09 septiembre 2008

Yo quiero ser liberal

Mamá yo quiero ser liberal. Sí, pero de los buenos. De los de ahora. De los de siempre. Y es que ser liberal es la leche. Tú te paseas por los mercados presumiendo. Estudias el mercado, compras y vendes a tu antojo. Si es posible con información privilegiada. Además si te beneficias de alguna subvención, miel sobre hojuelas. Y ya está, aprovechas las vacas gordas y nos forramos.

Yo siempre gano.

Pero, mamá, no me digas eso. Es obvio. Si se acaban las vacas gordas y vienen las flacas, tenemos el Estado. Sí, mamá, que eres una antigua. El Estado está para eso. No me digas que te crees eso de que su fin debe ser mantener unos servicios públicos mínimos y eficientes. Eso viene por añadidura, justito nada más. Pero lo verdaderamente importante es que nos ayude. Nosotros sólo le necesitamos para que nos suelte la tela, todo lo demás es secundario. Que la cosa va bien, ¿para qué sirve el Estado? Que la cosa se tuerce, ahí está el Estado.

Yo siempre gano.

Fíjate lo que ha pasado con las empresas Freddie Mac y Fannie Mae, para los amigos Fannie y Freddie (¿a que parecen una pareja de bailarines? ¿te acuerdas de Ginger y Fred?), años de beneficios ingentes, de ingresos a tutiplé, de crecer y crecer, de burbujear. Luego han venido las vacas flacas y mira, de golpe, 200.000 millones de dólares que nos han caído del cielo Estado. No me dirás que no da gusto, que no es un negocio. Eso es lo que tiene que hacer el Estado, preocuparse de los triunfadores. El liberalismo puro y duro no tiene sentido, sobre todo cuando tú puedes utilizar a Papá Estado a tu antojo.

Yo siempre gano.

Además, esto no es una cuestión americana sólo. Aquí ha habido ejemplos claros. Fíjate en el último caso importante: la suspensión de pagos de Martinsa que se produjo hace poco. En seguida salió la liberalísima Aguirre para decir que no veía mal que el Estado ayudara económicamente a la empresa para salir de la crisis. Te das cuenta. Te lo digo yo, mamá, ser liberal es un chollo.

Yo siempre gano.

Ya está decidido, mamá. Yo no quiero ser ingeniero, ni artista, ni periodista, ni carpintero. No, yo quiero ser liberal. Un empresario liberal de los modernos, de esos que saben que tienen cubiertas las espaldas. ¿Dónde se puede estudiar para llegar a ser liberal?

Yo siempre gano.

Salud y República

19 comentarios:

canuit dijo...

Yo es que me dan ganas de empezar a decir pecaos.
Por respeto a Rafa no diré ninguno.
Lo mejor de todo es cuando te venden la moto que es para evitar un desplome en la economía.
El Canuit

m.eugènia creus-piqué dijo...

Tienes razón Rafa, es bastante vergonzoso que se apoyen con dinero público empresas privadas que han amasado millones y millones, soy tambien quiero ser liberal mamá !

Anónimo dijo...

Los liberales defienden que no se apoye a las empresas en dificulatades, y que se les deje quebrar.
El problema es que los grandes empresarios no son liberales.
Desde Adam Smith los autores liberales han constatado lo mismo. Los empresarios acomodados son partidarios de la intervención del Estado para proteger sus privilegios. Por eso acaban llevándose tan bien con los socialistas.

Manuel dijo...

"Los empresarios acomodados son partidarios de la intervención del Estado para proteger sus privilegios. Por eso acaban llevándose tan bien con los socialistas"

¿Te refieres a Villalonga, los empresarios accionistas de Via Digital, los de la AEB y CEOE que pidieron al voto para Aznar, Ruiz Mateos, etc?

Óscar C. dijo...

Muy bueno el artículo. Me ha encantado tu blog. Te he enlazado en el mio y reseñado este artículo.(http://oscarcerezal.wordpress.com)

Saludos.

Anónimo dijo...

Sí, Manuel. Todos esos también se llevan muy bien con los socialistas.
Igual que las constructoras que van a ver cómo les compra el suelo Zapatero. O los bancos y cajas de ahorros que perdonan créditos al PSOE. O los grandes terratenientes que se lucran de las subvenciones PAC. Los de Caprabo están dando saltos de alegría con los 300.000 euros que les ha dado Montilla. O nuestras petroleras, que nos obligan a recibir a dictadores como Obiang.
Fíjate con quién trabaja Felipe González.

Anónimo dijo...

Por cierto, Manuel. Si alguna vez ganan los liberales, acabarán con la CEOE y todos los parásitos de las asociaciones empresariales.

Naveganterojo dijo...

Rafa, la entrada fenomenal, los comentarios...muy agudos, excepto el anonimo que se te ha colado.
Este caballero o señora,(es lo que tiene ser anonimo), ha metido a Zapatero, Gonzalez, la ceoe,los terratenientes, caprabo, Obiang y las petroleras en una bolsa, la ha cerrado y te la ha enviado de regalo,.
A esta persona se le ha olvidado meter en el mismo saco,la crisis economica, el acne de los niños de 12 años,la vejez de mi coche, y los 90 años de mi abuela, y es que el socialismo, y sus votantes son los responsables de todo, todo y todo.
En las proximas generales votare al señor mac cain(¿se dice asi?),por que el nos salvara de todos los males terrenales.
Salud y....REPUBLICA.

Antonio Rodriguez dijo...

Los liberales y la derecha son los mismos perros con distinto collar.
No hay ningún liberal o de derecha que cuando hay vacas gordas se acuerde de mejorar la situación de los trabajadores, si la empresa va bien es gracias al buen hacer del empresario, pero cuando viene las vacas flacas de lo primero que se acuerdan es de que hay que apretarse el cinturón (los trabajadores) y si es necesario pedir la intervención del estado para salvar sus economías.
No van a cambiar, por eso me ha parecido extraordinario la afirmación de Zapatero de que no va a dar un euro para aquellos que se han engrandecido con la especulación y ahora tienen problemas. Esperemos que los cumpla.
Salud, República y Socialismo

Luna Carmesi dijo...

Liberal...
Mira que como adjetivo no suena tan mal. El caso es que la politica agarra las etiquetas y es cuando el asunto empieza a inquietar...

Ay...

Besos!

Anónimo dijo...

Antonio Rodríguez: los socialistas y la derecha son los mismos perros con distintos collares.
Los dos cierran las fronteras a la libre inmigración, perjudicando a los más pobres.
Los dos utilizan el Estado para perpetuar los privilegios de las oligarquías de siempre: terratenientes, pequeños comerciantes, monopolistas bancarios, funcionarios, aristocracia sindicalista...

Los dos tratan de imponernos por la fuerza su moral: persecución de las drogas, prostitución alegal, restricciones al tabaco...
Estate atento a las promesas que Zapatero ha hecho a las empresas constructoras, y el dinero que utilizará para comprarles terrenos.

Manuel dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Manuel dijo...

Anónimo, las subvenciones que tu dices que van a los terratenientes solo se dán si la tierra es productiva con vistas a modernizar sus explotaciones, si no se expropian. También tienen una presión fiscal que no tenían antes de que llegase Felipe González, gracias a lo cual en el campo andaluz y extremeño hay subsidio agrario, infraestructuras y equipamientos que antes no había y eso algunos lo llaman "voto cautivo" insultando gravemente a esa población rural.

Lo siento, pero el tipo de estado que parece que propones me suena a Sicilia o a Somalia.

fritus dijo...

Lo del Freddie y la Fanny es que me tiene mártir....¿o sea que el Estado va a hacer de banco? porque los bancos después de forrarse hasta lo indecible y hacer artimañas para evadir impuestos ....cuando quiebran, crean un caos, ERGO el estado debe de hacer de banco...pero luego, cuándo pase la crisis, ¿seguirá siendo así?, ¿se creará una Banca Nacional?...No y mil veces no!! nacionalizar la banca es una cosa de comunistas. Cuando vuelva la propsperidad, otra vez las entidades financieras en manos de particulares...para que vuelvan a forrarse y a evadir impuestos.

Creo que lo he descubierto..ser libegal, aparte de tener la libertad de hacer lo que te salga de los huevos ( "...quién te ha dicho a tí que debes conducir por mí...hips") es que el Estado debe de intervenir en lo que NO LE TOCA...por ejemplo, en sanidad, educación o infraestructuras....que no intervenga...en salvar a banqueros o inmobiliarios que ya se han forrao y lo tienen calentito en paraísos fiscales....que intervenga.

Me dan ganas de blasfemar, pero como estoy por el laicismo del estado, sólo diré tacos....mierda, mierda.

Un abrazo

fritus dijo...

rafa, me ha contestao un libegal anónimo, pero es tan libegal que en uso de su libertad me ha constestao en el otro post.El del laicismo.

Un abrazo

Nosotras mismas dijo...

Hola,

¿Me ayudas a inundarle de comentarios?. Sus textos merecen la pena o un pan.

http://merezcounpan.blogspot.com

Mil gracias.

Un abrazo

Anónimo dijo...

Publico lo que escribí por error en otro post:

Un par de precisiones sobre estas dos entidades:

1) Sus accionistas han perdido todo su capital. No se han beneficiado de la intervención estatal.

2) Las dos entidades fueron creadas por Roosevelt, porque supuestamente el mercado era incapaz de distribuir el crédito hipotecario de forma eficiente.

3) Las dos instituciones son de "patrocinio público", disfrutan de garantías públicas, acceso a fondos con tipos de interés subvencionados y ejercen un duopolio concedido por el Estado.

En definitiva, lo que ha petado es un invento keynesiano creado por Roosevelt para intervenir en el mercado.
Se ha cumplido una ley muy evidente. Si el sector público patrocina y garantiza una institución, ésta acaba petando. La empresa, sus clientes y proveedores asumen más riesgos de los debidos sabiendo que vendrá el Estado a pagar los platos rotos.


David Bensoussan

Sota dijo...

Si alguna vez ganan los liberales, acabarán con la CEOE y todos los parásitos de las asociaciones empresariales

Esto...

Acabar con una asociación libremente constituida de ciudadanos que se dedican al sector empresarial?

Eso no suena muy liberal, que digamos...

Y por cierto, acabar con ella cómo? A tiros? Porque vía prohibición no puede ser, que sería una injerencia intolerable del estado en las relaciones entre los ciudadanos...

Anónimo dijo...

La CEOE no es una asociación libremente constituida por ciudadanos. Vive del dinero que el Estado nos roba.

Si los empresarios quieren mantener con sus cuotas a toda esa pandilla de chupagambas, me parece perfecto. ¡Viva la libertad! Pero lo dudo.

Camarada Tersites