26 septiembre 2008

Gallardón paraliza inversiones sociales

El municipio de Madrid, según los expertos, está muy próximo a la quiebra técnica. Y claro, la culpa la tiene la crisis y Zapatero, dicen Gallardón y sus muchachos.

De acuerdo a las circunstancias se han visto obligados, "contra su voluntad", a paralizar inversiones en equipamientos sociales como: escuelas Infantiles, bibliotecas y centros de la tercera edad, entre otros. Gallardón

La razón, según la oposición, no tiene que ver con la crisis, sino con la deuda que tiene. Más de 6600 millones de euros (seis mil millones han costado las obras de la M30), equivalente al triple de la que tienen la suma de las cinco ciudades que le siguen en número de habitantes --Barcelona, Valencia, Sevilla, Zaragoza y Málaga--, lo que hace que esté en una situación financiera muy difícil.

Es curioso ver las prioridades del equipo de gobierno de Gallardón. Naturalmente no se pueden tocar los gastos corrientes (ahí está incluido los sueldos de los más de mil cargos de confianza), pero tampoco se toca otro capítulo, el de las inversiones necesarias para optar a las Olimpiadas de 2016 (el nuevo buque insignia del alcalde, después de la M30). Y tampoco se recorta el gasto en publicidad y propaganda, nueve millones de euros.

Conociendo el amor que tiene D. Alberto al boato, fausto y ostentación y su afán de notoriedad, entendemos perfectamente que las guarderías y los centros de ancianos tengan menos importancia que la publicidad. ¡Faltaría más!

Salud y República

5 comentarios:

SELMA dijo...

Buenas tardes Rafa!

Tenemos un dicho en mi tierra, que no es muy fino que digamos, pero como lo voy a escribir en V.O será menos escatológico " Il veut péter plus haut que son cul" y lo peor es que por una ambición personal faraónica y todo por la fachada, lo que se descuida es lo que realmente importa, siempre...


Un beso Rafa!

Pademilo dijo...

Paradójicamente, los motivos que nos acercan a esa quiebra técnica no tienen nada que ver con servicios sociales y/o a los ciudadanos, haciendo un rápido repaso, las limpieza de la vía pública brilla por su ausencia, el ahorro en alumbrado debe ser considerable, teniendo en cuenta que cada "X" días, un número de calles se quedan a oscuras. Parece que las contínuas subidas del impuesto sobre bienes inmuebles y la inmensa recaudación que reciben del sistema de estacionamiento regulado y las numerosas multas que originan, tampoco son suficientes. Y la excusa de las obras resulta poco creíble cuando queda de manifiesto, como en el caso de los túneles de lavado de la M-30 que se han hecho con materiales de escasa calidad. desde mi ignorancia me pregunto ¿Dónde está todo ese dinero? ¿En qué bolsillos? ¿No se pueden realizar auditorías para esclarecerlo?. Sea como sea, el resultado es evidente,los de siempre tendremos que rascarnos el bolsillo mientras las mayorías absolutas de este niño bonito se suceden.
Un saludo.

Manuel dijo...

Es el sino de siempre. Los menos pudientes a pagar los platos que rompen los pudientes

canuit dijo...

Yo por respeto a Rafa no diré lo que pienso en voz alta.
Lo que si me pregunto es: ¿hasta cuando?.
Cuando vendrá alguién que los ponga en su sitio de una puta vez.
El Canuit

fritus dijo...

En la mili te ensañaban que "el deber es lo primero"...y este debe nosecuantos millones de euros...se lo tomó en erio el cabrón...por que no le aflojan pasta ahora todos los contratistas que mojaron de sus obras faraonicas...si ya volvemos a lo mismo de siempre...todos los desastres y los platos rotos del "libegalismo" los paga la people.

un abrazo