21 septiembre 2008

La literatura como terapia de la política (LI)

Pues sí, con la del domingo pasado cumplimos las cincuenta terapias. Cincuenta fragmentos de novelas de primera magnitud y que para mí representan la base de una lectura imprescindible sobre la literatura contemporánea. Autores anglófonos, francófonos, hispanos y otros de todo el mundo. Seguiré con una novela más y luego el domingo que viene les presentaré el nuevo juego de la terapia, que sin duda, será también sobre cultura. Intentaré siempre que encuentren un hueco de cultura, los domingos, en esta su casa, Kabila.Miguel Ángel Asturias

La semana pasada la novela era El señor presidente de Miguel Ángel Asturias. Lo acertó Augusta II que ya lleva viente aciertos de los cincuenta lo que no está nada mal. En mi podio, que caben los cinco primeros, la medalla de oro es para Augusta II, la de plata para Vilos Cohaagen con once aciertos, la de bronce se la lleva Blanca con seis, después la de chocolate es para Adanero con cinco, y el quinto puesto y medalla de vainilla para Freia con cuatro aciertos. Quedan varios visitantes que han acertado en más de una ocasión y otros que lo han hecho una vez. Agradezco a todos que este espacio esté vivo, ha habido 65 aciertos (algunas novelas han sido acertadas por más de un participante) . Yo diría vivísimo en algunas ocasiones. Los "toma y daca", en los que he procurado intervenir lo menos posible, entre algunos participantes (Augusta y Adanero) con su lengua punzante han enriquecido esta página. Gracias mil a todos.

Y aquí va el último de la serie:

Cuando el autobús se sacudió al volver a detenerse, el 'pelado' acostado aún, casi se cayó del asiento.libros Empero, logró reponerse y no sólo pudo ponerse en pie conservando el equilibrio que mantuvo de manera admirable, sino que además consiguió, mediante un fuerte movimiento contrario, recorrer la mitad del camino a la puerta, con el crucifijo que se había reintegrado a su sitio en torno a su cuello, y asiendo los sombreros en una mano y lo que sobraba del melón en la otra. Lanzando una mirada que bien habría podido marchitar cualquier intención de robarlos, colocó con cuidado los sombreros en un asiento vacío, cerca de la puerta y luego, con exagerado esmero, bajó. Sus ojos, en los que brillaba un fulgor mortecino, seguían entreabiertos. Y a pesar de ello no cabía duda de que había captado íntegramente la situación.

Pues nada aprovechen y participen que, como he anunciado, ésta es la última terapia de fragmentos. A ver quien se lleva el último de la serie.

Salud y República

1ª Pista: Esta muerto, era anglófono, vivió en varios países y tuvo problemas con el alcohol.

2ª Pista: Escribió sólo dos novelas y se dedicó a escribir piezas menores y guiones de cine. Y vivió en varios paises.

12 comentarios:

fritus dijo...

Don Rafa, hoy si que sí que no la acierto...pero el motivo de mi visita es felicitarle por sus cincuenta terapias y por la alegría que le da usted con ellas a los domingos de un servidor, y dicho esto, que nos humille su niña de usted, como viene siendo habitual, que esto es otra cosa que también le salió muy bien, ...joío.

Un abrazo

SELMA dijo...

Os vengo a hacer compañia a tí Rafa y a Dani, esperando la llegada estelar de mi Niña, con tu permiso, pero se lo tiene bien merecido es una campeona, en eso también!!!

Besos enormes para el papá, para Lola y And the winner is! Aídaaaaaaaaaaaaa! me alegro un montón...

Dani, un petó per tu també... nosaltres ens conformarem amb una medalla a la fidelitat..

Augusta II dijo...

A ver, datos, que por lo menos lo intento:

-Narrado en tercera persona y pretérito.
-Uso de muchos adverbios, conjunciones adversativas, comas, gerundios... Para mi gusto, un poco enrevesado.
-Término “pelado”, que en algunos países latinoamericanos se usa con frecuencia para designar a una persona de clase social baja. Puede ser una novela procedente de México, por ejemplo. O puede ser la traducción de una novela anglófona a cargo de algún traductor de esas características.
-El pelado lleva un crucifijo, varios sombreros y un trozo de melón. Pero los sombreros no son suyos, porque parece que los deja en el autobús antes de bajarse.

¿Qué coño hace el pelado sujetando unos sombreros que no son suyos en un autobús?

Pues, oigan, no tengo ni p*** idea.

Luego vuelvo a ver si estoy más lúcida.

Saludos a mis fans.

(JAJAJAJA)

Adanero dijo...

Se te olvidaron dos detalles importantes, Almazanita.
Que lanza miradas capaces de poder marchitar cualquier intención de robo y que en sus ojos brilla un fulgor mortecino.
Ahí puede estar la clave. Ojito.
No te quejes de no estar "lúcida", tu siempre estás "lucida".

Por lo demás, pues eso. Que ni idea.

Lo que me deja un poco de aquella manera es la desaparición de las terapias literarias. Bueno, me deja algo peor. No suelo decir tacos pero esta vez usaré uno. Me deja usted jodido (en sentido figurado), señor Almazán.
Aunque a veces me alejo un poco de la blogocosa y dejo de leerles por unos días, la terapia de los domingos era de obligada visita.
Por dos razones fundamentales. Por el buen ambiente que suele haber por aquí, aunque alguna vez se nos haya ido el asunto de las manos. Y por lo mucho que he aprendido de usted con sus recomendaciones literarias. Un día de estos ya le contaré los descubrimientos que he hecho gracias a usted y que me han sorprendido gratamente.

Un saludo.

Adanero dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Augusta II dijo...

Es verdad, Adonis. Se nos ha ido de las manos mucho, pero siempre de buen rollo. Y lo que nos "habemos" reído, qué.

Seguro que viene una terapia mejor.
Padre, ¿se acuerda usted de cuando jugábamos a adivinar personajes durante la comida?

"...Es actor, norteamericano, vivo, tiene bigote..."

Mire que si es algo de eso, les vuelvo a joder vivos a todos.

Relamiéndome estoy.Jojojo...

Me llaman los pinceles, luego vuelvo a ver qué pasa.

Adanero dijo...

¿Actor, norteamericano, vivo y con bigote? ¿Aznar, tal vez?

Del muerto, anglófono, trotamundos y a mi me gusta el pin piripinpinpin y la bota empinar parapampampam, sigo sin tener idea.

picapiedra dijo...

Pues yo tampoco tengo ni idea, pero me has hecho pensar un rato. Claro que si augusta ii no lo sabe ¿como narices voy a saberlo yo? ;-)

RGAlmazán dijo...

Vean ustedes las pistas caballeros y damas, que la cosa está más cercana.

Por cierto, puedo seguir si ustedes lo desean con la misma terapia, pero necesito una manifestación pidíendolo o pliegos de firmas a favor. O si lo piden más de dos, abro un kabílmetro para conocer el parecer de todo el personal.

Salud y República

Augusta II dijo...

Mire, así a bote pronto, se me ocurre que pueda ser Malcolm Lowry. En caso de que sea él, la novela será Bajo el Volcán, porque es su obra maestra, porque se llevó al cine y porque la otra ni la conozco, oiga.

-Su narrativa es enrevesada. Y está contada en pretérito y tercera persona, como este pasaje.
-Lo de "el pelado" tiene cierta justificación porque México posee un protagonismo especial en la novela.
Más las pistas que usted ha dado:
- El alcohol y la literatura.
- Que vivió en varios paises
- Que escribió sólo dos novelas
- Y no sé ahora mismo qué más, pero me ha cuadrado todo.

Si no es, es clavadito.

Yo qué sé, mire, me voy a pintar que me resulta bastante menos complicado que acertar el libro de esta semana.

Salu2.

¡Hombre ya!
-

RGAlmazán dijo...

Pues sí, querida Augusta, de nuevo tú, Brutus. Has vuelto a acertar.
He recibido dos email y hay otros dos blogueros que me han pedido que siga con esta terapia. Por lo tanto, voy, cumpliendo mi palabra, a abrir ipso-facto un kabílmetro para que los visitantes kabileños puedan expresar si desean que cambie o no.
Salud y República

Augusta II dijo...

¡Joder, no dirán que mi método deductivo no funciona, eh!

Vale, y las pistas, y las pistas, pero antes de ellas mis datos ya me habían revelado mucha información. Y los datos de Adonis, no voy a decir que no. Vaaale...

Sí, sí, saludos a mis fans...

¡Ay, que mescojono!

Besos.