvenida... ya te lo digo yo... que tengo a mi madre a 350 kms...

fritus dijo...

Si el paquete diario de Camel y otros excesos tóxicos de juventud no lo impiden, quizás llegue a abuelo...

nosequién dijo que todos llevamos un viejo a cuestas, y ese principio básico de solidaridad hace que ni nos planteemos la posibilidad de la residencia de ancianos ni para padres ni para suegros, y creo, que mi hija, y los que puedan venir, agradecerán esa convivencia "abuelera" que es de lo mejor que puede pasarle a uno en la vida.

Un abrazo muy grande.