07 septiembre 2008

La Iglesia está triste, qué tendrá...

Empiezan las reacciones contra la posible ley del aborto. Todavía no se ha abierto el melón y ya están vociferando en nombre de la "vida" o de la oportunidad política.

Sí, el PP ya ha reaccionado (y cómo no va a hacerlo siendo tan reaccionario) y su mandamás, Rajoy, ha vuelto a hacer referencia a la inoportunidad. Dice que no hay demanda. Este buen hombre es, primero, un visionario que siempre habla en nombre de los españoles (nunca de una parte) y además sabe en cada momento lo que queremos y lo que nos parece papel mojado. Dichoso él, sólo le falta acertar si alguna vez va a ganar una elección.

Por otro lado están, los de las asociaciones mal llamadas pro-vidas. Ya saben Hazteoir, Provida y otras varias. Bueno pues he oído esta mañana a una "buena mujer" en la radio, diciendo que es una mala noticia matar o asesinar niños. Hay que ver que preocupación estos chicos y chicas incapaces de preocuparse por la vida, por ejemplo, en la guerra de Irak. Seguramente es que allí se lo merecen.

           Aborto 4

Y, por último, me llama la atención la actitud de la Iglesia. El sucesor de Torquemada o sea el prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, el cardenal William Joseph Levada, se ha sentido entristecido y pide diálogo, pues el hombre dice que ésta no es una cuestión política solamente.     

¿Acaso quiere decir que no se meten en política? Pero vamos a ver, ¿quién decide lo que es política y no?, ¿los mismos que han salido a la calle diciendo que el gobierno se rendía ante ETA o que España se rompía? ¿Y qué es eso de sentirse triste? No me sea usted llorón postizo. ¿No es más triste que en su querida California haya habido centenares de casos de curas pederastas que dependen de su Iglesia y que usted no les haya retirado del cargo, encargándose sólo de pagar las cuantiosas multas que les han impuesto? Seamos serios señor Cardenal. Vuelva a su casa a San Francisco y métase en sus asuntos. Y de una puñetera vez deje que el Cesar resuelva lo que es del Cesar y entienda que no todo pertenece a su reino divino. Afortunadamente.

Salud y República

9 comentarios:

m.eugènia creus-piqué dijo...

Les vi ayer por la tele, es normal que esten en contra, a mí me gusta porque es señal de que empezará de nuevo el espectáculo y podremos meternos de nuevo con el PP, yo ya lo añoraba, estaba todo demasiado aburrido.Contra el aborto, contra la asignatura, contra.....todo.

SELMA dijo...

He leído lo de California, como tantos y tantos casos más y los que no salen a la luz...
Ellos preocupados por los embriones, pero por los traumatismos que provocan de por vida a niños sus representantes, "Peccata minuta", multa, confesionario y vuelta a empezar...Rabia y asco me dan...

Un beso muy muy fuerte Rafa!

fritus dijo...

Hola Don Rafa..aquí están los de siempre con su tamborrada particular en pro de la vida embrionaria..sólo de esa, claro....estamos telepáticos, yo también he dedicado el post al Vaticano de mi alma ....y su amor inmenso a la vida humana en todas sus manifestaciones...un abrazo

Antonio Rodriguez dijo...

Pues parece que van a tener "muchas razones" parea ponerse triste, pues ante la crisis económica, que puede causarle algún disgusto al PSOE, parece que se van a decidir por la legislatura social para contrarrestar los efectos negativos.
Al tema del aborto se va a unir el tema de la eutanasia y el impulso a la ley de Memoria Histórica. Así que los curas y el P.P. van a tener carnaza para ir de la mano de nuevo en las Manis.
Salud, República y Socialismo

Luna Carmesi dijo...

Generalmente la iglesia esta triste... A veces pienso que deben estar pensando mucho en los pecados...

;-)

canuit dijo...

Cuando gobernará en este país alguien que los ponga en su sitio: en la puta calle.
El Canuit

Manuel dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Manuel dijo...

Lo cierto es que yo tengo serias dudas en el tema del aborto y en principio no me gusta nada que lo haya.

Pero me gustan menos los hipócritas que se escandalizan tanto con el aborto y luego están a favor de la pena de muerte, de guerras no defensivas basadas en mentiras, de matar a la gente de hambre o de enfermedad con políticas ultraliberales o de quienes se escandalizan por promocionar medidas preventivas básicas de embarazos no deseados.

Anónimo dijo...

¿Y es que los curas, los obispos, los católicos, o en definitiva, todos los no socialistas, somos acaso infrahombres e infraciudadanos y no tenemos derecho a reivindicar lo que nos plazca, en este caso la vida de los que no se pueden defender frente a los ultramaterialistas y ultraconsumistas pro batidoras?