21 abril 2011

La religión del siglo XXI

Pues sí, ayer se coronó otro dios. Un dios que no ejercía de tal, desde hacía tiempo. El Olimpo acogió a este nuevo dios, con la algarabía de sus fieles, sobre todo de sus fieles fanáticos.

La diosa Cibeles volvió a sufrir un aluvión, sin que nadie le pidiera permiso para vestirla y besarla. Parece que esta vez no le han roto nada. Y es que cada vez hay más necesidad de adorar a dioses, de salir de la vida cotidiana y de buscar la irracionalidad, no hay nada como las creencias a ciegas, el fanatismo. Olvidar la realidad.

Copa Madrid Cibeles2

Es difícil de explicar racionalmente que a las cuatro de la mañana, en Cibeles, hubiera 60.000 personas. Valga el dato de que en las manifestaciones importantes contra las rebajas sociales apenas se ha llegado a esa cifra, en fin de semana y en pleno día. Para los seguidores de este dios se acabo la crisis.

También me resulta difícil de entender, haber escuchado en la radio esta mañana, una declaración de un muchacho que emocionado, comentaba:

Tengo dieciocho años, y había visto ganar al Madrid todos los trofeos menos la copa. Ya lo he visto. Ahora me puedo morir, tranquilo.

Y, les aseguro, que lo decía con orgullo. Absolutamente irracional, aunque real. Así es que, todo esto me hace pensar que cada vez estoy más fuera de este mundo.

Los sentimientos son importantes y a veces irracionales, pero llevarlos a este extremo, me parece enfermizo.

Por cierto que a uno de los sacerdotes, se le cayó el tótem y lo arrolló el autobús. ¿Será encerrado el autocar en la cochera durante 30 años, por ese atropello?

Salud y República

13 comentarios:

Ciberculturalia dijo...

Me es imposible entender estos furores, comprender estas pasiones para mí completamente irracionales. Me da igual el tema. El otro día viendo a la gente, algunos cofrades, llorar porque no podía salir el paso, o a un par de jóvenes que vienieron a Madrid para ver cerca a Camila de Inglaterra..
Si todo ese esfuerzo lo dedicaran a defender sus derechos y los de los más desprotegidos, seguramente la sociedad sería otra bien distinta...

Que un jóven diga que ya puede morir tranquilo viendo ganar a su equipo... cuando menos es para preocuparnos severamente.

En fin, Rafa, empiezo a sentir que yo también soy de otro mundo...

Besos

Antonio Rodriguez dijo...

Eso es el futbol y en eso no se diferencia nada ningún equipo ni ningún hincha.
Lo decepcionante es que haya miles de trabajadores, del Barça, del Madrid, del Atleti de Madrid, del Valencia, del Sevilla del Betis,del Rayo, de todos, que a altas horas de la madrugada se manifiesten en favor de unos mercenarios que cobran millones de euoros y que luego no sean capaces de defendere sus mínimos derechos laborales o políticos.
Eso es la vergüenza, no que lo haga un equipo en concreto.
Salud, República y Socialismo

María dijo...

Entretener al personal con lo que sea. Si es posible algo con lo que no tengan que ejercitar mucho la materia gris.
Claro que entender y explicar al de al lado lo que es un fuera de juego, tiene su intríngulis.
Lo importante es no pensar.

Besos

mariajesusparadela dijo...

Cada vez que veo estas cosas, me pregunto qué parte de culpa tengo.
Y no sé responder: los medios hacen mucho y conviene mantener a la gente entretenida. Al menos, no hacen mal a nadie ( solamente se dedican a no pensar, para olvidar lo que les preocupa).

Felipe dijo...

No me gusta mucho el fútbol y no tengo nada que objetar a quien si le gusta este ¿deporte?.Sin embargo,el fanatismo que él crea me parece incomprensible por muchas vueltas que le doy.

Hoy todos los digitales abrían con un gran despliegue informativo.

No entiendo cómo no es posible conjugar la defensa de de los intereses de los trabajadores y estas manifestaciones de alegría.

No lo llego a entender aunque sea una realidad muy palpable.

¿Estaré equivocado?

Saludos

Genín dijo...

No, no eres tu solo, yo pienso como tu y por lo que se, es la mayoría de pensantes.
Que se va a hacer, vivimos tiempos raros,raros,raros...
Salud

///Esfera Comunista\\\ dijo...

A ver... ¿Por qué sale antes la gente a la calle por un triunfo futbolístico que por algo político?
Creo que la explicación es bastante sencilla.

Lograr un triunfo social es muy muy jodido y depende directamente de nosotros y uno por el camino se puede desmoralizar facilmente. No es lo mismo que sentarte en el sofá a esperar que tu equipo gane.

Por otro lado, ¿qué es lo que nos enseñan desde pequeñitos? ¿A salir a celebrar una victoria deportiva o a ir a manifestaciones y tener conciencia social?

Por favor, no demoniceis el deporte, a ver si uno no se va a poder alegrar porque ha ganado su equipo. Hay muchos grupos de izquierdas, como los Aladrokes del Cartagena, los City Boys del ciudad de Murcia o las Brigadas Amarillas del Cádiz, que también salen a celebrarlo por todo lo alto cuando sus equipos ganan un título y eso no quiere decir que no estén al pie del cañón en los movimientos sociales y en la vida política.

belijerez dijo...

Las manipulaciones psicológicas y sociales son técnicas estudiadísimas y ejercidas, cada vez más. El problema es que para hacer frente a semejantes ataques no todas las personas han sido educadas y adiestradas para no dejarse atacar y ser vencidas.

Dón Rafa, existe una falta (no delito) contra la publicidad engañosa que no se suele ejecutar, y de los que hacen uso los partidos y todo "quisque" ¿se imagina si la justicia actuara ante semejante situación? Delitos contra la humanidad considero que hay demasiados, no sóloo los que atentan contra la vida, también los atentados fisicos, psicológicos, pero en este caos global estamos absolutamente solos por desgracia.
Sólo los vinculos familiares, como los que usted asegura, pueden darnos la fuerza necesaria para afrontar tantos ATAQUES.

Saludos y disculpe mi perorata.

angelsmcastells dijo...

Hola, Rafa! En la presentación de Reacciona en Barcelona Paco Ibañez acabó su actuación diciendo: “Nos quieren estupidizar con la televisión, con el puto deporte, deporte todo el dia... ¡a la mierda! ¡puto Barça y puto Madrid!" Y te aseguro que, además de por las tres canciones que nos ofreció, fue ampliamente aplaudido por ese comentario. Un beso!

RGAlmazán dijo...

Carmen, lo de los cofrades es demencial. Si creen tanto en dios, y ocurre lo que ocurre, será porque su dios lo dispone así. Y lo del joven es lo que más me llamó la atención y estoy seguro que no es el único que piensa así.
Besos

Antonio no me debo haber explicado bien. La entrada no es contra el Madrid, este equipo sólo es uno de los dioses, sino contra el fútbol y contra quien hace de él una religión. A mí me gusta ver un buen partido, es un espectáculo como otros, lo que no es razonable es que te lleve a esos grados de locura. Y sin embargo, les despiden, les bajan el sueldo, les retrasan la jubilación y son incapaces de mover un dedo. Así está la cosa.

María, entretener sí que entretiene, vamos, más bien aliena. Besos.

María Jesús, ser seguidor de un equipo no es malo, es una opción, lo grave es que de eso hagan su vida y lo demás se las traiga al pairo, llegando a cometer tropelías con su forofismo. Bicos.

Felipe, ahì está la cuestión, hay gente que por el fútbol es capaz de hacer cualquier cosa, pero por cuestiones sociales no mueve un dedo. Están alienados.

Genín, pero que muy raros.

Esfera pero las consecuencias de uno y otro son muy diferentes. Un éxito deportivo te puede hacer gozar y alegrarte (yo disfruto viendo algunos deportes) pero no te cambia la vida. La importancia entre ambos es enorme. Y llevas razón a que desde pequeño te enseñan a seguir a un equipo y no a defender tus principios. Besos.

Ángels es verdad, tú hablas con la gente y te da la razón, pero es como si fuera una droga, luego no puede evitar llegar al paroxismo con su equipo. Petons

Salud y República

Dilaida dijo...

Estamos en la época de los extremos. Ni me gusta ni entiendo de fútbol y no comprendo que mucha gente que se queja que no tiene para terminar el mes, esté dispuesta a pagar 2000 o 3000 € por ver un partido. También estoy de acuerdo con Carmen, ¿cómo puedes llorar porque llueve y no puede salir el paso y no lloras cuando ves a un mendigo tirado en la calle pidiendo para comer?

SCHEVI dijo...

Desgraciadamente coincido contigo. El fútbol es el nuevo dios, el sentido de la vida. Lo ha dicho hasta la conferencia episcopal española, usando el gol de Iniesta en el mundial, que hizo campeona a la selección española, como razón para seguir viviendo, en su campaña contra la eutanasia. También he escrito de esto, aunque con ironía, en mi blog:
http://celtibetico.blogspot.com/

Antonio Rodriguez dijo...

Pues entonces te habré entendido mal, porque casi decimos los mismo.
Salud, República y Socialismo